<
>

Los jugadores de MLB están perdiendo la batalla contra los contratos 'Terminator'

play
¿Cómo compara el nuevo acuerdo de Mike Trout con otros deportistas? (1:46)

La multimillonaria extensión de contrato del jugador con los Angelinos rompe todos los records en el béisbol, pero no le llega ni a los talones a lo que se genera en otros deportes. (1:46)

A los ojos de muchos agentes, es como si muchos equipos hubieran desatado a una generación de ejecutivos y analistas 'Terminator' -negociadores asesinos sin emociones, que buscan implacablemente un valor y que nunca se dejan llevar por los argumentos que podrían distraer a sus antepasados en la oficina central-.

¿Actuaciones pasada? Irrelevante. ¿Compensación extra por liderazgo? Cómico. ¿El estatus quo? Algo que hay que cuestionar siempre. Solía ser que un veterano con un contrato de ligas menores podía contar con un salario de $1 millón para un puesto en el roster de las Grandes Ligas, pero los 'Terminators' ahora incluso regatean esas monedas. Ellos regatean sobre todo.

Es importante recortar esto en medio de la ola significativa más importante de extensiones de contrato en la historia del béisbol. A los jugadores que no son agentes libres se les ha garantizado más de $1 billón desde que inició el campo de entrenamiento. Mike Trout consignó mucho dinero, también Paul Goldschmidt, Nolan Arenado, Alex Bregman, Eloy Jiménez e incluso Whit Merrifield. Es fácil olvidar que la oferta de $16 millones de Merrifield es una cantidad de dinero que cambia la vida.

Pero estos acuerdos extienden una racha ganadora que se está convirtiendo en una versión de la relaciones laborales de la racha de 56 juegos de Joe DiMaggio. Los dueños ganaron las negociaciones colectivas de 2016, que eran una derrota completa. Ellos ganaron el mercado de antes libres de 2017-2018 y lo volvieron a ganar esta temporada baja, rozando las expectativas de lo que los jugadores podrían esperar obtener.

Algunos en el sindicato también lo entienden: las oficiales centrales no estarían otorgando las extensiones de primavera a menos que sean un gran negocio para los equipos. Los 'Terminators' no lo tendrían de otra manera. “Están siendo oportunistas”, dijo una persona involucrada en las negociaciones en este invierno.

Según MLB Trade Rumors, el número de extensiones de contrato de primavera fue bastante constante en los últimos años, en la ventana de la pretemporada del 10 de febrero al 31 de marzo, como se refleja en los números descubiertos por el investigador de ESPN, Paul Hembekides:

2015: 5

2016: 4

2017: 6

2018: 6

Esta primavera hasta ahora.

Diecisiete.

Sí, esto es 17, si incluyes los acuerdos recientemente informados por los Tampa Bay Rays, Blake Snell, y Goldschmidt con los St. Louis Cardinals, y mira, esos contratos se ejecutan a instancias del jugador.

Aaron Nola es conocido por sus compañeros de equipo como alguien cuyo gasto podría ser una bola de engaño y solo recibió $45 millones. Trout ya ha construido la casa en la que pretende vivir en su natal Millville, New Jersey, y diablos, ahora probablemente podría compra la ciudad si lo desea. Goldschmidt tiene asegurado el gran día de pago que nunca hubiera tenido si hubiera luchado en el verano del 2019 y luego ingresado a la agencia libre a los 32 años el próximo otoño.

Pero en la forma en que los 'Terminators' ven estas ofertas, son una bonanza de valor. Los 'Terminators' no están cableados para hacer tora cosa que no sea ganar.

Nola cumple 26 en junio, y los Phillies acaban de comprar los años más productivos de su vida como lanzador con un promedio de $11 millones al año, o aproximadamente un tercio de lo que los Red Sox pagarán a David Price. Sam Miller explicó el otro día que incluso con un acuerdo récord, el de Trout es un trato relativo. Merrifield finalizó 15 en Las Mayores entre los jugadores de posición en WAR la temporada pasada, con 5.5 (Baseball Reference WAR), y si evalúa el valor de cada victoria sobre el reemplazo en $8 millones, entonces podría general el doble del valor de su acuerdo de cuatro años solo en el primer año.

Bregma publicó un 9.6 WAR (BR) la temporada pasada, y si aplicas el mismo ejercicio en su caso, entonces el tercera base, uno de los mejores jugadores del juego, podría proporcionar un valor más que suficiente para compensar su acuerdo de seis años a mediados del segundo año.

Estos son contratos increíbles para las compañías multimillonarias y siguen llegando, con los equipos capitalizando la gran ansiedad en las filas de los jugadores.

Andrew McCutchen, recién firmado por los Phillies cuando finalmente alcanzó la agencia libre, explicó en el podcast el otro día que la agencia libre no ha sido la bonanza que los jugadores esperaban que fuera, y esa perspectiva -compartida por muchos compañeros- ha sido un factor en alimentar la preocupación acerca de obtener una compensación adecuada.

Ellos vieron que los 'Terminators' no están recompensando a los agentes libres -especialmente a aquellos jugadores de finales de los veintes y principios de treintas- por el tiempo cumplido. Ellos saben que el sistema financiero del béisbol está en contra de los jugadores jóvenes, por lo general bloqueando la compensación de siete cifras hasta que el jugador haya alcanzado las Grandes Ligas y luego haya cumplido dos temporadas y media. Los jugadores ven que incluso algunos equipos de gran mercado simplemente se niegan a participar en la búsqueda de agentes libres.

Mientras tanto, la dirección del sindicato ha avivado los temores, tal vez de forma inadvertida o inconsciente. Como se escribió en febrero, algunos jugadores y agentes creían que las agresivas advertencias de Tony Clark a los jugadores sobre un posible paro laboral en el horizonte lejano corrían el riesgo de causar daños colaterales, de hacer que los jugadores tomaran botes salvavidas financieros que les garantizarían grandes dólares, para salvar la incertidumbre laboral. Antes de que comenzara el entrenamiento de primavera, esos agentes y jugadores predijeron que habría una ola de extensiones de contratos amigables para el equipo y eso es exactamente lo que ha sucedido.

El sindicato se encuentra en las primeras etapas de un contraataque para recuperar parte del panorama financiero perdido. Los líderes buscarán frenar el tanque, conseguir que los jugadores reciban un pago más temprano en sus respectivas carreras y -o al menos restringir- la manipulación del tiempo de servicio.

Pero ahora el sindicato tendrá que trabajar contra el impacto creciente de esas extensiones y los precedentes del mercado que se han establecido. Trout es el mejor jugador reconocido del juego, y no ganará más de $36 millones en ninguna temporada en un momento en el que los equipos consideren que su valor de producción es quizás más del doble que anualmente.

El salario promedio anual de Alex Rodríguez en 2001 fue de $25.2 millones. Tres décadas después, en el verano el 2030, después de miles de millones de dólares de crecimiento en la industria y el valor de la franquicia, el salario anual de Trout será solo $10 millones más que eso.

Uno por uno, los 'Terminators' están seleccionado a los mejores jugadores en los términos de los equipos. Ellos están ganando y no lo tendrían de otra manera.