MLB Selecciones
Damián D. Averhoff | ESPN Digital 51d

La Novena: De epidemias en el Bronx, un futbolista pretensioso y una visita polémica

1. LA MALA SUERTE se mudó de barrio. De Queens al Bronx. Si desde que los New York Mets llegaron a la Serie Mundial 2015 no levantaron cabeza por las recurrentes lesiones de sus principales figuras, ahora el turno parece tocarles a sus vecinos Yankees. Los Mulos han sido atacados por una plaga de lesiones que ha diezmado su nómina. Los últimos soldados en caer fueron Troy Tulowitzki (distensión en la pantorrilla izquierda) y Miguel Andújar (desgarro de hombro). Antes ya estaban en la impedimenta: Giancarlo Stanton (tensión del bíceps izquierdo), Aaron Hicks (espalda baja), Jacoby Ellsbury (fascitis plantar/ cadera), Dellin Betances (inflamación del hombro), Didi Gregorius (cirugía Tommy John), CC Sabathia (recuperándose de cirugía de rodilla y corazón) y Luis Severino (inflamación del manguito rotador del hombro). En resumen, Yankees tiene a 11, del roster de 40, en la lista de incapacitados. ¿Será que los Mets se hicieron un despojo y esas "malas vibras" fueron a parar al Bronx?

2. LOS ETERNOS RIVALES de Yankees y campeones vigentes de la Serie Mundial, los Boston Red Sox también arrancaron con el pie izquierdo la temporada. La causa de sus dolores de cabeza ha sido el pitcheo abridor, que ha tolerado 27 carreras en 27 entradas lanzadas (EL). El as en la rotación de los vigentes campeones de la Serie Mundial, Chris Sale tiene una efectividad de 8.00 en nueve innings y sus acompañantes también iniciaron por el piso: David Price (6.00 en 6 EL), Nathan Eovaldi (10.80 en 5 EL), Eduardo Rodríguez (10.38 en 4 1/3 EL) y Rick Porcello (13.50 en 2 2/3 EL). Las alarmas ya comienzan a escucharse en una parte de Nueva Inglaterra, pero alguien conocedor y de mucho peso en la franquicia salió a calmar la situación. "No estoy preocupado por los lanzadores abridores de @RedSox. Es posible que no se estén desempeñando al máximo de su capacidad, pero se recuperarán. Este es solo el comienzo. Relájense", escribió el exlanzador y miembro del Salón de la Fama Pedro Martínez en su cuenta de Twitter. Mi recomendación: hágale caso a don Pedro y que no cunda el pánico.

3. ¿CÓMO SE TE OCURRE FALCAO? Dicen que el béisbol es uno de los deportes más difíciles... y para no tergiversar la opinión de los opuestos, también se dice que es un deporte de gordos. Cada quién tiene sus razones, las comparta o no, pero lo que pretende hacer Radamel Falcao es una especie de sacrilegio al juego. Resulta que el futbolista colombiano pretende dedicarse al béisbol ¿profesional? una vez concluida su carrera de futbolista. Realmente no comprendo en qué estado se encontraba Falcao para expresar públicamente semejante disparate. Él podrá haber jugado béisbol toda su niñez, pero de ahí a ser profesional va un larguísimo trecho. Y a los treinta y tantos, cuando los beisbolistas comienzan a entrar en la curva de descenso de su rendimiento, él pretende calzar guante y spikes. Grandes figuras fracasaron antes que él y apuesto el almuerzo que Falcao será otro que corrobore la regla.

4. DESPEJADAS LAS DUDAS. Ahora mismo los índices de popularidad de Bryce Harper en la capital de Estados Unidos están al mismo nivel que los de Donald Trump entre los demócratas. El hijo pródigo se convirtió en objeto de "odio" después de "filtrarse" que los Nationals le enviaron un sobre con una oferta de $300 millones y 10 años el último juego como local en la campaña anterior y de su primera visita con el uniforme de los Philadelphia Phillies a la que fuera su casa desde que debutó en 2012 (7 temporadas). La prosa de Harper en un post de Instagram sirvió de poco o nada. Los abucheos y carteles opacaron hazañas pasadas en el Nationals Park. Su respuesta no pudo ser mejor en la serie de dos partidos: 5 hits en 7 turnos, tres bases por bolas, tres remolques, un doble y un monstruoso jonrón acompañado de un épico 'bat flip' que debió clavarse como una daga en el medio del corazón de los intransigentes que dicen llamarse fanáticos. ¡Bravo por Harper! Hacen falta muchos Harper en las Grandes Ligas.

5. ¿LOS SHIFTS DEFENSIVOS EN MLB serán proscritos? Ni idea, Aunque lo dudo, no importa que Rob Manfred, comisionado de MLB, este a favor de borrarlos del escenario beisbolero porque por su causa la producción ofensiva ha mermado considerablemente en los últimos años. El colega Miguel Ernesto Masjuán reflexiona: "¿Asignarán un área específica del terreno a cada defensor? Pero, ¿cómo determinar esas zonas? Si un pelotero saca un pie de esa zona, ¿qué hará el árbitro?" Prohibir nunca debería ser solución. En Grandes Ligas están los jugadores más capaces del planeta, y me parece incongruente que peloteros profesionales no sean capaces de adaptarse y contrarrestar esa estrategia. Si alguien tiene las habilidades naturales y técnicas para contrarrestarlo son ellos. Manfred no tendría que intervenir. Ojalá no cometa semejante sacrilegio.

6. MIENTRAS UNOS, como Dallas Keuchel (31 años) y Craig Kimbrel (30), ven los toros desde la barrera y su rúbrica sobre el papel no parece lo suficientemente interesante para los dueños de equipos, otros se bañan en millones de papeles verdes. La palidez del mercado durante la temporada baja o impidió un aluvión de grandes contratos entre marzo y abril. El último en firmar fue el venezolano Ronald Acuña Jr., quien recibió $100 millones por 8 años. Así se junta con un grupo estrellas firmadas por nueve cifras: Mike Trout ($426,5), Bryce Harper ($330), Manny Machado ($300), Nolan Arenado ($260) y Xander Bogaerts ($132 millones). Cuál es el común denominador de estos peloteros: todos son jóvenes menores de 28 años. Acuña Jr. es el quinto jugador en la historia de MLB / NHL / NBA / NFL en recibir un contrato de $ 100M a la edad de 21 años o menos. El único jugador más joven fue Connor McDavid, quien firmó un contrato por 8 años y $100 millones a los 20 años en 2017.

7. CASI TODO AQUEL que ha jugado béisbol a un nivel aceptable reconoce que ninguna de las nueve posiciones del diamante le es ajena. Es muy probable -para no ser absoluto- que se haya desempeñado en cada una de las posiciones en algún entrenamiento o juego interescuadras. Pero hacerlo en un juego oficial de Grandes Ligas son otros 20 pesos. Y eso lo hizo Yadier Molina, quien tendrá otra historia para contar después que llegue la jubilación. El catcher boricua custodió la tercera base por primera vez en su carrera ligamayorista de 16 campañas y 1 875 juegos de temporada regular. El hecho sin precedente ocurrió en las entradas extras del partido entre St. Louis y Pittsburgh del 1º de abril. Su equipo quedó sin efectivos en la banca con la expulsión de Matt Carpenter y al mánager Mike Shildt no le quedó otra alternativa que improvisar echando mano de nueve veces Guante de Oro. Afortunadamente Yadi no tuvo ningún lance por allí, aunque hubiera sido muy entretenido verlo fildear una rolata y mostrar la soltura de su brazo en un disparo a la primera almohadilla.

8. FINALMENTE, Y CON DOS DÍAS de atraso, la Federación Cubana de Béisbol (FCB) anunció los 34 peloteros que estarán disponibles para firmar por alguna franquicia de las mayores como agentes libres internacionales. Parece que el acuerdo suscrito entre la FCB y MLB no tiene marcha atrás. Estos jugadores están disponibles para firmar a partir del 2 de julio cuando inicia el periodo de firmas internacionales. Buena noticia. Y si la semana pasada comenté que el ex grandes ligas Erisbel Arruebarruena estaba en proceso de repatriación y podría jugar en la venidera Serie Nacional, convirtiéndose así en el primer ligamayorista cubano en volver a jugar en la liga cubana; les actualizo que Yuniesky Betancourt, que jugó nueve temporadas en MLB, recientemente participó en un partido de la Serie provincial de Villa Clara (su provincia natal) y es fuerte aspirante a volver a vestir la franela del equipo de esa localidad en la Serie Nacional. ¿Será?

9. LOS DATOS DE LA SEMANA: Jacob deGrom no pertenece a este planeta. El diestro de los Mets ganó el premio Cy Young de la Liga Nacional en 2017 y ha comenzado 2018 con intenciones de revalidar rango. Tiene dos aperturas y dos victorias. Además, en 13 entradas ha propinado 24 ponches sin permitir carreras limpias. Ante Marlins, su última salida, deGrom llegó a 26 aperturas de calidad consecutivas. Esa racha iguala la mayor en la historia en las mayores -Bob Gibson 1967-68-, desde que se controla este parámetro. Y por si les parece poco todo lo anterior, les cuento que deGrom ha bateado tantos jonrones como los que ha permitido en sus pasadas 47 2/3 entradas lanzadas: 1.

^ Al Inicio ^