<
>

Caen las nóminas de Grandes Ligas en 2019

NUEVA YORK - Los contratos colosales de Bryce Harper, Mike Trout y otros peloteros, que incluyeron grandes bonificaciones por la firma, enmascararon lo que más bien fue un mercado estancado por segundo año consecutivo, lo cual originó que las nóminas en las mayores para el día inaugural de la campaña cayeran en $43 millones para 2019.

Sin embargo, las nóminas aumentaron en $131 millones al tomar en cuenta los promedios de los contratos multianuales. Tras un invierno en que muchos jugadores de trayectoria promedio aceptaron recortes en la paga, un puñado de astros firmó convenios de largo plazo durante marzo y abril.

Desde el final de la campaña pasada, los clubes accedieron a garantías por una cifra récord de $4,195 millones de dólares más allá de 2019. Ello quebró la marca previa para compromisos en años futuros, de $3,414 millones, establecida tras la temporada de 2013, de acuerdo con cifras compiladas por la oficina del comisionado de las mayores y obtenidas por The Associated Press.

Sólo tres clubes están en camino de pagar el llamado impuesto al lujo. Boston, monarca de la Serie Mundial, prevé adeudar $11.8 millones; los Chicago Cubs pagarían $5.3 millones, y los New York Yankees desembolsarían poco menos de $4 millones. Las cifras fluctuarán durante la temporada, debido a los cambios en el roster.

Las nóminas totalizaron $4,072 millones en el día inaugural, un retroceso de 1,1% respecto de los $4,115 millones registrados al comienzo de la temporada anterior. En la jornada inaugural de 2017, la cifra fue de $4,135 millones.

Estos números se obtienen mediante el cálculo de salarios más participaciones prorrateadas de las bonificaciones por la firma.

Usando los promedios de valor anual de los contratos, así como un poco más de $14 millones por equipo en beneficios durante esta temporada -la medida empleada para el impuesto al lujo- las nóminas se incrementaron 3%, de $4,415 a 4,545 millones. Sin embargo, quedaron por debajo de los $4,549 millones registrados al comienzo de 2017.

Disgustados por el ritmo letárgico con el que se firmaron contratos con agentes libres, los peloteros buscaron una medida sin precedente: adelantar las negociaciones del contrato colectivo. Los clubes accedieron a negociar sobre términos económicos.

El actual contrato colectivo por cinco años sigue vigente hasta diciembre de 2021.