David Schoenfield | Escritor Senior de ESPN 52d

Todo lo que necesitan saber sobre la postemporada 2017

La temporada regular fue un viaje salvaje con algunas de las actuaciones individuales y colectivas más grandes que hayamos visto en mucho tiempo. Seguro, las contiendas por la postemporada se enfriaron un poco en la recta final, pero parte de eso se debió a que los equipos en la cima fueron así de buenos este año, lo que significa que nos dirigimos a una postemporada emocionante. Antes que comience la diversión sin igual que representa el béisbol de octubre, he aquí mi previa con lo que necesitan conocer.

Sequías, drama y dominio

Esta debe ser una de las postemporadas más anticipadas en mucho tiempo. Para comenzar, tenemos tres equipos con 100 victorias por primera vez desde 2003 y apenas la sexta ocasión en la historia. El total colectivo de victorias de los 10 equipos en postemporada es la mayor cantidad desde que se añadió el segundo comodín en 2012, y eso fue a pesar que los Mellizos terminaron justo por encima de los .500. Así que tenemos equipos poderosos, pero además cada equipo, con la excepción de los Medias Rojas (quienes han ganado tres Series Mundiales en las últimas 13 temporadas) tiene una historia interesante de postemporada:

Indios de Cleveland: Ellos no ganan una Serie Mundial desde 1948, incluyendo una decepcionante derrota en el Juego 7 de la Serie Mundial del año pasado en su casa ante los Cachorros, uno de los juegos más emocionantes de la historia. Ellos aseguraron el mejor record de la Liga Americana con una increíble racha de 22 victorias en fila, al cerrar la temporada con marca de 41-7.

Astros de Houston: Ellos nunca han ganado la Serie Mundial en 10 apariciones en postemporada y ahora tienen la ciudad detrás de ellos a pesar de estar en recuperación de los devastadores efectos del paso del huracán Harvey.

Dodgers de Los Angeles: Han pasado 29 años desde su aparición más reciente en la Serie Mundial, una racha que ahora incluye cinco banderines divisionales consecutivos y con el mejor record en el béisbol por primera vez en 43 años. Como llegaron aquí desafía toda lógica: Jugaron para 56-11 del 7 de junio al 25 de agosto pero luego de eso perdieron 16 de 17 partidos.

Nacionales de Washington: Nacieron en 1969 como los Expos de Montreal, pero los Nacionales están en los playoffs por cuarta ocasión en seis temporadas, y aun así no han podido pasar de la serie divisional en su búsqueda del primer campeonato en la historia de la franquicia.

Mellizos de Minnesota: Jugaron para 59-103 el año pasado, el peor record en todo el béisbol. Los Mellizos de 1991 pasaron de estar en el sótano a campeones de la Serie Mundial, pero ningún equipo ha logrado pasar de tener el peor record a ser campeones.

Rockies de Colorado: Esta es apenas la cuarta ocasión en su historia en que llegan a la postemporada, y la primera vez desde 2009 tras promediar 92 derrotas en las pasadas seis campañas.

Yankees de Nueva York: Una nueva generación de Bombarderos del Bronx que tiene como protagonistas a los jóvenes Aaron Judge, Gary Sánchez y Luis Severino hace de este equipo de los Yankees uno diferente. ... Bueno, más o menos. Ellos siguen teniendo la segunda mayor nómina en el béisbol detrás de los Dodgers.

Diamondbacks de Arizona: Ellos perdieron 92 juegos el año pasado, pero permitieron casi 250 carreras menos para llegar a los playoffs por primera vez desde 2011.

Cachorros de Chicago: Ehhh, hola, un segundo título al hilo sería algo asombroso.

Legados en juego

Más allá de las historias de los equipos, hay algunas historias individuales que se deben seguir. Mis primeras seis:

1. Clayton Kershaw. El lanzador más grande de su generación todavía no ha podido tener esa postemporada - o siquiera un juego - para recordar. Obsérvenlo en la séptima entrada: Ha permitido 14 carreras en cinco entradas en la séptima desde 2013. ¿Podrá evitar otro desplome? ¿Lo dejará Dave Roberts llegar a la séptima entrada?

2. Dusty Baker. Está en el puesto 14 en la lista de victorias de managers de todos los tiempos. Todos los que están por encima de él, excepto Gene Mauch, está en el Salón de la Fama. Sin embargo, a Baker le hace falta una sola cosa para llegar a Cooperstown: un anillo de Serie Mundial como manager.

3. Justin Verlander. Los Astros lo adquirieron el 31 de agosto para hacerlo elegible a la postemporada y todo lo que hizo fue compilar marca de 5-0 con efectividad de 1.05 en cinco aperturas para Houston, ayudando a enderezar el barco que había comenzado a desviarse de curso en agosto. Oh, probablemente se enfrente a Chris Sale en el partido de apertura de la serie divisional que se antoja más jugoso que los pedazos de naranja que te daban de comer en el entretiempo de un partido de fútbol en segundo grado. Y aunque ha lanzado en la Serie Mundial, tiene marca de 0-3 en tres aperturas y no ha logrado un anillo.

4. Bryzzo. Kris Bryant y Anthony Rizzo están todavía demasiado temprano en sus carreras para comenzar a hablar del Salón de la Fama, pero no les lastimaría si se les recordara como las piedras angulares de una dinastía. Ya tienen un anillo. ¿Podrán conseguir el segundo?

5. Aaron Judge. Seguro, es solo un novato, pero ha sido uno de los jugadores más importantes en el deporte en el 2017. Aunque estuvo sumergido en una mala racha desde el receso del Juego de Estrellas, volvió a atemorizar a los lanzadores en septiembre.

6. Stephen Strasburg y Bryce Harper. Ellos fueron los primeros seleccionados en general en los sorteos de 2009 y 2010, pero no han podido ganar una serie postemporada a pesar de todo el alboroto que se causó cuando fueron escogidos. Strasburg tiene apenas un partido en postemporada y Harper será agente libre luego de la temporada 2018. Es posible que esta sea su mejor oportunidad.

¿Quién será el Andrew Miller de este año?

Miller tuvo una corrida dominante de postemporada para los Indios el año pasado, al permitir tres carreras en 19 entradas - aunque dos de esas llegaron en el Juego 7 de la Serie Mundial cuando finalmente se pudo haber cansado tras haber lanzado al menos dos entradas en siete de sus apariciones.

La pasada postemporada, el abridor llegó hasta la séptima entrada en apenas 11 ocasiones en 70 aperturas y fue sacado antes de completar cinco entradas 29 veces. Con los managers recurriendo al bullpen más y más temprano en estos partidos de postemporada, es importante que tengan un relevista que pueda cubrir la brecha entre el abridor y el cerrador al trabajar más de una entrada. Algunos candidatos a duplicar la actuación de Miller:

• David Price, Medias Rojas. Price ha lucido tremendo desde que volvió de la lista de lesionados y fuese colocado en el bullpen. En cinco apariciones, ha permitido tres hits en 8⅔ entradas con 13 ponches. Su recta alcanzó las 95 mph el sábado cuando laboró por segundo día consecutivo por primera vez.

• Chad Green, Yankees. Green ha sido uno de los relevistas más dominantes toda la temporada, al utilizar una recta de alto giro que le permitió conseguir 103 ponches en 69 entradas mientras los rivales le promediaron apenas .147. Ha lanzado al menos dos entradas en 17 de sus 40 apariciones, aunque solo ha trabajado una vez en toda la temporada sin días de descanso.

• Chris Devenski, Astros. Está cuarto en entradas trabajadas entre los relevistas, dependiendo de uno de los mejores cambios en el deporte. A.J. Hinch ha sido algo conservador en su uso en la segunda mitad al tener que sacar más de cuatro outs en apenas cuatro ocasiones desde el receso del Juego de Estrellas, pero él es un lanzador que puede ser utilizado en cualquier ocasión.

• Archie Bradley, Diamondbacks. La pasada temporada, cuando era novato, fue abridor, y Bradley podría eventualmente terminar en la parte trasera de la rotación, pero ha sido el ancla del bullpen con efectividad de 1.38 ERA y apenas tres cuadrangulares permitidos en más de 70 entradas. Como relevista, es básicamente un lanzador de dos pitcheos: una recta que promedia 96 mph y una curva a la que los rivales solo le lograron conectar un extrabase en toda la temporada.

• Andrew Miller, Indios. La mejor apuesta para ser el Andrew Miller de la postemporada 2017 podría ser... ¡Andrew Miller! El único problema potencial es que se perdió tiempo de juego en agosto y septiembre por tendinitis en la rodilla derecha.

Los jonrones y ponches sí van a importar

Hubo más cuadrangulares que nunca antes esta temporada. También hubo más ponches que nunca antes. Vamos a ver muchos jonrones y muchos ponches en esta postemporada. ¿A quién favorece eso? No lo sé. No se puede predecir la postemporada. Pero les tengo algunos apuntes sobre esto:

• Cuando los Gigantes y los Reales tuvieron éxito en la postemporada, muchos lo atribuyeron a su habilidad de poner la pelota en juego en equipos que no se ponchaban mucho. Si les gusta esa teoría, entonces les deben caer bien los Astros y los Indios, quienes se ubicaron 1-2 en la lista de los equipos con menor tasa de ponches en las mayores. El cambio de los Astros en ese sentido ha sido uno grande desde 2015, cuando llegaron a los playoffs con la segunda mayor tasa de ponches en las mayores. Por otro lado, los Cachorros tuvieron la segunda mayor tasa de ponches entre todos los equipos de playoffs el año pasado y ganaron la Serie Mundial.

• Ocho de los equipos de playoffs tienen más de 200 jonrones, siendo los líderes los Yankees (241), Astros (238), Cachorros (223) y Dodgers (221). Solo los Rockies y los Medias Rojas fallaron en alcanzar los 200 bambinazos, pero los Medias Rojas están bien atrás en esa lista con 168, solo superando a los Piratas y los Bravos.

• Por el lado del pitcheo, los Indios lideraron las mayores en tasa de ponches con 27.4 por ciento. Para sorpresa de nadie, ese es el record de todos los tiempos. Pero los Dodgers, Astros, Yankees y Medias Rojas de este año andan segundos, terceros, cuartos y quintos en la lista de todos los tiempos. Los Diamondbacks y los Nacionales andan octavos y 10mos. respectivamente. ¿Les dijimos que hubo más ponches este año que nunca antes? Los primeros ocho equipos en tasa de ponches llegaron a los playoffs. Los Rockies y los Mellizos - los dos equipos de playoffs con los peores records - se ubican en los puestos 18 y 29.

• Como si necesitáramos otra razón para seleccionar a los Indios, entre los lanzadores con al menos 100 entradas ellos tienen cinco entre los mejores 24 en tasa de ponches -- Corey Kluber (tercero), Danny Salazar (cuarto), Carlos Carrasco (14º), Mike Clevinger (16º) y Trevor Bauer (24º), aunque parece que Salazar y Clevinger estará en el bullpen mientras el chico con baja tasa de ponches Josh Tomlin será el cuarto abridor.

La novena entrada... y la octava entrada

Por supuesto, podemos analizar esto de 100 maneras diferentes y podemos resumirlo con una ecuación más simple: ¿Quién lanza mejor en la novena entrada? Quizás los Gigantes hubiesen vencido a los Cachorros en la Serie Divisional el año pasado si su bullpen no hubiese implotado en el Juego 4. Quizás los Nacionales hubiesen vencido a los Dodgers si Baker hubiese utilizado a su cerrador en la octava entrada del Juego 4 de su serie. De hecho, en la pasada postemporada hubo ocho salvamentos exitosos de más de tres outs, incluyendo cuatro por los Indios (tres por Cody Allen, uno por Miller). En la postemporada de 2014 hubo solo uno - y ese en el que Madison Bumgarner tiro cinco entradas en el Juego 7 de la Serie Mundial en 2014.

He aquí como yo califico a los cerradores, tomando en consideración su habilidad de lanzar más de tres outs:

  • 1. Kenley Jansen, Dodgers. Está empatado con Raisel Iglesias de los Rojos con la mayor cantidad de salvamentos de más de tres outs con 12 (nadie más tiene más de seis). Además lanzó tres entradas en blanco en el Juego 6 de la SCLN el año pasado. Dado el hecho que el bullpen de los Dodgers aparte de Brandon Morrow tuvo problemas en la recta final, sin duda Jansen será utilizado para algunos salvamentos extendidos. Noten que Jansen no fue tan dominante en la segunda mitad (OPS permitido de .587) como en la primera mitad (.380).

  • 2. Craig Kimbrel, Medias Rojas. Kimbrel ponchó casi el 50 por ciento de los bateadores que enfrentó, la tercera mejor tasa en una temporada en toda la historia. Aun así, solo tuvo tres salvamentos de más de tres outs en la temporada regular.

  • 3. Cody Allen, Indios. Será interesante ver como Terry Francona se las arregla para manejar su bullpen esta temporada, ya que es más profundo con la disponibilidad de Clevinger y Salazar junto a Allen, Miller, Bryan Shaw, Dan Otero y el especialista en zurdos Tyler Olson (los Indios lideraron las mayores en efectividad del bullpen).

  • 4. Aroldis Chapman, Yankees. Joe Maddon lo utilizó para más de una entrada en cinco apariciones la pasada postemporada, pero además se quedó sin gasolina en el Juego 7 al aparecer por tercer juego consecutivo. Ha vuelto al buen sendero tras ser bateado en agosto (no permitió carreras en septiembre) y Joe Girardi lo ha usado para salvamentos de cuatro y cinco outs en el mes final. Los Yankees tienen mucha profundidad en el bullpen, pero no se sorprendan de ver a Chapman en la octava.

  • 5. Ken Giles, Astros. Ha sido tremendo en la segunda mitad con efectividad de 1.19 y tasa de ponches a boletos de 44-8 en 30⅓ entradas. El resto de bullpen ha sido inconsistente en la segunda mitad, así que esperen ver a A.J. Hinch utilizar a Giles antes de la novena entrada.

  • 6. Wade Davis, Cachorros. Solo ha echado a perder un salvamento toda la temporada, pero eso fue la semana pasada ante los Cerveceros cuando permitió un jonrón en la novena entrada y otro en la 10ª. Su tasa de boletos ha aumentado y permitió seis jonrones luego de haber permitido apenas tres en las anteriores tres temporadas.

  • 7. Sean Doolittle, Nacionales. Él y Ryan Madson vinieron desde los Atléticos para solidificar la parte trasera del bullpen de Washington.

  • 8. Greg Holland, Rockies. Fue dominante en la primera mitad, tuvo un terrible mes de agosto (14 carreras permitidas en 9⅓ entradas), y luego volvió a mejorar en septiembre.

  • 9. Fernando Rodney, Diamondbacks. ¿Confían en Fernando Rodney? Yo no confío en Fernando Rodney.

  • 10. Matt Belisle, Mellizos. Brandon Kintzler fue su cerrador durante gran parte de la temporada, pero ahora está con los Nacionales. Belisle ha estado en las mayores por 14 años y tuvo cinco salvamentos antes de asumir el puesto de cerrador en la recta final.

Jugadores a observar

Diez jugadores a los que hay que echarles el ojo:

• Max Scherzer, Nacionales. Salió de su salida final el sábado con calambres en la corva. ¿Estará al 100 por ciento?

• Bryce Harper, Nacionales. Tuvo pocos turnos desde que volvió de su lesión de rodilla. ¿Cuán saludable estará?

• Jason Kipnis, Indios. Los Indios están contentos con José Ramírez en la intermedia y Yandy Diaz en la antesala, así que una vez Kipnis volvió de la lista de lesionados, ellos intentaron colocarlo en el jardín central, su posición cuando jugaba béisbol universitario. Con la ausencia de Bradley Zimmer, ¿extenderán el experimento de Kipnis a octubre?

• Francisco Lindor, Indios. Dio el salto al estrellato en la pasada postemporada por su entusiasmo y rendimiento, y ahora se ha convertido en un primer bate con 33 jonrones. Conectó 17 vuelacercas en los dos meses finales.

• George Springer, Astros. Tengo el presentimiento que va a tener una gran postemporada.

• Brad Peacock, Astros. El poco promocionado miembro del cuerpo de abridores de los Astros, tiene marca de 13-2 con efectividad de 3.00 y 161 ponches en 132 entradas. Puede iniciar, puede relevar o puede hacer ambas cosas.

• Rick Porcello, Medias Rojas. Lideró la Liga Americana en jonrones y hits permitidos al no tener el mismo movimiento en su recta de dos costuras este año. Los bateadores tuvieron un OPS de .809 ante su recta en comparación con los .450 en su temporada de Cy Young del 2016.

• Cody Bellinger, Dodgers. El otro toletero novato bajó su ritmo un poco en septiembre y si se miden a los Diamondbacks, noten que bateó apenas .179 ante ellos con 1 jonrón en 11 juegos (alerta de muestra pequeña).

• J.D. Martinez, Diamondbacks. Jugó su primer partido para Arizona el 19 de julio. Tiene el mayor wOBA en béisbol desde ese entonces y 29 jonrones - apenas uno menos que Giancarlo Stanton.

• Carlos González, Rockies. Si los Rockies logran pasar el juego de comodines, podría ser porque González hizo algo. Tuvo problemas toda la temporada antes de tener un monstruoso mes de septiembre.

¿Podrán repetir los Cachorros?

No va a ser fácil. Rayos, él solo volver a los playoffs fue un acontecimiento que debe ser apreciado. Los anteriores cuatro campeones de la Serie Mundial vieron el béisbol de octubre en sus casas la temporada siguiente a su conquista. Ningún equipo ha logrado repetir como campeones desde los Yankees del 1998-2000 con tres cetros al hilo y ningún equipo de la Liga Nacional ha repetido desde los Rojos de 1975-76.

El record en general de los Cachorros podría no compararse con el de los Dodgers, Indios, Astros y Nacionales, pero recuerden que ellos tenían marca de 43-45 al llegar al receso del Juego de Estrellas. Desde ese entonces, solo los Indios tuvieron mejor record y ningún equipo anotó más carreras en la segunda mitad. Seis regulares tuvieron slugging sobre los .500 en la segunda mitad, liderados por Kyle Schwarber, quien volvió de su descenso a las menores para conectar 17 jonrones en 186 turnos luego del receso. Joe Maddon tiene la mayor versatilidad y profundidad en sus jugadores de posición de todos los managers.

Sin embargo, si hay un tipo clave, ese podría ser Jon Lester. Con efectividad de 2.63 en postemporada en 133⅔ entradas, ha sido un productor clave en octubre y los Cachorros ganaron cuatro de sus cinco aperturas en postemporada el año pasado. Tuvo algunas salidas extrañas este año, incluyendo un partido en julio donde permitió 10 carreras y solo logró dos outs, una salida de nueve carreras en agosto luego de haber estado en la lista de lesionados por fatiga en el hombro, y otra salida de siete anotaciones en septiembre. Sus dos salidas finales lucieron más prometedoras al permitir apenas una carrera en 11 entradas. Si Lester encuentra el buen camino en el momento adecuado, los Cachorros podrían hacer historia una vez más.

^ Al Inicio ^