<
>

Yankees listos para posible 'guerra de bullpens' ante lndios

play
Aroldis Chapman: 'Este equipo no cree en nadie' (2:22)

El cerrador de los Yankees ya ha enfrentado a Cleveland en postemporada. (2:22)

NUEVA YORK - Sólo un año después de haber canjeado a uno de sus mejores relevistas a los Indios de Cleveland, los Yankees de Nueva York se toparán en la ronda divisional con un excepcional cuerpo de serpentineros que ellos mismos ayudaron a perfeccionar.

Pero si la próxima ronda de playoffs se ve reducida a una batalla de relevistas, los Yankees se sienten confiados en que su propio bullpen tiene lo suficiente para ganar.

"En nuestro equipo tenemos tremendos (relevistas) y son muchos con los que podemos contar en los innings más tarde", dijo el relevista dominicano Dellin Betances. "El bullpen de nosotros es eléctrico, con todos esos muchachos que tenemos ahí".

"Este año tenemos un equipo joven, que no cree en pitchers, en bullpen, que no tiene respeto por los demás lanzadores", afirmó por su parte el cerrador cubano Aroldis Chapman. "Creo que (nosotros también) tenemos un bullpen bastante fuerte, uno de los mejores ahora mismo, y creo que ahí va a haber ventaja".

El 31 de julio de 2016, los Indios adquirieron al relevista Andrew Miller a cambio de cuatro de sus mejores prospectos, incluido el jardinero Clint Frazier. Fue una espléndida movida para la Tribu, que obtuvo un rápido retorno en su inversión al clasificar tres meses después a su primera Serie Mundial desde 1997.

Eso jamás pudo haber ocurrido sin la presencia de Miller en el bullpen, ya que el zurdo trabajó 19 entradas y un tercio en la postemporada.

Sólo el estelar abridor Corey Kluber lanzó más innings en playoffs que Miller (34 y un tercio), ya que los Indios sufrieron las bajas por lesión de los lanzadores Carlos Carrasco y Danny Salazar, además de tener que lidiar con una cortadura en un dedo del también abridor Trevor Bauer.

El gerente general neoyorquino Brian Cashman describió la decisión de canjear a Miller como algo "extremadamente difícil".

Miller se había convertido en el preparador de mesa por excelencia en el que era considerado el mejor trío de relevistas en Grandes Ligas, junto a Betances y a Chapman. Ese "monstruo de tres cabezas" se combinó para registrar 41 salvamentos, con una efectividad de 2.35 en 148 apariciones.

El estelar bullpen neoyorquino llegó a registrar un promedio de 11.3 ponches por cada nueve entradas. Y de haber finalizado la campaña juntos, podrían haber establecido un nuevo récord en el promedio más alto de ponches por cada nueve entradas en la era moderna.

Fue así como en julio del año pasado la gerencia de los Yankees decidió poner a prueba al mercado con dos de sus mejores piezas de canje. Chapman fue enviado a Chicago y Miller a Cleveland, y los Yankees terminaron dictando qué equipos serían los favoritos en postemporada.

Miller y Chapman resultaron ser dos de las armas más poderosas en el relevo de sus respectivos equipos, con el cubano llevándose la mejor parte, el primer anillo de Serie Mundial para los Cachorros desde 1908, antes de volver a firmar con los Yankees en la temporada muerta.

"(Miller) es un tipo que le da mucha ventaja al equipo", explicó Chapman sobre su ex compañero. "El mismo equipo se siente cómodo y confiado de tener a un lanzador así en el bullpen. Pero a la vez creo que van a enfrentar a un equipo que también tiene un bullpen bastante fuerte".

"En verdad va a ser interesante", dijo por su parte Betances sobre toparse con Miller, quien se ha convertido en uno de sus grandes amigos. "Va a ser difícil y un chin raro, pero a la misma vez pienso que tenemos un buen chance contra ese tremendo equipo que ellos tienen".

El cuerpo de lanzadores de los Indios esta campaña 2017 es considerado uno de los mejores de todos los tiempos. Al ser medidos con la popular estadística sabermétrica "Wins Above Replacement (victorias sobre reemplazo)", mejor conocida por sus siglas de 'WAR' inglés, los lanzadores de Cleveland cuentan con el número más alto en la historia.

En términos generales, el WAR estima con una fórmula matemática cuántos triunfos más podría obtener un equipo con jugadores específicos. Es considerada la mejor estadística disponible para capturar la cantidad de valor de un jugador.

Según FanGraphs, el cuerpo de lanzadores de los Indios finalizó esta temporada regular 2017 con WAR de 31.8, mejorando el de los excepcionales Bravos de Atlanta de 1996 (29.5), para ser el mejor en la historia de las Grandes Ligas.

Tras haber vencido a los Mellizos de Minnesota en el partido por el comodín de la Liga Americana la noche del martes, la poderosa ofensiva de los Yankees buscará desmantelar a ese impresionante cuerpo de lanzadores, encabezado por Kluber, el favorito para ganar su segundo premio Cy Young.

La rotación de la Tribu cuenta con tres abridores con 16 victorias o más esta campaña en Kluber, Carrasco y Bauer, la primera vez que sucede en la historia de la franquicia desde 1956. Y ese bullpen, que ha liderado en efectividad toda la temporada, es anclado por Miller.

El pitcheo de Cleveland dominó a los Yankees esta campaña, ganando cinco de sus ocho enfrentamientos. En su última serie en Yankee Stadium a finales de agosto, los Indios ganaron sus tres juegos contra los Yankees, la primera vez que logran barrer una serie tres partidos en el Bronx desde abril de 1989.

Esas victorias consecutivas fueron al inicio de la histórica racha de 22 partidos ganados al hilo. Cleveland ganó 41 de sus últimos 48 partidos para finalizar la campaña con 102 victorias, el mejor récord de la Liga Americana.