Tim Kurkjian | Escritor Senior de ESPN 20d

Preguntas SDLA: ¿Podrán los lanzadores de Boston dominar la artillería de Houston?

Esta serie de cinco partidos podría ser decidida por lo que ocurra en el Juego 1, y que clase de Juego 1 podría ser: Justin Verlander ante Chris Sale.

Verlander tiene marca de 5-0 con efectividad de 1.06 desde que llegó vía cambio a los Astros. Es tan competitivo que tiene que ganar cada corrida que hace con los lanzadores durante los entrenamientos primaverales, y ahora está bien emocionado por volver a los playoffs. Sale lanzará en los playoffs por primera vez. Él también es feroz. Odia perder, y su repertorio es ridículo: 308 ponches en 2017y. 

Así es como esta serie va a comenzar. No importa quien la gane, la misma promete ser memorable.

He aquí cinco preguntas.

¿Cómo un cuerpo de lanzadores puede sobrepasar esa alineación de los Astros?

Es algo virtualmente imposible. En la semana final de la temporada, los Astros se convirtieron en el primer equipo en la era moderna (desde 1900) en ganar cuatro partidos seguidos por nueve carreras o más. "No puedes parear con esa alineación'', dijo el manager de los A's Bob Melvin. "Ellos siempre tienen una respuesta. Y sin importar quien esté en el bullpen, no puedes parear con su banca''.

De hecho. Los Astros lideraron la liga en carreras anotadas. Su OPS fue de .823, y el promedio de la liga fue de .748. Ellos tuvieron 11 jugadores con cifras dobles en cuadrangulares, dos de los cuales no serán titulares en al menos uno de los partidos de postemporada. Ellos tienen poder en la parte superior con George Springer (34 jonrones), en el medio con el candidato al JMV José Altuve y en el resto de la alineación: Brian McCann batea de noveno en ocasiones. He aquí la cantidad de remolcadas para los puestos del 1 al 9, en orden: 103, 91, 101, 115, 80, 82, 93, 89, 69. No hay descanso. Y su banca también es grandiosa.

¿Qué podemos esperar del bullpen de Boston?

Fue muy bueno, y ha ido mejorando. El cerrador Craig Kimbrel es una pesadilla y fue el mejor cerrador en la Liga Americana este año: Efectividad de 1.43, WHIP de 0.68, 14 boletos y 126 ponches en 69 entradas. La adquisición de Addison Reed en la recta final les ayudó inmensamente, especialmente para llevarle la pelota a Kimbrel. Y ahora los Medias Rojas tienen a un saludable David Price. Es una muestra pequeño, y quizás no logre mantener ese ritmo, pero su trabajo saliendo del bullpen ha sido tremendo: 8 2/3 entradas, tres hits, cero carreras, dos boletos, 13 ponches. Los equipos ganan en octubre con bullpens versátiles y profundos, y el surgimiento de Price en las últimas dos semanas le da a los Medias Rojas a alguien que podría parecerse a Andrew Miller, un zurdo de poder para todas las situaciones.

¿Qué podemos esperar de la rotación de los Astros luego de Verlander?

Se suponía que le tocara a Lance McCullers con esa gran curva, pero demasiadas lesiones y algo de fatiga en el brazo podrían dejarlo fuera de la rotación. Luego de Verlander y Dallas Keuchel, el posible abridor No. 3 será Brad Peacock, quien tuvo marca de 13-2 con efectividad de 3.00. En septiembre, los contrarios promediaron .160 ante él. Los Astros tienen otras opciones, incluyendo a Charlie Morton. Les ayudaría mucho a los Astros si Keuchel luce en su mejor forma en el Juego 2. Ha lanzado bien últimamente, y uno sabe que es bueno cuando los bateadores vuelven al dugout sacuiendo sus cabezas ante los lanzamientos que reciben: Cuando parece que es un strike lo que viene pero termina siendo una bola, y cuando parece que viene una bola pero termina siendo un strike.

¿Qué podemos esperar de la rotación de los Medias Rojas luego de Sale?

Ellos tienen un buen abridor No. 2 en Drew Pomeranz, quien tuvo marca de 17-6 y efectividad de 3.32. Luego del receso del Juego de Estrellas, tuvo marca de 8-2 con efectividad de 3.01. Promedió 3.6 boletos por cada nueve entradas esta temporada, y poner a los Astros en base al frente de otros Astros peligrosos es una mala idea. Luego de Pomeranz, probablemente los Medias Rojas utilicen a Eduardo Rodríguez, pero ellos también tienen a Doug Fister y, menos probable, al actual Cy Young de la LA, Rick Porcello. Repetimos: Dada la incertidumbre luego de Sale, el Juego 1 podría ser crucial en las aspiraciones de los Medias Rojas de ganar la serie.

¿Por qué juegan los Astros?

Ellos nunca han ganado la Serie Mundial, y solo han ido a una. Ellos tenían marca de 60-29 en un punto de esta temporada, así ellos elevaron las esperanzas de todos en Houston de que finalmente este sería el año de ganarlo todo. Hace varios años, los Astros fueron catalogados por muchos como una franquicia modelo, un equipo que, más que cualquier otro, abrazaba el uso de las analíticas modernas, con técnicas nuevas para escoger y desarrollar jugadores.

Hace dos años, ellos irrumpieron en la escena y llegaron a los playoffs. Entonces fueron eliminados por los Reales en la Serie Divisional de la LA, al perder un Juego 4 en el que tuvieron ventaja de tres carreras en la octava entrada. Cuando esa serie finalizó, Altuve caminó hacia la oficina de su manager A.J. Hinch con lágrimas en los ojos, disculpándose por haber sido la razón de su eliminación. No fue totalmente culpa de Altuve, pero desde ese día, los Astros han añorado volver a la postemporada.

Predicción: Astros en cinco.

^ Al Inicio ^