<
>

¿Podrá CC Sabathia salvar la temporada de los Yankees?

play
Indios ganan el primero de la mano de Trevor Bauer (1:33)

El abridor de Cleveland maniató la ofensiva de los Yankees y el jardinero Jay Bruce volvió a producir para que la tribu blanqueara 4-0 a Nueva York en el primero de la Serie de División de la Liga Americana. (1:33)

CLEVELAND - Para CC Sabathia, no hay elogio más grande que ser comparado con Andy Pettitte. Una de las razones secundarias que Sabathia da para haber firmado con los Yankess de Nueva York en el invierno de 2008 fue la oportunidad de ser compañero de Pettitte. Ambos se hicieron buenos amigos mientras Pettitte le daba los toques finales a una carrera con los Yankees que terminó con una placa en Monument Park.

Pettitte se ganó ese codiciado honor en los Yankees mayormente por sus actuaciones en postemporada - especialmente en los Juegos 2, cuando Joe Torre lo utilizó en tantas ocasiones. Pettitte dependía de su afamada recta cortada, y una gran parte del resurgir de la carrera de Sabathia ha sido gracias a que Pettitte le compartió la 'receta secreta' de ese pitcheo.

El viernes en el Juego 2 de la Serie Divisional de la Liga Americana con su equipo abajo 0-1, los Yankees necesitarán que Sabathia haga su mejor imitación de Pettitte. Y ellos necesitan que él lo haga ante Corey Kluber, el as de los Indios de Cleveland y quizás el mejor lanzador en todo el béisbol.

Aunque Sabathia no tendrá en sus manos, en el más estricto sentido de la palabra, el destino de la temporada de los Yankees, sí estará cerca de ello, considerando el hecho que los Indios han perdido solamente cuatro de sus últimos 38 juegos. Es un poco difícil imaginarse que ellos puedan perder tres en fila si colocan la serie 2-0.

Es posible que Sabathia no termine con una placa en Monument Park, pero él ya se ha ganado el derecho de recibir una vida completa de ovaciones de pie en el Día de los Veteranos, porque él, junto a Alex Rodríguez, fueron quienes llevaron al Nucleo de Cuatro a su quinto título de Serie Mundial en 2009.

Ese fue el inicio de la carrera de Sabathia con los Yankees, mientras que esta serie podría ser el final de ella.

Él quiere seguir jugando, y luego de compilar marca de 14-5 con efectividad de 3.69 este año es posible que los Yankees lo firmen de vuelta para el 2018. Pero el viernes, los Yankees necesitan desesperadamente que Sabathia haga lo que ha hecho toda la temporada - una en las que tuvo marca de 9-0 y efectividad de 1.71 luego de una derrota Yankee.

Hasta ahora en la postemporada, la barra para los abridores de los Yankees ha estado más baja que Eddie Gaedel. En dos juegos, Luis Severino y Sonny Gray han logrado apenas 11 outs. Es posible que te puedas recuperar de ese tipo de pitcheo abridor ante los Mellizos, ¿pero ante los Indios? Olvídense de eso. Así que el manager Joe Girardi le dará la pelota a Sabathia con confianza.

"Este ha sido un jugador en el que hemos confiado mucho luego de una derrota este año", dijo Girardi. "Ha lanzado algunas de las victorias más grandes para nosotros durante toda la temporada. Ha estado en una tonelada de esos partidos, y uno sabe que no hay ninguna situación demasiado grande para CC".

Al igual que Pettitte al final, Sabathia, con 37 años, no es el mismo que alguna vez fue. El corazón y el cerebro son más importantes que su alguna vez valioso brazo de oro.

Es ese corazón, según el estimado de Girardi, que ayudó a Sabathia a volver de una lesión de rodilla en agosto que inicialmente se pensó que podría costarle su carrera, y ahora tendrá en sus manos la pelota por encima del hombre de $175 millones, Masahiro Tanaka.

"Es un lanzador de grandes juegos y ha lanzado en muchos partidos grandes en su carrera. La competencia ante Kluber será algo divertida", dijo el jardinero izquierdo Brett Gardner, quien, junto con Sabathia en el roster actual, es quienes llevan más tiempo en el uniforme a rayas.

Sabathia es el líder de este equipo de los Yankees, como un hermano mayor para los 'Baby Bombers'. Muchas veces un abridor no es quien se busca para tener liderato en un camerino de béisbol, porque ellos no juegan todos los días. Pero Sabathia tiene la personalidad y el respeto de sus compañeros. Él es uno de los que siempre da el paso al frente, incluso cuando no le toca lanzar.

El viernes, poco después de las 5 p.m. ET, Sabathia estará en el montículo con la temporada de sus Yankees en su mano izquierda. Estará en un puesto adecuado para él.

En eI 2001 era considerado el nuevo niño prodigio para los Indios. Como novato de 21 años, ganó su primera apertura en playoffs en lo que entonces era conocido como el Jacobs Field. Los Indios se la hicieron fácil, al apalear a Aaron Sele y los Marineros 17-2.

"Yo crecí aquí", dijo Sabathia. "El poder lanzar aquí en un partido de playoffs es algo muy divertido".

Si es realmente divertido -- y Sabathia lidera a los Yankees a una recuperación en esta serie - podría ser bien recordado al igual que su amigo Pettitte. O por lo menos, algo cercano a eso.