Carlos A. Nava | ESPN Digital 15d

Boricua Correa presentía que tendría un día brillante ante Medias Rojas

HOUSTON -- Desde que salió de su casa rumbo al Minute Maid Park de Houston, Carlos Correa sabía que este viernes era un día para brillar con el madero y que sus oportunidades de batear llegarían de más temprano que tarde.

Correa estaba consciente de que era muy probable que los Medias Rojas de Boston iban a lanzar el mínimo indispensable a José Altuve, después de la garrotiza que les dio el día anterior, en el primer partido de la Serie Divisional contra sus Astros de Houston.

Y así sucedió. Correa soltó el bate temprano y respondió cada vez que los Medias Rojas decidieron dar base intencional a Altuve para pitchearle a él.

Correa conectó cuadrangular en la primera entrada llevando enfrente a Altuve, quien abrió el partido con sencillo para poner el 2-0 al amanecer del encuentro.

Después, el paracorto puertorriqueño soltó doblete en la sexta entrada, apenas un turno después de que Altuve caminó de manera intencional para el 7-1 momentáneo, en lo que ya era la segunda paliza consecutiva de los Astros a los Medias Rojas.

''Para ser honesto, vine al parque de pelota mentalmente preparado para esta situación'', dijo Correa en conferencia de prensa. ''Él (Altuve) pegó tres cuadrangulares ayer (jueves). Es el mejor bateador en este deporte ahora mismo, así que esperaba que cada vez que la primera base estuviera abierta, con hombres en otras almohadillas y en una situación importante, él fuera caminado''.

''Así que vine mentalmente preparado'', agregó. ''Y fui capaz de responder a las circunstancias''.

Correa, uno de sólo dos jugadores en la alineación de los Astros que el día anterior se fue en blanco con el bate, produjo cuatro carreras en el triunfo 8-2 sobre los Medias Rojas, que regresan a casa contra la pared.

El otro único pelotero de los Astros que no había conectado el jueves fue George Springer. Este viernes sacó cuadrangular en la tercera entrada. Josh Reddick fue el único jugador titular que no aportó imparable en una tarde de doce hits de Houston.

Los Astros sacaron rápido al lanzador de Boston, Drew Pomeranz, quien abrió con 11 victorias en sus anteriores 13 partidos. Esta vez sólo completó dos entradas, en las que permitió cinco hits y cuatro carreras.

''Eso lo hemos visto durante toda la temporada, hay una gran diferencia aquí cada partido'', señaló Correa. ''Del uno al nueve, todos pueden hacer daño, todos pueden ir profundo. Eso es lo mejor de esta alineación, no hay hoyos en nuestra alineación, nos sentimos muy confiados cada día sin importar que el día anterior nos fuimos de 0-4 o 4-4''.

Correa dijo que además suma a la confianza el ver que sus estelares abridores hacen el trabajo contra la artillería de Boston.

Esta vez, Dallas Keuchel comenzó titubeante pero creció conforme avanzó el partido, al punto de que retiró 13 bateadores en fila, entre la segunda y sexta entrada. Terminó su labor en cinco innings y dos tercios con pelota de tres hits y una carrera; siete ponches y tres bases por bolas.

''Ellos llegaron con un buen plan de juego temprano en el partido'', dijo Keuchel. ''Tuve que trabajar alrededor del plato para encontrar mis huecos. Tuve que ir al plan B, que era ir muy extremo con el cutter y el slider. Pude sacar algunos strikes y ponerme arriba en la cuenta''.

''Empecé a atacar a los bateadores más agresivos y por fortuna los ajuste me ayudaron para reponerme'', añadió.

La Serie Divisional está 2-0 a favor de los Astros, quienes saben que aún falta un triunfo más para que puedan cantar victoria y avanzar a la siguiente ronda.

''Sabemos que tenemos que ir con la misma mentalidad que comenzamos esta serie'', dijo Altuve. ''Hay que ir como si estuviéramos 0-0 empatados. Hay que salir desde el domingo a ganr el tercero porque cuando tienes a un equipo abajo hay que terminarlos antes de que se levanten y te ganen''.

Los Astros tal vez recuerdan lo que sucedió con los Rangers de Texas en la misma situación durante la postemporada anterior.

Los Rangers, con la mejor marca de la Liga Americana en la temporada regular, vencieron en casa con relativa facilidad a los Azulejos de Toronto en los dos primeros partidos de la serie en casa y nunca pudieron sacar el tercero. Fueron eliminados.

''Tenemos que encontrar la manera de ganar un partido'', dijo el parador en corto de los Medias Rojas, Xander Bogaerts. ''Después ya nos preocuparemos por el que sigue. Sólo tenemos que salir a hacer nuestro trabajo bien, pero uno a la vez''.

^ Al Inicio ^