Jorge Morejón | ESPN Digital 16d

Boston arrinconado contra el Monstruo Verde

Si un equipo se ha visto indefenso ante un rival en este inicio de la postemporada, ese ha sido el de Medias Rojas de Boston, dominados con absolutismo por los Astros de Houston.

Ahora, las esperanzas de los Medias Rojas descansan en una reacción épica cuando las acciones se trasladen al Fenway Park.
Este domingo se miden los derechos Brad Peacock, por los visitantes, y Doug Fister, por los dueños de casa.

Peacock (13-2, 3.00) fue una revelación dentro de la rotación del manager A.J. Hinch. De hecho, comenzó como relevista y no fue hasta el tercer mes de calendario que fue incorporado a funciones de abridor.

En su única salida ante los Medias Rojas en el 2017, trabajó cinco entradas, a ritmo de cuatro hits y dos carreras limpias (3.60), con dos ponches y un boleto.

En su carrera ha iniciado cuatro juegos ante Boston, con balance de 1-2 y elevada efectividad de 9.00, al recibir castigo de 19 hits y 13 limpias en igual cantidad de episodios.

Peacock hará su primera aparición en postemporadas, fase en la que su rival Fister es todo un veterano.

En playoffs, el abridor de los Medias Rojas tiene récord de 4-2 y muy buena efectividad de 2.60 en nueve partidos, ocho de ellos como abridor.

En el 2017, Fister perdió en su única salida contra Houston, al permitir tres limpias y cinco cohetes en 5.1 tramos.
Los ha enfrentado tres veces de por vida, con saldo de 1-1 y efectividad de 3.44.

En términos boxísticos, la serie ha sido una pelea entre un peso completo y un minimosca, pues la diferencia entre ambos ha sido abusiva.

Nada le ha funcionado a Boston. O todo le ha funcionado a Houston.

En los dos encuentros de la serie divisional, los Astros han golpeado desde el campanazo inicial, para dejar rápidamente sin opción de respuesta a sus rivales.

Ambos partidos terminaron con idénticos marcadores de 8-2 y de las 16 carreras anotadas por los Astros, cuatro han sido en el inning de apertura, dos cada día.

Entre los abridores Justin Verlander y Dallas Keuchel, los bateadores de Boston han logrado fabricar sólo tres carreras en 11.2, mientras que a los relevistas les han anotado una sola en 7.1 episodios.

Los Medias Rojas gastaron a sus dos principales abridores, los zurdos Chris Sale y Drew Pomeranz, castigados severamente con 11 limpias en siete entradas de actuación, de manera combinada.

A sus relevistas no les ha ido mejor, con siete carreras en igual número de episodios.

Los Astros tienen a los Medias Rojas arrinconados contra el Monstruo Verde del Fenway Park y está difícil que puedan salirse de semejante encerrona.

^ Al Inicio ^