Jorge Morejón | ESPN Digital 43d

Nacionales y Cachorros lo definen todo en un solo juego

Si es verdad eso de "quien da primero, da dos veces", Kyle Hendricks debería llevar hoy a los Cachorros de Chicago a su tercera serie de campeonato de la Liga Nacional consecutiva.

Kendricks, de magistral actuación en el primer juego de la serie divisional, ante los Nacionales de Washington, es una suerte de Greg Maddux moderno, sin espectacularidades, pero de una efectividad letal basado en el control casi absoluto sobre sus envíos.

El derecho de los Cachorros tiró siete entradas en blanco contra los Nacionales, limitando a solamente dos hits el gasto ofensivo de una de las alineaciones más temibles de todo el béisbol.

Chicago necesita de una labor similar, teniendo en cuenta que la ofensiva de los actuales campeones acusa una anemia preocupante.

Un triunfo de los Cachorros provocaría la repetición de la serie de campeonato de la Liga Nacional del 2016, pues Dodgers de Los Angeles esperan desde el lunes por su próximo rival.

El manager Joe Maddon anunció que el zurdo colombiano José Quintana será su primera opción de relevo, tal como hizo el día anterior con el también abridor Jon Lester, quien salió al rescate de Jake Arrieta.

Pero los Nacionales buscarán romper una racha de fracasos en series divisionales, instancia de la que nunca han pasado anteriormente.

Hasta pocas horas antes del inicio del crucial quinto juego, el manager Dusty Baker aún deshojaba la margarita para ver a quién le entrega la pelota como abridor, pero finalmente se decidió por el zurdo cubanoamericano Gio González, quien ya trabajó en el segundo partido de esta serie.

González lanzó cinco entradas, permitió tres limpias, tres imparables, dos de ellos jonrones, ponchó a seis, regaló dos boletos y se marchó sin decisión.

El zurdo ha iniciado cinco partidos de postemporada en su carrera, sin victorias, ni derrotas y efectividad de 4.24.

El derecho Tanner Roark debió haber sido quien iniciara el cuarto encuentro de la serie, previsto para el martes, pero un aguacero obligó a suspender y ese día extra le permitió a Baker apelar a su astro Stephen Strasburg, ya con los días necesarios de descanso.

Este año, en una salida ante Chicago, lanzó seis y un tercio, con dos carreras permitidas, para apuntarse el éxito.

El ganador tendrá como recompensa el medirse a los Dodgers en la siguiente fase, que definirá el representante del más viejo de los circuítos a la Serie Mundial.

^ Al Inicio ^