Enrique Rojas | ESPN Digital 36d

Manager Joe Girardi sacó temprano a Luis Severino por precaución

HOUSTON -- El dominicano Luis Severino, de los Yankees de Nueva York, abandonó el partido del sábado contra los Astros de Houston luego de cuatro entradas y 62 lanzamientos, pero el manager Joe Girardi descartó una lesión importante y justificó el movimiento como medida de precaución luego que el lanzador mostrara cierta preocupación por su hombro.

''Estoy bien'', dijo Severino a ESPN Digital luego del triunfo de los Houston Astros 2-1 sobre Nueva York por segundo encuentro consecutivo en el Minute Maid Park para ponerse 2-0 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

''Lo vimos lanzar un cambio de velocidad y entonces por lo que hizo con su brazo hubo preocupación de nuestra parte y por eso salí inmediatamente para asegurarme de que estaba bien. Alguien de nuestro staff pensó que estaba apretando un poco la bola. No estuvo feliz cuando lo saqué del partido'', dijo Girardi.

''Él está bien y los médicos lo vieron bien, pero obviamente estoy seguro que miraremos más mañana, pero los médicos lo vieron bien'', dijo Girardi. ''Él dijo que está bien. Mi preocupación, bueno cuando un pitcher hace ese tipo de gestos, uno piensa que es el hombro. Fue mi reacción inicial. Por eso salí corriendo'', apuntó.

Severino permitió una carrera, un jonrón del puertorriqueño Carlos Correa en el cierre del cuarto episodio, y dos hits y regaló dos bases por bolas en el segundo encuentro de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el Minute Maid Park de Houston. El derecho tuvo 40 strikes en la tarde.

Severino tiene 67 salidas en Grandes Ligas, incluyendo tres en su primera postemporada, y solamente en dos ha fallado en ponchar al menos un bateador: El sábado frente a Houston y en el partido de los comodines contra los Mellizos de Minnesota, cuando apenas sacó un out.

Severino mostró algún tipo de incomodidad después del jonrón de Correa y fue visitado por Girardi, pero siguió lanzando y tuvo que lidiar con un batazo fuerte, que le arrancó el guante de la mano, del cubano Yuli Gurriel, al que retiró en primera base para completar la entrada.

Hasta ese momento, Severino y el norteamericano Justin Verlander estaban enfrascado en un duelo de pitcheo, donde ninguno de los dos había cedido muchas libertades a sus oponentes, un día después de que los Astros vencieron 2-1 a Nueva York para tomar el comando de la final del joven circuito.

En la quinta entrada, Aaron Hicks y Todd Frazier batearon dobletes consecutivos para empatar el juego 1-1. Para el cierre del inning, Girardi mandó al relevista Tommy Kahnle por Severino.

Severino, de 23 años, se estableció como el líder de la rotación abridora de los Bombarderos del Bronx en su primera temporada completa en la gran carpa. Tuvo marca de 14-6, efectividad de 2.98 y 230 ponches en 193.1 episodios.

El derecho, que tuvo el promedio de velocidad más alto (97.7 millas por hora) entre todos los pitchers abridores del béisbol, fue tercero en efectividad, cuarto en ponches y noveno en entradas lanzadas del joven circuito.

En su salida anterior, lanzó siete entradas de tres carreras y ponchó a nueve bateadores de los Indios de Cleveland para que Nueva York forzara un quinto y decisivo juego, que ganó eventualmente, en las Series Divisionales de la Liga Americana.

Ahora en la temporada completa, Severino ha lanzado 204.2 entradas, por mucho la mayor cantidad de su carrera profesional en un año. En el 2016 laboró 150 innings entre ligas menores y Grandes Ligas.

''Mi principal responsabilidad es proteger este muchacho. Es muy joven. Ha tirado mucho a lo largo de la temporada. Hizo un gran esfuerzo hoy, pero sentí que no debía correrme ningún riesgo'', dijo Girardi.

^ Al Inicio ^