Enrique Rojas, ESPN Digital 37d

Sánchez: Esa es una jugada que debo hacer

HOUSTON -- El venezolano José Altuve puso un extra en su corrido de las bases, mientras que la defensa de los Yankees de Nueva York lució lenta e ineficiente, en la jugada que decidió el segundo partido de la Serie de Campeonato y colocó a los Astros de Houston a la mitad del camino de llegar a su segunda Serie Mundial.

Mientras Houston está 2-0 en una final de liga por primera vez en su historia, Nueva York cae 0-2 por tercera ocasión. Los Yankees también perdieron los dos primeros encuentros de la Serie Divisional, antes de reponerse y ganar tres seguidos para eliminar a los favoritos Cleveland Indians.

“Fue una derrota dolorosa. No es que no hayamos estado en esta posición anteriormente. Mi mensaje a los muchachos fue, hey vamos a casa, ganemos uno en casa y veamos lo que sigue. Pero sufrimos dos derrotas muy dolorosas”, dijo el manager Joe Girardi.

Altuve, quien bateó de 8-5 entre viernes y sábado, anotó desde la primera base con un doble del puertorriqueño Carlos Correa contra el relevista cubano Aroldis Chapman en el cierre de la novena entrada para darle a los Astros su segundo triunfo 2-1 ante los Yankees.

El jardinero derecho Aaron Judge recogió bien el batazo, un poco cargado al jardín central, pero falló el hombre corte con su disparo de relevo; el torpedero Didi Gregorius lanzó al plato con suficiente tiempo y dirección, pero de piconazo, y el receptor Gary Sánchez se colocó bien en el plato, pero dejó caer la bola antes que Altuve se deslizara con la carrera ganadora para poner a vibrar a más de 43 mil que colmaron el parque.

“Esa es una jugada que debo hacer”, dijo Sánchez sin tratar de poner excusas.

“La bola picó y se me cayó”, dijo Sánchez. “Algunos compañeros y el manager Joe Girardi me dijeron que estuviera tranquilo y que queda mucho por jugar aún. Pero hay que enfocarse en el próximo juego. Ya esa jugada no la puedo volver atrás”, dijo.

“Esa jugada estoy acostumbrado a hacerla muchas veces, pero no tuve la oportunidad de hacerlo ahora”, dijo.

“Fueron muy agresivos y tuvimos una oportunidad en el plato, pero ´Sanchy´ no pudo agarrar la bola. Si la atrapaba, era out. Él hizo lo mejor, pero no pudo atraparla”, dijo Girardi.

No completar la última jugada del encuentro no fue lo único en que Nueva York falló en su estadía en Houston.

El pitcheo de los Yankees hizo un gran trabajo en los dos primeros encuentros, limitando a la mejor ofensiva del béisbol en el 2017 a cuatro carreras en 16 entradas, pero el de los Astros fue mucho mejor, especialmente los abridores. El derecho Justin lanzó nueve entradas de una carrera y 13 ponches, una noche después de que su compañero Dallas Keuchel tirar siete ceros con 10 ponches.

Los bateadores de Nueva York tienen promedio de .159 con 27 ponches en 63 turnos en la Serie de Campeonato y sus siete partidos seguidos de postemporada con al menos 10 ponches representan un récord de Grandes Ligas.

Judge, Sánchez y Gregorius, quienes se combinaron para pegar 110 jonrones y remolcar 291 carreras en la serie regular, batean de 22-2 con 10 ponches en la serie. Judge batea .129 con 19 ponches en ocho juegos de la postemporada. Sánchez lo hace para .176 con 15 ponches.

Girardi dijo que no contempla hacer cambios en su alineación para el juego 3, el lunes en Yankee Stadium, cuando el derecho Charlie Morton enfrentará al zurdo CC Sabathia.

“Voy a seguir con la misma alineación, porque no puedes arreglar las cosas rápidamente. Hay muchos jugadores que han fallado en la postemporada. Es como es. Si comienzas a mover gente tratando de jugar la silla caliente, eso no es necesario”, dijo Girardi.

“Tendrán un día libre y el lunes volverán a la acción”, dijo.

^ Al Inicio ^