Scott Lauber | Escritor de ESPN 40d

Guía para el Juego 3 del lunes: ¿Despertará la ofensiva Yankee detrás de CC Sabathia?

NUEVA YORK - Ha sido un movimiento popular en los últimos nueve años. En el momento que los Yankees de Nueva York necesitan alguien en quién apoyarse, ellos tocan los anchos hombros de CC Sabathia.


Aquí vamos de nuevo.

Desde 2009, los Yankees han ganado 11 de las 15 aperturas de Sabathia en la postemporada. Esta campaña, juegan para 20-9 en las aperturas del gran zurdo, incluyendo el decisivo Juego 5 de la Serie Divisional en Cleveland. Por eso, ellos tienen confianza con Sabathia en el montículo cuando la Serie de Campeonato de la Liga Americana se mueve al Yankee Stadium para el Juego 3 el lunes en la noche.

Pero el pitcheo no es la razón para que los Yankees estén abajo 0-2 en la serie ante los Astros de Houston. Luego de derrotas consecutivas con pizarra 2-1, ellos deben despertar sus bates si Sabathia va a tener alguna clase de oportunidad de ganar.

Lo más importante del día: Cuando los Astros necesitaban en la carrera en la novena entrada del Juego 2, su dúo dinámico -- José Altuve y Carlos Correa -- lograron la primera victoria del equipo dejando tendido al rival en postemporada desde 2005. Ahora son los Yankees quienes están desesperados por su ofensiva. Se hace un llamado a Aaron Judge y Gary Sánchez. Judge y Sánchez se han ido de 14-1 de forma combinada con ocho ponches en la SCLA tras irse de 43-5 con 26 ponches en la Serie Divisional. Si Judge y Sánchez no despiertan y se dan cuenta que están en octubre, los Yankees no van a tener oportunidad de recuperarse en esta serie.

"Me siento bien sobre ellos", dijo el manager Joe Girardi. "Hemos contado con ellos todo el año. Creemos en ellos, y pienso que vamos a poder salir de esto".

SCLA Juego 3: Astros en Yankees (Houston lidera 2-0)

Charlie Morton (14-7, 3.62) vs. CC Sabathia (14-5, 3.69), 8:08 p.m. (FS1)

Lo que está en juego: Otra derrota y los Yankees tendrían que recurrir a un milagro al estilo de los Medias Rojas de Boston de 2004 para evitar que los Astros lleguen a su segunda Serie Mundial en la historia de su franquicia. Las probabilidades ya están en contra de los Yankees. Solo dos equipos - los Reales de Kansas City de 1985 y los Dodgers de Los Angeles de 1981 - han logrado recuperarse de varios déficits de 0-2 en una misma postemporada.

Si los Astros ganan: Ellos reforzarán su dominio en la serie, si es que no lo tienen ya. Los equipos que ganaron los primeros dos juegos de una serie postemporada al mejor de siete partidos prosiguieron para ganar la serie en el 83.8 por ciento del tiempo (67-13). ¿Y los equipos que ganaron los primeros tres partidos? Bueno, eso es algo casi automático.

Si los Yankees ganan: Eso marcaría su primera victoria en esta postemporada que no llega en un partido de eliminación. Además se mantendrían invictos en casa en estos playoffs. Y pondría a pensar al manager de los Astros A.J. Hinch sobre la posibilidad de utilizar al zurdo Dallas Keuchel con poco descanso para el Juego 4, un escenario que él mismo ha dicho que es poco probable.

Una estadística clave que hay que saber: Ningún equipo anotó muchas carreras en Houston, pero en honor a la verdad, los Astros hicieron mucho más contacto. Luego de poncharse 1,087 veces en la temporada, la menor cantidad en las mayores, ellos solo abanicaron nueve veces en los primeros dos juegos. Mientras tanto, los Yankees recibieron 27 chocolates, siendo Sánchez y Brett Gardner los más golosos con cinco cada uno. Este no es un fenómeno exclusive de dos partidos para los Yankees en esta serie. Ellos se han ponchado al menos en 10 ocasiones en siete partidos consecutivos en postemporada, la mayor racha para un equipo en la historia de los playoffs.

El choque que más importa: De los 67 bateadores Yankees que han ido al plato en esta serie, 58 de ellos se han medido a Keuchel o a Justin Verlander. Ya que ninguno de los dos ases de los Astros verá acción en los siguientes dos partidos, los Yankees deben encontrar la manera de ver más al bullpen de Houston - y eso podría ser algo bueno.

Hinch no ha demostrado mucha fe en sus relevistas más allá del cerrador Ken Giles. Utilizó a Verlander como un puente de ocho outs hacia Giles en el Juego 4 de la Serie Divisional, pidiéndole a Giles que hiciera 37 pitcheos en un salvamento de cinco outs en el Juego 1 de la SCLA y tuvo un juego completo de 124 lanzamientos de parte de Verlander en el Juego 2. Pero eventualmente - y probablemente tan pronto como en el Juego 3 - los Astros van a tener que recurrir a Chris Devenski, Will Harris y Luke Gregerson. Si Morton es sacado temprano, Joe Musgrove y Brad Peacock o Lance McCullers serán llamados a la acción. Y entonces las cosas podrían ponerse interesantes.

"Ellos han lanzado un par de veces, y han habido situaciones donde ellos se pudieron haber usado", dijo Hinch. "Pero el tipo de aperturas que tuvimos, es bastante obvio que fue algo sorpresivo el no tener que recurrir al bullpen".

La predicción: Contrario a la Serie Divisional, cuando los Astros aplastaron a los Medias Rojas 16-4 en los primeros dos partidos, los Yankees probaron que pertenecen al mismo terreno al jugar un par de partidos por el mismo margen, 2-1, en Houston. Es solo cuestión de tiempo antes que los toleteros de los Astros - que conforman la mejor ofensiva en el béisbol - exploten, y quizás eso podría ocurrir tan pronto como el lunes en la noche. Pero los Yankees también podríán explotar. El volver a su estadio y medirse a un lanzador que no es Keuchel o Verlander ayudará a sus jóvenes bateadores a llevar la victoria a su equipo con marcador de 6-5 para cerrar un poco la serie.

^ Al Inicio ^