Jorge Morejón | ESPN Digital 38d

Yankees vs. Astros: ¿Nueva York dictará sentencia esta noche?

El veterano Justin Verlander buscará en el Minute Maid Park extenderle la vida a unos Houston Astros sin mañana, cuando se mida al joven dominicano Luis Severino en una repetición del duelo del juego dos de la serie de campeonato de la Liga Americana.

Luego de ser silenciados por completo durante los tres partidos en el Yankee Stadium, los Astros esperan que su suerte cambie en casa, donde no han perdido ni un solo encuentro en lo que va de postemporada.

Verlander lanzó las nueve entradas el sábado pasado, para apuntarse un gran triunfo 2-1.

El derecho realizó 124 lanzamientos en aquella ocasión y todavía se mantiene invicto desde que pasó de los Detroit Tigers a Houston el 31 de agosto.

Entre el último mes de la temporada regular y los playoffs, Verlander tiene récord de 8-0, incluido un triunfo como relevista ante los Medias Rojas de Boston en la serie divisional.

Desde su llegada a la Ciudad Espacial ha permitido ocho carreras limpias en 51.2 entradas, para una efectividad de 1.37, con 59 ponches y diez bases por bolas.

De su brazo cuelgan las esperanzas de su equipo. En postemporadas tiene balance de 10-5 y promedio de limpias de 3.18.

En juegos en que su equipo enfrentaba la eliminación tiene tres victorias y una derrota, y en cuatro aperturas ante los Yankees en playoffs suma tres triunfos sin revés, con dos juegos completos.

Houston necesita que su abridor camine lo más lejos posible en el encuentro para evitar echar mano a un cuerpo de relevistas que se ha portado ineficaz ante los 'Baby Bombers' del Bronx.

Y sobre todo, requiere del despertar de sus bates, dormidos a lo largo de toda la serie, incluso en los partidos que ganaron.
El equipo que más carreras anotó y más hits bateó en la campaña regular ha fabricado apenas nueve anotaciones en sus últimos cinco choques, con 22 imparables y solo uno de ellos más allá de las cercas.


El venezolano José Altuve ha fallado en sus últimos diez turnos y el puertorriqueño Carlos Correa y el cubano Yuli Gurriel se fueron ambos de 12-2 en los tres juegos en Nueva York.

A poco o nada se puede aspirar cuando se anotan como promedio 1.8 carreras por juego y sus tres principales artilleron batean colectivamente para .118.

Del otro lado están unos chiquillos hambrientos por quienes muy pocos apostaban en abril, no ya para estar a un paso de la Serie Mundial, sino incluso para llegar siquiera a la postemporada.

Los Yankees tienen de vuelta a Aaron Judge y Gary Sánchez, luego de que entre ambos se fueran de 14-1, con ocho abanicados, en los dos primeros juegos de la serie.

En La Catedral del Béisbol despertaron y se combinaron para sonar siete cohetes en 20 veces, tres cuadrangulares y 11 carreras remolcadas.

Nueva York ha anotado 21 carreras y conectado 35 hits, cinco de ellos más allá de los límites del terreno y dos a la cuenta de 'El Juez'.

Más que suficiente para un cuerpo de serpentineros que se ha comportado a una altura extraordinaria, tanto sus abridores, como su poderoso bullpen.

Severino trabajó cuatro episodios en su duelo anterior ante Verlander y permitió una limpia y dos hits antes de salir por una molestia después de recibir un pelotazo salido del bate de Yuli Gurriel.

La cosa no parece ser grave y el jovencito dominicano aseguró estar listo para llevar a los Yankees a su primera Serie Mundial desde el 2009.

^ Al Inicio ^