<
>

'Súper Velander' fuerza 7º juego entre Astros y Yankees

play
Bates de Astros despertaron y apoyaron otra gran salida de Verlander (2:38)

La ofensiva de Houston anotó siete carreras y el estelar abridor lanzó pelota de siete entradas sin carreras para forzar el séptimo y definitivo encuentro ante los Yankees. (2:38)

HOUSTON -- Justin Verlander volvió a ponerse la capa de héroe y reapareció la ofensiva del dúo dinámico que forman el 2B venezolano José Altuve y el SS puertorriqueño Carlos Correa para que los Astros de Houston extendieran la Serie de Campeonato de la Liga Americana a un séptimo y decisivo partido por primera vez desde el 2008.

''Súper Verlander'' lanzó siete entradas en blanco para convertirse en el primer lanzador del equipo con cuatro victorias en una postemporada y Altuve y Correa batearon de 8-4 con tres impulsadas y dos anotadas en el triunfo de Houston 7-1 sobre los Yankees de Nueva York, el viernes, ante 43,179 personas en el Minute Maid Park.

Verlander, quien lanzó juego completo de una carrera, 13 ponches y 124 lanzamientos en el segundo juego, el pasado sábado, tiene foja de 2-0, 0.56 y 21 ponches en 16.0 entradas en la serie y 4-1, 1.21 y 41 ponches en cinco salidas de partidos de eliminación en postemporada.

''Él ha sido todo lo que pudimos haber esperado y un poco más'', dijo el manager AJ Hinch luego del partido. ''Este muchacho se prepara. Se eleva con el momento y es increíblemente enfocado y centrado durante sus juegos y, esta noche, usó todo lo que le quedaba en el tanque'', agregó Hinch.

''No me preparo diferente para un juego u otro. La mejor forma de explicar cómo enfrento estos partidos es que varias veces durante el juego olvido como está el marcador, en que entrada vamos y que pasa en los alrededores'', dijo Verlander, el primer lanzador con tres salidas seguidas en blanco en partidos de eliminación de la postemporada y el quinto más ganador de la historia con 11 victorias, empatado con Greg Maddux y Curt Schilling.

''Mi única atención está en ejecutar mis lanzamientos cuando quiero hacerlo. Fuera de eso, no hay ninguna preparación especial'', dijo Verlander.

Desde que fue adquirido por los Astros desde los Tigres de Detroit el 31 de agosto, Verlander tiene foja de 9-0, efectividad de 1.23, 67 ponches y 11 bases por bolas, por mucho la mejor actuación de cualquier lanzador en Grandes Ligas en ese tramo.

''Verlander ha sido más que un lanzador desde que llegó aquí. Es como un súper héroe que siempre puede esperar a que te rescate'', dijo Correa, quien bateó de 4-2 con un doble y una carrera anotada y subió su promedio a .304 en la serie.

''Desde que Verlander llegó a este equipo ha sido increíble para nosotros. Sube a la loma siempre nos da la oportunidad de ganar. No ha perdido un solo juego desde que llegó aquí porque es un gran competidor y se prepara muy bien para cada salida y estamos contentos de tenerlo de nuestro lado'', dijo el veterano bateador designado puertorriqueño Carlos Beltran.

LOS PITCHERS ABRIDORES

En las primeras cuatro entradas, Severino superó a Verlander, aunque ambos estuvieron muy por encima de los bateadores. El dominicano ponchó dos, permitió un hit y regaló un boleto (al cubano Yuli Gurriel con una recta a 100 millas por hora en la frontera de la esquina de afuera del plato). El norteamericano cedió tres sencillos aislado, ponchó a cuatro y no caminó a nadie.

Pero en el quinto, los Astros aprovecharon el descontrol de Severino, quien en más de una ocasión mostró su disgusto por la zona del árbitro principal Jim Reynolds, con quien nunca había lanzado.

Alex Bregman caminó con cinco lanzamientos y avanzó a segunda base por rodado del venezolano Marwin González. Severino transfirió a Evan Gattis con cuatro lanzamientos, Brian McCann bateó doble para impulsar la primera carrera y George Springer caminó con cuatro pitcheos, antes de que el venezolano Altuve pegara sencillo que remolcó dos vueltas.

Hasta ese batazo al primer lanzamiento de Severino, Altuve había fallado 12 turnos consecutivos, empatando su peor racha de la temporada. El líder de bateo de la Liga Americana en la campaña regular, batea .625 cuando hace swing al primer lanzamiento en la postemporada.

''Tan pronto como el juego arrancó, me olvidé de lo que había pasado en Nueva York y me enfoqué en ayudar al equipo de hoy en adelante'', dijo Altuve, quien se fue de 4-2 con su cuarto jonrón de la postemporada y remolcó tres carreras.

''Perdió el comando. Hasta ese momento había lanzado muy bien, pero perdió el control por un momento. A veces eso pasa y ellos sacaron ventaja inmediatamente de eso'', dijo Joe Girardi, el manager de los Yankees, sobre Severino.

Verlander se mantuvo intransitable por tres episodios más, lanzando siete ceros y extendiendo a 24 su cadena entradas sin permitir carreras en encuentros de eliminación. En sus dos salidas de la serie: 16 IL, 10 H, 1 CL, 2 BB, 21 K y 223 lanzamientos.

Inmediatamente salió Verlander, Aaron Judge bateó enorme cuadrangular solitario contra el derecho Brad Peacock, quien se repuso para terminar la entrada sin mayores consecuencias y dejó la novena para el cerrador Ken Giles, pese a que su equipo había hecho un rally de cuatro vueltas en el cierre del octavo contra el derecho David Robertson y ganaba por seis carreras.

LA JUGADA DE SPRINGER

Los Yankees atacaron a Verlander en la apertura de la séptima entrada, pero una brillante jugada del jardinero central George Springer en un fuerte batazo de Todd Frazier ayudó al derecho a escapar sin daños.

Antes de comenzar la temporada, los Astros invirtieron $18 millones de dólares en renovaciones al Minute Maid Park, que incluyeron el retiro de la singular montaña que tenía el parque en el jardín central y que era un dolor de cabeza para los defensores del área. Con la configuración anterior del parque, la jugada habría sido más difícil de realizar.

De acuerdo a Stacast, la bola bateada por Frazier tenía un 81% de probabilidades de ser hit debido a la velocidad de salida (103 millas por hora) y el ángulo de lanzamiento (29 grados). Siete de cada 10 bolas bateadas así abandonan el parque.

''Cuando esa bola salió me dije, santo cielo va a salir'', dijo Hinch. ''Esa es la parte más alejada del parque, pero he visto mucho la bola salir, incluso con bateadores que han hecho contacto con una mano o con el swing descolgado. Todo lo que pensé fue que iba a salir'', agregó.

''Cuando vi a Springer estaba detrás de la bola. Usualmente, los jardineros son la primera referencia para saber si la bola está adentro o afuera. Cuando saltó y la atrapó, fue un gran alivio'', dijo el manager de los Astros.

EL SÉPTIMO JUEGO #108

Con su primera victoria en un partido de eliminación en casa, Houston mandó la Serie de Campeonato de la Liga Americana a un séptimo encuentro por primera vez desde que los Rays de Tampa Bay eliminaron a los Medias Rojas de Boston para avanzar a su única Serie Mundial en el 2008.

El derecho Charlie Morton (6 hits y 7 carreras en 3.2 entradas en su salida anterior) enfrentará al veterano zurdo CC Sabathia (3 hits, sin carreras, en seis entradas en el juego #3).

Mientras Houston está en su primera final de liga desde que pasó de la Liga Nacional a la Liga Americana en el 2012, los Yankees jugaron su último séptimo juego en el 2004, cuando desperdiciaron una ventaja 3-0 para perder cuatro choques al hilo contra Boston.

En la Serie de Campeonato del 2017 los equipos locales tienen foja de 6-0. En todas las rondas que han jugado los Yankees este año, los equipos locales tienen 11-1, siendo la única victoria de un visitante la que consiguió Nueva York contra los Indios de Cleveland en el quinto y decisivo cotejo de las Series Divisionales.

En la historia de postemporada de Grandes Ligas, los equipos visitantes tienen marca de 54-53 en séptimos y decisivos.

''Nos sentimos muy bien jugando en casa y fue fantástico ver al equipo jugar un juego tan bueno. Jugar en casa es una ventaja, tienes a los fans apoyándote, lo mismo pasó en Nueva York. La energía de los fans es contagiosa. Fue algo muy divertido para nosotros. Influye mucho cuando juegas en casa porque te relajas y te sientes más cómodo'', dijo Beltrán, el más experimentado de los jugadores de ambos equipos.

''Hay algo especial en casa, no voy a mentir. La gente gritando, apoyándote, el ambiente, todo. Es diferente'', dijo Altuve.

''Mañana vamos a dar el extra porque es en juego 7. Ha sido una serie hermosa y estoy feliz de la forma en que estamos jugando y porque estamos donde queríamos estar para un juego 7, en nuestra casa'', agregó.

Girardi piensa que con Sabathia en el box. Nueva York tiene una gran oportunidad de mejorar su marca de 4-0 en partidos de eliminación esta postemporada.

''Aún tenemos una oportunidad de conseguir lo que estamos buscando. Debemos olvidar lo que pasó esta noche, movernos y estar listo para mañana'', dijo el capataz del equipo más ganador de la historia de Grandes Ligas.