Andrew Marchand | ESPN.com 28d

CC Sabathia vive para los grandes momentos

HOUSTON - Hubo muchas ocasiones en las que parecía que CC Sabathia nunca tendría otra oportunidad más en un partido de postemporada, mucho menos en un Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

En dos ocasiones su rodilla derecha cedió y parecía que su carrera podría haber terminado. Más recientemente, este agosto, su rodilla le molestó una vez más, haciendo parecer otra vez que todo había terminado.


Además, hace dos años que Sabathia, quien vive para grandes partidos como jugador y fanático de los deportes, se perdió el encuentro de comodines de los Yankees porque era hora de que lidiara con la dependencia del alcohol. Junto a las lesiones y los problemas personales, hubo muchas malas aperturas durante los últimos cinco años.

Pero ahora está aquí. Después de revivir su carrera, y con unos 'Baby Bombers' que quizás están comenzando la próxima dinastía de los Yankees, es el viejo al que se le pide que los lleve a la Serie Mundial. Los Yankees no querrían a nadie más que a Sabathia en el montículo para mirar de frente a los Astros y sus fanáticos en el Minute Maid Park el sábado por la noche.

"Ese es nuestro hombre", dijo el novato Aaron Judge. "Cada vez que necesitamos a alguien en una situación difícil, CC ha sido nuestro hombre".

La alineación de los Astros podría haberse despertado en el Juego 6, pero Sabathia no se dejará intimidar. Ha comenzado dos juegos de eliminación en su carrera, y su equipo ganó los dos.

En 2012 lanzó un juego completo, cediendo solo una carrera para vencer a los Orioles de Baltimore en el Juego 5 de la Serie de División de la Liga Americana (SDLA). Y fue él quien estuvo en el montículo el miércoles pasado para marcar el tono en Cleveland en el Juego 5 de la SDLA, aguantando en el box más tiempo que el as de los Indios de Cleveland, Corey Kluber. Lanzó 4 1/3 de entradas, permitiendo dos carreras y ponchando a nueve.

En su siguiente apertura -Juego 3 contra los Astros - Sabathia volvió a cumplir, con seis entradas en blanco, ayudando a recortar el déficit de los Yankees en la serie, 1-2.

"Estuvo tan afilado como no lo había visto en mucho tiempo", dijo el analista de YES Network David Cone, que sabe una o dos cosas sobre los grandes juegos. "No dejó nada sobre el plato. Tenía controlada la esquina interior con un cutter sorprendentemente rápido de cuatro costuras, en ocasiones a 92, 93 mph. Creo que hay una percepción errónea de CC. Mucha gente piensa que es un jugador blando. No, todavía tira 92 (mph). Todavía tiene velocidad promedio con un poco de corte. Para mí, eso está por encima de la media".

A veces juega como un as, especialmente después de las derrotas de los Yankees. Tiene marca de 10-0 con 1.69 de efectividad tras las derrotas este año.

La última vez que los Yankees ganaron una Serie Mundial fue con Sabathia pitcheando en el partido que dio el título en 2009. Lanzó con tres días de descanso, mientras que Alex Rodriguez bateó jonrones ganadores. A partir de ahí, ha sido un largo camino con altibajos.

Hubo momentos en que ni siquiera parecía estar en la rotación y mucho menos ser el tipo que los Yankees querían en la lomita, mientras trataban de ganar un quinto juego de eliminación en octubre.

Para Sabathia, de 37 años y agente libre después de esta temporada, es especial porque después de crear esos recuerdos de 2009, los Yankees no han regresado a la Serie Mundial.

"Ha sido un camino difícil, no haber estado en los playoffs por un largo tiempo y revisar mis cosas personales", dijo Sabathia. "Se sentirá bien salir y tener la oportunidad de tratar y lanzar a este equipo a la Serie Mundial".

Sabathia no podrá hacerlo solo y no se le pedirá que lo haga. Con Justin Verlander fuera del camino después de su actuación magistral en el Juego 6 y Dallas Keuchel, a lo sumo, limitado a la función de relevista, los Yankees se enfrentarán a Charlie Morton, a quien derrotaron en el Juego 3.

Pero eso fue en el Yankee Stadium, donde sus bates han estado mucho más cómodos. En casa, los Yankees tienen marca de 6-0, promediando casi seis carreras por juego; en la carretera perdieron cinco de seis, anotando menos de tres carreras por juego.

Judge y Gary Sánchez han sido bateadores diferentes lejos del Bronx. Aunque Judge bateó un jonrón gigantesco para los Yankees en su derrota 7-1 en el Juego 6 el viernes, esa fue la única vez que ha jonroneado fuera del Bronx en esta serie y ha bateado de 11-2. Mientras tanto, Sánchez ha estado peor en Houston, solo de 11-1.

Además de eso, tuvo el peor turno al bate del Juego 6, cuando con dos hombres en la base y Verlander mostrando signos de ser humano en el sexto, tuvo conteo de 3-0. El manager de los Yankees, Joe Girardi, le dio luz verde a Sánchez, y lo trató como si fuera una señal de confianza. Pero Sánchez no paso de conectar un roletazo al campocorto para finalizar la entrada.
Los Yankees han demostrado la capacidad de recuperarse. Pero nadie más que Sabathia, tanto dentro como fuera del campo. Hubo un tiempo en el que era difícil imaginar que los Yankees querrían que él tuviera la pelota con su temporada en la línea. Eso es lo que tienen el sábado por la noche. No lo querrían de otra manera.

"Tiene la capacidad de desacelerar el juego", dijo el veterano compañero de los Yankees, Brett Gardner. "Tiene la capacidad de tomar las cosas en forma lenta y tomar las cosas un lanzamiento a la vez. Ha lanzado en bastantes juegos grandes en su carrera y, he dicho antes, no hay nadie que prefiramos tener en el montículo que a él".

Sabathia no estará solo, ya que los Yankees tendrán un bullpen completo, excepto Chad Green. No se le pedirá a Sabathia que finalice el Juego 7, pero deberá establecer el tono desde el principio.

Mirando hacia atrás, es algo difícil de creer que él esté aquí. Pero su manager y sus compañeros de equipo no lo querrían de otra manera.

^ Al Inicio ^