Rigo Cervantez | ESPN Digital 33d

Rick Honeycutt, el arquitecto del bullpen de Dodgers

El instructor de lanzadores de los Dodgers, Rick Honeycutt, no se atribuye el mérito completo, por la buena labor que viene realizando en la postemporada, el cuerpo de lanzadores y muy particularmente, los relevistas del equipo que comanda Dave Roberts, que suman 23 episodios seguidos de labor sin permitir anotación alguna, en el actual playoff.

Honeycut trata de mantener un perfil bajo, pero algo ha tenido qué ver en una labor de los apagafuegos de la novena de Chávez Ravine, una de las mejores durante la temporada regular, en todo el béisbol y un elemento determinante, en la buena marcha que tienen los Dodgers en lo que va de la postemporada.

Como muestra, se puede señalar el hecho de que el relevo de los actuales campeones de la Liga Nacional, permitió su última carrera a la oposición, durante el segundo duelo de la Serie Divisional frente a los Diamondbacks de Arizona.

Fue aquel vuelacercas que Brandon Morrow concedió, bueno para tres anotaciones, en el séptimo episodio, durante la Serie Divisional.

Porque, en la disputa del pendón de la Liga Nacional, frente a los Cachorros de Chicago, en 17 episodios completos, no lograron anotar ni una sola vez y en cambio se comieron 22 ponches.

Y en lo que va de la postemporada, el relevo azul, en 28.2 entradas de trabajo, lucen una efectividad de 0.94 y la oposición les batea para un miserable promedio de .125, además de que, con corredores en base, los bates rivales tienen promedio de 0.160.

"Los outs cuentan lo mismo", dijo Honeycutt, entrevistado este domingo, por ESPN Digital, en Dodger Stadium.

"Los lanzadores abridores necesitan realizar una buena labor, para pasarle la batuta a los relevistas", agregó el instructor, quien explicó en detalle, algunos de los secretos del buen momento que vive el bullpen de los Dodgers, encabezado por el taponero Kenley Jansen y al que también se ha sumado el japonés Kenta Maeda.

"La función del bullpen resulta más afectiva cuando se logra dosificar el trabajo y los relevistas que se utilizan han tenido el descanso apropiado. En esta postemporada, nuestro bullpen no solo se ha mostrado dominador, sino que, al mismo tiempo, no ha tenido grandes cargas de trabajo", señala Honeycutt.

"Los últimos siete outs de cada juego siempre han sido difíciles de lograr, sin importar de que equipo se trate, particularmente, durante la postemporada", destaca el instructor.

Pero, algo ha tenido qué hacer usted, para lograr estos resultados, que saltan a la vista. ¿Es así?

"Lo que sucede, es que ellos, simplemente, han realizado una labor grandiosa. Cada uno de ellos ha entrado al juego para atacar la zona de strike en forma muy agresiva".

"Y lo mejor de todo, es que, en la mayoría de los casos, han apoyado su buena labor en la capacidad para ponerse en ventaja en el conteo. Y lo están logrando con base en su repertorio, en lo que ellos mejor dominan, sin tener que recurrir a otro tipo de lanzamientos".

"La agresividad, salir a atacar la zona de strike, es la base de un buen bullpen y cuando se logra un conteo favorable, dejas al bateador completamente a la defensiva, porque se encuentran abajo en la cuenta. Y en ese sentido, nuestros relevistas han sido muy buenos atacando la zona de strike, han sido eficientes, con la clase de lanzamientos que han realizado", detalló Rick Honeycutt.

Mientras tanto, el instructor de los serpentineros azules, recordó dónde se encontraba, hace 29 años, cuando la organización de Chávez Ravine lograba ganar su última Serie Mundial.

"Yo me encontraba en el bullpen, con los Oakland Athetics. Me tocó lanzar en tres juegos, en esa Serie Mundial".

Entonces, ¿pudiste ver, en primera fila, la celebración de los Dodgers?

"Así fue, lamentablemente", reconoció un Honeycutt, sonriente, a pesar de todo, pero seguro de que en esta oportunidad, pudiera estar junto a un equipo de relevistas que lleguen a celebrar la conquista del Clásico de Otoño.

^ Al Inicio ^