Jorge Morejón | ESPN Digital 48d

Wood en busca de un imposible: vencer a los Astros en Houston

Ni Chris Sale y Drew Pomeranz, de los Medias Rojas de Boston, ni Masahiro Tanaka, CC Sanathia y Luis Severino, de los Yankees de Nueva York, y ni Yu Darvish, de Dodgers de Los Ángeles, pudieron derrotar a los Astros de Houston en el Minute Maid Park desde que empezaron los playoffs.


Ahora el zurdo Alex Wood tratará de conseguir hoy, en el cuarto juego de la Serie Mundial, algo que le ha sido imposible a esos seis abridores a lo largo de esta postemporada.

Wood (16-3, 2.72 en la temporada regular) es el único de la rotación de los Dodgers que no ha ganado aún ni un juego en octubre, pues en su única salida cayó ante los Cachorros de Chicago en el cuarto juego de la serie de campeonato de la Liga Nacional.

Teóricamente, su brazo está fresco, pues en todo el mes de octubre apenas tiene 4.2 entradas de trabajo, aunque tanta inactividad puede resultar un arma de doble filo.

Y ahora saldrá a la lomita con una presión adicional que su equipo no había tenido a lo largo de la postemporada: por primera vez los Dodgers están debajo en una serie y una derrota este sábado los dejaría casi en estado de coma y con respiración asistida.

La única vez en su carrera que el zurdo ha enfrentado a los Astros lo hizo en este parque y no pudo irle mejor: siete entradas en blanco, con tres hits permitidos, cuatro ponches y un pasaporte.

Pero eso fue en el 2014, cuando jugaba para los Bravos de Atlanta y sin la presión de las circunstancias actuales.

El zurdo todavía no ha conocido la victoria en cuatro juegos que ha lanzado en postemporadas y su efectividad es de 5.25, con cinco jonrones permitidos en 12 episodios.

Tendrá que sacudirse de ese pasado en este, el partido más importante de su vida, por lo que está en juego.

En la trinchera opuesta estará el derecho Charlie Morton, de actuaciones irregulares en la postemporada, pero que en su última salida mostró ese factor extra cuando más lo requirió su equipo, en el juego siete de la serie de campeonato de la Liga Americana ante los Yankees.

En dos aperturas en su carrera ante Los Angeles tiene récord de 0-1 y efectividad de 6.55, pero tiene balance ganador de 11-7 en el Minute Maid Park, con promedio de limpias de 4.19.

Ahora tiene en sus manos poner la Serie Mundial en un punto de mate que se le haría a los Dodgers muy difícil, casi imposible, remontar semejante desventaja.

Sobre todo, cuando el propio manager de Los Angeles comete tantos errores tácticos y estratégicos a diario que le abren demasiadas opciones a un equipo que no perdona como Houston.

^ Al Inicio ^