Carlos Nava | ESPN Digital 26d

Puig y Dodgers no temen a Verlander, miran con optimismo el Juego 6

HOUSTON - El clima en el clubhouse de Los Ángeles Dodgers podía cortase con cuchillo.

Pocos peloteros y los que estaban sentados frente a sus casilleros tenían la cara más larga que algunos de los cinco cuadrangulares que conectaron en el partido.

Los Dodgers sabían a la perfección que dejaron escapar una oportunidad enorme de acercarse a su primer título de las Grandes Ligas en 29 años.


Quizá meditaban en qué diferente pudo ser el Juego 6 para ellos, si no dilapidan tres ventajas importantes frente a los Astros de Houston antes de caer 13-12 en el quinto partido del Clásico de Otoño.

Y sobre todo, cuando saben que para sobrevivir el próximo martes enfrentarán al mejor lanzador de los Astros, par de días después de que el mejor de ellos falló para mantener una ventaja que llegó a ser de cuatro carreras antes de completarse el primer tercio del juego.

"No es nada duro para nosotros", dijo el jardinero cubano Yasiel Puig, en referencia a enfrentar partido de eliminación contra los Astros y su abridor Justin Verlander. "No tenemos nada que perder. Ya sabemos que estamos abajo y ese va a ser el mejor juego de la vida de nosotros"...

"Así que Verlander que se prepare bien para nosotros, que nosotros estamos muy bien preparados para ellos", añadió.
Puig aseguró que los Dodgers ganarán el martes en su estadio para obligar a un séptimo y definitivo partido, en el que tendrían la ventaja de localía.

"Todos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo en este momento", comentó Puig. "Todos tratamos de conectar la mejor pitcheada y golpear la pelota en la mejor posición para tratar de buscar el mejor jonrón o hacer la mejor jugada defensiva".

"Les aseguro que esto no va a finalizar el martes", agregó. "Habrá un Juego 7. Todos los aficionados de Los Ángeles han esperado por esto desde las prácticas primaverales y hemos trabajado mucho, con mucha preparación. Quiero agradecerle a los fans su apoyo y decirles que esto no se acaba antes del Juego 7".

Puig tuvo razón en que todos buscaban el mejor lanzamiento para golpear con el bate y la gran mayoría lo encontró en un partido de 25 carreras combinadas, siete cuadrangulares y 28 imparables.

Un juego en el que tuvieron ventaja desde 3-0 en la primera entrada a 4-0 en la cuarta; 7-4 en la quinta; 8 -7 en la séptima, y que empataron a 12 en la novena, antes de ir a los extra innings para perder.

"Nosotros ya no podemos pensar más en este juego", señaló el estelar relevista de los Dodgers Kenley Jansen. "Tenemos que olvidarnos y regresar a nuestra casa con la actitud más positiva que se tenga para tratar de ganar el Juego 6".

Jansen, nombrado el sábado el Relevista del Año en la Liga Nacional, de nueva cuenta recibió carrera y fue el pitcher derrotado en la décima entrada.

Por segundo día consecutivo permitió carrera; la gran diferencia es que el jonrón que le pegó Alex Bregman el sábado, comparado con el sencillo del domingo, es que el segundo fue para dejar a Jansen y los Dodgers tendidos en el terreno de juego, ya sin margen de derrota en la Serie Mundial.

El resto de los jugadores en el vestidor trataban de convencerse a si mismos y a los periodistas de que aún tienen con que responder y que siguen optimistas en que pueden igualar la serie para tener oportunidad de ganarla, a pesar de que el martes enfrentarán al as de los Astros.

"Eso no importa", dijo Jansen en referencia a enfrentar a Verlander. "Si para que nosotros ganemos la Serie Mundial tenemos que ganarle a Verlander, vamos a hacerlo. Ahora no importa, vamos a jugar el martes y tratar de ganar ese juego".

^ Al Inicio ^