Marly Rivera | ESPN Digital 21d

Los jugadores del cuadro de los Astros hablan el mismo idioma

¿Qué podrían tener en común un genial pelotero judío de Nuevo México, un fenómeno puertorriqueño de Santa Isabel, un miembro de la realeza del béisbol cubano y un prodigio venezolano?


Para empezar, hablan el mismo idioma.

Alex Bregman ha logrado desarrollar un vínculo inquebrantable con sus compañeros latinos en los Astros de Houston, en particular con sus colegas dentro del diamante, Carlos Correa, Yuli Gurriel y José Altuve, al cerrar la brecha de comunicación y aprender a hablar español.

"Hablo más español (con ellos), un poquito de inglés, pero más en español porque quiero aprender", dijo Bregman, en una frase bien construida con buen acento en español.

El talentoso tercera base comenzó a aprender el idioma cuando era niño. Lo estudió en la escuela y lo practicaba en su ciudad natal de Albuquerque, donde casi la mitad de la población es de ascendencia latina.

"De verdad que me impresiona cada día más", dijo el campocorto Correa. "Aprende cada día una palabra nueva y siempre está diciendo chistes en español".

Bregman comanda la esquina caliente en un cuadro que cuenta con algunas de las estrellas latinas más brillantes del béisbol, y su habilidad para comunicarse con ellos en su lengua materna ha sido clave para establecer sólidas relaciones dentro del terreno y fuera de él, según el coach de los Astros e intérprete Alex Cintrón.

"Hay muchos latinos en este equipo y estar en el grupo de los muchachos; poder hablar el idioma y entenderlo. Así que para él pues sería un privilegio poder entender y hablarlo y sentirse que está en el grupo".

El lanzador Lance McCullers Jr., quien tiene raíces cubanas y creció en la zona de Tampa, que cuenta con una gran población latina, admite que siente un poco de envidia.

"Definitivamente estoy celoso. Ha trabajado mucho para eso. No es algo que salió de la nada", explicó McCullers. "Probablemente que ha trabajado mucho más duro de lo que realmente he trabajado yo para poder hablar bien el idioma".

No todos sus compañeros de equipo están impresionados con sus habilidades para hablar el idioma. Al jardinero George Springer, cuya madre es puertorriqueña, le gusta burlarse del español de Bregman. Springer dice que entiende el idioma mejor que Bregman, aunque el antesalista lo habla mejor. Pero ...

"Él se cree que su español es bueno. Suena terrible cuando lo habla. Pero para su crédito, él sabe que es simplemente terrible", bromeó Springer, quien luego habló de su admiración por el arduo trabajo que Bregman ha hecho para aprender el idioma.

"Creo que vamos a tener que tener una competencia para ver quién habla mejor español. ¿Eso existe? Él sabe más palabras que yo. Lo entiendo, pero él sabe más palabras. No puedo poner una cosa con la otra. Hay demasiadas cosas confusas".

Bregman explica que la razón principal por la que ha decidido continuar aprendiendo el idioma es para tener un impacto en sus compañeros de equipo.

"Es muy importante para mí porque quiero ser un líder", dijo Bregman. "Es importante para mis amigos de Latin America (Latinoamérica). Ojalá que un día en el futuro (pueda ser como Carlos Correa)", quien es bilingüe.

El receptor puertorriqueño Juan Centeno dice que Bregman cuenta con una poderosa arma para relacionarse con sus compañeros de equipo, porque conoce de primera mano los desafíos que los jugadores latinos han enfrentado en los Estados Unidos durante mucho tiempo en su intento de comunicarse con sus compañeros.

"Nosotros los latinos venimos de otros países sin saber inglés y venimos aquí y tenemos que aprender el idioma", destacó Centeno. "Yo pienso que (lo que Bregman está haciendo) es muy importante para la relación del equipo, como en la comunicación en el terreno, fuera del terreno".

^ Al Inicio ^