Enrique Rojas | ESPN Digital 21d

Yuli Gurriel fuertemente abucheado en regreso a Los Angeles

LOS ANGELES -- El inicialista cubano Yuli Gurriel, de los Astros de Houston, fue silbado estruendosamente este martes por más de 50 mil fanáticos en Dodger Stadium durante el sexto juego de la Serie Mundial de Grandes Ligas, en la casa de los Dodgers de Los Angeles.


Gurriel fue abucheado por primera vez cuando fueron anunciadas las alineaciones titulares y luego durante todo el transcurso de todos sus turnos del partido. Los aficionados de los Dodgers celebraron con exagerada euforia cuando el inicialista antillano falló con foul a primera base en la primera entrada y luego con elevado al jardín derecho en el cuarto acto.

Gurriel pegó uno de los seis imparables de los Astros en la victoria de los Dodgers 3-1, que empató la Serie Mundial y forzó un séptimo y decisivo juego en la Serie Mundial. El jugador no estuvo disponible para la prensa luego del encuentro.

El sábado, el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, suspendió a Gurriel por cinco partidos por sus gestos inapropiados contra el lanzador japonés de los Dodgers, Yu Darvish, durante el tercer juego del clásico de otoño, la noche anterior en el Minute Maid Park.

Después de batear un jonrón contra Darvish, la televisión mostró a Gurriel halando sus párpados para darle a sus ojos la apariencia general de los asiáticos. El cubano dijo que no tenía intención de burlarse del lanzador de los Dodgers, pero Darvish dijo que el gesto fue irrespetuoso, aunque no lo consideraba algo importante.

Manfred dijo que la suspensión de Gurriel no será apelada por la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas y que será efectiva para la temporada regular del 2018. El jugador no cobrará durante la suspensión, asistirá a clases de sensibilidad y los Astros donarán el salario retenido a Gurriel a una causa benéfica.

"Todos a unanimidad, mi, mi oficina, ambos equipos y la Asociación de Peloteros, estamos de acuerdo en que no hay espacio para el tipo de comportamiento que tuvimos anoche. No hay ninguna excusa que haga aceptable ese tipo de comportamiento", dijo Manfred.

"Para crédito del señor Gurriel, rápidamente aceptó que su comportamiento fue inaceptable y expresó arrepentimiento. Sobre Yu, él manejó la dificultad de una manera ejemplar", agregó el máximo directivo de las ligas mayores.

Gurriel, quien tiene 20 hits en la actual postemporada, una nueva marca para peloteros cubanos, dijo estar arrepentido de su acto y pidió disculpas públicamente.

"Durante el juego de anoche, hice un gesto ofensivo que es indefendible. Sinceramente, me disculpo con todos los que ofendí con mis acciones. Me arrepiento profundamente", dijo Gurriel en un comunicado enviado por su equipo.

"Quiero disculparme especialmente con Yu Darvish, un lanzador que admiro y respeto. También con la organización de los Dodgers, los Astros, la oficina de Grandes Ligas y todos los aficionados alrededor del mundo", agregó Gurriel, quien bateó .299 con 19 jonrones, 43 dobles, 75 carreras impulsadas y 69 anotadas en su primera temporada completa con los Astros.

Aparentemente, los aficionados de los Dodgers no leyeron (o prefirieron no creer) en las disculpas del cubano.

^ Al Inicio ^