Enrique Rojas | ESPN Digital 22d

Houston dejó escapar oportunidad dorada en 6º juego de SM

LOS ÁNGELES -- Pese a tener a uno de los mejores lanzadores de la historia de postemporada en una buena noche, los Astros de Houston no pudieron conseguir el resultado que buscaban, colocándose en la difícil posición de tener que ganar un séptimo y decisivo encuentro en Los Ángeles para conquistar su ansiado primer título de Grandes Ligas.

Los Dodgers de Los Ángeles derrotaron 3-1 a Houston ante 54,128 aficionados en el sexto compromiso de la Serie Mundial, el martes en el Dodger Stadium, para empatar 3-3 el playoff y forzar el 39no. séptimo juego de la historia del clásico de otoño.

Cinco lanzadores de los Dodgers se combinaron para dejar a los Astros en seis hits y quitar el invicto que tenía el fenomenal derecho Justin Verlander desde que llegó a Houston desde los Tigres de Detroit el 31 de agosto. El derecho, que tenía 9-0 en 10 salidas (incluyendo serie regular y playoffs) con los Astros, lanzó seis entradas de tres hits, dos carreras, nueve ponches y ningún boleto, pero no recibió el apoyo de sus compañeros.

Para el séptimo juego, el japonés Yu Darvish enfrentará a Lance McCullers Jr y todos los lanzadores de ambos conjuntos, exceptuando a los abridores del martes, estarán disponibles. Tanto Darvish (6 hits y 4 carreras en 1.2 entradas en el juego #3) como McCullers (4 hits y 3 carreras en 5.1 IL en el juego #3) no tuvieron buenos desempeños en sus salidas anteriores.

Para los Astros será el tercer juego decisivo en una serie al mejor de siete de su historia y el segundo de la actual postemporada. Los texanos derrotaron en dos encuentros consecutivos a los Yankees de Nueva York en la Serie de Campeonato de la Liga Americana para alcanzar la segunda Serie Mundial de su historia de 55 años. Cayeron ante los Cardenales de San Luis en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional del 2004.

Los Dodgers, que ostentan seis títulos, pero ninguno desde 1988, ganaron la mitad de sus anteriores séptimos y decisivos encuentros. El equipo visitante ha ganado 20 de 38 juegos de vida o muerte de la Serie Mundial, pero el local ha salido airoso en 9 de los últimos 11.

''Los pitchers ejecutaron, hicieron su trabajo, sus lanzadores hicieron un gran trabajo y sus bateadores pusieron buenos turnos'', dijo el veterano puertorriqueño Carlos Beltrán, quien falló en un turno como emergente y ahora va de 3-0 en la Serie Mundial y de 20-3 (.150) en la postemporada.

''Nosotros teníamos nuestro mejor hombre en la loma. Con Verlander los chances son increíbles, pero mañana será otro día'', dijo Beltrán. ''Cuando tienes un buen lanzador, quieres contribuir y poner varias carreras para ayudarlo a sentirse confiado, pero desafortunadamente cuando él lanza, no hemos bateado'', agregó.

Houston tomó el comando del encuentro en la tercera entrada, cuando el jardinero central George Springer bateó jonrón solitario por el jardín derecho contra el abridor de los Dodgers, el zurdo Rich Hill. Ese fue el cuarto cuadrangular de Springer (segundo bateador abridor con esa cantidad) y el 14to. de los Astros, empatando un récord de Serie Mundial de los Gigantes de San Francisco en el 2002.

Verlander, uno de los mejores lanzadores de todos los tiempos en partidos cruciales de postemporada, fue Verlander por las primeras cinco entradas. El derecho, que entró al juego con marca de 4-0 y efectividad de 2.05 esta postemporada, tenía cinco ceros (extendiendo a 29.0 IL su racha de ceros en juegos de eliminación) con un hit y ocho ponches y había retirado 11 Dodgers seguidos al inicio del sexto.

Austin Barnes pegó sencillo, el veterano Chase Utley recibió pelotazo bateando de emergente, Chris Taylor metió doble que impulsó el empate y Corey Seager metió un batazo enorme por el jardín derecho, que atrapó Josh Reddick, pero que impulsó la vuelta de la ventaja 2-1.

Verlander se repuso y con corredor en tercera base y un out, dominó a Justin Turner con elevado a primera base y ponchó a Cody Bellinger. De todos modos, Verlander, quien fue sustituido por un bateador emergente en la próxima entrada, tuvo otra gran salida y dejó su efectividad en 0.78 en potenciales encuentros de decidir una serie, solamente detrás del asombroso 0.69 de Scott McGregor.

''Pienso que estuvo muy bien, especialmente temprano en el juego'', dijo el manager AJ Hinch sobre el desempeño de su caballo monticular. ''El trae mucha agresividad y mucha energía al juego. Ellos pusieron algunos turnos buenos, pero pienso que hizo todo lo que esperábamos que hiciera'', agregó.

''Uno trata de hacer lo mejor, pero las cosas no siempre salen como uno quiere. Lo bueno es que aún estamos jugando y tenemos otra oportunidad'', dijo el torpedero puertorriqueño Carlos Correa.

En la séptima entrada, el jardinero Joc Pederson bateó cuadrangular por el jardín izquierdo contra el relevista Joe Musgrove para dar la segunda carrera de ventaja a Los Ángeles. Fue el tercer jonrón y quinto extrabases de Pederson en la Serie Mundial.

Después Hill fue relevado por el manager Dave Roberts con las bases llenas y dos outs en la quinta entrada, el bullpen de los Dodgers se encargó del resto, permitiendo dos aislados imparables en 4.1 entradas.

Lanzando en su sexto juego de la serie y por 13ra. vez en 14 partidos de su equipo esta postemporada, el derecho Brandon Morrow dominó a Alex Bregman para matar la amenaza del quinto inning, en lo que pudo ser el movimiento clave del encuentro. El zurdo Tony Watson sacó un out, el derecho japonés Kenta Maeda laboró un episodio y el estelar cerrador curazoleño Kenley Jansen se anotó un salvamento con dos entradas perfectas, incluyendo tres ponches.

En el juego 2, la semana pasada en este mismo escenario, los Dodgers también llegaron a la octava entrada ganando contra Verlander, pero los Astros lograron empatar el choque y ganar posteriormente en entradas extras. Houston tuvo 8-1 en casa, pero solamente ha ganado dos de ocho en la carretera, en la postemporada.

Ahora por segundo año consecutivo, la temporada se decidirá en un juego.

''Es algo increíble, así es el béisbol. No se puede poner un escenario de como sucederán las cosas. Ellos han jugado un excelente béisbol, nosotros también, será el día que todos han estado esperando'', dijo Beltrán.

''Si a nosotros nos hubieran dicho al principio de la temporada que estaríamos en un séptimo juego, habríamos dicho que es donde queremos estar. Haremos todo lo posible. Tenemos mucho talento, jugamos duro y mañana no será la excepción'', dijo el intermedista venezolano José Altuve.

''El juego siete de la Serie Mundial, el último juego de la temporada, y esa es una de las razones por la que saldremos a jugar duro'', dijo Altuve.

^ Al Inicio ^