Carlos Nava | ESPN Digital 21d

Los Dodgers se quedan cortos de la meta

LOS ÁNGELES – Las caras en el clubhouse delataban a los pocos Dodgers en el interior la frustración, tristeza, quizá hasta impotencia de ver cómo la temporada que dominaron de punta a punta se esfumaba.

Como si hubiera sido una pesadilla, Los Dodgers de Los Ángeles acababan de perder la Serie Mundial en el séptimo y definitivo partido, 5-1 ante los Astros de Houston.

Vieron cómo su abridor Yu Darvish ni siquiera estuvo competitivo y obligó a los Dodgers a remar contra corriente durante las nueve entradas del juego.

Los Dodgers saben que la derrota en el Clásico de Otoño, ya fuera en siete partidos o cuatro, los que sean, representan un fracaso casi tan grande como su costosa nómina, la más cara de todas las Grandes Ligas, 240 millones de dólares.

Peor aún, representan un año más de ayuno de campeonatos que ya se alarga desde 1988.

“Sí, fue muy difícil durante todo el partido estar abajo“, dijo el relevista Kenley Jansen. “Pero estuvimos ahí, competimos. Nunca pudimos pegar el hit grande para poder anotar carreras porque tuvimos nuestras oportunidades“.

Hansen tuvo razón. Los Dodgers desperdiciaron 10 corredores en las bases en un raquítico encuentro de seis imparables.

Pero el daño estaba hecho cuando Darvish permitió cinco carreras, cuatro limpias en entrada y dos tercios; sin ponche y dos bases por bolas. El japonés aceptó nueve carreras en tres entradas y un tercio combinadas de dos aperturas de Serie Mundial.

“Aprendí de mi anterior salida y traté de hacer ajustes“, dijo Darvish. “En la salida pasada, mis bolas rompientes, en especial el slider, no estuvieron finos. Traté de hacer los ajustes suficientes entre una apertura y la otra. Hoy pude lanzar strikes, pero nunca al nivel que quería, el que debe ser dominante“.

Los Dodgers ganaron 104 partidos, con un núcleo de seis jugadores All-Stars. Por si fuera poco se reforzaron en la fecha límite de canjes con Darvish, un lanzador que ha sido llamado a Juego de Estrellas también y candidato a trofeo Cy Young.

“Sé que lastimé al equipo“, mencionó Darvish. “Este dolor estará dentro de mi por buen tiempo. Sólo tengo que aprender de esto y partir de ahí.

Los Dodgers conquistaron el título de la División Oeste de la Liga Nacional por quinta ocasión consecutiva. Pero nunca escondieron que el campeonato de Serie Mundial en realidad era el único objetivo válido.

Pasaron casi caminando las primeras dos rondas de la postemporada sobre los Arizona Diamondbacks y los Chicago Cubs.

“Les dije a los muchachos que había muchas cosas por las que deberíamos sentirnos orgullosos“, dijo el manager de los Dodgers, Dave Roberts. “Ese que nos ganó es un gran club de pelota. Nosotros cumplimos con muchas cosas esta temporada y vimos a este grupo de muchachos unirse como hombres, como equipo, en realidad un grupo muy especial“.

Sin embargo, desde que empezó la postemporada comenzaron algunas decisiones criticables por parte del manager Dave Roberts, en especial con el manejo de sus lanzadores, abridores y de relevo.

Los Dodgers dejaron ir partidos importantes en la Serie Mundial. Los más dolorosos seguro que fueron el segundo y último en casa.

En el segundo de la serie ganaban hasta la última entrada, cuando los Astros parecían liquidados, hasta que empataron en el noveno capítulo y ganaron en el 11.

Este miércoles, en el último de la serie, frenaron a la ofensiva de los Astros, cuando salió Darvish. Pero ahí los bates angelinos ya nunca aparecieron en momentos oportunos.

“Fue muy sorpresivo todo hoy“, mencionó Roberts. “En realidad pensé que (Darvish) iba a lanzar la bola bien. Fue desafortunado. Después llegaron el resto de los muchachos e hicieron buen trabajo. Pero nos faltó conectar esos hits cuando se requerían“.

En el clubhouse, uno a uno de los peloteros cuando salían estaban conscientes de que será difícil buscar el título de nueva cuenta en el 2018. Tendrán buen equipo, pero siempre es el resultado de una ecuación que incluye nivel, lesiones, rivales, etcétera.

“Nunca sabes si volveras a estar tan cerca“, reconoció Clayton Kershaw, quien fue el segundo de cuatro relevistas. “Espero que podamos llegar a este punto otra vez. Pero definitivamente no fue fácil llegar aquí“.

Kershaw tuvo un buen relevo de cuatro entradas con sólo dos hits permitidos y sin carreras; cuatro ponches y dos pasaportes.

Antes de él, Brandon Morrow, quien relevó en todos los juegos de la Serie Mundial, lanzó un tercio de entrada para completar la segunda. El partido fue completado por Jansen y el abridor Alex Wood, sin problemas mayores.

Roberts completó así una Serie Mundial de 32 cambios de pitcher, para implantar marca.

“Sólo tenemos ahora que reagruparnos y estar listos para la próxima temporada“, dijo Roberts. “Para llegar aquí tenemos que jugar bien otra vez toda la temporada regular. Conozco a mis muchachos y sé que no habrá resaca. Simplemente, estarán más hambrientos aún. Fuimos más lejos que el año anterior“.

^ Al Inicio ^