<
>

Falta de bateo volvió a ser el Talón de Aquiles de Cuba en final

play
Panamá cumplió, la Serie del Caribe 2019 es historia (2:17)

Jorge Morejón y Enrique Rojas analizan lo que fue el evento que se organizó con muy poco tiempo y que brindó emociones en el Estadio Nacional Rod Carew. (2:17)

PANAMÁ -- La falta de ofensiva volvió a ser el Talón de Aquiles del equipo Los Leñadores de Las Tunas de Cuba y que incidió en la derrota que encajaron este domingo 3-1 ante Los Toros de Herrera de Panamá, en la final de la Serie del Caribe que se jugó en el Estadio Nacional Rod Carew.

El manager de los Leñadores, Pablo Civil, reconoció que en este partido ''la ofensiva no fue buena, el pitcheo sí hizo su trabajo''.

Sin embargo, a pesar de esta falencia de falta de bateo cuando se necesitaba, Civil resaltó que la participación de los Leñadores en esta serie ''fue una experiencia muy buena que me llevo acerca de que el béisbol que se jugó aquí fue un béisbol de detalle en el que hay que hacer las cosas bien en el momento que corresponde''.

''Hay que estar en el lugar que hay que estar, hay que hacer asistencias, hay que realizar el pitcheo que requiere la situación de juego, porque a nosotros nos lo hacían de esa manera'', añadió.

Apuntó que ''fue un torneo de calidad, vemos que es un béisbol muy importante este del Caribe, con peloteos de tremendo talento, y creo que sí, me llevo una buena experiencia, pero Cuba estuvo ahí, estuvo en el podio, el segundo lugar, un segundo lugar importante''.

''En este caso nadie pensó que los dos invitados de los seis equipos fueran a disputar la final, y aquí estamos, disputamos la final, una gran final, un gran partido quedó 3-1 y que Panamá prácticamente ganó en el primer episodio cuando le hicieron 2 carreras a Freddy Aziel'', destacó.

Añadió que es un buen segundo lugar, pese a que dijo no saben todavía si habrá algún premio en efectivo para los dos primeros lugares.

''Eso no lo sabemos todavía, pero tranquilo, lo más importante es el espectáculo'', remarcó.

Panamá se coronó este domingo campeón de la versión 61 de la Serie del Caribe, al derrotar 3 carreras por 1 a Cuba, rompiendo con esto una hegemonía cubana de tres títulos en las finales realizadas en este país anteriormente.