<
>

Falta de paciencia afecta ofensiva Bravos

Los hermanos Justin y B.J. Upton están entre los líderes en ponches en Grandes Ligas Getty Images

Desde el preciso momento en que los Bravos incorporaron a los hermanos Upton a una alineación que ya contaba con Dan Uggla, Jason Heyward y Freddie Freeman, ellos parecían ser un experimento científico generado para responder la siguiente pregunta: ¿Cuántos ponches puede generar una misma alineación mientras esta es exitosa a la misma vez?

Los Bravos acumularon 1,384 ponches en el 2013, la mayor cantidad de ellos en la Liga Nacional, mientras que al mismo tiempo ellos terminaron la temporada regular con la segunda mayor cantidad de victorias en la Liga Nacional con 96. Las distintas partes encajaban juntas.

Avancemos al 2014 y veremos como los bateadores de Atlanta siguen siendo sumamente propensos a ponchar; sus 297 ponches están igualados como la cuarta peor marca en ese rubro en todas las Grandes Ligas. Sin embargo, lo que ha cambiado drásticamente es que los bateadores de los Bravos han dejado de obtener los pases libres que suelen acompañar a los ponches.


Atlanta acumuló la segunda mayor cantidad de pases libres en la LN, 542, en el 2013, lo cual les permitió terminar cuartos en la liga en cantidad de carreras anotadas. Por otro lado, este año los Bravos se ubican duodécimos en pases libres y anteúltimos en carreras anotadas; el único club que ha anotado menos carreras son los Padres de San Diego.

Esto es algo inesperado, ya que la alineación en sí sigue siendo básicamente la misma. Brian McCann se fue del equipo como agente libre, lo que significó más turnos al bate para Evan Gattis, quien sin lugar a dudas es un bateador más agresivo que McCann. Sin embargo, McCann obtuvo apenas 39 pases libres en 402 turnos al bate la temporada pasada, así que no es como cuando los Rojos de Cincinnati vieron partir a Shin-Soo Choo. La paciencia colectiva del resto de los Bravos con el bate en sus manos ha decaído prácticamente para todos.

Los Bravos cuentan con apenas un jugador entre los primeros 45 en cantidad de lanzamientos vistos por turno al bate (con una cantidad mínima requerida de 25 turnos al bate), y algunos miembros clave de la alineación de Atlanta han visto una regresión en la cantidad de lanzamientos que ellos ven cuando van a batear.

Uno puede ponchar seguido y anotar un montón de carreras al mismo tiempo. Ningún equipo está ponchando más seguido hoy por hoy que los Medias Blancas de Chicago , quienes a la misma vez se ubican en segundo lugar en carreras anotadas. El año pasado los Medias Rojas de Boston terminaron octavos en las Grandes Ligas en ponches y aun así añotaron 57 carreras más que cualquier otro equipo rumbo al título en el 2013. La ofensiva de Oakland podría funcionar como un espejo de lo que la de los Bravos debería ser: Mucho poder, cantidad elevada de ponches y cantidad elevada de pases libres.

Cuando tu ponchas con frecuencia sin obtener pases libres ni viendo varios lanzamientos consistentemente para cansar a los abridores, entonces eso se convierte en un problema muy serio, y eso es lo que refleja la productividad de Atlanta hasta ahora.

Justin Havens de ESPN Stats and Info encontró esta joyita: Las oportunidades de hacer daño también han sido limitadas para los Bravos. Un 24,8 porciento de los turnos al bate del equipo esta temporada han alcanzado una cuenta de 2-0, 3-0 o 3-1. Ese porcentaje era del 28 por ciento la temporada pasada.

Una estadística más para tener en cuenta sobre la ofensiva de los Bravos, cortesía de Katie Sharp de ESPN Stats and Info: A medida que avanza la temporada, un 54,5 por cuento de las carreras de los Bravos esta temporada (54 de sus 99 carreras) han sido producto de cuadrangulares, el porcentaje más alto de las mayores. Los Gigantes se ubican segundos en esa lista con un 48,1 por ciento.