<
>

Lo que dejó la fecha FIFA

play
Brasil derrotó a Colombia (1:01)

Con un golazo de Neymar de tiro libre, el equipo dirigido por Dunga venció a la Selección Cafetera por 1-0, Cuadrado se fue expulsado. (1:01)

BUENOS AIRES -- Pasaron sólo 54 años de la final de la Copa del Mundo de Brasil 2014. Todavía está fresco en el recuerdo el título de Francia, la decepción de Brasil, la sorpresa de Costa Rica, el juego de Colombia y la entrega de Argentina. Sin embargo, las Selecciones ya volvieron a las canchas con la primera fecha FIFA rumbo a Rusia 2018. Es cierto, faltan casi cuatro años y en el medio habrá una Euro, dos Copas América, Eliminatorias y una Copa Confederaciones, pero todo tiene un objetivo: llegar en las mejores condiciones al estadio Luzhniki. Por eso, en este blog mundialista analizaremos la jornada de amistosos a nuestro estilo: con la mente en el próximo Mundial.

Aunque muchos equipos jugaron con los mismos futbolistas que fueron protagonistas en Brasil y no hubo tiempo de hacer grandes cambios, varias Selecciones ya comenzaron un nuevo ciclo y estos encuentros sirvieron para darle un punto de partida. Argentina, Italia, Holanda y Brasil mostraron nuevo cuerpo técnico e ideas novedosas, mientras que España, Alemania, Francia, Colombia, Inglaterra y Uruguay mantuvieron entrenador para intentar mantener el buen nivel o para tratar de dar vuelta la historia, según la situación de cada Seleccionado.

UNA MINI-REVANCHA
En la previa, el duelo entre el campeón y el subcampeón del mundo era, sin dudas, el partido más atractivo de la primera fecha FIFA post Brasil 2014. Y cumplió con las expectativas. Fue la celebración de Alemania ante su gente, el debut de Gerardo Martino en la Selección Argentina y el primer paso de los dos mejores equipos de la actualidad rumbo a Rusia 2018. En Düsseldorf se disputó un encuentro que dejó una buena cantidad de cuestiones para analizar, cuyo sorprendente resultado empañó un poco la fiesta de la cuarta estrella teutona.

Argentina goleó de la mano de un Angel Di María extraordinario, que jugó este amistoso como si se tratara de aquella final de la que no pudo formar parte por una lesión. Corrió, jugó, hizo jugar, dio asistencias y marcó un gol. Se presentó en este nuevo ciclo como uno de los líderes que tendrá la Albiceleste en el camino hacia el próximo Mundial. Además, Sergio Agüero se mostró recuperado tras un mal torneo en Brasil, Erik Lamela expuso sus credenciales no sólo para ser convocado sino para ser titular y Lucas Biglia confirmó su importancia. Con muy poco tiempo de trabajo, Martino pudo poner de manifiesto sus intenciones: salida limpia, transiciones cortas y velocidad arriba. El resultado le sirve a su Seleccionado para comenzar de gran manera el camino hacia una nueva final. La verdadera revancha.

Por el lado de los campeones mundiales, la derrota duele pero tampoco debe preocuparlos demasiado. Sin Bastian Schwainsteiger -la figura en el Maracaná-, Mesut Özil ni Sami Khedirta y con Mario Götze y Thomas Müller desde el banco de suplentes, Alemania sufrió mucho y no mostró el orden y la contundencia que la llevó a levantar la Copa del Mundo. El trabajo de Jürgen Klopp en los próximos años será mantener motivado a un plantel que ya llegó a la gloria e insertar a los jóvenes valores en el Seleccionado. Sin dudas, tiene capacidad para hacerlo y la Nationalmannschaft será favorita en Rusia.

COMO EN EL MUNDIAL
En Miami, Brasil y Colombia jugaron un partido muy similar al de los cuartos de final de la Copa del Mundo en Fortaleza. Luchado, duro, de ida y vuelta por momentos y muy intenso. Lejos estuvo de ser un simple amistoso el encuentro disputado en el estadio Sun Life. Fue una verdadera revancha del inolvidable duelo del Castelao, aunque lo que allí estaba en juego era mucho más trascendente. En el debut de Dunga, Brasil evidenció problemas similares a los del Mundial, aunque se mostró recuperado desde lo anímico y consiguió la primera victoria post 1-7. Por su parte, la Tricolor demostró que sigue firme entre los mejores del planeta y que puede competirle mano a mano a cualquiera.

La Selección Colombia jugó casi con los mismos titulares que brillaron en Brasil 2014. Sólo faltó Mario Yepes, quien anunció su retiro internacional, y se sumó Aldo Leao Ramírez, un jugador que será clave en este nuevo proceso mundialista. El jugador de Atlas de México le dio más juego y presencia física al mediocampo y formó una gran dupla con Carlos Sánchez. Además, Carlos Sánchez reemplazó a Mario y lo hizo con solidez. Pero el gran momento de la noche estadounidense fue la vuelta de Radamel Falcao García. El Tigre tiene como gran objetivo Rusia 2018 y ya dio el primer paso.

ITALIA QUIERE VOLVER A SER
La campaña de la Azzurra en Brasil fue mucho peor de lo esperado. El equipo venía de ser subcampeón de Europa y había hecho una buena Copa Confederaciones, por eso despedirse en primera fase por segunda Copa consecutiva fue un golpe muy duro. Cesare Prandelli, quien demostró buenas intenciones durante todo su ciclo, dejó su cargo y llegó Antonio Conte, un entrenador joven que intentará cambiar los aires en el plantel. Italia necesita volver a los primeros planos y para eso deberá formar un equipo sólido, confiable y seguro de sus virtudes y sus defectos, algo que desde hace tiempo no tiene. La victoria contra Holanda en el debut del nuevo DT es un buen primer paso.

Ciro Inmobile a los tres minutos y Daniele De Rossi siete minutos después marcaron los únicos goles de un partido que la Nazionale dominó de principio a fin. Fue contundente y luego supo manejar la ventaja. Jugaron futbolistas jóvenes que tienen Rusia 2018 en la mira, como Davide Astori, Marco Verratti, Marco Parolo, Manuel Pasqual, Mattia De Sciglio, Simone Zaza y Matteo Darmian y el conjunto italiano se vio mucho más fresco. Por el lado de Holanda, el debut de Guus Hiddink se vio condicionado por la expulsión tempranera de Bruno Martins Indi, aunque la Naranja no tuvo las mismas virtudes que la llevaron al tercer lugar en Brasil 2014. Sin dudas, el título en Rusia es la principal meta de todos los holandeses.

ESPAÑA NO LEVANTA
La gran decepción de Brasil 2014 fue el Seleccionado que llegaba como campeón reinante. La Roja ya no tenía la fortaleza de años anteriores, pero todavía era un equipo con aspiraciones, capaz de vencer a cualquiera. Pese a esto, fue una sombra en los primeros dos juegos y quedó eliminada en primera fase. Vicente del Bosque, entrenador campeón del mundo y de Europa, se mantuvo firme en su cargo y comenzó una renovación que en el amistoso frente a Francia se vio en los nombres pero no en el juego. Porque España fue, otra vez, un conjunto estéril, sin respuesta y sin contundencia.

Ya sin Xavi, deberá encontrar otra manera de organizarse, algo que llevará tiempo. Del Bosque utilizó a una buena cantidad de jugadores jóvenes con edad para estar en Rusia, como David de Gea, Mikel San José, Daniel Carvajal, Ander Iturraspe, Koke, Isco, Paco Alcacer y Raúl García. Pero deberá seguir trabajando para recuperar el funcionamiento. Por su parte, Francia acentuó la evolución que mostró en Brasil con algunos agregados como Morgan Schneiderlin y Remy Cabella y será uno de los Seleccionados que dará que hablar en estos cuatro años. Si continúa así, será candidato en Rusia.

EL PRIMER PASO DEL LOCAL
Rusia jugó su primer partido del ciclo que culminará en "su Mundial" y lo hizo con contundencia pero sin juego. Fabio Capello, quien tiene contrato hasta 2018, perdió mucho crédito tras la pobre actuación del Seleccionado ruso en Brasil y deberá trabajar mucho para recuperar la confianza popular. Una goleada 4-0 sobre Azerbaiyán es un buen punto de partida para un equipo sin nombres propios resonantes pero que tendrá expectativas altas en la Copa del Mundo. Alexander Kerzhakov marcó un doblete y Alexander Kerzhakov y Vladimir Granat completaron el marcador.

Capello mantuvo en el equipo a uno de los jugadores más criticados después del último Mundial. El arquero Igor Akinfeev, gran responsable de la decepción rusa, fue titular y todo indica que mantendrá ese lugar al menos por ahora. Además, le dio una oportunidad al jugador de moda en la Liga local, Dmitri Poloz, y volvió a incluir como titular a Denis Cheryshev, quien no estuvo en Brasil. Rusia deberá afrontar las Eliminatorias para la Euro como un buen ensayo para la Copa del Mundo, su gran objetivo.

TODO SIGUE IGUAL
Nada cambió en la Selección de Inglaterra tras un nuevo fracaso mundialista. Ya nadie espera demasiado de la Selección inglesa en los torneos grandes, pero su nombre aún genera respeto y la eliminación en primera fase está por debajo de las expectativas menos optimistas. El equipo inglés venció 1-0 a Noruega en un estadio de Wembley casi desierto gracias a un gol de penal de Wayne Rooney. No demostró nada para destacar, sólo el comienzo de una renovación que tendrá a nombres como Sterling, Sturridge o Wilshere entre los líderes. Además, jugaron Calum Chambers, John Stones y Jordan Henderson, jóvenes que pueden ser importantes en un futuro que de todos modos no se presenta muy brillante para los inventores del juego.