<
>

La nueva alineación de los Padres es propensa a problemas

Getty Images

El mundo completo del béisbol está hablando sobre los Padres de San Diego hoy, en el medio del invierno, probablemente por primera vez desde que Roberto Alomar y Joe Carter fueron cambiados por Fred McGriff y Tony Fernández hace un cuarto de siglo. El lugar de entrenamiento primaveral de los Padres en Peoria, Ariz., ha sido usualmente un lugar que los reporteros suelen obviar para ir a otros lugares más interesantes, pero en un par de meses, las prácticas de bateo de los Padres serán un evento que habrá que ver, con Matt Kemp, Justin Upton y Wil Myers tomando turnos para enviar pelotas por encima de la cerca y haciendo voltear las cabezas de sus asombrados compañeros.

Antes de los eventos de días recientes, era más fácil a Pie Grande en el distrito Gaslamp de San Diego que ver a tres de los bateadores más explosivos en el béisbol en la alineación de los Padres. El equipo ha llamado la atención de todo el mundo, y probablemente, esto se traduzca en dividendos inmediatos en ventas de boletos en la temporada baja. Los Padres ya pueden contar una victoria en la columna de la anticipación.

Razón por la cual no es divertido reconocer las grietas en los Padres en estos días: Cuando se juntan las piezas que San Diego acaba de adquirir, las mismas parecen propensas a caer en problemas, como un traje resplandesciente que corre por la punta de los dedos y por encima de los dedos de los pies.

Kemp por sí solo, o Upton por sí solo, o Myers por sí solo, representarían una mejoría ofensiva para un equipo que amenazó con romper varios records de futilidad el año pasado. Pero los Padres invirtieron en grande y se quedaron con los tres, más el estelar receptor Derek Norris -- un derroche que debe sentirse bien para un grupo de dueños de San Diego que vieron a los Padres del 2014 acumular ceros día tras día.

Pero Myers es visto por muchos escuchas como un jardinero derecho por debajo del promedio, y ahora él necesita jugar en el jardín central. Kemp ha generado algunas de las peores métricas defensivas en las mayores, y ahora sera el jardinero derecho. Algunos evaluadores reiteraron el viernes, luego de que se diera a conocer el cambio de Upton, que ellos lo ven como alguien por debajo de la media defensivamente. Y este trio tendrá como residencia uno de los estadios más favorables para lanzadores en las mayores, Petco Park, ya que sus callejones son invadidos todas las noches con una brisa marina procedente de la bahía de San Diego.

El deporte se ha ido moviendo a la prevención de carreras en temporadas recientes, y la alineación en los jardines de los Padres correrá completamente hacia el otro extremo de esa tendencia, y contra la historia de equipos exitosos de salpicar su alineación con al menos un par de jugadores con defensiva excelente. Los lanzadores de Oakland se quejaron en privado la temporada pasada sobre las habilidades en la receptoría de Norris, y varios evaluadores opinaron el viernes que entre los jugadores del cuadro, solo el primera base Yonder Alonso puede ser considerado por encima del promedio.

"De seguro, eso no va a ser de mucha ayuda para los lanzadores", dijo un escucha.

Ocasionalmente, hay equipos que ganan con este tipo de alineaciones. Por ejemplo, los Tigres han llegado lejos en octubre en temporadas recientes a pesar de tener equipos malos defensivamente - pero recuerden, ellos han tenido a Miguel Cabrera para servir de ancla de la alineación, y una rotación conformada mayormente por lanzadores estelares que ponchan mucho, como Justin Verlander y Max Scherzer. Los Dodgers tuvieron problemas defensivos en el campocorto, segunda base y jardín central la pasada temporada y aun así ganaron 94 juegos, pero también jugaron para 25-4 en las aperturas de Clayton Kershaw - antes de intentar conseguir mejoras defensivas en esta temporada baja.

En gran parte del tiempo, las alineaciones que solo batean y no sirven con el guante tienen como resultado cosas feas, como los Medias Rojas de 1996, quienes en ocasiones tuvieron a José Canseco, Kevin Mitchell, Mo Vaughn, Mike Greenwell, Mike Stanley y otros en la misma alineación. Los Medias Rojas conectaron 209 cuadrangulares esa temporada, pero para sorpresa de nadie, la efectividad de sus lanzadores estuvo cerca de las 5.00.

Un oficial rival dijo que la alineación proyectada de los Padres le recuerda a un equipo más reciente - los Bravos de Atlanta del 2014.

"Ellos tienen mucho poder y ellos van a tener sus días buenos, pero en este caso, hay mucho de todo o nada, y muchos ponches".

Myers se ponchó 90 veces en 325 turnos al bate la pasada temporada; Upton se ponchó en 171 ocasiones la pasada temporada; Kemp, 145. Los tres quedaron entre los primeros 45 en tasa de ponches, entre bateadores con más de 350 apariciones en el plato. Jedd Gyorko tuvo 100 ponches en 111 juegos.

La composición claramente derecha de la alineación de San Diego podría aumentar la vulnerabilidad del grupo. Kemp, Myers y Upton son derechos, igual que Norris, y Gyorko. Estas son las opciones de cómo podría lucir la alineación de los Padres:

C Norris R, Federowicz R
1B Alonso L
2B Jedd Gyorko R
SS Alexi Amarista/Clint Barmes L/R
3B Yangervis Solarte S
LF Upton R
CF Myers R
RF Kemp R

Alonso es bateador zurdo y Solarte es ambidiestro, pero ellos no batean con poder, y no van a servir de detente para que los managers contrarios coloquen a sus mejores lanzadores derechos ante los Padres, tanto abridores como relevistas.Brad Ziegler de Arizona y Sergio Romo de los Gigantes, dos de los mejores relevistas derechos en el Oeste de la Nacional, podrían lanzar en casi todos los partidos ante San Diego. (Austin Hedges, el mejor receptor prospecto de los Padres, también es derecho.) Es más fácil para los bateadores derechos el conectar cuadrangulares en el Petco Park que para los zurdos, y Kemp, Upton y Myers tienen el tipo de poder que se necesita para sobrepasar cualquier limitación de estadio. Pero los Padres verán a los contrarios atacarlos con el mismo plan de juego día tras día, porque ellos están repletos de derechos.

Los Padres son un trabajo en progreso, dada su sobrepoblación de jardinero. En teoría, ellos podrían mantener al zurdo Seth Smith y mezclarlo contra los lanzadores derechos, pero Kemp y Upton son jugadores de todos los días, y si Smith deletrea a Myers en un día dado, entonces Bud Black tendría que identificar otro jardinero central en un grupo que está mejor equipado para jugar en las esquinas. Podría ser mejor que los Padres cambien a Smith, y/o Cameron Maybin, y/o Will Venable. Quizás en el resto de sus movidas en la temporada baja, San Diego encontrará un mejor balance.

Pero es difícil imaginarse al núcleo de los Padres vaya a cambiar mucho más antes del inicio de la temporada 2015. Ellos tienen mucho poder a la derecha, se van a ponchar mucho, y probablemente van a tener que jugar con muchas deficiencias defensivas, y si la fórmula de Frankenstein no les funciona, entonces el ruido que hicieron en el invierno se va a disipar rápidamente en el verano.

Históricamente los fanáticos en San Diego apoyan a los equipos que ganan e ignoran a los equipos que pierden, y si el reconstruído equipo de los Padres tiene problemas nuevamente para mantenerse alrededor de los .500, agobiados por la defensive y los ponches y su debilidad ante los derechos, los aficionados se alejarán rápidamente y se encaminarán hacia las playas.

Justin Havens de ESPN Stats and Info nos envía estos números:


Justin Upton parece haber logrado el equilibrio consciente de generar más poder pero también el haber aumentado la cantidad de abanicadas y falladas en su juego.

La pregunta más importante: ¿quién va a jugar el jardín derecho?

Adquisiciones de los Padres para los jardines - Notas Defensivas

Matt Kemp: -72 Carreras Salvadas por la Defensa en 6,927 entradas de por vida en el jardín central (-12 en 326 entradas la pasada temporada)
Wil Myers: -10 Carreras Salvadas por la Defensa en 1,332 entradas de por vida en los jardines (53 entradas de por vida en el CF)
Justin Upton: 0 entradas de por vida en el CF

Pocos equipos han recibido menos producción de sus bateadores derechos en los últimos años que los Padres: su slugging de los bateadores derechos en el 2014 fue el más bajo para un equipo desde los Mets de Nueva York en 1992.

Upton está entrando a sus mejores años, si es que la pasada temporada sirve de evidencia. Él fue uno de apenas tres jugadores en todo el béisbol con 26 años en conectar 25 jonrones y por lo menos 100 remolcadas. ¿Los otros dos? Giancarlo Stanton y Mike Trout.