<
>

Bravos toman el camino de 'perder ahora, ganar luego'

Un veterano ejecutivo hablaba la semana pasada sobre cómo la oficina del Comisionado podría ayudar algunas personas dentro de algunas oficinas centrales a lidiar con sus dueños ansiosos y competitivos sobre los méritos del perder.

"Ellos deberían hacer algún tipo de presentación y mostrarles como eso les puede rendir frutos, si son pacientes", dijo el ejecutivo.

Esa útil lección incluiría algunas palabras sobre lidiar con el descontento de los fanáticos, algo que los oficiales de los Bravos de Atlanta tendrán que hacer este año y el año que viene y quizás el año que le sigue a ese, mientras toman el mismo camino que ya recorrieron los Cachorros de Chicago y los Astros de Houston. Los Bravos cambiaron a Andrelton Simmons por prospectos el jueves en la tarde, de la misma forma que cambiaron a Justin Upton, Jason Heyward y Craig Kimbrel en la temporada baja pasada. Y en el 2016, ellos van a perder muchos partidos - y créanlo o no, eso va a ocurrir en aras de ganar.

Eventualmente. Si todo sale de acuerdo al plan. Si ellos seleccionaron los jugadores correctos.

Como mínimo, los Bravos se las han arreglado para escaparse del peor lugar posible para cualquier organización que sea seria en su intento de conseguir campeonatos ahora o en el futuro: Ellos se salieron de la parte del medio, que es donde residieron los Cerveceros de Milwaukee, Rojos de Cincinnati, Marineros de Seattle, Atléticos de Oakland y los Padres de San Diego al final de la temporada 2015.

Los Marineros están trabajando para subir, haciendo movidas en días recientes para fortalecer su núcleo de jugadores alrededor de Félix Hernández, Robinson Canó y Nelson Cruz y ser contendientes al banderín del Oeste LA en el 2016.

Los Padres son la mejor definición de residir en un lugar donde ningún equipo quiere estar: Ellos mantuvieron un equipo subpar intacto en la fecha de cambios, y como están estructurados actualmente, ellos tienen una nómina disfuncional y probablemente sean como mucho un equipo de .500, lo que significa que probablemente ellos no van a poder entrar a la postemporada, y al mismo tiempo, no van a poder hacer selecciones en los primeros turnos del draft.

Por otro lado, los Bravos seleccionarán terceros en el sorteo del verano que viene y se presume que tendrán otro turno en los primeros turnos del 2017, luego de dar un paso atrás, de forma estratégica.

En la NBA, esto se llamaría "tanking", que podría traducirse como hacer sacrificios ahora para cosechar frutos después, y como hemos mencionado aquí muchas veces anteriormente, hay algo feo involucrado en esto. Pero mientras las Grandes Ligas y la Asociación de Peloteros no tengan problemas con ese tipo de estrategia, de destripar una franquicia para reconstruirla mediante el sorteo, es un camino tradicional utilizado anteriormente con éxito, especialmente por equipos de mercado pequeño y mediano.

Los Devil Rays de Tampa Bay, como se les conocía en ese entonces, terminaban en el fondo de la tabla de posiciones año tras año, y por eso pudieron conseguir a Carl Crawford, Melvin Upton Jr., Evan Longoria y David Price, entre otros, y Tampa Bay llegó a la Serie Mundial del 2008 y han seguido siendo contendientes desde ese entonces. Joe Maddon y Andrew Friedman, armados con ese gran talento, tuvieron éxito y establecieron sus reputaciones, las cuales le han rendido muchos frutos.

El gerente de los Reales Dayton Moore tomó las riendas de Kansas City en el 2006 y, con el respaldo paciente del grupo de dueños, construyó un equipo campeón con la ayuda de jugadores seleccionados en la parte superior del sorteo. Zack Greinke, seleccionado sexto en el 2002, fue cambiado por Alcides Escobar and Lorenzo Cain. Mike Moustakas fue el segundo seleccionado en el sorteo del 2007, y Eric Hosmer fue seleccionado tercero en el 2008. Los Piratas han logrado un levantamiento parecido, al seleccionado a Andrew McCutchen en el turno 11 del 2005, y Gerrit Cole primero en el 2011, entre otros. Si te toca seleccionar de forma consistente en la parte trasera de la primera ronda, no vas a tener acceso al mejor talent, consistentemente. Cualquier medida del sorteo te puede decir eso. Tu mejor oportunidad para conseguir los mejores jugadores ocurre si seleccionas temprano.

Pero eso tampoco garantiza el éxito por siempre. La ventana de éxito de los Reales probablemente dure dos temporadas más, antes de que Hosmer, Moustakas y Cain lleguen a la agencia libre, y entonces van a tener que reciclar. Ellos probablemente tengan que descender nuevamente, antes de levantarse - si escogen a los jugadores correctos, como han hecho Moore y su equipo en los últimos siete años, y si los dueños son pacientes, como lo han sido en Kansas City y Pittsburgh.

Pero si los Reales, Piratas, Cachorros y Astros son ejemplos de lo mejor de los tiempos, entonces lo que los Bravos (y para el caso, también los Filis) están experimentando hoy en día es lo peor de los tiempos. Y el jueves en la tarde en Twitter, muchos fanáticos de los Bravos, tuiteando en respuesta al cambio de Simmons, decían que buscarían un nuevo equipo, catalogando el acuerdo como estúpido y preguntaban si esto era parte de un plan.

Y seguramente lo hay. Los Bravos han acumulado una enorme cantidad de prospectos, con el recientemente adquirido Sean Newcomb cerca de la cima; puede lanzar la recta en el rango de las 97-98 mph. "Gran brazo, muy salvaje", dijo un evaluador. Cuando otro equipos preguntaban sobre Newcomb antes de la fecha límite de cambios del 31 de julio, los Angelinos insistían que él era intocable.

Pero el nuevo gerente de los Angelinos Billy Eppler, buscando soluciones a largo plazo en el campocorto, movió a Newcomb por Simmons en un acuerdo que dijo que lo lastimó en sus entrañas. Ahora queda en manos del sistema de liga menor y el cuerpo de entrenadores de Grandes Ligas de los Bravos el hacer lo que los Mets hicieron de forma exitosa con sus lanzadores prospectos - ayudar a Newcomb y los otros a alcanzar su potencial.

Si eso ocurre, los fanáticos descontentos de los Bravos podrían tener razones para subirse de nuevo al tren del equipo en el 2018 o el 2020. Cuando los Cachorros eliminaron a los Cardenales en la Serie Divisional de la LN el mes pasado, los fanáticos que flotaban alrededor del Wrigley Field luego del partido ni siquiera se acordaban de la terrible temporada de Chicago en el 2012, la que trajo como resultado la selección de Kris Bryant en el verano siguiente. Esos fanáticos de los Cachorros probablemente tampoco se quejaban de la frustración del 2013, la que llevó a la selección de Kyle Schwarber en el sorteo posterior a eso.

Si los Bravos logran manejar sus recursos de la forma en que lo hicieron los Cachorros y los Astros, podrían tener días grandiosos en su futuro. Pero estos son probablemente años perdidos, y los fanáticos al igual que los propietarios de los Bravos, probablemente salgan mejor preparándose para algunos días realmente malos en el futuro inmediato, porque es posible que los Bravos no hayan tocado fondo todavía.

Uno no puede hacer menos que reírse con esto: En el mismo día que los Bravos salieron de Simmons, ellos anunciaron que venderán públicamente acciones del equipo.

Algunas notas de los amigos de ESPN Datos: Los Angelinos, como organización, tuvieron menos-26 Carreras Salvadas por la Defensiva en su posición de torpedero desde el 2012, en el puesto 25 en todo el béisbol (según Fangraphs.com). Desde su temporada de debut en el 2012, Andrelton Simmons ha sido el mejor torpedero defensivo en todo el béisbol y no hay nadie ni siquiera cerca de él.


De ESPN Datos: Todos sabemos la increíble defensiva de Simmons, pero si miramos solo sus números ofensivos la pasada temporada, seguiría siendo una ligera mejoría sobre lo que los Angelinos tuvieron en el campocorto el año pasado. Simmons también provee algo de recompensa a la ofensiva. Conectó 17 jonrones en su primera temporada completa en el 2013, pero solo 11 desde ese entonces (4 en 2015).


Los Bravos adquirieron a Newcomb, el principal prospecto de los Angelinos. Han estado en una buena racha adquiriendo brazos jóvenes, amasando una pila de talento joven desde el inicio de la temporada baja pasada. Desde el inicio de la última temporada baja, los Bravos han adquirido ocho lanzadores que están o que fueron parte del grupo de los 100 mejores prospectos.