<
>

Lo mejor y lo peor

play
Uruguay goleó a Chile en Montevideo (4:06)

La Roja de Sampaoli no jugó un buen partido y cayó por 3-0 ante la Celeste, con goles de Godín, Pereira y Cáceres. (4:06)

BUENOS AIRES -- Los diez equipos de las Eliminatorias sudamericanas ya disputaron casi un cuarto de sus partidos en esta competencia. Es decir, que este fin de año es un buen momento para empezar a sacar conclusiones de cara al resto del torneo de clasificación a Rusia 2018.

Después de las dos primeras fechas dobles, hay sólo una Selección con doce puntos, una con nueve, tres con siete y una con cinco. Es decir que entre el primero y el sexto hay siete unidades de diferencia. La diferencia parece demasiado grande para una competencia tan pareja como se supone será esta, pero hay demasiado por jugar todavía.

Hubo seis victorias visitantes en estos primeros 20 partidos y tres empates. Lo que significa que la localía ya no tiene la importancia de otros años. Cuando un equipo viene bien, importa poco si juega en casa o no, porque tiene las mejores posibilidades de ganar.

En esta ocasión, en el Blog que sólo piensa en Rusia 2018, analizaremos las virtudes y los defectos de cada equipo en la última fecha doble de las Eliminatorias mundialistas.

ARGENTINA

  • Lo mejor: El cambio de actitud tras las dos primeras fechas. El equipo de Martino había jugado muy mal contra Ecuador y Paraguay y lo primero que debía hacer era recuperar las buenas sensaciones. Lo hizo en los dos encuentros, contra Brasil en casa y ante Colombia en Barranquilla. En el Monumental superó a su clásico rival con un juego colectivo muy interesante y no ganó porque falló en la definición. En tanto, contra el cuadro de Pekerman demostró actitud para conservar el resultado y repitió las buenas intenciones. Desde lo individual, las actuaciones de Ramiro Funes Mori y Lucas Biglia fueron consagratorias.

  • Lo peor: La falta de contundencia para definir los partidos. Es cierto que aquí juega mucho el azar, pero no se puede perdonar la vida de ningún adversario en una competencia tan complicada como esta. A Brasil pudo haberlo liquidado en el primer tiempo y al inicio del segundo, pero falló. Lo mismo con Colombia en el complemento. Aunque Gonzalo Higuaín juegó bien ambos partidos, Martino deberá seguir trabajando en la definición, algo que un sólo hombre podría solucionar: Lionel Messi.

  • BOLIVIA

  • Lo mejor: Haberse reencontrado con la victoria en La Paz. En las Eliminatorias pasadas sólo había ganado dos partidos en la altura y eso es demasiado poco para un equipo que se apoya cien por ciento en su localía. El triunfo sobre Venezuela reabre las esperanzas de al menos mejorar la campaña de Brasil 2014, el principal objetivo de esta Selección boliviana. El envión le sirvió para comenzar ganando en Asunción, pero no lo pudo mantener.

  • Lo peor: La carencia de variantes. Tanto en defensa como en ataque, Bolivia tiene un libreto único, si eso no funciona, no hay nada más que hacer. Es un problema que este grupo de jugadores tiene desde hace mucho tiempo y no logra solucionar. Se fue con una derrota del Defensores del Chaco por la fragilidad defensiva, ya que había hecho méritos para llevarse al menos un empate. Las Eliminatorias serán largas y duras para Bolivia.

  • BRASIL

  • Lo mejor: Los cuatro puntos que obtuvo. Contra Argentina como visitante mereció perder pero se quedó con un empate fundamental en este tramo de la Eliminatoria. Luego, derrotó con claridad a Perú en Fortaleza. El equipo de Dunga no está ni cerca de ser un digno exponente del fútbol brasileño, pero consigue puntos y con eso el entrenador está conforme. Otro aspecto positivo fue que supo obtener resultados positivos a pesar del bajo nivel de Neymar. Con Willian y Douglas Costa, el Scratch puede darse el lujo de, por momentos, prescindir de su máxima figura.

  • Lo peor: El nivel de juego colectivo. Es cierto que esto es algo que a Dunga no le interesa demasiado. Quedó claro cuando dejó en el banco de suplentes del encuentro en Buenos Aires a Douglas Costa, un hombre que le solucionó varios problemas apenas ingresó. El DT primero piensa en cuidar su propio arco y luego en lastimar al adversario, algo que va en contra del estilo nacional pero que para una competencia como esta rinde frutos. De todos modos, los dos triunfos fueron contra adversarios inferiores y las dos veces que chocó con Selecciones fuertes, fue superado.

  • CHILE

  • Lo mejor: Hay muy poco para rescatar en esta fecha doble. Quizás se puede elogiar el primer tiempo contra Colombia, en el que se vio por qué la Roja es hoy el mejor Seleccionado del continente. En la segunda parte el equipo perdió la voracidad y el conjunto cafetero se animó hasta llegar al empate. Los siete puntos sirven para que no se despierten demasiadas dudas, pero la renta se puede achicar con el correr de los partidos. De todas maneras, está claro que este grupo de jugadores está en condiciones de recuperar la memoria enseguida.

  • Lo peor: La carencia de respuestas en el Centenario. Uruguay le ganó el partido de guapo, y Chile jamás pudo hacer pie. Por momentos, se pareció más al equipo que era antes de la llegada de Jorge Sampaoli que al de los últimos años. Además, Arturo Vidal fue amonestado y no podrá jugar el próximo partido contra Argentina, ni más ni menos. Otra cuestión que genera muchos interrogantes es el futuro de Sampaoli, ya que hay quienes dudan de su continuidad, lo que sería un golpe muy duro a este proyecto.

  • COLOMBIA

  • Lo mejor: El segundo tiempo en Santiago de Chile. Después de los dos primeros partidos de Eliminatorias, la Selección Colombia necesitaba demostrarse a sí misma que podía jugar como hasta la Copa del Mundo. En esos 45 minutos mostró muchas de las virtudes que la llevaron hasta cuartos de final del último Mundial y, sobre todo, tuvo la actitud necesaria para empatarle al campeón de América como visitante. Además, la vuelta de James Rodríguez siempre es algo bueno, a pesar de su bajo nivel general.

  • Lo peor: El partido contra Argentina. No se puede encontrar nada bueno en la derrota del martes en el Metropolitano de Barranquilla. El equipo falló en lo colectivo, en lo individual, en lo futbolístico y en lo anímico. Hubo errores de todo tipo y la derrota es muy justa por lo que hecho por ambos conjuntos. James estuvo muy bajo y por eso no se generó juego; la defensa mostró fallas graves y el mediocampo no defendió ni atacó. José Pekerman deberá recomponer el ánimo del plantel, pero sobre todo deberá buscar recuperar el fútbol perdido.

  • ECUADOR

  • Lo mejor: Todo. Desde 2002 que una Selección no comenzaba las Eliminatorias con cuatro triunfos consecutivos. Este hecho adquiere mayor importancia cuando el que lo hace posible no es uno de los máximos candidatos a la clasificación. Ecuador ganó los cuatro partidos porque fue superior a todos sus rivales, de local y de visitante. Gustavo Quinteros logró formar un equipo serio en defensa y letal en ataque. Contra Uruguay mostró garra y frente a Venezuela lo ganó con un muy buen juego. En las Eliminatorias para Brasil 2014, no había podido ganar como visitante y hoy ya suma dos victorias en dicha condición. Es un dato clave para comprender por qué Ecuador tiene grandes chances de estar en Rusia.

  • Lo peor: Nada. Es imposible encontrar un aspecto negativo en este comienzo perfecto del equipo sensación del continente.

  • PARAGUAY

  • Lo mejor: El hecho de haber recuperado la confianza. La Albirroja terminó última en la clasificación para el Mundial 2014 porque había perdido su mejor atributo: la fortaleza mental. La llegada de Ramón Díaz fue clave para que el plantel vuelva a creer en sus virtudes y eso se ve en los resultados. Es cierto que ya no tiene el nivel colectivo de otras épocas, pero también lo es que Paraguay jamás consiguió nada sólo por el talento de sus jugadores. A esta Selección no le sobra demasiado y debe batallar mucho por cada punto, pero eso es algo que también deberán hacer sus rivales.

  • Lo peor: No tiene demasidas variantes a la hora de atacar y tampoco es tan sólido como la Selección de Martino para defender. Es cierto que reaccionó a tiempo, pero estuvo abajo en el marcador contra Bolivia en Asunción y eso sirve para explicar las dificultades colectivas del equipo. Si las respuestas anímicas son muy buenas, las futbolísticas no lo son tanto. Derlis González es el mejor jugador del plantel, pero cuando él no aparece, las posibilidades de llegar al área rival se acortan.

  • PERÚ

  • Lo mejor: Haber logrado una victoria. Las dos derrotas en la primera fecha doble calaron muy hondo en las esperanzas de Perú, que comenzó las Eliminatorias después de una gran Copa América y con la fe intacta. Sin embargo, caer ante Colombia y Chile reavivó los fantasmas de las últimas décadas. El triunfo en Lima contra Paraguay sirvió para que el equipo entienda que puede sacar resultados si juega de la formar en la que sabe hacerlo, si no se traiciona. El estilo de juego de esta Selección es claro: paciencia, toque y vocación ofensiva. Eso es lo que va a llevarlo a dar pelea.

  • Lo peor: Haber jugado el peor partido en el ciclo en el momento más inadecuado. Contra Brasil, Perú fue superado desde el minuto cero hasta el noventa. Jamás le encontró la vuelta al fútbol de Douglas Costa y tampoco inquietó demasiado al conjunto local. Era una gran oportunidad para meterse en la pelea, pero falló en cada faceta del juego. Otra vez, Gareca deberá trabajar en lo anímico y en lo futbolístico.

  • URUGUAY

  • Lo mejor: La Celeste está de vuelta. Tras un Mundial y una Copa América agridulces, el equipo de Oscar Tabárez volvió a demostrar su carácter. Tuvo una buena actuación en Quito y se tomó una revancha muy dulce de Chile en el Centenario. Con nueve puntos en tres partidos, está segundo y es la envidida de argentinos, brasileños y colombianos. Juega con la receta de siempre: intensidad, garra y golpear en los momentos justos. Tiene en Diego Godín al mejor central del continente y para las próximas fechas recuperará a Luis Suárez.

  • Lo peor: La derrota en Quito. Es cierto que perder en el estadio Atahualpa está en los planes de cualquier y más en estos momentos en los que Ecuador viene tan bien, sin embargo quedó la sensación de que la Celeste podría haber conseguido algo más. Aguantó muy bien todo lo que pudo pero falló en el final y se quedó sin nada.

  • VENEZUELA

  • Lo mejor: Es muy difícil encontrar algo bueno. Quizás el hecho de que se respete el trabajo de Noel Sanvicente a pesar de los resultados.

  • Lo peor: Los resultados. Un comienzo con cuatro derrotas parece imposible de remontar incluso en una competencia tan extensa como esta. La Vinotinto fue superada con claridad en La Paz y en casa contra Ecuador. En ninguno de los dos partidos tuvo respuestas y está más cerca de aquel equipo pobre de los noventa que del ambicioso Seleccionado de Ernesto Farías. De hecho, este comienzo es el peor desde que se juegan las Eliminatorias con este formato. Para colmo, su figura, Salomón Rondón, está en un nivel muy bajo y eso se traslada a todo el sistema ofensivo del equipo.

  • Ya se disputaron cuatro de las 18 fechas de estas Eliminatorias. Aún falta muchísimo y Rusia 2018 está lejos en el horizonte de los diez aspirantes. Sin embargo, ya es momento de sacar conclusiones e intentar mejorar aquello que se hizo mal.