<
>

10 mejores equipos: ¿Qué tal esos Cachorros?

Joe Maddon de los Cachorros y Ned Yost de los Reales, tendrán a su cargo los dos mesjores equipos en todo el béisbol, según evaluadores de MLB. Getty Images

La temporada de los Cachorros de Chicago en el 2015 terminó con una humillante barrida a manos de los Mets de Nueva York, pero al escuchar a los jugadores de Chicago y a su manager Joe Maddon justo después de la derrota, no sonaban como que habían perdido. En cambio, ellos lo vieron como una especie de comienzo, en la forma en que lo enmarcaron emocionalmente, sabiendo lo jóvenes que son, sabiendo que existe espacio para el crecimiento para este grupo de jugadores.


"Para mí personalmente, caminé por la puerta sin conocer a nadie en Arizona, prácticamente a nadie cuando llegamos en febrero, y como construimos las relaciones y creamos una cultura en el espacio de un año es bastante espectacular dentro del camerino", dijo Maddon, detallando lo que le dijo a los jugadores justo después de la eliminación.

"Les mencioné cuán importante era que siguiéramos adelante y que cuando volviéramos a los entrenamientos primaverales el año que viene, supiéramos exactamente lo que queríamos hacer y como lo que queríamos hacer. Y encima de eso, nuestros jugadores jóvenes han aprendido a cómo ganar a nivel de Grandes Ligas, algo que importa mucho. Y habernos quedado a cuatro juegos de la Serie Mundial en su año de novatos no es algo malo".

Palabras que vale la pena mencionar para este, el capítulo final de nuestros rankings de invierno, basado en la información de los evaluadores: los 10 mejores equipos en el 2016.

1. Cachorros de Chicago

La adición de Jason Heyward y Ben Zobrist convierte a los Cachorros en mejor equipo y más profundo, tanto en el plato como en el terreno, y además añadieron a un confiable caballo de trabajo en la rotación en John Lackey. Su reto más grande podría ser el hacer todo lo que puedan para ganar la División Central de la Liga Nacional en el transcurso de la larga temporada, porque ellos pudieron observar de primera mano como un gran equipo como los Piratas de Pittsburgh puede ser reducido a un juego de muerte súbita entre comodines y quedar eliminado.

Los Cachorros son la elección temprana para dar otro paso adicional este año y hacer algo que no han podido lograr desde 1908: ganar la Serie Mundial. Y ellos vencerán a los...

2. Reales de Kansas City

Si han estado prestando atención a las proyecciones estadísticas en este invierno, entonces sabrán que una vez más, algunas proyecciones sugieren que los Reales van a ser un equipo que juegue por debajo de los .500. Yo no soy lo suficientemente inteligente como para entender como este modelo de Kansas City no se traduce bien en estas métricas. Quizás las mismas no toman en cuenta el verdadero impacto de un estadio local que protege y cultiva a los lanzadores, o quizás las mismas no miden la cultura de lealtad que se ha desarrollado dentro de la organización.

Lo que sea.

Los Reales son un excelente equipo fortalecido por su experiencia en postemporada, justo en el medio de su ventana de oportunidad. No será fácil para otro equipo de la Central de la LA desbancar un equipo que comete pocos errores a la defensive, y que tiene el que es para muchos el mejor cerrador del béisbol en Wade Davis. Además la rotación de los Reales tiene oportunidad, según parece, de ser la mejor y más profundad de K.C. en temporadas recientes.

3. Medias Rojas de Boston

El progreso de Boston quedó demostrado en los meses finales de la temporada 2015, y en esta temporada baja el equipo añadió tres lanzadores de alto impacto en David Price, Craig Kimbrel y Carson Smith. Boston además deberá tener una alineación buena y profunda, aunque ellos tendrán que sortear varias preguntas que necesitan ser contestadas, particularmente alrededor de jugadores que en teoría deberían estar en el medio de su alineación. ¿Podrá Hanley Ramírez ser un primera base? ¿Podrá producir Pablo Sandoval? ¿Cuánta producción puede esperar el equipo de sus estrellas envejecientes tales como David Ortiz?

Luego de temporadas consecutivas en el sótano, hay una presión continua sobre los Medias Rojas para ganar la división luego de algunas de sus grandes movidas en la temporada baja, y David Dombrowski, el presidente de operaciones del equipo, tiene historial de hacer grandes movidas. Así que este será un equipo a observar al acercarnos a la fecha límite de cambios directos el 31 de julio, a medida que los Medias Rojas definen sus necesidades.

4. Gigantes de San Francisco

Los Gigantes han apostado $220 milliones que los problemas del 2015 sufridos por Johnny Cueto y Jeff Samardzija fueron aberracines en vez de una predicción del futuro, y si tienen razón, los Gigantes van a ser una seria amenaza para volver a la cima del Oeste LN, dada la mejoría en profundidad de su rotación y la fortaleza general de su alineación diaria. San Francisco tiene más pitcheo que lo que ha tenido en tiempos recientes. Ellos solo tienen que cruzar sus dedos para que Buster Posey, quien cumplirá 29 en marzo, se mantenga saludable, algo que es un riesgo inherente cuando un receptor es la pieza central de tu alineación.

Además, como puede indicar cualquier fanático de los Gigantes, el 2016 es un año par, y eso le ha resultado bien a San Francisco ultimamente. (Es broma...)

5. Vigilantes de Texas

Los Vigilantes jugaron para 80-58 luego del 3 de mayo la pasada temporada, superando un lento inicio para alcanzar la postemporada, y si pueden evitar algunas de las devastadoras lesiones que les aquejaron en la primavera pasada - en particular a Yu Darvish -- ellos deberían ser mejores desde el inicio hasta el final. Cole Hamels lidera su rotación, se espera que Darvish vuelva en algún punto de la temporada, y Rougned Odor y Delino DeShields ahora están establecidos en la segunda base y el jardín central, respectivamente. Pero más importante aún, el bullpen que impulsó su virazón a mediados de la temporada será mucho mejor desde el inicio del 2016 que lo que fue en el 2015, con Sam Dyson, Jake Diekman y Keone Kela a bordo desde el inicio.

6. Astros de Houston

A menos que los Astros añadan otro abridor antes del Día Inaugural, Houston entrará a esta temporada con algunas interrogantes sobre la profundidad de su rotación detrás de Dallas Keuchel, Collin McHugh, Mike Fiers y Lance McCullers. Pero probablemente los Astros tendrán la flexibilidad para arreglar y llenar huecos según se necesite, y la adición de Ken Giles fortalece su bullpen. Mientras tanto, el torpedero Carlos Correa apenas comienza su viaje para convertirse en uno de los mejores jugadores en el béisbol.

7. Cardenales de San Luis

Ellos han dominado la División Central LN por más de una década, llegando a la postemporada en 12 ocasiones en las últimas 16 campañas - incluyendo los pasados cinco años - y ganando la Serie Mundial en 2006 y 2011. Pero perdieron ante los Cachorros en la puja por Jason Heyward y vieron como uno de sus abridores más confiables, John Lackey, se movió también a Chicago, y no están seguros de cuantos partidos podrá jugar Yadier Molina luego de varias cirugías en el pulgar. De forma inocente Heyward alimentó la percepción de que los Cardenales son un equipo envejeciente - sin malicia o mala intención de su parte - con las palabras que eligió utilizar en su conferencia de prensa de bienvenida.

"Para mí, me conquistó la actitud ganadora y la cultura de los Cachorros, y el hecho de que este es un grupo muy joven con el que puedo crecer actuando como alguien de 26 años", dijo Heyward. "Prefieron crecer con un grupo de chicos y convertirlos en mi familia".

Para los Cardenales, estas fueron palabras que vale la pena destacar. "No creo que eso vaya a caer muy bien dentro de nuestro equipo", dijo el manager de San Luis Mike Matheny al diario St. Louis Post-Dispatch.

St. Louis tiene una tonelada de talento y una cultura de éxito, y los partidos entre Cardenales y Cachorros en el 2016 van a ser un evento obligatorio.

8. Mets de Nueva York

La base de fanáticos del equipo está algo inquieta en este invierno porque los Mets no han gastado casi nada de dinero, eligiendo irse detrás de objetivos más prácticos y modestos tales como Neil Walker y Asdrúbal Cabrera en vez de invertir gran cantidad de dinero en jugadores como Yoenis Céspedes. Enfrentemoslo, esto es como comprar un Toyota cuando te sentirías mejor gastando en un Lamborghini. Pero si alejarse ahora de peloteros caros como Céspedes significa tener más flexilidad para conseguir un arreglo a mediados de la temporada, esa quizás sea el camino que deban tomar los Mets, porque en julio, ellos van a tener una mejor idea de cuánto David Wright puede contribuir, y si Juan Lagares va a mejorar.

Ese es un lujo que se pueden dar los Mets gracias a la excelencia de su rotación, la que se encuentra en el tope de una Liga Nacional que se asemeja al aspecto de cuento Jekyll-y-Hyde. Matt Harvey, Jacob deGrom, Noah Syndergaard, Steven Matz, Bartolo Colón y eventualmente Zack Wheeler le darán a los Mets tiempo para entender exactamente lo que necesitan.

9. Piratas de Pittsburgh

Este no ha sido un invierno fácil para los Piratas, luego de una segunda derrota seguida en el juego de vida o muerte entre comodines. Pedro ÁAlvarez fue sacado, A.J. Burnett se retiró, y como siempre, Pittsburgh se ha mantenido contando bien su dinero e intentando encontrar maneras para mantenerse viviendo en un distrito con alta renta, y en el que el costo de vida está establecido por los Cachorros y los Cardenales. San Luis y Chicago batallaron por Heyward, los Cardenales se gastaron $80 millones en Mike Leake, los Cachorros gastaron gran cantidad de dinero por Lackey ... y los Piratas consiguieron a Jon Niese en un acuerdo barato e hicieron una apuesta de que John Jaso puede jugar en la primera base.

Los Piratas van a ser bastante buenos nuevamente, y han demostrado la habilidad de encontrar y desarrollar lanzadores. Pero el gran reto va a ser superar a los Cardenales y Cachorros y evitar el juego entre comodines.

10. Azulejos de Toronto

Ellos lideraron las mayores en carreras anotadas la pasada temporada y su alineación se mantendrá intacta, y aunque no pudieron retener a David Price, ellos se las arreglaron para mejorar la profundidad de su cuerpo de lanzadores al quedarse con Marco Estrada, firmar a J.A. Happ y conseguir en cambio a Drew Storen, sin mencionar que ellos esperan tener a Marcus Stroman toda la temporada. Un posible escollo: Si los Azulejos necesitan ayuda durante la temporada, es casi seguro que ellos no hagan nada cercano al tipo de cambios que hicieron el año pasado para buscar una segunda corrida al hilo a la postempoada.

Lo mejor del resto

Dodgers de Los Angeles: Las proyecciones iniciales de FanGraphs los tienen ganando la mayor cantidad de partidos en la Liga Nacional. El equipo tiene una tonelada de profundidad en su roster, al igual que dudas sobre cómo se va a repartir la carga de trajado en el transcurso de la temporada. Si Scott Kazmir, Brett Anderson, Kenta Maeda y otros pueden lanzar tanto - y tan bien - como esperan los Dodgers, entonces L.A. podría ganar el Oeste LN por cuarta temporada al hilo.

Y finalmente, tenemos: los Diamondbacks de Arizona , grandemente mejorado pero en medio de una situación bien competitiva; los Yankees de Nueva York, quienes esperan que su pitcheo abridor y sus otros jugadores viejos resistan; los Indios de Cleveland, un equipo con fuerte pitcheo pero poco margen de error; y los Nacionales de Washington, quienes necesitan años grandes de Anthony Rendon y Stephen Strasburg.