<
>

Kershaw entre Chicago y la Serie Mundial

play
Montero: "Ante Kershaw son pocos los chances" (2:25)

El venezolano reconoce que es difícil enfrentar al zurdo de los Dodgers, pero confía en el despertar ofensivo de los Cubs. (2:25)

CHICAGO -- Por segunda vez en su historia, los Cachorros de Chicago llegan al Wrigley Field en ventaja de 3-2 y necesitando ganar uno de los últimos dos encuentros para conquistar su primera Serie de Campeonato de la Liga Nacional y avanzar a su primera Serie Mundial en siete décadas.

El sábado, el zurdo Clayton Kershaw abrirá por los Dodgers de Los Ángeles y el derecho Kyle Hendricks por los Cachorros. Si es necesario un juego decisivo el domingo, el zurdo Rich Hill enfrentaría al derecho Jake Arrieta.

Chicago logró 103 triunfos en la temporada regular y agregó otros seis desde que comenzó la postemporada, pero aún está a cinco del plan maestro que trazó la organización desde que abrió su campeonato de entrenamientos en febrero para terminar con una sequía centenaria: Ganar un campeonato.

El primer escollo en el camino es Kershaw, el triple ganador del Cy Young que le tiró siete ceros el domingo en el juego 2.

''Estamos bien'', dijo Joe Maddon, el manager de los Cachorros.''Uno prefiere estar en casa en esta circunstancia que en cualquier otra y tratar con terminar todo lo más rápido posible. Será un formidable evento y nuestros jugadores estarán, absolutamente, preparados para el momento. Lo prometo'', dijo Maddon.

''Nos vamos a enfrentar a Kershaw, el mejor zurdo, junto a Jon Lester, de Grandes Ligas. Pero tenemos mucha confianza después de los buenos swings que hicimos en últimos dos juegos. Kershaw es Kershaw'', dijo el receptor venezolano Miguel Montero.

''Un pitcheo a la vez, contra Kershaw no debes tratar de hacer mucho'', dijo Montero. ''Con Kershaw no creo que por más videos que veas, por más preparado que vaya, son pocos los chances. Es un lanzador especial'', agregó.

Chicago fue blanqueado por Kershaw y Hill, más el bullpen, en los encuentros 2 y 3, pero entonces reaccionaron, pegando 26 hits y anotando 18 carreras en los dos siguientes para recuperar la ventaja en la serie. En la temporada regular, superaron a sus rivales por 252 carreras.

''Obviamente sabemos que tenemos a Kershaw de frente. [para el sexto juego] haremos lo mismo que hemos hecho todo el año, llegar y estar listo para jugar y dar lo mejor'', dijo Lester, quien ganó dos campeonatos con Medias Rojas de Boston.

Chicago, que no gana nada desde 1908, juega la Serie de Campeonato por quinta ocasión. En 1984 ganaron los primeros dos partidos en casa, para luego perder los tres siguientes, y la serie, contra los Padres de San Diego. En 1989 fue despachado en cinco partidos por los Gigantes de San Francisco y el año pasado fue barrido 4-0 por los Mets de Nueva York.

La única otra ocasión anterior en que estaba arriba 3-2 con dos juegos pendientes en casa fue en el 2003, contra los Marlins de Miami. En la octava entrada del sexto juego, los Cachorros ganaban 3-0, cuando el aficionado Steve Bartman metió su mano para evitar que el jardinero dominicano Moisés Alou atrapara un foul de su compatriota Luis Castillo, que habría sido el segundo out de la entrada.

La intromisión de Bartman ayudó a que los Marlins abrieran un rally de ocho carreras para ganar el partido 8-3 y forzar un séptimo encuentro, que ganaron 9-6 para clasificar a su segunda Serie Mundial.

Los Dodgers, que juegan su undécima final del joven circuito, cuentan con Kershaw --y el tétrico historial de sus rivales en esta instancia-- para intentar el regreso. De frente tendrán a Hendricks, el líder de efectividad en las ligas mayores este año.

''Tenemos un día libre para resetearnos y Clayton estará en el juego 6. Ese es el juego que tenemos que ganar'', dijo Dave Roberts, el manager de los Dodgers.

''Estamos abajo por un juego y hemos ganado en la carretera anteriormente. También hemos sabido ganar dos partidos. Pienso que para nosotros solo importa el enfoque en el juego 6, para el que tendremos un Kershaw descansado. Nos sentimos bien con eso'', dijo Roberts.

''La ciudad de Chicago debe estar electrificada. Espero un lleno total en el Wrigley Field. Seguro habrá mucha diversión'', dijo Maddon.