El Factor X en las carreras por la postemporada

FECHA
14/09
2017
por Buster Olney | Escritor Senior de ESPN.com
Los Nacionales de Washington fueron los primeros en asegurar el banderín de su división, y su manager Dusty Baker se unió a sus jugadores en la celebración y hasta se puso gafas para protegerse del champán. Pronto, se les unirán los Indios de Cleveland, Astros de Houston y sí, incluso los Dodgers de Los Angeles. Gran parte del escenario de la postemporada ha estado claro desde hace semanas.

Pero quedan contiendas sin resolver con posibles puntos clave.

Comodín Liga Americana

El estatus del toletero de los Mellizos de Minnesota Miguel Sanó.

No ha jugado desde el 19 de agosto, luego de pegarse con una pelota de foul en la espinilla el 18 de agosto, y apenas la semana pasada, el manager de Minnesota Paul Molitor indicó que Sanó no estaba cerca de volver. Sanó ha hecho algunos progresos, y es una fuerza tan diferente y dinámica en el plato que los Mellizos podrían ni siquiera esperar la progresión usual antes de devolverlo a la alineación.

De hecho, hay algo de esperanza dentro de la organización que Sanó pueda volver como una amenaza desde la banca para el inicio de la serie ante Toronto que arranca este jueves. Incluso aunque tenga problemas con su ritmo de bateo y su swing, los Mellizos recibirán con gusto cualquier cosa que él les pueda ofrecer tanto pronto el cuerpo médico del equipo le dé el visto bueno a que juegue, porque los lanzadores rivales y los managers siempre ven a Sanó y a su poder con temor.

¿Cuánto se aprovechará Justin Upton de las oportunidades que tendrá al batear detrás de Mike Trout?

Upton ha lucido bien para los Angelinos de Los Angeles en sus primeros 10 juegos, bateando .273 - y seguirá teniendo muchas oportunidades con corredores en base, desde uno de los lugares más codiciados en una alineación de cualquier equipo. Él es el jugador asignado a batear detrás del Mejor Jugador en el Planeta, Mike Trout, y los managers, lanzadores y receptores contrarios han dejado bien en claro que prefieren trabajar alrededor de Trout que lanzarle en situaciones grandes - o incluso pequeñas. Trout ha recibido al menos un boleto en todos menos dos partidos desde el 20 de agosto, y desde entonces, ha atraído 21 bases por bolas, con solo nueve ponches.

Upton vendrá al plato con corredores en base en muchas ocasiones en las siguientes dos semanas y media, y su éxito al castigar a los lanzadores contrarios que evitaron medirse a Trout será vital en las aspiraciones de los Angelinos de llegar a la postemporada.

Brandon Wade/Getty ImagesJustin Upton tendrá muchas oportunidades de hacer daño al batear detrás de Mike Trout.
¿Cuánto puede proveer Garrett Richards?

Que los Angelinos estén todavía en el medio de la contienda por la postemporada es algo asombroso dado el hecho de la gran cantidad de lesiones que ha sacudido su rotación de abridores: Mike Scioscia ha tenido que utilizar 12 abridores diferentes este año, y solo uno -- Ricky Nolasco -- ha hecho al menos 25 aperturas. Richards, catalogado como el as de los Angelinos al principio de la temporada, pasó todo el verano trabajando en un cambio para utilizarlo al final de la temporada, y el 5 de septiembre, volvió para lanzar 3 1/3 entradas, permitiendo apenas una carrera. Siguió esa actuación con otra salida el martes en la noche, en la que trabajó cinco entradas y permitió una carrera. Incluso a menos de su capacidad, puede hacer la diferencia.

Mejor record en la Liga Nacional

¿Podrán los abridores de los Dodgers recuperar su 'mojo'?

Los Dodgers de Los Angeles terminaron una mala racha de 16 derrotas en 17 juegos el martes en la noche, pero casi la totalidad de su ventaja sobre Washington se ha desvanecido - los Nacionales están ahora a 4.5 juegos de distancia de los Dodgers. Los Angeles no ha bateado y no ha jugado bien, pero la mayor preocupación de los Dodgers podría ser el trabajo de su rotación, la que ha tenido serios problemas últimamente. Kenta Maeda ha permitido 12 carreras en sus últimas 11 entradas, Alex Wood nueve carreras en 11 entradas, Rich Hill 10 carreras en 14 2/3 entradas. Incluso Clayton Kershaw, quien permitió una carrera en seis entradas ante los Gigantes el martes, tuvo una salida difícil el pasado fin de semana ante Colorado.

Una pregunta abierta que ha sido lanzada sobre los Dodgers por evaluadores dentro y fuera de la organización ha sido: ¿Pueden los lanzadores abridores trabajar de forma exitosa cuando su calendario de trabajo es tan esporádico? ¿Qué impacto tienen los días libres y el descanso adicional en la habilidad de un lanzador de trabajar de forma precisa?

Ya sea por lesiones o descanso pre acordado, hasta ahora los lanzadores de los Dodgers han tenido la menor cantidad de aperturas con cuatro días de descanso de cualquier grupo en la Liga Nacional - apenas 41 de sus primeros 142 juegos.

La menor cantidad de aperturas con cuatro días de descanso en MLB hasta los juegos del lunes, gracias a la investigación de Sarah Langs de ESPN Datos:

1. Dodgers: 41

2. Yankees: 46

3. Astros: 57

4. Medias Blancas: 61

5. Diamondbacks, Mets y Atléticos: 62

La apertura de Kershaw ante los Gigantes fue con descanso regular, y hasta ahora, tiene pautado lanzar ante los Nacionales con cuatro días de descanso.

Central LN

¿Qué impacto tendrá Willson Contreras en la alineación de los Cachorros?

A través del primer mes luego del receso del Juego de Estrellas, el receptor de los Cachorros de Chicago fue uno de los mejores jugadores en la liga, al conectar 10 jonrones en 91 turnos y dando algo de estabilidad como el limpiabases de Chicago. Contreras se lastimó la corva el 9 de agosto, y ahora está de vuelta para los Cachorros, y sin duda el equipo intentará evitar empujarlo demasiado temprano, dado el alto nivel de competitividad del jugador y la naturaleza frágil de las lesiones en la corva.

Willson Contreras, Chicago Cubs
Jonathan Daniel/Getty ImagesLos Cachorros probablemente tendrán cuidado con Willson Contreras dada la naturaleza de su lesión.
¿Cuánto daño se harán los Cachorros y los Cardenales uno al otro?

A los Cerveceros de Milwaukee solo les queda una serie ante los Cachorros y otra ante los Cardenales de San Luis. San Luis y Chicago tienen siete juegos restantes entre sí, lo que quizás le dé a Milwaukee la oportunidad de subir en la división mientras sus rivales se matan entre ellos.

Ventaja de localía en la Serie Mundial

¿Podrán los enrachados Indios superar a los Dodgers y los Nacionales por el mejor record en MLB?

En la mañana del 25 de agosto, los Dodgers tenían ventaja de 19.5 juegos sobre Cleveland - leyeron bien, 19.5 juegos - pero cuando Joe Panik lanzó a la primera base a las 2:11 a.m. hora del Pacífico del martes en la mañana para sellar la derrota más reciente de L.A., esa brecha se había reducido a cuatro juegos. Los Indios cerraron una increíble brecha de 15.5 juegos ante los Dodgers en 17 días.

Recuerden, la ventaja de local en la Serie Mundial ahora le toca al equipo con el mejor record, en vez del equipo que representara la liga que ganara el Juego de Estrellas. Los Indios le pasaron por el lado a los Astros con el mejor record en la Liga Americana, y ahora tienen a su alcance a los Dodgers y a los Nacionales.

Tengan esto en mente: Si los equipos terminan con idéntico record, los Dodgers tienen la ventaja sobre Cleveland, al haberles ganado dos de tres juegos en su serie del 13 al 15 de junio.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


JD_Martinez
Joe Mahoney/Getty ImagesLos Tigres no recibieron mucha recompensa por J.D. Martínez en el mercado de cambios, así que será interesante lo que pueda obtener en la agencia libre.
El camino de Chris Carter en el béisbol en el último año debería servir de lección para que los jugadores establezcan un plan hacia un gran contrato, un recordatorio que la habilidad de conectar jonrones - el activo más codiciado por décadas en las Grandes Ligas, desde el ascenso de Babe Ruth hasta la era de los esteroides - no es necesariamente la mina de oro que alguna vez fue.

Carter conectó más jonrones que cualquier otro jugador en la Liga Nacional en 2016, 41 bambinazos para los Cerveceros de Milwaukee, y al final de la temporada, los Cerveceros tenían una de dos alternativas: Ir al proceso de arbitraje de Carter y pagarle cerca de $8 millones por un contrato de un año o dejarlo libre.

Los Cerveceros, que no pudieron encontrar ningún equipo interesado en Carter, simplemente lo dejaron libre. El mejor acuerdo que pudo encontrar para quedarse en Grandes Ligas fue el contrato de un año y $3.5 millones que le dieron los Yankees de Nueva York. Pero cuando Carter - quien tiene 30 años - bateó .201 para los Yankees, ellos lo cortaron. Su participación más reciente fue con el equipo Triple A Nashville en la organización de los Atléticos de Oakland.

Hay muchos, muchísimos ejemplos que han surgido en el último par de años de que el bateo de poder no siempre se traduce en dólares o valor percibido:

Mike Napoli conectó 34 jonrones, cifra máxima en su carrera, para los Indios de Cleveland el año pasado, y tuvo que aceptar un acuerdo de un año con los Rangers de Texas. Los Tigres de Detroit llevaron al jardinero J.D. Martínez al mercado a principios de julio, esperando que surgiera un buen acuerdo por él, pero solo recibieron una recompensa marginal por él de parte de los Diamondbacks de Arizona. Jay Bruce ha sido uno de los mejores bateadores de cuadrangulares en el béisbol esta temporada, y pasó por el sistema de waivers a principios de agosto antes que los Mets de Nueva York lo moviera a Cleveland - y casi toda la recompensa para los Mets estaba basada en el salario que no le pagarían a Bruce, en vez del valor del prospecto que recibieron.

Todo esto hace que el reciente énfasis dentro de la industria en levantar la pelota y batear con poder parezca algo malo. En una época en la que muchos equipos pagan cada vez más por otras habilidades que no sean sacar la pelota del estadio, una generación de bateadores está alterando sus swings en un intento de lograr más extrabases y generar más jonrones que nunca antes - y el escalofriante volumen de bateadores con llamativas producciones de cuadrangulares podría seguir disminuyendo el ya deprimido precio del mercado.

Al llegar a los partidos del martes, exactamente 110 bateadores han logrado 19 jonrones o más en la temporada 2017. El record de jonrones en una temporada en el béisbol será superado en algún momento a mediados de septiembre, y para el final de la temporada, podría haber cerca de 120 bateadores con 20 jonrones o más. Cerca de 40 bateadores terminarán con 30 jonrones o más. Solo 150 bateadores tendrán suficientes apariciones en el plato para calificar al cetro de bateo, lo que significa que la mayoría de los jugadores regulares tendrán 20 jonrones o más.

Mirémoslo de otro modo: Los relevistas son típicamente algunos de los jugadores con salarios más bajos en las mayores debido a la percepción de las oficinas centrales que encontrar una producción comparable no es difícil. Hasta el lunes en la mañana, había menos relevistas promediando un ponche por entrada - exactamente 100 entre los relevistas con al menos 40 entradas trabajadas - que el número de jugadores con 19 o más bambinazos.

"¿Quién va a pagarle a todos estos chicos en este invierno?", dijo en forma retórica un evaluador. "Algunos se van a quedar atrás".

Lo que significa que algunos agentes están destinados a ser portadores de malas noticias para los jugadores que esperan recibir grandes contratos por la enorme cantidad de cuadrangulares que han conectado.

Los agentes libres podrían sufrir el peor golpe, como les pasó a Carter, Napoli y otros en el invierno pasado. Los jugadores elegibles a arbitraje podrían ver aumentar sus salarios por el aumento en cuadrangulares, porque este sistema sigue dejándose llevar por estadísticas de la vieja escuela - por ejemplo, las victorias para los lanzadores, y las remolcadas y los jonrones para los bateadores. Casi todos los equipos dependen en gran medida de las métricas avanzadas en estos días, pero el anticuado sistema de arbitraje en el béisbol sigue valorando los salvamentos y los jonrones más que el WAR.

"Pero esa es la razón por la que los Cerveceros cortaron a Carter", dijo un evaluador. "Ellos no iban a pagar por jonrones, cuando iban a poder encontrar a alguien más por menos dinero".

Muchos de los mismos jugadores que tuvieron que conformarse con contratos de un año en el invierno pasado podrían volver a tener dificultades en este invierno, a pesar de sus números de poder: consideren a Yonder Alonso, quien fue un Todos Estrellas y tiene 25 jonrones en el 2017; y Mark Reynolds, quien ha tenido algunos de los mejores números de su carrera a los 34 años y podría sobrepasar los 30 jonrones y las 100 remolcadas. El veterano Curtis Granderson, quien tiene 23 jonrones para los Dodgers de Los Angeles y los Mets, podría tener problemas en la agencia libre, y lo mismo le podría ocurrir a Napoli, a pesar de sus 29 vuelacercas.

J.D. Martinez será un fascinante caso de prueba como agente libre en este otoño, luego de generar un interés tibio en el mercado de cambios. Es respetado como productor de carreras y su habilidad para batearle a los lanzadores zurdos, y tiene 37 jonrones en apenas 103 partidos y porcentaje de embasamiento de .368. Pero no luce bien en las métricas defensivas, y tiene 112 ponches en 370 turnos.

Por eso es que algunos evaluadores predicen que veremos más acuerdos pre arbitraje en este invierno - contratos a corto plazo de quizás uno o dos años. Algunos agentes pueden estar recelosos de arriesgar la posibilidad de que sus clientes no obtendrán un contrato para la temporada 2018 y en cambio serán arrojados al océano de agentes libres, de la misma forma que le pasó a Carter.

Si los jugadores buscan diferenciarse de sus pares, según sugieren algunos evaluadores, hay otras habilidades por las que podrían ser bien compensados.

1. Defensa.

Los equipos se quieren enfocar en la prevención de carreras en su roster y en sus selecciones en la alineación. "El contrato de Jason Heyward nos dijo mucho", dijo un evaluador, al referirse al jardinero de los Cachorros de Chicago. "Tiene un contrato monstruoso [ocho años, $184 millones] con dos opciones de salida, porque muchos equipos estaban detrás de él por la defensa".

El mismo evaluador dijo que el acuerdo de tres años que los Mellizos de Minnesota hicieron con el receptor Jason Castro, quien es conocido por su buen manejo de los lanzadores y su habilidad por enmarcar pitcheos: "Uno ve a un chico como Jason Castro con un OPS de por vida de menos de .700, y se gana $8 o $9 millones en un acuerdo multianual".

Castro logró 62 jonrones en los primeros seis años de su carrera - y logró un contrato de casi siete veces más grande que el que logró Carter en el invierno pasado.

2. Flexibilidad posicional.

El contrato de Víctor Martínez de cuatro años y $68 millones para que sea bateador designado para los Tigres podría no ser igualado por muchos años, porque los equipos están pagando por la defensa - y les encanta cuando un jugador tiene la habilidad de moverse alrededor del diamante. Ben Zobrist es un reciente modelo de esto, al obtener un contrato de cuatro años con los Cachorros - y ofertas similares de los Mets y otros equipos - parcialmente porque puede jugar la segunda base, los jardineros o incluso en el campocorto en una emergencia. "Si yo fuera un agente que le da consejos a un jugador", dijo un ejecutivo, "yo le diría que aprenda a jugar más de una posición, porque te conviertes en un producto más deseado, y para más equipos, porque un equipo podría necesitar un intermedista y otro equipo podría necesitar un antesalista". Demostrar la habilidad de por lo menos jugar buena defensa puede significar más seguridad en el trabajo.

3. Encontrar la forma de poner la pelota en juego.

No es difícil encontrar toleteros que puedan batear muchos cuadrangulares, al tiempo que generan muchos ponches. Pero es mucho más difícil, en el mundo de la oferta y la demanda, encontrar bateadores con alto contacto - jugadores que no suelen contribuir al creciente aumento de ponches.

Solo cinco jugadores en MLB con al menos 300 apariciones en el plato tienen más boletos que ponches -- Joey Votto, Mike Trout, Justin Turner, Dustin Pedroia y Buster Posey. Solo 14 jugadores tienen una tasa de ponches menor al 12 por ciento.

"Miren las razones por las que todo el mundo ama a José Ramírez", dijo un evaluador. "No se poncho mucho. Tiene turnos difíciles. Te ayuda mucho aunque no conecte cuadrangulares".

Algunos ejecutivos predicen que los bateadores de contacto verán un aumento en su valor en el mercado. Esos son difíciles de encontrar.

Los bateadores de cuadrangulares tienden a poncharse mucho, ya que suelen ir detrás de la pelota. Hay muchos de donde escoger.

Oferta vs. demanda.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Trevor Bauer lanza para los Indios de Cleveland contra los Orioles este domingo, trabajando para extender la racha ganadora de Cleveland a 18 juegos y mejorar su propia carrera de excelencia. Ha lanzado al menos cinco entradas en sus últimas nueve aperturas, y desde el 27 de julio, tiene una efectividad de 2.19. Bauer ha aumentado el uso de su curva a 29 por ciento en 2017, después que la lanzó el 12 por ciento del tiempo en 2015 y 19 por ciento en 2016.

Sólo tres lanzadores han lanzado un porcentaje más alto de curvas que Bauer:

1. Drew Pomeranz: 37.1 %
2. Alex Cobb: 33.6 %
3. Aaron Nola: 30.2 %
4. Bauer: 28.9 %

Dado que su velocidad media de la bola rápida es 94 mph -y en su apertura más reciente, rozó las 100 mph- hay una diferencia de 15 a 20 mph entre su bola rápida y la curva, una gama que puede ser extremadamente eficaz cuando está lanzando strikes.

Bauer tiene una efectividad de 4.39 en la temporada, pero sus promedios en las métricas avanzadas son bien buenos. Su FIP (fielding independent pitching) es 3.90, el 20º mejor en las Grandes Ligas, y ocupa el 18º lugar en xFIP, con 3.72.

A medida que calienta antes de cada juego, Bauer escucha cinco canciones de death metal melódico de Amon Amarth, encontrando su propio ritmo dentro de la música: "One Thousand Burning Arrows", "War of the Gods", "Father of the Wolf" "Twilight of the Thunder God" y "Back on Northern Shores".

Ponches: MLB ha llegado a ser dominado por los ponches de una manera diferente a cualquier otro momento en el deporte, por lo que tiene sentido que el equipo más dominante es muy bueno en la compilación de ponches y evitando que les bateen. Los lanzadores de Cleveland podrían ser los primeros en promediar más de 10 ponches por nueve entradas:

1. Cleveland: 10.05
2. Houston: 9.85
3. Dodgers: 9.67

Y los bateadores de los Indios tienen el segundo porcentaje de ponches recibidos más bajo:

1. Houston: 17.2 %
2. Cleveland: 18.8 %
3. Atlanta: 19.1 %

Los bateadores de los Indios también han sido el segundo mejor equipo en promedio de bases por bolas:

1. Dodgers: 10.4 %
2. Cleveland: 9.9 %
3. Cubs: 9.8 %

Y sus lanzadores tienen el más bajo promedio de boletos:

1. Cleveland: 2.67
2. Boston: 2.76
3. Dodgers: 2.77

Tony Dejak/AP PhotoLa efectividad de Trevor Bauer es de 4.39 en la temporada, pero es 2.19 desde el 27 de julio.
Así que para revisar: Los Indios están dominando los barómetros más prominentes en el deporte para el éxito. Ellos están montando una racha ganadora que se remonta a antes de la temporada de fútbol universitario, y en la próxima semana, los All Stars Andrew Miller y Jason Kipnis podrían volver a la lista activa. El sábado, Miller dijo que espera lanzar la práctica de bateo en vivo el lunes, y Kipnis espera regresar para el final de la actual estancia en casa.

Cara de piedra: Corey Kluber tiene cara de piedra cuando está en el montículo, su expresión nunca cambia, y sus compañeros dicen que en la mayor parte, esto sigue siendo así cuando ellos están a su alrededor: Es en su mayoría estoico y el tono de su voz no varía mucho.

Pero es considerado entre sus compañeros de equipo como un comodín y bromista furtivo, alguien que le gusta poner trampas y luego ver los resultados de lejos. Por ejemplo: Durante el transcurso de esta temporada, el entrenador de tercera base, Mike Sarbaugh, ha tenido ocasionalmente problemas para localizar su casco antes de dirigirse a la caja del entrenador. Lo que no sabe, dicen otros jugadores Indios, es que a Kluber le gusta moverlo y luego ir a otra parte del dugout para ver a Sarbaugh luchando por encontrarlo. Sarbaugh "todavía no puede saber quién lo hace", dijo uno de los otros Indios, riéndose.

Cuando los equipos usaban jerseys personalizados en el fin de semana de los jugadores, el entrenador del bullpen Jason Bere pidió que su apodo, JB, se colocara en la espalda. En cambio, cuando recibió la camiseta, tenía algo diferente: DAD. Cuando el segunda base Jason Kipnis tuvo el hábito de arruinar algunas carpinterías detrás del pabellón de los Indios en 2014, fue Kluber quien diseñó las camisetas dispersas a los jugadores: JK Construction Co., llevando estas palabras en la parte de atrás: "Yo lo rompo. Tú lo arreglas".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


New York Yankees pitcher Sonny Gray
Brian Spurlock/USA TODAY SportsOf the four runs Sonny Gray gave up in his first start as a Yankee, two were unearned.
CLEVELAND - Michael Pineda será recordado para siempre como uno de los tramposos más notorios en la historia del béisbol, después de que salió al montículo en Fenway Park en 2014 con una gran mancha de alquitrán de pino en su cuello. En esa fría noche de abril, había tenido problemas para agarrar la pelota en la primera entrada y le contó a sus compañeros de equipo el problema cuando regresó al dugout.

Un veterano compañero de equipo, tratando de ser útil, escondió la sustancia extraña justo por encima de la clavícula de Pineda. Es posible que en la relativa oscuridad del dugout visitante, no pareciera tan pronunciada la mancha. Pero en el centro del diamante, y expuesto a las luces del campo, era tan obvio que puedo recordar que un miembro de nuestro grupo de transmisión lo notó inmediatamente desde el puesto, mientras Pineda caminaba hacia el montículo y empezaba a calentarse. Podría haber colocado un reflector en su cuello.

Con nuestras cámaras enfocadas en ello, el manager de los Medias Rojas de Boston, John Farrell, fue inmediatamente alertado por su equipo de video, dejándole la opción de pedir a los árbitros que revisaran el cuello de Pineda. El lanzador de los Yankees fue expulsado y suspendido por violar la regla de sustancias extrañas que todo el mundo sabe que es violada repetidamente, diariamente y por cada equipo en el béisbol de las Grandes Ligas. La diferencia era que Pineda fue flagrante en su rompimiento de las reglas.

Mientras el comisionado Rob Manfred decide qué hacer con el presunto uso de dispositivos electrónicos en Boston para robar señales y buscando precedentes con una decisión que se espera para esta semana, el ejemplo de Pineda podría ser uno de los que podría aprovechar.

Como el segunda base de los Medias Rojas, Dustin Pedroia, dijo a los periodistas esta semana, el esfuerzo por robar señales en el béisbol es constante y, para Pedroia, data de sus días en la escuela secundaria. Cada vez que un corredor ha avanzado a la segunda base tiene una oportunidad de recoger información útil sobre las señas entre el receptor y el pitcher; la mayoría usará al menos esa oportunidad. Algunos equipos han tenido entrenadores específicamente asignados para velar entrenadores en el otro equipo. Probablemente no es una exageración decir que cada club intenta robar señales cada día.

Pero si los Medias Rojas hicieron lo que los Yankees de Nueva York alegaron, y si su sistema era tan evidente como lo que dicen las fuentes -tan claro que se puede leer los labios de los participantes al intercambiar información- entonces Boston será el Michael Pineda del robo de señales y Manfred se verá obligado a dar un ejemplo con ellos, como hizo MLB con Pineda.

Porque Manfred ciertamente entiende que esta es una pelea de dos frentes para él, y que lo que supuestamente hicieron los Medias Rojas es el asunto menos importante a la mano.

Durante dos años, Manfred ha estado presionando para mejorar el ritmo de juego, pidiendo sugerencias a los jugadores, recientemente se reunió con la asociación de jugadores en la preparación para el cambio en 2018. Él es muy consciente del impacto del aumento aparentemente exponencial en las reuniones de montículo entre lanzadores y receptores en las últimas temporadas -un cambio que es alimentado por la creciente preocupación por el robo de señas. Fuentes dentro de la organización de los Yankees dicen que después de empezar a preocuparse por la manera ilícita en que los Medias Rojas robaban las señas a principios de este año, sus receptores viajaron al montículo más a menudo para intercambiar ideas con los lanzadores directamente.

La semana pasada, el receptor de los Diamondbacks de Arizona, Chris Iannetta, le dijo a Nick Piecoro, de Arizona Republic, que sus equipos estaban constantemente tratando de robar señales y que podrían estar comprometidos. De la pieza de Piecoro:

En las últimas semanas, el número de viajes al montículo por receptores de Diamondbacks parece haber aumentado exponencialmente, con conversaciones que se producen a veces entre cada pitcheo, dependiendo de la situación.

El receptor Chris Iannetta dice que esto no es una cuestión de tratar de ponerse de acuerdo sobre la selección de pitcheo, sino más bien un intento de evitar que roben las señas. Coincidentemente, Iannetta dijo esto antes de que un reporte apareciera esta semana diciendo que los Medias Rojas de Boston usaban un reloj de Apple en el dugout para retransmitir señales sobre la selección de pitcheo en los juegos contra los Yankees de Nueva York...

"Un lanzamiento podría ser la diferencia en la temporada ahora", dijo Iannetta. "Un lanzamiento podría ser la diferencia entre clasificar o no a los playoffs. No queremos correr ese riesgo".

Los viajes al montículo hacen lento el juego, pero a Iannetta no le importa.

"Sólo estamos ahí para ganar", dijo. Haremos lo que sea necesario.

Manfred necesita hacer lo que pueda para reducir la preocupación -o la paranoia, a los ojos de algunos jugadores- por el robo de señas, y si tiene evidencia de que algún equipo usa tecnología en el dugout, en clara violación de una regla establecida de MLB, habrá invitado efectivamente a todos los demás equipos a explorar métodos similares. Si MLB hubiera multado a Pineda con $ 100 y dado una palmadita, en lugar de darle una suspensión relativamente larga, otros lanzadores lo podrían haber tomado de ejemplo y operado sin miedo a las consecuencias.

En su lugar, verás a los lanzadores en cada juego con una fina capa de protector solar o alguna otra sustancia en la muñeca de su mano enguantada, que es la versión del béisbol de conducir a 60 mph en una zona de 55 mph, una violación, técnicamente, pero aceptada como práctica razonable.

Son los valores atípicos por los que Manfred debe preocuparse, especialmente sabiendo que en el caso del robo de señas, puede trabajar en contra de los esfuerzos por acelerar el juego.

Apaguen las cámaras: Una sugerencia realmente inteligente y quizás fácil de escuchar de un jugador con respecto al problema de robo de señales: elimine la toma desde el jardín central que enfoca en los receptores y que se envía a los centros de reproducción de vídeo de cada equipo. Ese ángulo particular a veces se utiliza para revisar las jugadas en las que los bateadores son golpeados por lanzamientos, pero podría ser eliminado entre lanzamientos.

¿La tecnología es la respuesta?: Las tensiones sobre el robo de señales han iluminado la necesidad del béisbol de generar tecnología por la cual los receptores pueden comunicarse con los lanzadores. Un tipo de auricular -como los quarterbacks y capitanes defensivos tienen en la NFL- parece poco práctico para la MLB. Un funcionario señaló explicó que por lo general, las señas no vienen de la línea lateral; más bien, son dadas en el campo, por el receptor, que no puede dar verbalmente las señales al lanzador desde su posición debido a la proximidad del bateador.

Algunos receptores de béisbol y sóftbal universitarios (y lanzadores) usan bandas en el antebrazo que contienen el código de selección de pitcheo, y cuando el receptor transmite la selección de pitcheo decidida desde el banco, el lanzador puede sacar fuera esa hoja. "Pero eso retrasaría aún más el proceso", dijo un funcionario.

Y con muy pocas excepciones, los receptores de MLB generan las sugerencias de pitcheo, en lugar de un entrenador. Por lo tanto, parece que hay una oportunidad para que algún inventor encuentre una forma para que el receptor y el lanzador se comuniquen, tal vez usando sus guantes de una manera que un receptor podría enviar señales inalámbricas a través de su mano enguantada. Una presión de un dedo índice -uno para la bola rápida- electrónicamente estableciendo una vibración en la mano enguantada del lanzador, o algo así. Chris Antonetti, el presidente de operaciones de béisbol de los Indios, habló en el podcast del otro día en general acerca de las conversaciones pasadas sobre el tema de desarrollar la tecnología del lanzador-receptor. MLB parece estar en la línea de 10 yardas de un campo de 100 yardas en su progreso en esto, pero sin duda, la discusión de ritmo del juego, el aumento de las visitas de montículo y los incidentes entre los Medias Rojas y los Yankees podría estimular más la conversación.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Salida de Verlander marca el fin de una era en Detroit

FECHA
03/09
2017
por Buster Olney | Escritor Senior de ESPN.com
El gerente general de los Tigres de Detroit, Al Ávila, descubrió a Justin Verlander en la primavera de 2004, cuando Verlander lanzó para Old Dominion un día que Ávila recuerda como frío y nublado. Verlander luchó y lanzó muchos lanzamientos, y Ávila, mirando desde las gradas, asumió que un relevista sería llamado para la sexta o séptima entrada.

"Lanzó las nueve entradas," dijo Ávila, "todavía lanzando a 100 mph en la parte final del juego".

Los Tigres seleccionaron a Verlander con la segunda selección general en el draft de ese año, y Ávila estaba en la sala cuando Verlander firmó ese primer contrato. El hijo de Ávila, Alex Ávila, se convertiría en el receptor personal de Verlander, los dos crecieron tan cerca que las familias de Alex y Justin vacacionaban juntas. Así que con toda esa historia, el adiós entre Verlander y Al Ávila, después que el gerente general de Detroit cambiara a Verlander la medianoche del jueves, fue más que un apretón de manos formal. Era más como ver a un sobrino que se trasladaba a otra parte del país.

"Hoy nos abrazamos como tres veces en el clubhouse", comentó Ávila, hablando desde su oficina el viernes por la noche.

Los sentimientos han sido echados a un lado por necesidad en Detroit, en la medida en que Ávila también cambió a su hijo, entre muchos otros jugadores. J.D. Martínez fue el primero en irse, seguido por Justin Wilson, Justin Upton y Verlander.

Al Ávila le había aconsejado a su jefe, el director ejecutivo de Detroit y al presidente Chris Ilitch, que la trayectoria de los Tigres no era sostenible. El envejecido equipo se había apoyado en contratos caros y una nómina de salario récord, mientras necesitaba de talento joven (y barato). Con la bendición de los propietarios, Ávila hizo movimientos que han reducido enormemente la deuda del equipo y mejoró un sistema de granja que generalmente ha sido uno de los peores del deporte en la última década.

Pero los cambios de Martínez, Alex Ávila, Wilson, Upton y Verlander también parecen señalar el final de una era en la que los Tigres, que operaban bajo Mike Ilitch, quien falleció en febrero, gastaron mucho más allá del potencial empresarial del equipo.

"No vamos a estar gastando como estábamos, pasándonos del impuesto de lujo, haciendo clic en la regla del servicio de la deuda", indicó Ávila. "Empujamos el sobre y tuvimos algún éxito. No era el mejor modelo de negocio. Realmente tenemos una filosofía diferente".

Justin Verlander trade
Paul Sancya/AP Photo
Lo que significa que a medida que los Tigres avanzan más allá de un ciclo de reconstrucción que está comenzando, su nómina se verá más cerca de los Astros de Houston que la de Dodgers de Los Ángeles o los Yankees de Nueva York. Detroit ha sido durante mucho tiempo un ente peculiar con sus gastos, pero ahora la responsabilidad es la de elegir a los jugadores adecuados, como Alex Faedo, el lanzador que seleccionaron en la primera ronda del draft de junio, y fomentar el desarrollo del sistema de granjas. Elaborar y desarrollar, construir desde dentro.

Ávila reiteró el viernes que no estaba bajo órdenes de deshacerse de salario este verano; más bien, Ilitch le dio luz verde a su plan de esperar a lo que los Tigres consideraran ser las ofertas correctas y apropiadas por el talento de Verlander y los otros. Por ejemplo: el segundo base Ian Kinsler fue reclamado en waivers en agosto, y los Tigres lo trajeron de vuelta, en lugar de descargar su salario, y Detroit mantiene una opción sobre Kinsler para 2018.

A medida que comenzó el período de cambios del verano, Ávila y su personal identificaron lo que pensaban que sería un retribución justa por Verlander, y los Tigres mantuvieron amplias conversaciones con los Astros, Cachorros de Chicago, Dodgers, Yankees y otros equipos antes del 31 de julio. Pero la oferta correcta no tomó forma para los Tigres; estaban completamente preparados para cargar con el lanzador en el invierno de 2017-18.

Verlander pasó a través de waivers a principios de agosto, no es de sorprender, dada su cláusula de no-cambio y los $ 56 millones que se le debían por las próximas dos temporadas. Houston podría haber presentado una reclamación, pero no lo hizo. Durante los primeros 30 días de agosto, Ávila ofreció la misma evaluación a Verlander cuando los dos hombres discutieron las posibilidades de un cambio: "Es posible, pero no creo que sea probable".

La perspectiva de los Astros aparentemente cambió dramáticamente a través de un agosto difícil. A mediados de la semana pasada, Houston intensificó su oferta por Verlander significativamente, a los ojos de los Tigres. Ávila comenzó a informar a los equipos que pensaba que tenía la oportunidad de hacer un trato. Verlander ayudó al esfuerzo de los Tigres teniendo una efectividad de 2.31 en sus 11 aperturas finales para Detroit, su velocidad media en su bola rápida alcanzó las 95.3 mph, la décima mejor en béisbol.

A medida que los Astros y los Tigres avanzaban en sus negociaciones el jueves por la noche y el plazo de la medianoche se acercaba, Ávila -trabajando desde su casa con su personal- llamó a Verlander y le dijo que había un acuerdo al que el lanzador tendría que decir "sí" o "no".

"Déjame pensar en ello y te devolveré la llamada", contestó Verlander.

No mucho después, recordó Ávila, Verlander respondió y dijo "sí". Para que el acuerdo fuera oficial, Ávila necesitaba que Verlander firmara formalmente un documento que indicaba que estaba renunciando a su cláusula de no-cambio. Entonces Ávila envió dos empleados a la casa de Verlander, a pocos kilómetros de distancia. Verlander firmó y el documento fue rápidamente enviado por correo electrónico a la oficina central de MLB.

Detroit aterrizó tres de los mejores prospectos de Houston, incluyendo el pitcher Franklin Pérez, que ya es el jugador de los Tigres de mayor rango entre los prospectos de MLB.com, y el jardinero Daz Cameron, hijo del veterano Mike Cameron.

Mike Ilitch compró a los Tigres en 1992 y repartió muchos dólares para mantener al equipo atestado de estrellas: Ivan Rodríguez, Magglio Ordóñez, Kenny Rogers, Prince Fielder, Miguel Cabrera, Upton y Verlander. Detroit llegó a la postemporada cinco veces en nueve años y organizó los juegos de la Serie Mundial en 2006 y 2012. Algunos Tigres creerán por el resto de sus vidas que fueron el mejor equipo de béisbol en 2013, antes de que un swing de David Ortiz inclinara la Serie de Campeonato de la Liga Americana en favor de Boston y los Medias Rojas prevalecieron.

Pero ese tipo de equipo de Tigres -un club saturado de estrellas veteranas muy caras- podría estar en extinción ahora. En lo adelante, las ganancias del mercado definirán el presupuesto del club que, inevitablemente, tendrá un enfoque más conservador.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Un funcionario del equipo que conoce mucho acerca de marketing habló recientemente sobre el desafío único que enfrenta Derek Jeter y el nuevo grupo de propietarios de los Marlins de Miami al asumir el control de la franquicia. La relación entre la franquicia y la comunidad está tan gravemente dañada, dijo el funcionario, que Jeter & Co. tendrá efectivamente una oportunidad legítima para relanzar la franquicia, una pequeña ventana de oportunidad para distinguirse del propietario anterior.

Es por eso que la reciente explosión del jardinero derecho, Giancarlo Stanton, es una bendición y una maldición para el grupo de propietarios entrantes.

Si Stanton hubiera generado una actuación en 2017 más cercana al promedio de su carrera -digamos, 27 jonrones en poco más de 130 juegos- entonces Jeter & Co. podría haber tenido más cobertura de relaciones públicas para descartar su contrato, en virtud del cual a Stanton se le deben $ 295 millones más por los próximos 10 años. Para un equipo saturado de deudas, sería un buen negocio deshacerse de un jugador que absorbería una parte tan enorme del presupuesto anual del equipo, aunque eso signifique patear decenas de millones de dólares para compensar parte de su salario para su próximo empleador. Hay más que un argumento razonable de que los Marlins necesitan mover a Stanton, por el bien de ganar juegos durante la próxima década.

Pero a través de un ajuste en el plato -cerrando su postura- Stanton de repente se ha convertido en uno de los mejores jugadores del béisbol y un candidato serio para el premio MVP de la Liga Nacional. En sus últimos 59 partidos, Stanton tiene 32 jonrones, 58 anotadas, 60 carreras impulsadas, 34 boletos y 1.205 de OPS, mientras juega sus partidos en casa en lo que generalmente se percibe como uno de los peores parque para los bateadores en el béisbol. Durante años ha sido el Paul Bunyan de los jugadores de posición debido a su tamaño, y ahora él es la fuente de la producción Bunyanesque.

Esto alimenta el valor comercial de un jugador en su mejor momento si los Marlins deciden negociar por Stanton, quien cumplirá 28 años en noviembre. Si Miami organiza un cambio, probablemente obtendría un paquete mejor de prospectos a cambio de lo que tendría hace tres meses y tendría que compensar menos dinero.

Pero la explosión de Stanton en la ofensiva también cementa su posición como el mejor, más prominente y más comerciable jugador de los Marlins, especialmente teniendo en cuenta la muerte de Jose Fernandez en septiembre pasado.

¿Quiere Jeter - con esa oportunidad de hacer una primera impresión con los aficionados al béisbol de Miami- que su primer movimiento importante como capitán de las oficinas principales de los Marlins sea deshacerse de Stanton?

Y aunque es cierto que el grupo de Jeter aún no está oficialmente instalado como los nuevos propietarios del equipo, pocos aficionados caerán en el truco si Stanton es negociado antes de que Jeter sea aprobado formalmente. Jeter tendrá que asumir la responsabilidad de cualquier acuerdo de Stanton, no importa cuando suceda, porque incluso los aficionados al béisbol casual asumirán que los propietarios entrantes tenían poder de veto de cualquier cambio importante, de la misma manera que el comprador potencial de una casa tendría que aprobar alteraciones significativas antes de un cierre.

Si la gran reapertura de la franquicia incluye la venta de Stanton, muchos fanáticos del béisbol de Miami leerán esto como: "Los mismos viejos Marlins".

Es por eso que es bueno que Jeter supervise las operaciones tanto del negocio y el béisbol en este caso, porque si bien puede ser inteligente una decisión de béisbol que mueva un contrato oneroso y permita flexibilidad monetaria, sería un negocio terrible. No puede haber manera de que Jeter & Co. venda esto como algo bueno; sería percibido sólo como algo malo. Jeter no debe viajar a la ciudad en un gran caballo blanco que representa el cambio y luego cambiar al Derek Jeter de la franquicia de los Marlins.

Mientras más pronto Jeter & Co. encuentren solución a esa realidad, será mejor. Así como también les beneficiará para cambiar su enfoque dirigido a la construcción de un mejor equipo alrededor de Stanton.

La oficina principal de los Marlins ha estado recibiendo llamadas de otros equipos sobre Stanton durante esta temporada, y los rumores continúan girando en torno al futuro del toletero. Si Jeter realmente desea cambiar la marca de la franquicia y distinguir la nueva propiedad de la antigua, debe intervenir y anunciar definitivamente: No estamos negociando a Giancarlo Stanton ahora o en cualquier momento en el futuro cercano.

" Si Jeter & Co. decide mover a Stanton -y decide inmediatamente meterse en el ojo del huracán ante la crítica de la opinión pública, situación de la que quizás nunca puedan recuperarse- estos son los pretendientes que podrían tener más sentido. (Para ser claro: Lo que sigue es especulación, con algunos aportes de ejecutivos rivales.)

Giancarlo Stanton
Mike Ehrmann/Getty ImagesLa demostración de fuerza de Giancarlo Stanton podría elevar su valor comercial a nuevas alturas pero, ¿Jeter & Co. romperán con el pasado del equipo o simplemente lo mantendrán?

Los Cardenales: Stanton daría a San Luis exactamente lo que necesita, y lo que tenía en el pasado con Mark McGwire y Albert Pujols -un slugger trascendental como ancla en la alineación. Los Cardenales tienen suficientes prospectos para hacer un trato, y tienen dinero para gastar. Dentro de algunos puntos de la industria ellos lucen como los primeros favoritos para conseguir a Stanton.

Los Filis: Tienen una tonelada de flexibilidad en la nómina salarial y bastante dentro de su establo de prospectos para construir un intercambio, y quizás un sentido más grande de la urgencia dada la falta de progreso en su reconstrucción este invierno. Pero para los nuevos propietarios de los Marlins, negociar a Stanton con un rival de división puede ser una venta más dura que si lo trasladaran a otro lugar.

Los Dodgers: Stanton es de California y es perfecto para el mercado de L.A. que prospera con el poder de las estrellas. Sería un superhéroe de béisbol con los Dodgers. Pero una y otra vez, el presidente de los Dodgers, Andrew Friedman, ha demostrado que no está dispuesto a intercambiar a los mejores y más brillantes de sus jóvenes jugadores, una estrategia que ha valido la pena este año. Los Marlins podrían exigir un Cody Bellinger para llegar a un acuerdo, para vender el trato a sus fans y los Dodgers podrían justificadamente decir que no, dado que Bellinger es más joven y más barato.

Los Gigantes: La necesidad está ahí, por supuesto, y el poder de Stanton -como el del exGigante Barry Bonds- se traduciría incluso en el AT & T Park. Pero San Francisco no tiene mucha flexibilidad de nómina salarial inmediata y probablemente tendría que estructurar un acuerdo en el cual los Marlins asumirían mucho del contrato de Stanton o tomarían un gran contrato o dos a cambio (como el de Brandon Belt).

Los Yankees: Ellos tienen ciertamente el calibre de prospectos necesarios para hacer un cambio por Stanton y el acoplamiento en la alineación de los monstruos Aaron Judge y Stanton sería el sueño de un comercializador. (Aunque probablemente terminaría cualquier charla sobre la firma por parte de los Yankees de Bryce Harper).

Pero Jeter es una persona muy competitiva y supongo que sólo haría un trato con los Yankees, su antiguo equipo, si fuera un comercio total, unilateral. Y ten en cuenta que en el pasado, el gerente de los Yankees, Brian Cashman, ha trabajado para evitar los grandes y masivos contratos como los de Stanton: él se opuso a que los Yankees volvieran a firmar a Alex Rodriguez después de que A-Rod optara por abandonar su contrato a principios de la temporada baja de 2007-08.

Los Medias Rojas: Debido a que son un equipo de gran mercado, probablemente harían una llamada por Stanton - y sería divertido verlo golpear en Fenway Park. Pero Boston ya tiene suficiente profundidad en los jardineros, sobre todo Mookie Betts y Andrew Benintendi.

Los Cachorros: Un trío de Kris Bryant, Anthony Rizzo y Stanton llenaría las gradas de Wrigley con jonrones, pero los dólares podrían no funcionar para los Cachorros, a menos que Chicago pudiera de alguna manera incorporar el contrato de Jason Heyward en cualquier comercio de Stanton para ayudar a compensar las cuentas. Pero los Cachorros tendrían que proporcionar un gran paquete de prospectos para que eso suceda y tal vez no quieran hacerlo por los precios que han pagado en los acuerdos por Aroldis Chapman, José Quintana, Justin Wilson y Alex Ávila.

Los Astros: Stanton sería una adición interesante, ténganlo por seguro, pero Houston tiende a adherirse estrictamente a las evaluaciones de valor en sus negociaciones y tendría que trabajar fuera de esa zona de confort para hacer que esto suceda. Los Angelinos: Están desarrollando cierta flexibilidad en la nómina salarial, con cerca de una docena de contratos programados para expirar, incluyendo el último año del desastroso acuerdo de Josh Hamilton. Y un cambio por Stanton podría ser el tipo de cosa que convenzca a Mike Trout de seguir más allá de su actual acuerdo hasta 2020.

Los Medias Blancas: Un durmiente. Debido a los acuerdos hechos por Rick Hahn para aterrizar prospectos el año pasado, los Marlins tendrían mucho talento joven para elegir y los Medias Blancas tienen una gran cantidad de flexibilidad en su nómina salarial en los próximos años. Un movimiento por Stanton ayudaría a posicionar a los Medias Blancas como candidatos a ganar en 2018 y 2019, cuando los Reales giran en un ciclo de reconstrucción y la actual ventana de los Indios para el éxito comienza a cerrarse.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


¿Debería la MLB y la Asociación de Peloteros explorar la cuestión de que las bases puedan estar compuestas de mejores materiales?

Cal Ripken jugó cada partido de su equipo por más de 16 años, y uno de sus managers, Davey Johnson, reflexionó sobre cómo Ripken de alguna manera evitó lesiones graves a pesar de la gama de riesgos inherentes al juego: pelotazos en sus manos y muñecas, deslizamientos agresivos mientras defendía la segunda base. Y tal vez la amenaza más consistente a la racha de juegos, reflexionó Johnson en 1996, era el hábito de Ripken de delizarse en la primera base mientras corría por la línea a toda velocidad.

Si Ripken aterrizaba sobre la elevación de la base o en la parte posterior de la pierna del primera base, podía torcerse el tobillo, dijo Johnson, o romper su Aquiles, o recibir daño de alguna otra manera. Era la torpeza de los atletas de más de 200 libras corriendo a través de superficies planas cambiantes a lo que se refería Johnson.

Esto causa lesiones anualmente, con Bryce Harper el ejemplo más reciente y más prominente. En su esfuerzo por alcanzar un hit, se abalanzó a la primera base, y en condiciones húmedas, su pie se deslizó a través de la almohadilla, su rodilla se hiperextendió y luego se dobló. Por tal razón tuvo que ser ayudado a salir del campo. A principios de esta temporada, los Nacionales perdieron por todo el año a Adam Eaton por una lesión de rodilla y tobillo en una jugada parecida en la primera base; de manera similar, Mike Trout salió herido al deslizarse de manos en la segunda base, desgarrándose su pulgar.

Una pregunta que valdría la pena para MLB y el sindicato explorar: En tiempos de tecnología avanzada, ¿podría existir una composición mejor y más segura para las bases, especialmente la del primer cojín?

Es una pregunta tan simple y tan natural como si hay una máscara facial mejor para los receptores, o un mejor casco para los bateadores.

Algunos entrenadores han notado en los últimos años que las bases son más rígidas de lo que solían ser. Algunos equipos intercambian las bases durante el transcurso de la acción del juego y venden las viejas como ya utilizadas en el juego, quizás contribuyendo a que la flexibilidad de las mismas no disminuya.

¿Es real o es una percepción? Es difícil decirlo sin más examen.

La composición de las bases ha cambiado a través de los años, de los tipos más suaves que Ty Cobb usó para deslizarse al modelo que Rickey Henderson alzó después de romper el récord de Cobb de bases robadas -aparentemente más plano que las bases de hoy.

¿Podría encontrarse una superficie mejor en la parte superior de la base, que sea menos resbaladiza para evitar lo que le ocurrió a Harper en la noche del sábado? ¿Sería beneficioso si las bases fueran más planas y más bajas? ¿Se podría utilizar la electrónica de alguna manera, para reducir la necesidad de una base elevada? ¿Hay algo que podría mejorarse?

Estas son todas las preguntas que vale la pena explorar.

Cuando MLB presionó por un cambio en las reglas de colisión del receptor, esto alteró la forma en que se juega el béisbol, en nombre de la seguridad (protegiendo al mismo tiempo las inversiones financieras de los equipos en sus jugadores). Lo mismo ocurrió cuando se establecieron las nuevas reglas para proteger a los defensores de la intermedia (segunda y campocorto); ahora los jugadores realizan el doble play sin el temor de ser barridos por un corredor que se aproxima.

Pero simplemente alterar la composición de las bases no puede afectar la forma en que se juega el béisbol , y podría ayudar a mantener a jugadores como Eaton, Trout y Bryce Harper en el campo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Frank Franklin II/AP PhotoMatt Harvey has a 5.25 ERA through 13 games this season.
Fue hace menos de dos años cuando el manager de los Mets de Nueva York, Terry Collins, luchó con el dilema de enviar o no a Matt Harvey para abrir la novena entrada en el Juego 5 de la Serie Mundial con el equipo ganando dos a cero. Collins recuerda la conversación que tuvo con Harvey en el clubhouse.

"Le dije que era suficiente", dijo Collins. "Y él se acercó y dijo, 'quiero este juego. Lo quiero mucho. Tienes que dejarme seguir. Le dije, 'Matt, nos tienes exactamente donde queríamos que nos llevaras'".

"Él dijo, 'quiero este juego de la peor manera'. Así que obviamente, dejé que mi corazón se interpusiera en mi camino. Me encantan mis jugadores. Y confío en ellos. Y entonces le dije: 'Ve a ganarles'".

Harvey permitió un boleto y un doble impulsor antes de ser retirado del juego, y los Reales terminaron ganando el juego y el campeonato con cinco carreras en la parte alta de la 12ª entrada.

El contexto alrededor de Harvey ha cambiado dramáticamente desde entonces, pero los Mets pronto tendrán otra decisión con el lanzador. Desde ese juego de la Serie Mundial, Harvey tuvo una cirugía por el síndrome de salida torácica, se perdió mucho de 2016 y ha estado fuera los últimos dos meses con una lesión de estrés en su escápula derecha. La velocidad media de la bola rápida de Harvey en 2015 era 95.9 mph, el más alto de su carrera; y este año, su bola rápida promedió 93.9, lo más bajo de su carrera.

Él será elegible para el arbitraje este invierno y luego agencia libre en el otoño de 2018, y no hay ninguna expectativa dentro de la industria que firmará con los Mets después de eso. Así como Harvey trabaja su camino de regreso para un puñado de aperturas al final de esta temporada, los Mets tienen opciones.

Podrían simplemente traerlo de vuelta y planear conectarlo a la rotación al comienzo de la próxima temporada, asumiendo -como ejecutivos de otros equipos asumirán - que la zanahoria de la agencia libre le obligará a pasar un invierno de trabajo.

Podrían valorar negociarlo en este otoño, porque lo que inevitablemente sería menos que un retorno ideal. Debido a la reciente historia de lesiones de Harvey y dos temporadas horribles en resultados, ningún equipo estaría dispuesto a pagar el precio de etiqueta por él. Estarían buscando un trato, una apuesta de bajo costo. O tienen la opción de simplemente no darle un contrato -lo que automáticamente le convertiría en agente libre-, aunque fácilmente ese sea el escenario más improbable.

Pero los Mets conocen a Harvey mejor que cualquier otro equipo. Saben la condición de su brazo, saben su ética de trabajo, saben si él ha hecho ajustes a sus hábitos fuera del campo después de no poder aparecer para un juego a principios de este año y ellos saben su nivel de confianza. Una pregunta importante que los Mets deben hacerse al igual que realizan sus evaluaciones del roster al final de la temporada es: ¿Creen que es más probable que Harvey no se recupere?

Si la respuesta es sí, entonces su elección es más fácil que la de Collins en la Serie Mundial 2015: Te quedas con él. Dejas a Harvey lanzar, y si él está lanzando bien y los Mets tienen problemas, lo cambias por prospectos antes de la fecha límite del 31 de julio la próxima temporada.

Pero si la gente que dirige el departamento de operaciones de béisbol de los Mets no cree que Harvey se recuperará, entonces parecería imprudente firmarle por un año más. Si creen que no tendrá razón físicamente, si creen que podría ser más una distracción que una ayuda o si creen que es probable que proporcione más de lo mismo en el montículo, deben deshacerse de él.

En 2016 y 2017, Harvey ha permitido 97 carreras y compilado 130 strikeouts en 163 entradas. Le pregunté a algunos evaluadores y agentes esta semana: Si Harvey no lanza otro lanzamiento esta temporada, ¿qué podría conseguir como agente libre en un contrato de un año? La mayoría de las proyecciones se situaron en 10 millones de dólares, con algunos hasta 12 millones de dólares, con cláusulas de incentivos basadas en juegos iniciados. Eso es más de lo que hará con los Mets a través de su última ronda de arbitraje, por lo que sigue siendo visto en la industria como una fuente de potencial.

Pero los Mets tendrán su propia y única proyección sobre lo que hará Harvey, y deberían actuar en consecuencia.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Mike Ehrmann/Getty ImagesBrad Hand de los Padres está bajo control del equipo por dos temporadas más luego del 2017.
El primer segundo luego que pase la fecha límite de cambios directos de Grandes Ligas el lunes, ese sonido que se escuchará en ese momento es el valor de cambio de los jugadores desplomándose. Seguro, en agosto se podrán hacer transacciones, cuando jugadores caros como Jacoby Ellsbury pasarán volando por el sistema de waivers, sin que nadie los reclame.

Pero jugadores buenos y baratos van a ser inevitablemente reclamados por un equipo rival en agosto, dejando a los equipos con una elección poco satisfactoria: Cambiar al jugador valioso al equipo que lo reclamó por menos de su valor percibido, o sacar al jugador por completo de waivers - lo que no hace mucho sentido cuando se trata de jugadores que podrían terminar en la agencia libre.

Debido a esta realidad, algunos gerentes estarán trabajando con una urgencia especial en las próximas 100 horas, para aprovecharse del valor de veteranos con salarios bajos.

Brad Hand, Padres de San Diego

Hace un par de semanas, ejecutivos rivales dijeron que San Diego buscaba una gran recompensa por Hand, quien fue seleccionado al Todos Estrellas de la Liga Nacional. "Un paquete [de prospectos] equivalente al acuerdo por Ken Giles o el de [Andrew]", dijo un ejecutivo. Al haber otros valiosos zurdos disponibles, el gerente de los Padres A.J. Preller probablemente no vaya a conseguir eso, y dada la volatilidad de la actuación de un relevista y el salario de Hand - apenas $1.375 millones - es posible que el valor del zurdo nunca sea más alto que ahora. Si Preller se queda con Hand para agosto, va a ser reclamado en waivers.

El dueño de los Padres Ron Fowler dijo esta semana que piensa que su equipo podría quedarse con Hand. Si eso ocurre, San Diego estaría apostando que la actuación de Hand no va a empeorar - y recuerden, solo hace 15 meses que los Padres reclamaron a Hand de los Marlins de Miami.

Alex Avila, Tigres de Detroit

A través de ajustes a su régimen de entrenamiento, Avila ha logrado mantener sus piernas frescas, y está teniendo una de las mejores temporadas ofensivas de su carrera, con porcentaje de embasamiento de .398, luego de firmar un acuerdo de una temporada por $2 millones para volver a los Tigres. Debido a que al bateador zurdo se le debe relativamente poco dinero en los últimos dos meses de la temporada, es casi seguro que Avila sería reclamado. Existe interés de parte de los Cachorros de Chicago y quizás los Rockies de Colorado, pero él es tan barato que otros equipos podrían considerar añadirlo como un tercer receptor o un primera base y bateador designado.

Lance Lynn, Cardenales de San Luis

El derecho va camino a la agencia libre en el otoño, y se encuentra entre los lanzadores abridores más experimentados disponibles ahora mismo. Lynn se está ganando $7.5 millones esta temporada, lo que significa que se le deben cerca de $2.5 millones por los dos meses finales de la temporada, y ha lucido en forma efectiva, con porcentaje de carreras limpias de 3.21 en 21 aperturas. Los Cardenales no han jugado bien, pero se encuentran apenas a 3½ juegos de distancia de la cima en la División Central de la LN, y San Luis podría decidir ganar con Lynn antes de que se vaya al final de la temporada.

Pero los Cardenales le han dicho a otros equipos que están dispuestos a moverlo, y Lynn probablemente podría atraer un buen paquete de recompense de uno de los equipos que no gane la batalla por Sonny Gray o Yu Darvish -- quizás los Dodgers de Los Angeles, quizás los Yankees de Nueva York, etc.

David Hernández y Bud Norris, Angelinos de Los Angeles

Norris tiene 15 salvamentos y efectividad de 3.12, y apenas se gana $1.75 millones. Hernández se gana mucho menos -- $535,000, y tiene efectividad de 2.34 en 36 apariciones. Los Angelinos tienen una docena de jugadores que podrían ser agentes libres en el otoño, y si deciden vender, haría sentido para ellos el mover a Hernández y Norris. Los Angelinos se están quedando fuera de la contienda por el banderín divisional, y de acuerdo a FanGraphs, tienen un 10 por ciento de probabilidades de quedarse con uno de los comodines.

Kurt Suzuki, Bravos de Atlanta

Suzuki ha fungido como sustituto de Tyler Flowers en gran parte de esta temporada y ha jugado bien con su contrato de una temporada y $1.5 millones, con 10 cuadrangulares y promedio de .262 en 167 apariciones al plato. Encajaría bien para los Rockies, y quizás para los Cachorros.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Billy Beane
Michael Zagaris/Oakland Athletics/Getty ImagesEl gerente de los Atléticos Billy Beane podría estar muy activo antes de la fecha límite de cambios del 31 de julio.
Cada ejecutivo de béisbol entendía para mediados de junio que el gerente de Washington Mike Rizzo necesitaba ayuda en el bullpen - de nuevo - para ayudar a cerrar la brecha hacia su cerrador. Pero las selecciones de Rizzo estaban lejos de ser perfectas, ciertamente menos atractivas que en el 2016 cuando habló sobre cambios que involucraban a Aroldis Chapman yAndrew Miller antes de conseguir mediante cambio a Mark Melancon -- todos cerradores élite.

El nombre más grande disponible en el mercado de este año es Zach Britton, y debido a la demanda legal que todavía está por dilucidarse entre los Orioles y los Nacionales, las probabilidades de un acuerdo entre Baltimore y Washington que involucre un jugador tan importante son casi cero.

Así que no fue sorpresa para algunos de los colegas de Rizzo que eventualmente él mirara a Oakland para lograr un acuerdo para ayudar a su bullpen. Él ha hecho muchos acuerdos con Billy Beane, el jefe de operaciones deportivas de los Atléticos - casi una docena de transacciones que involucran a Gio González, Josh Willingham, Yunel Escobar, Tyler Clippard y otros. Para Rizzo y Beane, el hacer acuerdos entre ellos parece algo demasiado cómodo.

En esta época del año, las necesidades y los deseos son solo un par de factores que ayudan a moldear acuerdos en camino a la fecha límite de cambios. Las relaciones de trabajo entre los ejecutivos que hacen los acuerdos son otros factores - y una parte muy subvalorada de lo que ocurre en esta parte dewl año. Algunos ejecutivos rivales no pueden ni verse en pintura; algunos ejecutivos son amigos y pueden hacer acuerdos juntos; y algunos ejecutivos son amigos y comoquiera no pueden cuadrar acuerdos.

Con esto en mente, he aquí algunos pareos ejecutivos que podría valer la pena observar en los próximos seis días.

Andrew Friedman, jefe de operaciones deportivas de los Dodgers, y el gerente de Texas Jon Daniels

Remontándonos a los días en los que Friedman era encargado de los Rays, ambos tuvieron muchas discusiones pero nunca tuvieron un acuerdo de importancia. Ellos ejecutaron tres acuerdos menores.

Amigos de ambos han especulado por años que los estilos de negociación de ambos son tan parecidos que eso hace que sea más difícil cuadrar un acuerdo, como dos hermanos que utilizan la misma estrategia en un juego de mesa.

Esto es notable en una semana en la que los Rangers están escuchando ofertas por Yu Darvish de camino a la fecha límite de cambios, y el interés de los Dodgers por añadir un lanzador abridor podría ser impulsado por la incertidumbre que rodea la condición de Clayton Kershaw. Daniels tiene un jugador que Friedman podría darle buen uso en las semanas por venir.

Hay un factor X. Farhan Zaidi es el gerente de los Dodgers, trabaja bajo Friedman, y es la persona que lidia cara a cara con Daniels. Podría ser que los Dodgers no terminen un acuerdo por Darvish porque ellos no están interesados en pagar el precio por el lanzador.

Los Atléticos y los Yankees

Beane ha hecho repetidos cambios en su roster, y los Yankees han sido compradores serios en casi todos los años que Brian Cashman ha sido su gerente - y aun así ambas novenas virtualmente no tienen una historia de cambios desde 2003. Ambos equipos solo han hecho un cambio menor en los pasados 14 años.

Ahora mismo los Atléticos y los Yankees parean bien en muchas formas. Los Yankees estaban en la batalla por quedarse con José Quintana y podrían darle buen uso a un lanzador abridor controlable como Sonny Gray. Además andan en búsqueda de un primera base que batee a la zurda y podrían estar entre los pocos que considerarían un acuerdo por Yonder Alonso. Oakland están en búsqueda de prospectos, y los Yankees tienen un grupo de jugadores jóvenes profundo y de calidad de entre los cuales los Atléticos pueden seleccionar.

Ellos podrían cuadrar un acuerdo que impacte en grande a ambas organizaciones.Pero en raras ocasiones han logrado eso.

Los Cachorros y los Rangers

Cuando Theo Epstein estaba con los Medias Rojas, él ejecutó varios cambios notables con Daniels - intercambios que involucraron a Eric Gagne, Jarrod Saltalamacchia y otros, y eso ha continuado desde que Epstein y Jed Hoyer tomaron las riendas de los Cachorros. Justo antes de la fecha límite en el 2012, Epstein envió a Ryan Dempster a Texas, cambió a Kyle Hendricks y otro jugador de liga menor a los Cachorros, y al año siguiente, envió a Matt Garza a los Rangers en un acuerdo que trajo a Carl Edwards Jr. a Chicago.

Los Cachorros están entre los equipos que podrían batallar por Darvish. ¿Les ayudará la historia? Ya veremos.

Los Dodgers y los Atléticos

Pasó una década sin un acuerdo entre estas legendarias franquicias, de 2005 al 2015, pero eso ha cambiado desde que Friedman -- y Zaidi, quien solía trabajar para Beane - se hicieron cargo de los Dodgers. Ellos han hecho cinco cambios en los pasados tres años, incluyendo el gran acuerdo de Rich Hill y Josh Reddick en el verano pasado. Si los Dodgers tienen interés en conseguir mediante cambio a Gray, esa historia podría servir de plataforma para las conversaciones.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO