Yasiel Puig
AP Photo/Nick WassPara los Dodgers haría sentido el subir a su problemático jardinero cubano luego del 1 de septiembre, pero también les haría sentido el no subirlo.
Los primeros resultados de Yasiel Puig en Triple A son buenos; tiene cuatro hits en 11 turnos, incluyendo un doble, un cuadrangular, dos boletos y apenas un ponche. Si los Dodgers basan su decisión de subir a Puig en las próximas semanas en sus números en Oklahoma City, entonces este es el tipo de inicio que él tenía que tener.

Pero como siempre pasa con Puig, hay muchas cosas alrededor de él que pesarán en el ánimo de los Dodgers - y en última instancia, todos esos asuntos extraños podrían impedir su regreso a las Grandes Ligas este año. Los Dodgers tendrán una decisión difícil con Puig al llegar el 1 de septiembre, cuando se expandan los rosters de Grandes Ligas.

Los Dodgers buscaron cambiar a Puig antes de la fecha límite del 1 de agosto y no pudieron encontrar un acuerdo razonable porque no quisieron simplemente salir de un jugador de 25 años que ha tenido éxito en las Grandes Ligas. Así que hicieron lo más cercano a ello: Lo enviaron a las menores con la esperanza de que pueda comenzar a hacer algunos ajustes en el plato y quizás atraer la atención de cazatalentos rivales. "Uno tiene que creer que habrá muchos equipos que por lo menos le echarán una mirada", dijo un ejecutivo de la LA.

Si le damos el suero de la verdad a los que toman las decisiones en los Dodgers, probablemente nos dirían que el segundo mejor escenario posible con Puig sería que brillara en las menores en este mes y que algún otro equipo les de algo que valga la pena por él.

Pero el dilema para los Dodgers es que si ellos no lo suben cuando se expandan los rosters, ellos estarían mitigando cualquier valor de cambio que él pueda tener al reforzar la noción de que su mera presencia en un equipo es problemática. Si Puig sigue poniendo buenos números para Oklahoma City y los Dodgers no lo suben, eso enviará un mensaje al resto de la industria.

Pero quizás los Dodgers tengan otros asuntos más apremiantes que podrían provocar que él se mantenga lejos del camerino de Grandes Ligas. El equipo ha estado jugando bien en semanas recientes, respondiendo al reto de tratar de ganar el Oeste LN sin Clayton Kershaw. La cultura del equipo - bajo el manager Dave Roberts que se basa en jugadores como Chase Utley, Howie Kendrick, Corey Seager, Justin Turner y Adrian Gonzalez -- podría ser la mejor que se haya visto en algún tiempo.

Roberts ha reconocido que cuando Puig está en los alrededores, toma un pedazo desproporcionado del tiempo. Aunque Roberts no dio más detalles de eso, la preocupación constante con Puig es que él debe estar en el lugar adecuado a la hora adecuada, haciendo lo correcto. Que Puig no es el compañero más querido es algo que ha quedado bien establecido.

Además no está claro si Puig tendría necesariamente rol con los Dodgers ahora mismo, luego de la adquisición de Josh Reddick y el posible regreso de Andre Ethier en algún punto de septiembre. Incluso si Puig pone buenos números en las menores, eso no significa que él haya hecho las alteraciones en el plato que algunas personas en la organización dicen que debe hacer antes de volver a intentar ser un ligamayorista efectivo.

Los Dodgers han estado ganando - están apenas a un juego de los Gigantes en el Oeste de la LN - e invitar a una distracción como Puig al camerino es algo que quizás ellos quieran pasar por alto, independientemente de cómo eso afecte su valor en el mercado.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Alex Rodríguez en sus propias palabras
Cuando Alex Rodríguez estaba en el mejor momento de su carrera, cuando era el mejor jugador de todo el béisbol y nadie sabía sobre los esteroides, ocasionalmente se le acercaba a un colega en los vestidores, luego de tener un gran día, y le preguntaba: "¿Cómo se vio mi swing?".

Era algo comparable al estudiante de A+, que necesitaba reafirmación de un resultado de 102, y para algunos compañeros, era una ventana hacia la inseguridad que le afectó incluso en sus mejores temporadas.

Pero desde el momento en que Rodríguez fue suspendido hasta el instante en que reinició su carrera en el 2015, pareció alcanzar un dominio absoluto de aquella parte de sí que controlaba la manera en que era percibido. Desde que cumplió el castigo más severo en el béisbol desde Pete Rose, Rodríguez ha sido mucho más autocrítico -más en paz, tomando prestadas sus propias palabras recientes.

Eso podría ayudarle ahora que se mueve hacia un próximo capítulo en su vida, porque no hace sentido preocuparse por un legado que está sólido e inalterable. Al amanecer del domingo, Alex Rodríguez cuenta con 696 cuadrangulares, y solamente Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth han conectado más. Suma 3,114 hits, solamente superado por 19 jugadores. Tiene 2,084 impulsadas, más que nadie que no lleve por apellido Aaron o Ruth. Acumula 2,021 carreras anotadas, el octavo mejor en toda la historia. Tiene tres premios de Jugador Más Valioso y un anillo de campeonato de la temporada 2009 con los Yankees.

Ninguno de esos números y logros se los pueden quitar; le pertenecen. Por un periodo de quizás una década, fue el mejor jugador de la Liga Americana y la mercancía más codiciada: un jugador del cuadro qe podía lo mismo batear con poder y para promedio y de un fildeo elite, ganador de dos Guantes de Oro.

Sin embargo, hasta tanto ocurra un cambio dramático en la manera de pensar, Rodríguez jamás será electo al Salón de la Fama por un grupo de escritores que han demostrado una y otra vez que no votarán por un jugador sustancialmente vinculado a drogas para mejorar el rendimiento. Por eso es que Barry Bonds jamás se ha acercado a ser electo, ni tampoco Roger Clemens, dos jugadores que predominaron sobre el béisbol durante dos décadas.

Rodríguez inicialmente confesó el uso en el 2009 y cinco años después fue suspendido tras otra ronda de dopaje, ésta a través de la Clínica Biogenesis.

Rodríguez nunca será recordado sencllamente como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos; en cambio, será recordado como uno de los mejores jugadores que utilizó drogas para mejorar el rendimiento -no precisamente una descripción para plasmar en el bronce del Salón de la Fama-.

Estuve junto a un futuro miembro del Salón de la Fama la primera vez que vi a Alex Rodríguez. Fue en el verano de 1993, y Tony Gwynn estaba tomando una temprana práctica de bateo en lo que entonces se conocía como el Jack Murphy Stadium. Rodríguez había sido seleccionado ese verano en el primer turno por los Marineros, pero todavía no había firmado, y acudió al Jack Murphy a hacer lo que tantas veces hizo en su vida: buscar consejos de los poderosos.

Gwynn ya había ganado cuatro de sus eventuales ocho títulos de bateo, y nueve de sus 15 selecciones al Juego de Estrellas, y Rodríguez quería dialogar con él sobre su status.

Ambos charlaron, Rodríguez en un asiento de primera fila cerca de la cueva de los Padres por el costado de primera base. Cuando terminaron, Gwynn regresó a la caja de bateo y resumió la conversación: exhortó a Rodríguez a dejar de discutir por dinero y a firmar lo antes posible, para dedicarse al negocio de comenzar su carrera en el terreno de juego.

Tony concluyó diciendo: "buen chico".

Era un Alex Rodríguez de 18 años. Qué promesa. Qué potencia. Y con el final de su carrera a la vista, podemos agregar: qué desperdicio, aunque es imposible saber exactamente cuándo comenzó Rodríguez a usar drogas para mejorar el rendimiento, así como miles de sus colegas peloteros en las mayores y en las menores, o cuánta base proveyeron a su labor.

Ahora todo eso es historia, sin embargo, lo mejor y lo peor, y Alex Rodríguez no puede ganar nada más insistiendo en lo que ya no puede cambiar. Su carrera terminó, pero su vida y su era como padre continúan, y sin necesitar en absoluto preguntarle a alguien cómo luce su swing.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yasiel Puig
Chris Williams/Icon SportswireLa mejor oportunidad de que Yasiel Puig pueda volver a Grandes Ligas es retomar su modo de ataque en el plato, pero no lo va a lograr si no lo trabaja en Triple A.
Generalmente, cuando un jugador es asignado a un equipo de liga menor se espera que se reporte a su siguiente equipo dentro de las próximas 72 horas, aunque siempre hay formas de que un equipo o un jugador naveguen alrededor de esa regla. Pero la mayoría de los jugadores en las últimas generaciones de peloteros que han sido enviados abajo se reportan inmediatamente - dentro de 24 a 48 horas - en reconocimiento de la lógica que indica que nada se gana con esperar y que algo se puede perder en la forma en que eres percibido.

Este es el Día 6 desde que Yasiel Puig supo que los Dodgers lo cambiarían o lo enviarían a las menores, y todavía no se ha reportado a Triple-A, según escribe Bill Shaikin, quien añade que se espera que Puig juegue el domingo. Él solo se está lastimando a sí mismo y demorando el trabajo que necesita hacer para volver a las Grandes Ligas, y la dilación de Puig solo reafirma la percepción general que se tiene de él de ser un jugador que tiene problemas para hacer los ajustes que le permitan volver a ser un jugador efectivo en las Grandes Ligas.

El patron de tardanzas de Puig y la frustración en sus compañeros ha generado mucha atención, pero todo eso es accesorio al problema principal de Puig a los ojos de muchos evaluadores, incluyendo algunos dentro de la organización de los Dodgers: Él necesita desarrollar un proceso constante para batear, y llevar eso consigo junto a un plan en el plato. Por ahora, esa es la forma más rápida de que vuelva a las Grandes Ligas.

El OPS de Puig ha declinado de .925 en su meteórica temporada de 2013, cuando recibió votos para colocarse entre los 10 mejores en la votación del JMV a pesar de solo haber jugado en 104 juegos, a .706 en esta temporada. El plan de ataque de los lanzadores y los receptores contrarios ha sido el mismo en la mayor parte de las últimas tres temporadas: Rectas altas y pegadas, lanzamientos quebrados bajitos y alejados. Puig no ha podido adaptarse a eso, y en cambio lo que hace es solo lamentarse. "Yo lo he visto hacerle swing a lanzamientos en la caja de bateo de los zurdos", dijo un cazatalentos veterano.

Miguel Cabrera es famoso entre sus compañeros por desarrollar un plan para cada uno de sus turnos al bate, para hacer parecer que siempre anda pensando un pitcheo más adelantado que lo que intentan hacer sus rivales - e ir tan lejos como para ajustar la forma en que despliega sus pies y manos lanzamiento a lanzamiento, a modo de anticipación. Joey Votto de los Rojos opera de la misma forma, y ellos están en extremos opuestos del prisma de la preparación.

Puig hace cosas que hacen que los evaluadores y ejecutivos piensen que él está en el otro extremo. Puig llegó a la temporada con un plan de ser más disciplinado, de enfocarse en no buscar lanzamientos fuera de la zona, y presto, pareció funcionarle. En los primeros siete partidos de la temporada, Puig se fue de 26-10 con cinco boletos y cuatro ponches.

Por la razón que sea, parece que optó por abandonar dicha estrategia. En los 74 juegos en los que ha participado desde ese entonces, Puig ha logrado un total de 13 boletos, y batea .247 con seis jonrones y 55 ponches en 271 apariciones en el plato. Los jardineros derechos de los Dodgers se ubican en los puestos 24 o 25 en muchas de las categorías ofensivas más importantes, y gran parte de esa responsabilidad recae sobre Puig.

A lo largo del camino, los cazatalentos han visto partidos en los que Puig parece tener la intención de irse con el primer lanzamiento en cada turno, o de ignorar ese primer pitcheo, y haciendo otras cosas con su mecánica o forma de bateo que, a sus ojos, refleja confusión y la falta de un plan de ataque.

Es posible que Puig, a los 25 años, simplemente no sea capaz de bajar su ritmo de juego, igual que Miguel Cabrera nunca va a ser rápido o Votto nunca podrá batear a la derecha. Pero hay personas que han trabajado con Puig en el pasado que creen que él es capaz de ser un jugador de alto calibre ofensivo si aprende a hacer al menos algunos ajustes.

Pero eso no va a ocurrir hasta que Puig vuelva a trabajar.

En la película Bull Durham, Crash Davis llega a unirse a su nuevo equipo y se le informa que tiene que trabajar con un cotizado prospecto, algo tonto - y luego de recibir la noticia, Davis anuncia que se retira del deporte. Luego de varios segundos, echa para atrás esa decisión, entendiendo que no tiene otra opción si quiere seguir jugando.

Mientras más rápido Puig entienda eso, mejor será para él, mientras intenta volver a las Grandes Ligas con los Dodgers o con cualquier otro equipo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El retroceso físico y las lesiones de Mark Teixeira en las últimas cinco temporadas hacen fácil olvidarse que él fue el foco de atención de la última gran guerra de ofertas entre los Medias Rojas de Boston y los Yankees de Nueva York -- y su decisión, en ese momento, pareció hacer la diferencia.

En la temporada baja 2008-09, la oficina central de Boston se puso a Teixeira como objetivo para redondear su alineación: Un bateador ambidiestro con gran poder, con defensiva de Guante de oro y el tipo de enfoque mental de teflón que ayudaría a su transición a un equipo de mercado grande. En 2008, los ocupantes de la inicial de los Medias Rojas solo conectaron 25 jonrones (empatados en el puesto 14 en todo el béisbol), y con la salida de Manny Ramírez mediante cambio a los Dodgers de Los Angeles, el pensamiento era que Teixeira podía ser el nuevo complemento para David Ortiz. Durante varias semanas, parecía que los Medias Rojas eran los favoritos para quedarse con Teixeira.

Sin embargo, los ejecutivos de los Medias Rojas siempre tuvieron miedo de que los Yankees se metieran en el medio e intentaran quedarse con el toletero. El enfoque de los Yankees en el inicio de la temporada fue el lanzador CC Sabathia -- a quien conseguirían con un contrato record de $161 millones - y la pregunta en la industria era si Nueva York estaría dispuesto a otorgar otro gran contrato. Y la respuesta a esa pregunta fue sí: un acuerdo de ocho años y $180 millones a Teixeira.

Mark Teixeira
AP Photo/Julie JacobsonMark Teixeira conectó 39 jonrones y remolcó 122 carreras en su primera temporada con los Yankees en el 2009.
A pesar que los Medias Rojas habían sido cuidadosos con los Yankees, comoquiera se sintieron frustrados, ya que sabían el impacto que podía causar Teixeira. Y de inmediato, sus temores se confirmaron, ya que Teixeira conectó 39 jonrones y remolcó 122 carreras en su primera temporada con los Yankees, quienes ganaron 103 juegos y capturaron el banderín del Este de la Americana. Boston tuvo que conformarse con el comodín y fue barrido por los Angelinos de Los Angeles en la Serie Divisional.

Luego que los Yankees perdieran el Juego 1 de la Serie Mundial ante Filadelfia, Teixeira le conectó cuadrangular a Pedro Martínez en el Juego 2 para darle ventaja a los Yankees. En la parte final del Juego 6, fue Teixeira el que atrapó el lance final de Robinson Canó para el out final, y Teixeira lanzó su puño al aire para unirse a la celebración en el medio del terreno por el primer campeonato en su carrera.

Sin embargo, esa fue la última vez que lograron celebrar, y desde entonces, los Yankees han estado en un lento descnso, ya que su nucleo de Derek Jeter, Alex Rodríguez, Teixeira y otros envejecieron. En las últimas cinco temporadas, Teixeira se ha perdido 307 juegos, y aunque probablemente podría intentar seguir jugando a los 36 años, otra temporadas o dos podrían representar una enorme lucha. Un jugador que se ha ganado cerca de $200 millones en su carrera podría conseguir un acuerdo modesto de una temporada o alguna oferta de liga menor, porque tendría que demostrar que todavía puede jugar y producir. Mientras tanto, los Yankees ya casi se han movido por completo de esa generación de jugadores que ganó el título del 2009; Alex Rodríguez, Sabathia y Brett Gardner son los únicos restantes.

Teixeira tiene otros intereses y otras habilidades, y ha hecho algo de trabajo en televisión. Tiene tres hijos, y es posible que le quiera dedicar más tiempo a su familia, lo que le ha impulsado a llegar a la meta más temprano que tarde.

Teixeira tiene 400 dobles en su carrera, 404 jonrones y casi 1,300 impulsadas. Ha ganado cinco Guantes de Oro y terminó segundo en la votación del JMV en su primera temporada con los Yankees. Pero no ha llegado a los 2,000 hits en su carrera y tiene promedio de por vida de .269, así que probablemente se quede muy corto de una elección inmediata al Salón de la Fama.

Pero con el tiempo, su carrera de 14 temporadas será bien elogiada por su defensiva y su poder. Y los Yankees siempre valoraron su consistencia en su esfuerzo.

Pocos jugadores pueden decir que son catalogados como jugadores clave en franquicias históricas - pero eso es lo que Teixeira fue para los Yankees en 2009, y para los Medias Rojas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Adam Lind and Carlos Gonzalez
USA TODAY Sports, AP Photo
Si la postemporada comenzara hoy, los Tigres no estarían en ella. Pero por ahora, eso podría ser algo bueno para Detroit, que se encuentra a 1½ juegos detrás de Toronto por el segundo comodín.

Eso es porque por ahora, los Tigres y los Astros podrían fungir como porteros entre los equipos contendientes en la Liga Americana en los primeros días del proceso de cambios por waivers en agosto. Y por ahora, Houston y Detroit tendrán la oportunidad de colocar reclamos sobre cualquier jugador que aparezca en waivers - antes que los Medias Rojas, Indios, Azulejos o Vigilantes.

Por supuesto, esto puede cambiar de día a día, de acuerdo a la tabla de posiciones, pero cada año los equipos usan este posicionamiento en waivers para bloquear a jugadores y evitar que lleguen a los equipos que son rivales directos suyos. Así que al día de hoy, los Dodgers están posicionados para evitar que los Gigantes hagan movimientos, y los Medias Rojas y los Azulejos pueden bloquear a los Orioles de que añadan cualquiera de los lanzadores que sean colocados en waivers.

Lo que sigue es una lista de jugadores que podrían ser movidos durante el periodo de cambios mediante waivers en agosto. Para ser elegible para la postemporada, un jugador debe ser parte de una organización a la medianoche del 31 de agosto.

Adam Lind, Marineros. Lind será elegible para la agencia libre luego de la temporada y ha tenido problemas, pero sigue representando una amenaza de poder ante pitcheo derecho, y los Marineros probablemente busquen la oportunidad de promover a su primera base de 23 años Dan Vogelbach, quien fue adquirido recientemente por los Cachorros.

David Robertson, Medias Blancas. Debido a que se le deberán $12 millones en el 2017 y $13 millones en 2018, es posible que pase por waivers sin ser reclamado, y eso le daría a los Medias Blancas la oportunidad de cambiarlo a uno de los equipos contendientes mientras tendrían que quedarse con algunas de sus ganancias futuras.

Brian McCann, Yankees. Se le deben cerca de $6 millones en el resto de esta temporada, $17 millones en el 2017 y $17 millones en 2018, así que él también, sin duda, pasará por waivers sin ser reclamado. Asumiendo que eso ocurra, los Yankees - quienes están comprometidos con su reconstrucción, con su joven receptor Gary Sánchez esperando su oportunidad - podrían encontrar un acuerdo adecuado en el que podrían tener que asumir algo del dinero adeudado a McCann. Un acuerdo con los Bravos haría mucho sentido ya que McCann creció en Georgia y fue seleccionado en el sorteo y desarrollado por los Bravos. McCann tiene reputación de adaptarse bien a trabajar con lanzadores jóvenes - y los Bravos tienen una oleada de lanzadores jóvenes en camino.

Zack Cozart, Rojos. Probablemente sea reclamado por algún equipo en waivers, y quizás Cincinnati pueda cuadrar un acuerdo. Pero parece más posible que los Rojos quieran esperar hasta el invierno para mercadearlo a un grupo completo de contendientes interesados. Cozart, quien se ganará $2.93 millones en esta temporada, será elegible para la agencia libre luego de la siguiente campaña.

Carlos González, Rockies. Es un jugador probado a quien le queda un año en su contrato, por $20 millones para el 2017, así que es posible que algún equipo lo reclame. Si eso ocurre, la mejor jugada de Colorado podría ser sacar a González de waivers y evaluar las ofertas de los equipos en el invierno.

Tyson Ross, Padres. Si lanza en este mes, podría reconstruir algo de su valor de cambio. Está en camino para ser agente libre luego de la siguiente temporada.

Edinson Vólquez, Reales. Parece más probable que algún equipo reclame a Vólquez en waivers dada la falta de pitcheo abridor en el mercado, lo que le daría a los Reales la oportunidad de cocinar un acuerdo. Haría sentido para K.C. esperar a poner a Vólquez en waivers y así podrían demorar esa decisión hasta más tarde en la temporada.

Kendrys Morales, Reales. Él podría generar interés de algún equipo contendiente en la Liga Americana cuyo bateador designado se lesione en las siguientes semanas, o si pasa por waivers, quizás como opción como bateador emergente para un equipo de la Liga Nacional.

Daniel Hudson, Diamondbacks. Ha lucido mal últimamente, habiendo permitido 22 carreras limpias en sus últimas 16S entradas, pero en esta época del año, algunas pocas salidas buenas pueden cambiar rápidamente la percepción de un relevista atribulado.

Nick Markakis, Bravos. Ya no batear más con poder, y se le deben $22 millones entre 2017 y 2018, por lo que casi seguro no será reclamado en waivers, lo que le daría a Atlanta la oportunidad de mercadearlo en agosto.

Jeff Francoeur, Bravos. Para un equipo que ande en búsqueda de un jardinero que batee a la derecha, él podría ser una opción para reclamarlo en waivers, dado su salario de $1 millón en esta temporada. Pero probablemente los Bravos no reciban mucho a cambio de él, y Francoeur podría darle más valor a los Bravos fungiendo de mentor del grupo de jugadores jóvenes durante una larga temporada.

Danny Valencia, Oakland. Tiene un historial bien establecido como un bateador que domina a los zurdos - tiene OPS de 1.094 - y se le deben cerca de $1 millón por el resto de esta temporada, así que para un equipo que sufra una lesión en el próximo par de semanas en la tercera base, la primera base o designado, Valencia podría ser un objetivo.

Michael Bourn, Diamondbacks. Se gana el salario mínimo, tiene tremenda reputación como compañero y batea .260. Podría pasar por waivers y ser alguien que pueda ayudar a un contendiente lidiando con una lesión.

Jim Johnson, Bravos. Los contendientes lo han adquirido en el pasado y se han quemado con él - como los Dodgers en 2015. Pero Johnson están lanzando bien ahora: Fue el Jugador de la Semana en la LN la semana pasada.

David Freese, Piratas. Si los Piratas se quedan fuera de la contienda en las primeras semanas de agosto, haría sentido para ellos colocar a Freese en waivers cerca del final del mes. Se le deben cerca de $1 millón en el resto de la temporada, y tiene OPS de 1.041 versus zurdos; será elegible para la agencia libre en el otoño.

Matt Joyce, Piratas. Se está ganando $1 millón este año, y de nuevo, si los Piratas se quedan fuera de la contienda, podría haber candidatos interesados en Joyce, quien tiene porcentaje de embasamiento de .413 ante los derechos esta temporada y un OPS de 1.112 como bateador emergente en 51 apariciones en el plato. Será elegible a la agencia libre luego de esta temporada.

Mark Teixeira, Yankees. El veterano primera base pasaría por waivers debido a su salario de $22 millones. A medida que los Yankees consideren poner a jugar a sus peloteros jóvenes en la recta final, Teixeira - quien se encamina a la agencia libre en el otoño - podría generar interés en un equipo contendiente que tenga lesionado a su primera base. Teixeira no ha bateado mucho esta temporada, pero sigue siendo un guante sólido en la inicial. Los Yankees podrían pagar la mayor parte de su salario para intercambiarlo a otro equipo y así salir de él.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Antes del programa del martes de Mike & Mike, el anfitrión Mike Greenberg tuvo una idea interesante, un concepto que tomó prestado de una nota de ESPN.com la semana pasada sobre la NFL: ¿Cuáles nueve ideas podemos proponer para mejorar el béisbol?

Esto no se trata de arreglar el juego - las ganancias que genera MLB indican que no hay necesidad de eso - pero qué tal hacerle ajustes en lugares que puedan necesitar ayuda, y el comisionado Rob Manfred ha indicado en varias ocasiones que está abierto al cambio, si eso es de ayuda. Y ya sea con una alteración a las repeticiones en video en medio de la temporada, la extensión de las redes de protección para los fanáticos o un cambio en las reglas para proteger a los jugadores, Manfred ha respaldado sus palabras con acciones.

Con ayuda de la audiencia, estas son las nueve mejores ideas que hemos generado. Algunas podrían afectar la estructura del deporte, y otras son más acerca de la experiencia del fanático.

Madison Bumgarner and baseball fans
Getty ImagesDesde los lanzadores participando en el Festival de Cuadrangulares a perros calientes gratis, tenemos algunas ideas para el comisionado Rob Manfred para mejorar el béisbol.
1. Reducir los juegos a siete entradas. Un ejecutivo veterano me mencionó esta idea hace un par de años, un cambio dramático que podría acelerar la adrenalina del juego y reducir grandemente el tiempo de juego, algo que MLB ha querido en temporadas recientes. Se puede recudir el tiempo comercial entre entradas o pedirles a los bateadores que no se salgan de caja de bateo, pero esos son ajustes menores que hacen una pequeña diferencia. Esto lograría que el tiempo de juego se reduzca hasta un promedio de dos horas a 2 horas y media.

2. Dos carteleras pautadas de dobles juegos para cada equipo durante la temporada. Muchos fanáticos del béisbol tienen recuerdos construidos asistiendo a dobles carteleras. ¿Por qué no promover más recuerdos como esos en cada temporada, para cada equipo? Además, los jugadores quieren más días libres. Esto les quitaría un par de días de trabajo a su calendario de juegos (no obstante, haría más largo su tiempo de juego un par de veces cada temporada).

3. Lo podemos llamar el Agregado Golic: Adjunten un artículo de las concesiones - perros calientes, refrescos, cualquier cosa - a cada boleto.

4. Como parte de los esfuerzos para acelerar el juego, hacer algo para reducir el creciente número de relevistas utilizados en cada partidos, sea limitando el número de lanzadores utilizados en una entrada, o aumentando el número mínimo de bateadores que cada relevista debe enfrentar. Los cambios de lanzadores en medio de los partidos se están convirtiendo en un obstáculo para la velocidad de la acción.

Roberto Clemente
AP PhotoEs tiempo de retirar el No. 21 de Roberto Clemente de todos los equipos en el béisbol.
5. Una idea sacada de un jugador activo para aumentar el riesgo para los usuarios de sustancias para mejorar el rendimiento: un sistema de castigo de dos niveles para cada ofensa. Un jugador que salga positivo estará sujeto a una suspensión inicial de 80 juegos, y entonces, en la segunda fase de cada caso, habría una revisión del caso. Si un panel formado por la Asociación de Jugadores y MLB deciden basados en la evidencia (documentos, testimonies, etc.) que el jugador intentó hacer trampas a sabiendas y de forma intencional, enfrentaría un castigo de por vida.

6. Instruir a los managers del Juego de Estrellas a que utilicen a sus mejores jugadores de posición y que lo hagan con la intención de ganar el juego, en vez de enfocarse en darle tiempo de juego a todo el mundo.

7. Un grupo de tres lanzadores debe ser colocado como participantes del Festival de Cuadrangulares. Por ejemplo, Madison Bumgarner en la Ronda 1, y si gana, entonces Adam Wainwright en la Ronda 2, y si gana, Jake Arrieta en la Ronda 3.

8. Una oportunidad de verdadero estiramiento en la séptima entrada para todos los fanáticos en el estadio: Poder moverse a asientos sin ocupar en el estadio, presumiblemente más cerca de la acción.

9. Retirar el No. 21 de Roberto Clemente de todo el deporte, igual que se hizo con el No. 42 de Jackie Robinson, debido a lo que Clemente representa dentro del béisbol.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Andrew Miller & Aroldis Chapman
USA TODAY SportsAndrew Miller y Aroldis Chapman se han combinado para lograr 22 salvamentos esta temporada para los Yankees.
El rumbo cuesta abajo de los Yankees parece sin freno, al sufrir su tercera derrota en fila el martes en la noche, y ahora están a nueve juegos del primer lugar en el Este de la Liga Americana. Nueva York no ha terminado con record por debajo de .500 en 24 años, pero eso parece como una buena posibilidad para el 2016, ya que los Yankees se encuentran dos juegos por debajo de los .500 - y quizás están jugando por encima de lo esperado, ya que de acuerdo el record Pitagoreano de victorias y derrotas de Baseball Reference deberían estar muy por debajo de los .500. Su ofensiva es esporádica, el pitcheo abridor ha sido un pantano, y restando 33 días para la fecha límite de cambios, los Yankees parecen estar en el proceso de definirse como vendedores.

Algunos ejecutivos rivales esperan por completo que los Yankees salgan de Andrew Miller y Aroldis Chapman mediante cambios antes de la fecha límite del 1 de agosto, y que los Yankees tendrán una subasta doble por ambos. Ya que Miller tiene contrato por dos temporadas más, no hay nada más que convenza a los Yankees de moverlo - más allá de la posible recompensa en un cambio ahora mismo. Los oficiales de otros equipos esperan que los Yankees pidan un alto precio por Miller, al solicitar prospectos específicos a otros equipos y diciéndoles a ellos que si no cumplen sus demandas no van a recibir al jugador.

Un evaluador con conocimiento de los intereses de los Yankees espera por completo que el equipo le diga a los Cachorros que si quieren a Miller, ellos van a tener que salir del joven bateador Kyle Schwarber -- y que si los Cachorros se niegan, los Yankees simplemente podrían moverse a conversar con otros equipos interesados en el zurdo. Los Yankees están en posición de montar un mercado extremo de vendedores con Miller, un relevista capaz de hacer la diferencia para un equipo contendiente: Desde el inicio del 2014, Miller ha ponchado a 276 de los 639 bateadores que ha enfrentado en la temporada regular y playoffs, permitiendo apenas 85 hits y 41 boletos en 166 entradas.

Si los contendientes no quieren cumplir con esas altas demandas por Miller, ellos podrían moverse a la opción menos cara con Chapman, quien será agente libre al final de la temporada y se prepara para conseguir un buen contrato: Él ha ponchado a 31 bateadores en 20 entradas, con 16 hits y cuatro boletos, con una velocidad promedio en su recta de 99.7 mph. Los Nacionales, Dodgers, Vigilantes, Cachorros y Medias Rojas están entre los equipos que podrían estar en el mercado en búsqueda de relevistas de alto calibre.

Mark Melancon se encuentra entre los relevistas que podrían ser cambiados antes de la fecha límite.

Los Yankees también podrían salir de Carlos Beltrán, quien sufrió una lastimadura en la corva el martes en la noche.

De la historia de Seth Berkman:

"No es nada importante", dijo Beltrán sobre su corva."Estoy contento por eso".

Aun así, debido a su edad, hay preocupación de que Beltrán saliera cojeando del terreno luego de una jugada aparentemente inocente.

En su primer turno, Beltrán conectó una línea hacia la cerca del jardín izquierdo. A medida que el jardinero izquierdo de los Vigilantes Ryan Rua fallaba el batazo, los fanáticos comenzaron a abuchear a Beltrán por no haber estirado el batazo a un doble.

Poco después, la ira mal desplegada se disipó mientras Beltrán se quitaba sus guantillas de bateo y salía del terreno, siendo reemplazado por el corredor emergente Rob Refsnyder.

Beltrán dijo que sintió un halón y un nudo en la corva, la que le seguía molestando luego del partido. Un examen de resonancia magnética salió negativo, y está listado de día a día.

La lesión de Beltrán podría darle al gerente Brian Cashman la señal que necesita para comenzar la venta a quemarropa.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


José Altuve acaba de cumplir 26 años, y con toda probabilidad va lograr su hit 1,000 en su carrera en algún punto de esta temporada. Así que ha sido realmente bueno en lo suyo por algún tiempo. Altuve ha liderado la Liga Americana en cada una de las pasadas dos temporadas, y su próxima aparición en el Todos Estrellas será su cuarta.

Pero en esta temporada, Altuve ha progresado de ser grande a ser más que grande, y está teniendo una de las mejores temporadas en la historia de la franquicia de los Astros de Houston. De seguir su actual ritmo, Altuve va a llegar a base en más de 300 ocasiones en esta temporada, gracias a su mejora. "Se está convirtiendo en un bateador completo ahora mismo", dijo el manager de Houston A.J. Hinch mediante mensaje de texto. "Es alguien divertido de observar".

Bob Levey/Getty ImagesJosé Altuve llega al partido del sábado con 928 hits en su carrera en Grandes Ligas.
Altuve ha refinado su agresividad en el plato, lo que se ve reflejado en la cantidad de lanzamientos que promedia por aparición en el plato, algo que ha ido en aumento constante en las últimas temporadas:

2011 -- 3.11

2012 -- 3.38

2013 -- 3.28

2014 -- 3.11

2015 -- 3.23

2016 -- 3.66

Pero la mejor medida de lo que Altuve está haciendo podría ser el número de boletos que ha estado recibiendo. Aunque los Astros no llegarán hasta la mitad de la temporada la semana que viene, él está a punto de sobrepasar su total más alto de boletos en una temporada:

2012 -- 40

2013 -- 32

2014 -- 36

2015 -- 33

2016 -- 38

Su paciencia mejorada ha traído como resultado más boletos, más apariciones en el plato en las que ha logrado meterse en conteo de bateadores, y un modo mejor y más consistente de batear, a juicio de su manager. "Definitivamente ha alcanzado un nuevo nivel", escribió Hinch. "Su percepción de los lanzadores se ha refinado. Está utilizando todo el terreno - el jardín central más que el derecho - así que la dirección en su swing es más hacia la pelota. Su punto de contacto está en un buen lugar y no muy alejado del frente".

"Eso le ha permitido centrarse más en los lanzamientos - y hacer más daño - cuadrangulares hacia la banda opuesta y dobles hacia el jardín central".

Altuve batea .340, y de seguir su ritmo actual, terminaría esta temporada con 215 hits, 83 boletos, 14 veces llegando a base por un pelotazo, 46 dobles, dos triples, 26 jonrones, 112 anotadas y solo 63 ponches.

Y definitivamente estaría en la conversación para el premio de JMV de la Liga Americana.

Altuve conectó un imparable en la paliza de Houston a Edinson Vólquez y los Reales el viernes, mejor conocida como el Espectáculo de George Springer.

De ESPN Datos: Los Astros tienen ahora su mejor racha de victorias de la temporada (seis) luego de su triunfo el viernes 13-4 sobre los Reales. Ellos anotaron nueve carreras solo en la primera entrada, la mayor cantidad de anotaciones en una entrada desde abril de 2004.

Springer lideró la ofensiva de los Astros, igualando su mayor cifra en su carrera con cinco remolcadas. Además logró un triple y un cuadrangular con bases llenas en la primera entrada.

De ELÍAS: Al hacerlo se convirtió en el primer jugador en la era moderna (desde 1900) en conectar un grand slam y un triple en la primera entrada.

Además, se convirtió en el primer jugador en conectar un cuadrangular con los senderos congestionados y un triple en la misma entrada desde Brandon Inge en 2004. Y se convirtió en el primero que es primer bate y que logra un grand slam en la primera entrada desde Danny Tartabull in 1986.

Luego de comenzar la temporada con marca de 17-28, los Astros juegan para 21-8 en sus últimos 29 juegos (la segunda mejor marca en MLB en ese periodo detrás de los Vigilantes).

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Jim McIsaac/Getty ImagesJulio Teherán se encuentra en el puesto 14 en la Liga Nacional en ponches con 92.
La buena racha de los Bravos continuó el jueves luego que Brian Snitker fuera expulsado. He aquí su argumento - luego que una jugada fuese revisada. De seguro los enfrentamientos de los Bravos versus los Mets se sienten ahora muy diferentes que hace tres semanas atrás, según escribe David O'Brien.

Ya son siete victorias en los últimos ocho juegos para los Bravos, un cambio notable para un equipo que estaba en trayectoria de tener un diferencial de carreras negativo que podía rondar los 300 a principios de esta temporada. Este cambio, en sí mismo, podría ser razón suficiente para que Atlanta ponga freno a la renovación en grande de su personal mientras se prepara para mudarse a un nuevo estadio en la próxima primavera. Los Bravos quieren poder decirle de forma creíble a su base de fanáticos que ya ha pasado lo peor y los peloteros anclas de su roster, como Freddie Freeman, se quedarán en la organización.

Pero Atlanta tiene una ficha interesante de cambio e Julio Teheraán, el lanzador colombiano de 25 años que ha tenido una gran primera mitad de temporada. En 15 aperturas, Teherán tiene efectividad de 2.66, con 24 boletos y 92 ponches en 98 entradas, el tipo de tasa de ponches a boletos que solía atraer mucha atención antes de que Clayton Kershaw rompiera todos los estándares de excelencia. Teherán está recibiendo puntos adicionales de los ejecutivos rivales por lograr algunas de las mejores salidas de su joven carrera mientras juega para un equipo que entró a la temporada sin posibilidad alguna de llegar a la postemporada. Para muchos jugadores, es más fácil mantener la concentración cuando todo alrededor de ellos está saliendo bien, y que Teherán esté haciendo lo que ha estado haciendo en un equipo malo no está pasando desapercibido.

Pero a los ojos de algunos evaluadores, Teherán sigue necesitando un historial más grande antes de ue estén dispuestos a ceder un paquete grande de jugadores. Para algunos evaluadores, Teherán está más cerca de ser un Shelby Miller -- un lanzador más propenso a estar en el medio de una rotación que encabezándola - que de ser un Cole Hamels.

"Yo no sé lo que él es, exactamente", dijo un escucha.

El año pasado, Teherán tuvo efectividad por encima de 4.00 y permitió 27 jonrones, y este año, está luciendo mejor con métricas más tradicionales, como la efectividad, que en las más avanzadas, como el xFIP, que mide números independientes de fildeo: En esa estadística, Teherán se ubica en el puesto 47 entre 96 lanzadores calificados.

Pero Teherán sigue siendo relativamente joven, y debido a que firmó un contrato a largo plazo temprano en su carrera, su contrato es increíblemente amigable para el equipo. Teherán se está ganando $3.3 millones este año, $6.3 millones la temporada que viene, $8 millones en el 2018, $11 millones en el 2019, y los Bravos tienen una opción por $12 millones para el 2020. Existe una tremenda certeza de costo en este acuerdo, dada la producción de actuación sólida de Teherán y el aumento en el costo del pitcheo en el invierno pasado.

El contrato de Teherán, por sí mismo, le da a los Bravos algo de valor más allá de su actuación.

Atlanta debería escuchar ofertas por Teherán en los últimos 38 días antes de la fecha límite de cambios directos, pero a menos que algún equipo esté dispuesto a darle a los Bravos algo parecido a lo que recibieron por Miller, quizás sea mejor para ellos el esperar. A menos que haya algo en el modo de lanzar de Teherán o en su carga de trabajo que el personal de los Bravos se esté preocupando por una posible caída, probablemente le rinda beneficios a ellos el darle a otros equipos la oportunidad de ver a Teherán sostener su éxito en el resto de esta temporada, y darle a ellos una mejor oportunidad de aprender sobre el resto de su pitcheo en su organización.

No se espera que los Bravos ganen en el 2017 debido a que van a depender de demasiados prospectos jóvenes, y el hecho es que su nuevo estadio se venderá por sí solo. Pero comenzará a haber un cambio en el 2018, una expectativa creciente, y Atlanta va a necesitar un abridor veterano que pueda liderar a la camada de lanzadores jóvenes que los Bravos han logrado juntar gracias a varios cambios. Si Atlanta cambia a Teherán en este verano, podrían encontrarse a sí mismos buscando un lanzador exactamente igual que él dentro de dos años - relativamente joven, barato, experimentado y efectivo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Willson Contreras
AP Photos/Four Seam Images/Mike JanesEl receptor prospecto Willson Contreras, de 24 años, batea .350 para el Triple A Iowa de los Cachorros, con OPS de 1.030.
Durante el verano de 2014, la trayectoria del prospecto receptor de los Cachorros de Chicago Willson Contreras no era buena. El jugador de liga menor de los Cachorros parecía haber llegado a su techo en términos ofensivos, con porcentaje de embasamiento de .320 en 80 juegos en Clase A - la misma marca que tuvo un año anres - con algo de poder pero no lo suficiente para distinguirse de los demás.

Pero cuando Contreras llegó a los entrenamientos primaverales en 2015, algo había cambiado. Quizás fue su primera experiencia importante en el béisbol invernal en su natal Venezuela, el ser alguien que los equipos y los lanzadores habían dependido en una forma que no había ocurrido antes. El personal de los Cachorros notó que estaba mucho más enfocado e involucrado, más atento a los detalles en su preparación, y la temporada pasada Contreras bateó .333 en Doble A con 34 dobles, cuatro triples y ocho cuadrangulares. Como receptor, algunos evaluadores lo compararon con su compatriota Francisco Cervelli de los Piratas, con su gran energía, y Contreras se convirtió en un prospecto intocable para Chicago.

Faltando cuarenta y seis días para la fecha límite de cambios directos del 1 de agosto, y se piensa que, a medida que los Cachorros discuten cambios y buscan un relevista zurdo de alto calibre, Contreras, de 24 años, sea uno de los prospectos que los equipos más pidan. Los Yankees tienen dos relevistas Todos Estrellas en Andrew Miller y Aroldis Chapman, y aunque Nueva York está estructurando un futuro alrededor del joven receptor Gary Sánchez, podrían pedir a Contreras, para maximizar su valor.

Probablemente los Cachorros digan que no porque Contreras encaja en su futuro muy bien. Encaja perfectamente en su roster de 40 jugadores por lo que ellos necesitan.

Contreras estuvo dominando de nuevo en las ligas menores esta temporada, bateando .350 para el Triple A Iowa, con 16 jonrones, tres triples y nueve jonrones en 54 partidos. Además tiene casi tantos boletos (28) como ponches (32) y porcentaje de embasamiento de .439.

Y los Cachorros lo recompensaron con un ascenso al equipo grande.

El receptor veterano David Ross tiene intenciones de retirarse luego de esta temporada, y mientras los Cachorros trabajan con Contreras para su llegada a las Grandes Ligas, él podría conformar una combinación natural en la receptoría para el 2017, con el bateador zurdo Miguel Montero.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO