BOSTON -- Los Medias Rojas de Boston retiraron el #34 que usó el legendario bateador designado dominicano David Ortiz, el vigésimo pelotero latinoamericano con su número puesto fuera de circulación en las Grandes Ligas de Estados Unidos, incluyendo tres cuyas ceremonias están pendientes.

Por nacionalidades, los latinos con sus camisetas retiradas en el béisbol mayor son ocho puertorriqueños, cinco cubanos -- incluyendo un cubanoamericano -- tres dominicanos, dos panameños y dos venezolanos.

Los boricuas son Bernie Williams y Jorge Posada (#51 y #20, Yankees de Nueva York), Roberto Clemente (#21, Piratas de Pittsburgh), Orlando Cepeda (#30, Gigantes de San Francisco), Roberto Alomar (#12, Azulejos de Toronto), Iván Rodríguez (#7, Vigilantes de Texas) y Edgar Martínez (#11, Marineros de Seattle). Las ceremonias de Rodríguez, quien fue electo para entrar este año al Salón de la Fama de Cooperstown, y Martínez, están progradamas para el 12 de agosto.

Los cubanos son Tony Oliva (#6, Mellizos de Minnesota), Minnie Miñoso (#9, Medias Blancas de Chicago), Luis González (#20, Diamondbacks de Arizona), Tany Pérez (#24, Rojos de Cincinnati) y el fallecido José Fernández (#16, Marlins de Miami). Los Marlins anunciaron el retiro del jersey inmediatamente después del fallecimiento del lanzador en un accidente de bote el año pasado, pero aún no convocan a una ceremonia para tales fines.

Los otros son los quisqueyanos Juan Marichal (#27, San Francisco), Pedro Martínez y Ortiz (#45 y #34, Boston); los panameños Rod Carew (#29, Angelinos de Los Angeles y Minnesota) y Mariano Rivera (#42, Yankees) y los venezolanos Luis Aparicio (#11, Medias Blancas) y David Concepción (#13, Cincinnati).

¿Cuáles son los latinoamericanos que están en la fila para recibir semejante honor en los próximos años? ¿Cuáles deberían ser considerados, incluso si para que ocurra sus equipos deberán modificar algunas reglas internas o simplemente dejar algunas disputas en el pasado en beneficio de la historia? Esta es mi lista.


Tony Fernández
Charles Krupa
#1 Tony Fernández, Azulejos de Toronto: Es sencillamente ridiculo que el dominicano no tenga su #1 retirado en la organización de los Azulejos. Fernández, el mejor torpedero en la historia de la franquicia canadiense, bateó .297 con 291 dobles, 72 triples, 172 bases robadas, 613 impulsadas y 704 anotadas en 12 temporadas con el club.

"Cabeza" ganó cuatro Guantes de Oro, acudió a tres Juegos de Estrellas y asistió a cuatro postemporadas--incluyendo en 1993, cuando Toronto ganó su segunda Serie Mundial consecutiva-- y fue un ejemplo a seguir, dentro y fuera del terreno.

Fernández y su compatriota George Bell y los puertorriqueños Roberto Alomar y Carlos Delgado se encuentran en el "Nivel de la Excelencia", un reconocimiento que solamente ostentan 10 personas en la historia de los Azulejos, pero solamente Alomar -- electo al Salón de la Fama en 2011 -- tiene su número oficialmente retirado.


Yadier Molina
David J. Phillip/AP Photo
#4 Yadier Molina, cardenales de San Luis: El futuro miembro del Salón de la Fama de Cooperstown ha jugado toda su carrera de 14 años con los Cardenales. El receptor puertorriqueño tiene ocho Guantes de Oro, siete participaciones en el Juego de Estrellas y dos títulos de Serie Mundial.

San Luis solamente ha dejado de avanzar a la postemporada en cuatro ocasiones desde que Molina llegó al club en 2004, cuando le asignaron el #41. Cambió al #4 en el 2006.


Albert Pujols
Harry How/Getty Images
#5 Albert Pujols, Cardenales/Angelinos: Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, disfrutó con los Cardenales la mejor primera década de cualquier carrera en Grandes Ligas. En San Luis, Pujols fue Novato del Año, tres veces Jugador Más Valioso, nueve veces Todos Estrellas y bateó .328 con 445 jonrones y 1,329 carreras impulsadas en 11 temporadas.

Incluso si su carrera ha sufrido un bajón desde que firmó su contrato de $240 millones de dólares por 10 años con los Angelinos, Pujols podría acumular estadísticas que le garantirán que su número también sea retirado en Anaheim.


Sammy Sosa
RVR Photos/USA TODAY Sports
#21 Sammy Sosa, Cachorros de Chicago: Excepto por una batalla de egos entre Sosa y el propietario del equipo y porque los Cachorros solamente retiran camisetas de jugadores en el Salón de la Fama, no hay una sola razón para que el #21 de Sosa no esté ondeando en Wrigley Field, junto a los de Ron Santo (#10), Ernie Banks (#14), Ryne Sandberg (#23), Billy Williams (#26), Fergie Jenkins y Greg Maddux (#31).

Sosa bateó 545 de sus 609 jonrones en las ligas mayores con el uniforme de Chicago, donde jugó 13 de 18 temporadas. El #21 fue Jugador Más Valioso, nueve veces Todos Estrellas, logró tres temporadas de 60 cuadrangulares y escenificó con Mark McGwire la batalla más legendaria de vuelacercas.


Miguel Cabrera
AP Photo/Carlos Osorio
#24 Miguel Cabrera, Marlins/Tigres de Detroit: Uno de los mejores bateadores de la historia, el venezolano Miguel Cabrera ya tiene asegurado un puesto en Cooperstown y que su número sea retirado en Detroit. En 10 años con los Tigres, Cabrera batea .322 con 335 jonrones, siete Juegos de Estrellas, dos Jugador Más Valioso, cuatro títulos de bateo y una Triple Corona.

Aunque solamente jugó cinco años con los Marlins, acudió al Juego de Estrellas en cuatro ocasiones, peleó los premios Novato del Año y MVP y es el líder histórico de la franquicia en bateo y segundo en OBP, OPS y Slugging.


Carlos Delgado
AP Photo/Chris O'Meara
#25 Carlos Delgado, Azulejos: El puertorriqueño es el líder de todos los tiempos de los Azulejos en extrabases (690), jonrones (336), dobles (343), carreras impulsadas (1,058), anotadas (889), slugging (.556) y OPS (.949).

Delgado jugó en Toronto 12 de sus primeras 17 temporadas en Grandes Ligas, bateó cuatro jonrones en un partido y ha sido el mejor bateador de poder de su historia. Toronto solamente retira números de jugadores en Cooperstown, pero cuando esa tonta política cambie, el #25 de Delgado será uno de los primeros honrados.


Vladimir Guerrero
AP Photo/Jae C. Hong
#27 Vladimir Guerrero, Expos de Montreal/Nacionales de Washington: El dominicano sencillamente ha sido el mejor bateador en la historia de la franquicia Expos/Nacionales de Washington. Será escogido en cualquier momento al Salón de la Fama y muy probablemente tendrá su #27 al lado de los de Gary Carter (#8), Andre Dawson y Rusty Staub (#10) y Tim Raines (#30).


Adrián Beltré
Tom Pennington/Getty Images
#29 Adrián Beltré, Vigilantes: El dominicano alcanzará los tres mil hits esta temporada y con un contrato vigente hasta el 2018, tendrá una buena oportunidad de acercarse a los 500 cuadrangulares. Estamos hablando de un tercera base con cinco Guantes de Oro y dos Guantes de Platino.

En siete temporadas con Texas, Beltré batea .307 con 170 jonrones, 581 remolques, tres Juegos de Estrellas, tres Guantes de Oro y dos Guantes de Platino. Los únicos números retirados en la franquicia son los de Iván Rodríguez (#7), el manager Johnny Oates (#26) y Nolan Ryan (#34).


Félix Hernández
Justin Berl/Icon Sportswire
#34 Félix Hernández, Marineros de Seattle: El venezolano es el mejor pitcher en la historia de los Marineros de Seattle y uno que está haciendo méritos para el Salón de la Fama cuando se retire.

"El Rey" encabeza a los Marineros en salidas (357), victorias (157), entradas (2,448.1) y WAR (51.9); es segundo en blanqueadas (9), tercero en WHIP (1.18) y sexto en juegos completos (25). Tiene 31 años de edad y un contrato que cubre hasta el 2019 (con una opción condicionada de un millón del equipo para el 2020).


Fernando Valenzuela
Focus on Sport/Getty Images
#34 Fernando Valenzuela, Dodgers: Los Dodgers se han hecho un flaco servicio al mantener en el limbo el #34 que usó el mexicano Fernando Valenzuela. El número no ha sido retirado, pero tampoco ha sido asignado a otro otro jugador desde que "El Toro" abandonó la organización californiana en 1990 con 141 triunfos, 107 juegos completos y 29 blanqueadas en 11 de sus 17 años en Grandes Ligas.

La teoría para que Valenzuela no haya recibido un honor que se ganó con su desempeño es que los Dodgers tienen la política de solamente retirar números de parte de su personal que es electo al Salón de la Fama de Cooperstown, aunque retiraron el #19 de Jim Gilliam, quien no pertenece a Cooperstown.

No retirar el número de Valenzuela es una sinrazón que debería terminar.

Otros: Manny Ramírez (#24, Medias Rojas), Rafael Palmeiro (#25, Vigilantes), Carlos Beltrán (#15, Mets de Nueva York), Bobby Abreu (#53, Filis de Filadelfia), José Bautista (#19, Azulejos) y Luis Tiant (#23, Medias Rojas).
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BOSTON -- Mucho antes de que la ciudad de Boston dedicara puentes, calles y puertas del aeropuerto con su nombre y antes de que los Medias Rojas retiraran su #34 e incluso antes de que jugara su último partido de béisbol, David Ortiz ya estaba en la conversación para tratar de determinar quién ha sido el jugador más importante en la historia de una de las franquicias más importantes de Grandes Ligas.

La leyenda del "Big Papi", que comenzó a forjarse cuando el toletero dominicano conectó algunos batazos dramáticos que propiciaron el histórico regreso de los Medias Rojas luego de estar abajo 0-3 ante los Yankees de Nueva York en la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2004, ha seguido creciendo con el paso del tiempo, hasta colocar el puesto de bateador designado en un lugar especial.

El viernes, antes del inicio de una serie contra los Angelinos de Los Ángeles, Boston retiró el número que vistió Ortiz por los pasados 14 años, durante una ceremonia que fue televisada a nivel nacional e internacional. Ortiz se unió a Bobby Doerr (#1), Joe Cronin (#4), Johnny Pesky (#6), Carl Yastrzemski (#8), Ted Williams (#9), Jim Rice (#14), Wade Boggs (#26), Carlton Fisk (#27) y su compatriota Pedro Martínez (#45) como los 10 miembros de los Medias Rojas con sus números fuera de circulación en los 117 años de historia de la franquicia.

Acompañado de sus familiares, algunos de sus compañeros más cercanos y un puñado de las leyendas más ilustres del equipo, Ortiz no pudo contener las lágrimas cuando el intermedista Dustin Pedroia tomó el micrófono para agradecerle sus años de servicio. "Queremos agradecerte por los hits cruciales, los 500 jonrones, queremos agradecerte por cómo nos hiciste sentir, y ese amor. No eres nuestro compañero de equipo, no eres nuestro amigo. Eres nuestra familia", dijo Pedroia.

"Increíble, no me esperaba tanto", dijo Ortiz a ESPN Digital. "Todo ha sido una bendición, la organización, los Medias Rojas, la fanaticada, la prensa, todo eso ha sido crucial en mi carrera. No me esperaba tanto", agregó.

"Todo el mundo sabe que Pedroia es un jugador que llega al estadio, hace su rutina y se prepara para el juego y para acabar con la oposición. En todos los años que jugamos juntos nunca lo vi con los ojos aguados y eso me ablandó. Conozco a "Pee-wee" y todo lo que hace es porque lo siente de corazón y sus palabras fueron muy sinceras y muy bonitas y mis lentes no pudieron ocultar lo que estaba sintiendo", dijo el homenajeado.

"Compi, usted es el mejor embajador que tiene el béisbol. Gracias", dijo Martínez, cuyo #45 fue retirado por los Medias Rojas en julio del 2015, después que fue electo al Salón de la Fama de Cooperstown.

Mientras la mayoría de grandes jugadores de los Medias Rojas, incluyendo Martínez, tuvieron que esperar muchos años después de retirarse para ver sus números en la parte alta del jardín derecho del Fenway Park, la celebración de Ortiz llegó a los ocho meses de haber visto acción en su último partido.

Ortiz, quien jugó con Boston 14 de sus 20 temporadas en Grandes Ligas, dijo adiós al béisbol la temporada pasada, cuando fue convocado al Juego de Estrellas por décima ocasión, obtuvo su séptimo Bate de Plata y quedó en sexto lugar en la carrera por el Jugador Más Valioso de la Liga Americana. El poderoso bateador zurdo logró 483 de sus 541 jonrones y 1,530 de sus 1,768 carreras impulsadas con los Medias Rojas.

Williams, quien bateó .344 con 521 jonrones, ganó dos veces la Triple Corona, conquistó seis cetros de bateo-promediando .406 en 1941-y acudió a 17 Juegos de Estrellas, es considerado ampliamente como el mejor bateador y, hasta hace algunos años, el jugador más importante en la historia de los Medias Rojas.

Sin embargo, pese a todas sus estadísticas individuales, Williams nunca ganó un campeonato. Tampoco Yastrzemski, un bateador de más de 3,400 hits y 450 jonrones que participó en 18 Juegos de Estrellas. Martínez, quien puso números extraordinarios en el montículo y ayudó a terminar la sequía de 86 años sin títulos, entra al "Top 5" de la franquicia pese a que solamente jugó siete años con Boston.

El caso de Ortiz es diferente. Además de sus estadísticas (.286 con 541 jonrones, 632 dobles y 1,419 anotadas), "Big Papi" fue parte esencial en los únicos tres títulos (2004, 2007 y 2013) que han ganado los Medias Rojas en los últimos 100 años. ¡Un siglo!

Después que Boston fue sacudida por explosiones durante la maratón del 2013, que dejaron tres muertos y casi tres centenares de heridos, fue Ortiz quien tomó el micrófono y ofreció un espontáneo discurso que despertó la ciudad durante un acto en Fenway Park cuando los Medias Rojas regresaron a "Beantown".

"Muy bien, Boston", dijo el jugador chocando sus manos. "Esta camiseta que llevamos hoy en día, no dice 'Red Sox'. Dice 'Boston'. Queremos darle las gracias Alcalde [Thomas] Menino, Gobernador [Deval] Patrick, a todo el departamento de policía por el gran trabajo que hicieron la semana pasada".

David Ortiz
Adam Glanzman/Getty ImagesTed Williams puede ser el mejor bateador. Pedro y Clemens los mejores lanzadores. Babe Ruth el jugador más famoso en vestir la camiseta. Pero muy probablemente David Ortiz ha sido el jugador más importante que han tenido los Medias Rojas.
"Esta es nuestra j... ciudad. Y nadie va a dictar nuestra libertad. Seamos fuertes".

Después de ser electo Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2013 contra St. Louis Cardinals, el quisqueyano quedó tercero en las elecciones por la alcaldía de Boston, pese a que no era un candidato oficial en los comicios. Los ciudadanos sometieron 560 votos escritos a mano, la mayoría por Ortiz, quien quedó detrás del alcalde electo Martin Walsh y el aspirante John Connolly.

Es por eso que entre todos los miembros del panteón de estrellas de los Medias Rojas, siendo los principales los que tienen sus números retirados, es Ortiz el que tiene dos calles, un puente y el gate C-34 del aeropuerto Logan con su nombre.

"Sería injusto si tratara de evaluar algo así. No me corresponde a mi hablar de eso", dijo Ortiz sobre su lugar en la historia de los Medias Rojas.

"Creo que el legado de uno lo determina la trayectoria. Yo traté de hacer las cosas correctamente y positivamente. Gracias a Dios las cosas me salieron bien. Ahora vamos a esperar que muchos otros David Ortiz quieran agarrar la antorcha y hacerlo igual o mejor", dijo Ortiz, quien tiene una fundación que opera a niños con problemas cardiacos en Boston y República Dominicana.

"David no solamente fue un gran jugador, un bateador en momentos decisivos, sino que además se convirtió en un símbolo de la ciudad. El merece que le retiren su número como jugador, pero también todos los honores que pueda recibir por lo que hace fuera del campo", dijo Martínez.

"Le doy las gracias a Dios por la familia que tengo, que me enseñó a hacer las cosas correctamente", dijo Ortiz.

Ted Williams pudo haber sido el mejor bateador. Pedro Martínez y Roger Clemens los mejores lanzadores. Babe Ruth el jugador más famoso en vestir la camiseta bostoniana. Pero muy probablemente David Ortiz ha sido el jugador más importante que han tenido los Medias Rojas en su centenaria historia.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO, Florida -- Ahora que Albert Pujols se convirtió en el noveno pelotero con 600 cuadrangulares en las Grandes Ligas, la pregunta principal no es si el dominicano podrá alcanzar los 700, sino más bien acerca de cuanto tiempo tendrán que esperar los fanáticos del béisbol por el décimo bateador de seis centenares de vuelacercas.

Por varias razones -- siendo la principal el liderato entre jugadores activos-- el único bateador con una genuina oportunidad de unirse al "Club 600" en, por lo menos, los próximos 10 años es el inicialista venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit. Pero incluso para uno de los mejores bateadores de la historia y alguien que está en una posición de ventaja, la hazaña no será fácil.

Claro, nadie dijo que lo podría lograr fácil. Por el grado de dificultad es que la gesta solamente ha sido alcanzada por el 0.04% de los 18,696 peloteros que han participado en los torneos de Liga Americana (1901-2017) y Liga Nacional (1876-2017) en más de 140 años de béisbol.

Factores a favor: Cabrera, de 34 años, escolta a Pujols en el liderato de jonrones entre los jugadores activos, con 451, y tiene un contrato garantizado hasta el 2023, con dos opciones que podrían activarse con desempeño en el campo. Cabrera garantizaría $30 millones de dólares en el 2024 y 2025 -- cuando jugaría con 41 y 42 años -- si queda entre los primeros 10 en la votación del Jugador Más Valioso de su liga el año previo.

En su legendaria carrera de 14 años, que por estadísticas se podría decir que le garantiza un puesto en el Salón de la Fama de Cooperstown, Cabrera promedia 34 jonrones por cada 162 choques.

Incluso considerando el declive natural del ser humano con la llegada de los años, Cabrera tendrá suficiente tiempo para llegar a los 600 jonrones.

Factores en contra: Pese a que logró evadir la lista de lesionados desde su debut en 2003 hasta el 2015, Cabrera ha debido lidiar con lesiones importantes en los últimos tres años y en abril fue golpeado por una molestia en la espalda y luego mandado a la lista de incapacitados por una torcedura de la ingle derecha. En las temporadas bajas de 2013 (ingle) y 2014 (tobillo derecho) fue sometido a cirugías.

Como consecuencia directa de sus últimas dolencias, Cabrera solamente ha pegado cinco jonrones en 50 partidos esta temporada, la peor frecuencia de su carrera. El promedio de slugging de .418 del 2017 no es solamente el peor desde que llegó a las ligas mayores, sino que está 141 puntos por debajo de su promedio de por vida (.559).

De todos modos, Cabrera es por mucho el candidato más genuino a unirse al grupo de 600 cuadrangulares entre todos los peloteros activos, al menos en la próxima década.

El dominicano Adrián Beltré, de los Vigilantes de Texas, y el puertorriqueño Carlos Beltrán, de los Astros de Houston, son dos y tres en el liderato entre los activos, pero ambos juegan su 20ª temporada y básicamente están cerca del retiro.

Jugadores jóvenes y poderosos como Mike Trout (184 jonrones en siete años) y Bryce Harper (137 en seis años) aún no llegan a 200 y están bien lejos de una conversación sobre los 400, 500 y 600 cuadrangulares.

Pujols es el primero que llega a 600 desde que Jim Thome lo hizo en el 2011, un lapso de seis años. Alex Rodríguez (2010), Ken Griffey Jr. (2008), Sammy Sosa (2007) y Barry Bonds (2002) lo habían hecho en períodos cortos de tiempo entre ellos. Entre el primero y el segundo, Babe Ruth (1931) y Willie Mays (1969), pasaron 38 años, y entre el tercero, Hank Aaron (1971), y el cuarto, Bonds, pasaron 31.

¿Cuántos años pasarán entre Pujols y el próximo? Nadie sabe exactamente, pero Cabrera es el único que podría hacerlo entre ahora y la próxima década.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Mayo fue un mes de muchos cuadrangulares, de hecho el segundo más prolifico en la historia de 140 años de las ligas Americana y Nacional, pero también de sorpresas y peleas espectaculares, entre jugadores, entre coaches y entre jugadores y coaches con los árbitros. Los Astros de Houston, que entran a junio con la mejor marca de Grandes Ligas (38-16) y la mayor ventaja de un líder divisional (11 juegos sobre Angelinos de Los Ángeles), batearon 52 cuadrangulares en mayo, la mayor cantidad en un mes en la historia de la franquicia. Ocho jugadores de los Astros pegaron cuatro o más vuelacercas, un récord del béisbol.

Con los Astros comandando la ofensiva, los 30 equipos de las ligas mayores se combinaron para sacar 1,060 pelotas de los parques, el segundo mayor total de la historia en un mes calendario, solamente detrás de los 1,069 que se conectaron en mayo del 2000. De acuerdo a Stats and Info de ESPN: 335 jugadores diferentes batearon jonrones en mayo (el récord es de 345, en septiembre del 2015), 234 tuvieron al menos dos vuelacercas (récord) y 125 batearon cuatro o más (récord).

En los primeros dos meses de la temporada de Grandes Ligas del 2017 se pegaron 1,923 cuadrangulares en 790 partidos, para una frecuencia de 2.43 por encuentro, la más alta de la historia. Durante la temporada del 2000 se estableció la marca, con 2.30 jonrones por juego, mientras que en el 2016 la frecuencia fue de 2.31.

Los dos equipos que disputaron la Serie Mundial del año pasado, Indios Cleveland y Cachorros de Chicago, no están exactamente paseando la distancia en esta ocasión.

Cleveland, campeón de la Liga Americana, comenzó junio compartiendo el primer lugar de la División Central con Mellizos de Minnesota, un conjunto que viene de perder 103 partidos y quedar en el último lugar del sector. Y la tribu logró escalar hasta la cima a última hora, aprovechando cuatro reveses seguidos de los Mellizos para cerrar el mes.

Chicago, que ganó su primer campeonato en 108 años en entradas extras de un séptimo y decisivo encuentro del Clásico de Otoño pasado, entra a junio con récord negativo (25-27) y juego y medio detrás de los sorprendentes Cerveceros de Milwaukee, que pegaron 74 jonrones, el mayor total de la franquicia en los primeros dos meses de una temporada, para tomar ventaja en la guerra con sus poderosos rivales del centro de la Liga Nacional: Chicago, Cardenales de San Luis, Piratas de Pittsburgh y Rojos de Cincinnati.

Hablando de guerra, en mayo tuvimos el clímax de una disputa que se desató en abril entre los Orioles Baltimore y los Medias Rojas de Boston, dos rivales de la poderosa División Este de la Liga Americana, después que de el antesalista dominicano Manny Machado lesionara de la pantorrilla izquierda al intermedista Dustin Pedroia con una barrida en la segunda base.

Bryce Harper fight
AP Photo/Ben MargotLa controversia más mediática de mayo se produjo el lunes 28 durante las celebraciones del "Memorial Day" entre el jardinero Bryce Harper y el relevista Hunter Strickland, de los Gigantes.
Los lanzadores de los Medias Rojas se pasaron el resto de la serie (del 21 al 23 de abril en Baltimore) tratando de golpear, infructuosamente, a Machado y el relevista Matt Barnes fue un poco más lejos, cuando intentó dar a la cabeza del dominicano. El 2 de mayo, en Fenway Park, el estelar zurdo Chris Sale lanzó detrás de Machado en la primera entrada, lo que provocó una reacción. Luego del partido, Machado, quien será uno de los agentes libres más codiciados de las ligas mayores en el invierno de 2018, dijo:

"He perdido mi respeto por esa organización, por su cuerpo de coaches y por todo el mundo ahí" Los Yankees de Nueva York, que liderados por el jardinero novato Aaron Judge, han impartido justicia a su placer por dos meses, también tuvieron sus confrontaciones, pero con los árbitros.

El 12 de mayo, el árbitro del plato Adrian Johnson expulsó a Chase Headley, después de señalar al rostro del antesalista de Nueva York, quien se quejaba de haber sido golpeado por un pitcheo mientras intentaba un toque en la séptima entrada y de algunos pitcheos que consideró estuvieron fuera de la zona de strike en los turnos anteriores.

Headley bateó .232 con tres jonrones en los primeros dos meses de la temporada y .254 con 34 jonrones en sus primeros 400 partidos con los Yankees y pese a que su contrato de $52 millones de dólares cubre hasta el 2018, cada día crece más el rumor de que Nueva York podría subir al súper prospecto venezolano Gleyber Torres para encargarse de la esquina caliente.

El 20 de mayo de Mayo en el Tropicana Field, en medio de una de las pocas malas rachas prolongadas que ha sufrido Nueva York este año (habían perdido siete de sus últimos 10 juegos) el árbitro principal Scott Barry expulsó al manager Joe Girardi y al coach de pitcheo Larry Rothschild. Girardi también había sido sacado del juego el día anterior para totalizar 37 expulsiones en su carrera, incluyendo 34 como manager (32 con los Yankees y 2 con Marlins de Miami).

El jardinero dominicano José Bautista, quien durante los playoffs del 2015 realizó uno de los lanzamientos de bate después de un jonrón más famosos de la historia, repitió la dosis tras pegar un cuadrangular en la octava entrada contra los Bravos de Atlanta el 17 de mayo en el Sun Trust Park en un partido que los locales ganaban 8-3.

Cuando Bautista llegó al plato pidió excusas al receptor Kurt Suzuki, pero de todos modos las bancas se vaciaron. Bautista, quien solamente bateó un jonrón en abril y tenía cinco antes de enfrentar al relevista Eric O´Flaherty, quiso expresar su alegría por hacer un buen contacto, pero los Bravos no lo vieron de esa manera. Al día siguiente, el colombiano Julio Teherán golpeó a Bautista en su primer turno y el veterano aceptó el castigo sin quejarse.

Don Mattingly, quien dirigió a Dodgers de Los Ángeles por cuatro temporadas antes de irse a Miami en 2016, tuvo un encontronazo con su ex equipo el 19 de mayo en Dodger Stadium, después que el pitcher Ross Stripling, de Los Angeles, lanzara por detrás del poderoso bateador Giancarlo Stanton en la novena entrada, en respuesta a un pelotazo de AJ Ramos a Brett Einer en el cierre de la octava.

Cuando las bancas se vaciaron y los miembros de Marlins y Dodgers se confundieron en el medio del diamante, el mayor jaloneo lo protagonizaron Mattingly y el coach de la banca de los Dodgers, Bob Geren.

Pero con todo lo emocionante que pueda resultar una discusión entre dos señores maduros, la verdadera controversia de mayo se produjo el lunes 28 durante las celebraciones de "Memorial Day" entre el jardinero Bryce Harper, de los Nacionales de Washington, y el relevista Hunter Strickland, de los San Francisco Giants.

Strickland, aparentemente todavía molesto porque Harper le pegó dos cuadrangulares durante la postemporada del 2014, aterrizó una recta de 98 millas por hora al cuerpo de Harper en el primer lanzamiento que le hace en serie regular y la primera vez que lo encuentra en un terreno en tres años.

Harper lanzó su casco erráticamente al lanzador y luego fue al montículo para una pelea corta, pero memorable. Incluso, algunos analistas opinaron que el choque Harper-Strickland tuvo más atractivo que la reciente pelea entre los boxeadores mexicanos Saúl-El Canelo-Alvarez y Julio César Chávez hijo.

La oficina del comisionado castigó a Strickland con seis partidos de suspensión y a Harper con cuatro. Ambos apelaron la decisión y a Harper, un candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional este año, le rebajaron un encuentro.

Gigantes y Nacionales se enfrentarán otra vez en el fin de semana del 11 al 13 de agosto en el Nationals Park y lo más probable es que la serie sea promovida como la pelea del siglo o algo por el estilo.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los Medias Rojas de Boston sufren una grave crisis en la tercera base y en el panorama no se vislumbra una solución a corto plazo. Sus principales opciones están en la lista de lesionados, el mejor prospecto de la posición aún está un poco lejos en su proceso de preparación y una buena alternativa externa no estaría disponible hasta por lo menos dentro de dos meses.

El tercera base regular de los Medias Rojas, el venezolano Pablo Sandoval, quien se encuentra exactamente a la mitad de un contrato de cinco años y $95 millones de dólares, está fuera de acción desde el 25 de abril por una lesión en la rodilla derecha. Sandoval bateaba .213 con tres jonrones y 10 carreras impulsadas en 17 encuentros cuando fue inhabilitado.

"Mejor, cada día mucho mejor. Ha sido un progreso menos lento de lo que se esperaba", dijo Sandoval, quien es segundo de Boston en jonrones y tercero en impulsadas, pese a que no ha jugado en dos semanas.

"La inflamación bajó y estoy progresando. Ojalá que [el regreso] sea lo más rápido posible para estar en el terreno con mis compañeros", agregó.

El sustituto natural de Sandoval, el súper utility Brock Holt, sufre de vértigo y no ha estado disponible desde el 21 de abril, mientras que el reemplazo de Holt, el dominicano Marco Hernández, se fue a la lista de lesionados el jueves por una lesión en el hombro izquierdo. Actualmente, el incumbente de la esquina caliente en Boston es Josh Rutledge, quien se perdió los primeros 19 juegos del club con una molestia en la corva izquierda.

De acuerdo al blog overthemonster.com, 35 peloteros diferentes han jugado en la tercera base por los Medias Rojas desde el retiro de Mike Lowell en 2010 y tres hombres distintos han liderado el club en partidos jugados allí en las pasadas tres temporadas. Los que jugaron allí este año se combinan para batear .218 y un OPS de .599, el tercero más bajo de todo el béisbol.

Durante la serie de cuatro partidos entre los Orioles de Baltimore y los Medias Rojas en el Fenway Park, de lunes a jueves de esta semana, el estelar antesalista dominicano de los visitantes, Manny Machado, pegó tres jonrones con seis impulsadas y cuatro anotadas contra dos impulsadas y dos anotadas de Hernández y Rutledge.

El mejor prospecto en la organización de los Medias Rojas es el antesalista dominicano Rafael Devers, quien está disfrutando de un gran arranque de temporada con Portland, la sucursal AA. Devers bateó de 5-5 con dos jonrones el martes, va de 16-9 en sus últimos cuatro partidos y batea .333 (78-26) con cinco jonrones y 12 carreras impulsadas en la temporada.

Pero el quisqueyano, que batea a la zurda, apenas tiene 20 años de edad y 20 juegos de experiencia por encima de clase A. Salvo una medida desesperada, Devers no debería ser llamado al equipo grande hasta los días finales del 2017 o en algún momento del 2018.

Jugadores como Josh Donaldson (Azulejos de Toronto), Mike Moustakas (Reales de Kansas City) y Todd Frazier (Medias Blancas de Chicago) y el cubano Yunel Escobar (Angelinos de Los Angeles) podrían estar disponibles en el mercado de cambio de mitad de temporada, pero en el caso de Donaldson, quien no será agente libre hasta después de la próxima temporada, su adquisición, además de costar un alto precio, también significaría cambiar el plan Devers.

AP Photo/Tony GutierrezPablo Sandoval bateaba .213 con tres jonrones y 10 carreras impulsadas en 17 encuentros cuando fue inactivado por los Medias Rojas.
Bajo esos parámetros, luce que por ahora, Boston estará forzado a esperar por el regreso de Sandoval, quien ha mejorado de su rodilla lastimada, pero aún no tiene una fecha exacta para salir al campo.

"Ojalá que que sea lo más rápido posible para estar en el terreno con mis compañeros", dijo Sandoval, quien batea .238 con 13 jonrones en 146 partidos desde que firmó con los Medias Rojas como agente libre, tras siete años con los Gigantes de San Francisco.

"Es difícil [no poder jugar], pero hay que tener buena actitud y buena mentalidad para que el equipo siga jugando bien, creo que estamos jugando bien, y eso le hace más fácil a uno el concentrarse en la recuperación", dijo Sandoval.

A pesar de la plaga de lesiones que afecta a sus antesalistas y que no ha contado con su jugador más caro, el lanzador zurdo David Price, Boston tiene marca de 15-13 y está a tres juegos del primer lugar en la División Este y a medio del segundo puesto comodín de la Liga Americana.

"A pesar de las lesiones estamos jugando bien", dijo Sandoval. "No sé que pasa en la tercera base, pero espero que nadie más se lesione", agregó.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Lo que nos dejó abril en MLB

FECHA
01/05
2017
por Enrique Rojas, ESPN Digital
ORLANDO -- La temporada de Grandes Ligas del 2017 tuvo el abril más ofensivo desde la era de los esteroides --que algunos establecen entre inicio de la década de 1980 y finales de la del 2000-- y uno de los más calientes de cualquier época en los 140 años del béisbol grande de los Estados Unidos.

Los toleteros de la gran carpa se combinaron para pegar 863 jonrones (la segunda mayor cantidad de la historia, solamente detrás de los 931 de abril del 2000) y 1,185 dobles en 25,054 turnos. El promedio de carreras anotadas por partido fue de 4.42, que de mantenerse el resto de la temporada, sería el segundo más alto de los últimos ocho años, detrás del 4.48 del 2016.

Nacionales de Washington comandó el despertar ofensivo, promediando 6.80 carreras, el quinto average más alto de la historia para el primer mes. Todos los equipos que anotaron más por juego que Washington, lo hicieron entre 1996 y 2000 (Medias Blancas de Chicago 7.24 y Cardenales de San Luis 7.20 en el 2000, Rangers de Texas 7.20 en 1998 y Mellizos de Minnesota 7.00 en 1996), cuando se produjo la mayor orgía ofensiva del pasatiempo nacional.

Cachorros de Chicago (13-11) y Indios de Cleveland (14-10), los protagonistas de la Serie Mundial del año pasado, superaron lentos inicios para entrar a mayo en el primer lugar de sus respectivas divisiones, algo que también consiguieron otros favoritos como Washington (17-8) y Astros de Houston (16-9). Chicago tuvo 6-7 en los primeros 13 juegos, pero 7-4 en los últimos 11. Cleveland terminó 5-7 en los primeros 12 y 9-3 en los últimos 12.

La sorpresa positiva del mes fueron los Rockies de Colorado (16-10) y los Diamondbacks de Arizona (16-11), que terminaron virtualmente empatados en el primer lugar, por encima del triple monarca divisional Dodgers de Los Ángeles (14-12), en el Oeste de la Liga Nacional, y por supuesto, Yankees de Nueva York en la Liga Americana.

Los más decepcionantes, para sus expectativas iniciales, fueron Reales de Kansas City (7-16), Azulejos de Toronto (8-17), Texas Rangers (11-14), Marineros de Seattle (11-15), Mets de Nueva York (10-14), Piratas de Pittsburgh (11-13) y Gigantes de San Francisco (9-17).

Incluyendo notas colectivas e individuales, estas fueron algunas de las historias más atractivas que nos dejó abril del 2017.

Yankees son mejores de lo que pensamos:

En abril, los "Baby Bombers" lucieron tan, o más poderosos, que cualquier otra edición reciente de los "Bombarderos del Bronx".

Yankees
Andy Marlin/USA Today SportsLa solidez de los 'Baby Bombers' dio mucho para hablar en abril.
Tras salir de los grandes contratos de Alex Rodríguez, Mark Teixeira y Brian McCann, los Yankees comenzaron a promover nombres como los de Aaron Judge, Gary Sánchez, Luis Severino, Chance Adams, Clinf Frazier, Luis Andujar, Jorge Mateo y Gleyber Torres para el presente y el futuro.

Los Yankees, que comenzaron el año con una nómina de $195 millones de dólares, la más baja del club desde el 2007-- aunque la tercera más alta de las ligas mayores--, ganaron 10 de sus 12 partidos en casa en abril para terminar el primer mes de la temporada con la mejor marca de la Liga Americana, 15-8, y empatado con Orioles de Baltimore en el primer lugar de la División Este.

En el primer partido de su última serie del mes, contra Baltimore, Nueva York conectó cinco jonrones para regresar de un marcador adverso, 1-9, en la sexta entrada y terminar ganando 14-11 en 10 innings.

Nueva York tuvo foja de 9-5 contra sus rivales divisionales, lideró el joven circuito con 36 jonrones, 124 carreras anotadas y un diferencial +43 entre vueltas anotadas y permitidas, pese a no contar por la mayor parte del tiempo con el torpedero curazoleño Didi Gregorius y el receptor dominicano Gary Sánchez. El jardinero Judge bateó .301 con 20 carreras impulsadas y empató el récord de jonrones en abril para un novato, con José Abreu (2014) y Trevor Story (2016).

El intermedista dominicano Starlin Castro bateó .356 con 16 impulsadas, en tanto que el utility venezolano Ronald Torreyes (.318 con 13 impulsadas) y el receptor Austin Romine (.300, 2 HR, 10 CE), tuvieron superbos desempeños, mientras cubrían las ausencias de los lesionados Gregorius y Sánchez.

Pero la verdadera fortaleza de Nueva York estuvo en su pitcheo, que terminó el mes con efectividad de 3.22, la segunda mejor de la liga. Los abridores lideraron el circuito en WHIP (1.17) y limitaron a la oposición al peor OBP (.295), mientras que los relevistas se combinaron para efectividad de 2.53. Los dominicanos Michael Pineda y Severino se combinaron para 70 ponches y ocho bases por bolas en 54.2 entradas.

Dodgers rejuvenecen sin reconstruir:

Los Angeles, que ha liderado el gasto salarial por cuatro años seguidos en Grandes Ligas, también se ha ido rejuveneciendo sin llamar la atención y sin reducir sus intenciones de buscar su primera corona desde 1988.

Cody Bellinger, Los Angeles Dodgers
Rob Tringali/Getty ImagesCody Bellinger, de 21 años y el mejor prospecto de posición de los Dodgers, ya dio una probadita al béisbol de las mayores. Y no le fue nada mal, incluso ya puede presumir de haber pegado dos jonrones en un juego.
Los Dodgers de Dave Roberts, que comenzaron el año con una nómina de $225 millones y un promedio de edad de 29,4 años (el noveno equipo más viejo de MLB), son liderados por un torpedero de 23 años, Corey Seager, quien batea .319 con cinco jonrones, seis dobles, 17 impulsadas, 16 anotadas y un OBP de .411. La temporada pasada, Seager, fue electo Novato del Año de la Liga Nacional de manera unánime.

Debido a que el jardinero central titular Joc Pederson, de 25 años, fue colocado en lista de lesionados con una molestia en la ingle derecha, los Dodgers promovieron a su mejor prospecto de posición, el jardinero Cody Bellinger, de 21 años. Bellinger bateó un infield hit en la novena entrada de su debut, el miércoles 26 en San Francisco, y dos jonrones en un memorable regreso contra Filis de Filadelfia el sábado 29 en Los Angeles.

Durante el partido del jueves 27 contra los Gigantes de San Francisco en el AT&T Park, los Dodgers se dieron el lujo de tener en el box al zurdo mexicano Julio Urías, de 20 años, a Bellinger en el jardín izquierdo y a Seager en el campocorto. Esos han sido los mejores prospectos de la organización por los últimos tres años. Una organización, cuyo sistema de desarrollo fue ranqueado #1 en 2016 y #4 en 2015.

El ascenso de Seager, Urías y Bellinger (el último por corto tiempo, ya que regresará a ligas menores cuando reactiven a Pederson), no secó por completo la finca angelina, ranqueada #5 por Keith Law antes de comenzar la temporada del 2017.

Los lanzadores Yadier Álvarez y Walker Buehler, el torpedero Gavin Lux, el intermedista Willie Calhoun y el jardinero Alex Verdugo son considerados reales súper prospectos que deberían aparecer en partidos de Grandes Ligas en algún momento en los próximos 18 meses.

Azulejos y Reales, ¿listos para vender?:

Toronto y Kansas City tienen varias cosas en común, incluyendo recientes apariciones en los playoffs tras largas sequías, rosters entrados en edad y un margen pequeño de oportunidades de exito. Ambos podrían estar cerca de poner el letrero "se vende todo", salvo una reacción espectacular en los próximos 60 días.

Jose Bautista
Photo by Ian Johnson/Icon SportswireEl dominicano José Bautista tuvo un mes de abril para el olvido con los Azulejos que tampoco lucieron mucho mejor.
Toronto, que disputó la Serie de Campeonato de la Liga Americana en las dos temporadas anteriores, después de 21 años sin jugar en octubre, comenzó el 2017 con un roster apto para pelear en su división, pero también con el grupo más viejo de las ligas mayores, con un promedio de 30.7 años.

Un lento arranque de algunos estelares entrados en edad (el jardinero José Bautista, de 36 años, bateó .163 con 1 jonrón y 6 impulsadas; el receptor Russell Martin, de 34, bateó .213 con 4 impulsadas, y el bateador designado Kendrys Morales, de 33, tuvo OBP de .267 y OPS de .629) y lesiones claves (el antesalista Josh Donaldson ha jugado 9 partidos y el torpedero Troy Tulowitzki no acciona desde el 21 de abril) se confabularon para un récord de 8-17, el peor abril en la historia de la franquicia.

Kansas City (7-15), que jugó en la Serie Mundial en años consecutivos (2014-15) y ganó hace dos temporadas, después de 28 años sin avanzar a los playoffs, quedó por debajo de Toronto en porcentaje de ganados y perdidos (.318 contra .320). Kansas City, el tercer equipo más viejo de Grandes Ligas, con un promedio de 29,7 años, es último de la Liga Americana en bateo (.205), OBP (.268), carreras (63) y OPS (.594).

A la ofensiva, excepto por el 3B Mike Moustakas (.271, 7 HR, .886 de OPS) y el jardinero Lorenzo Cain (.385 de OBP), hay pocas cosas por destacar. Su pitcheo abridor ha lucido bien, pero el bullpen, su mayor fortaleza por los últimos años, fue penúltimo de la liga en efectividad.

Si las cosas no mejoran notablemente en mayo, deberíamos prepararnos para ver a Toronto y Kansas City salir de la mayoría de los jugadores que no estarán bajo control después de la temporada. Hablamos de tipos como Donaldson y los pitchers Marco Estrada y Francisco Liriano, de Toronto, y Moustakas, Cain, el 1B Eric Hosmer, el SS Alcides Escobar y los lanzadores Jason Vargas y Kelvin Herrera, de Kansas City.

Zimmerman, no Harper, lidera grosera ofensiva de Nats:

Washington destrozó los lanzadores en abril, liderando el béisbol en bateo (.295), carreras (170), hits (265), OBP (.369) y OPS (.879). En su último juego del mes, los capitalinos pegaron 23 hits y anotaron 23 carreras contra los Mets, un rival divisional.

Ryan Zimmerman
Jason Getz/USA TODAY SportsRyan Zimmerman no tuvo piedad de los lanzadores contrarios en abril. El toletero promedió .420, pegó 11 jonrones y remolcó 29 carreras.
Sus 170 carreras representaron la décima mayor cantidad de la historia en el primer mes y más del doble o cerca del doble de las que anotaron Kansas City (63), Gigantes (87), Toronto (89), Pittsburgh (90), Atléticos de Oakland (91) y Boston (93).

Y aunque tuvo un espectacular arranque, el jardinero Bryce Harper (.391, 9 HR, 26 CI, .771 de slugging, 1,281 OPS, 1.7 WAR) no fue el bateador más destacado del equipo ¡Gulp! El líder ofensivo de Washington en abril fue el 3B Ryan Zimmerman (.420, 11 HR, 29 CI, .886 slugging, 1,346 OPS y 1.8 WAR).

Zimmerman terminó con la triple corona del bateo en abril, mientras que Harper fue segundo o tercero en los encasillados de bateo, jonrones y empujadas, estableció un récord con 32 anotadas y lideró las ligas mayores con un OBP de .509. El 2B Daniel Murphy bateó .342 con 26 impulsadas y el torpedero Trea Turner .317 con cuatro robos y 15 anotadas. El 3B Anthony Rendón bateó de 6-6 con tres jonrones y 10 impulsadas el último día de abril, en lo que fue la mayor paliza de la franquicia.

En abril, Washington derrotó 16-6 a San Luis el 10 de abril, 14-4 a Bravos de Atlanta el día 19; 15-12, 11-4 y 16-5 a Rockies en una serie del 25 al 27 y 23-5 a los Mets. De acuerdo a Elias Sports Bureau, Washington es el primer conjunto con cinco juegos de 14+ carreras en abril en la historia de Grandes Ligas.

Lo siento Thames, pero está prohibido hacerlo bien en MLB:

Después de vapulear pitchers por tres años en la liga de Corea del Sur, Eric Thames firmó como agente libre por tres años y $16 millones de dólares con Cerveceros de Milwaukee para regresar a Grandes Ligas, donde tuvo una actuación tipo jugador reemplazo en dos años con Toronto y Marineros entre 2011-12.

Joe Robbins/Getty ImagesPese a realizar tres pruebas antidopaje, Eric Thames tendrá que seguir lidiando con aquellos que cuestionan su limpieza.
Cuando Milwaukee otorgó a un pelotero sin mucho historial en occidente un contrato millonario garantizado fue porque la organización estaba convencida de que se encontraba en un punto como bateador en el que podía traspolar a Estados Unidos parte del exito que consiguió en Corea, donde promedió .348, 41 jonrones y 127 impulsadas en tres temporadas con NC Dinos.

Eso fue exactamente lo que hizo Thames, quien bateó .345 con 11 jonrones, 19 impulsadas y 28 anotadas en 24 partidos con los Cerveceros. El tipo justificó la inversión. Pero aparentemente, eso está prohibido en las ligas mayores modernas.

Después de pegar un jonrón en los primeros nueve partidos de Milwaukee (no jugó en dos), Thames despachó seis en cinco días entre el 13 y 17 de abril. Bastó con que en la serie contra Cachorros del 16 al 19 bateara de 11-6 con tres dobles y un jonrón para que Chris Bosio, el coach de pitcheo de los flamantes campeones, prácticamente acusara al pelotero de estar usando alguna sustancia ilegal para mejorar el rendimiento.

"Bueno, el resumen es que [Thames] ha golpeado la pelota y tenemos que averiguar una manera de moverla. De todas las otras cosas, voy a dejar que otras personas se preocupen, pero él está haciendo cosas que no había visto durante mucho tiempo", dijo Bosio a un programa radial de Chicago.

"Usted comienza a pensar en Ken Griffey Jr, Manny Ramírez cuando él fue a los Dodgers, Barry Bonds... Usted está hablando de algunos de los mejores jugadores que alguna vez jugaron este juego. Así que, sí, es probable que uno se rasque la cabeza porque nadie sabe quién es este tipo", dijo. "Y cuando estuvo aquí antes, su cuerpo ha cambiado. Pero, como dije, dejaré eso a los demás y vamos a tratar de preocuparnos por cómo mejorar y sacarlo out", dijo.

Además de que lo de Bosio fue un golpe bajo, también fue innecesario. Thames enfrentó a los Cachorros por primera vez del 7 al 9 de abril y bateó de 6-2, dos sencillos, sin anotadas o impulsadas y Bosio no notó nada anormal con su cuerpo o swing.

Entendemos porque los aficionados muestran suspicacia cuando un pelotero muestra un rendimiento inesperado, después de todas las historias que hemos vivido desde que se instauró un programa antidopaje en el béisbol, pero que un coach sugiera públicamente algo irregular por una buena actuación, en un tramo tan corto, es ridículo e insensato.

¿Thames debería batear .240 con 20 extrabases y 60 impulsadas por año durante su contrato para tranquilizar a Bosio? No es justo. Lo siento Thames, pero está prohibido hacerlo bien en la MLB de estos tiempos.

CORTOS DE ABRIL:
  • 11 bateadores conectaron 10 o más jonrones en agosto del año pasado, pero los cuatro de este año (Zimmerman y Thames 11; Judge y Khris Davis 10) representan la mayor cantidad en abril desde que ocho lo hicieron en el 2006
  • Tres jugadores batearon para el ciclo (Wil Myers, de Padres de San Diego, el 10 de abril; Trea Turner, de Washington, el 25, y el dominicano Carlos Gómez, de Texas, el 29), exactamente la misma cantidad que lo hizo en todo el 2016
  • El zurdo Dallas Keuchel, de Houston, tuvo marca de 5-0 y efectividad de 1.21 en seis salidas, mientras que el dominicano Ervin Santana, de Minnesota, terminó con 4-0 y lideró MLB con efectividad de 0.77
  • El puertorriqueño Carlos Beltrán, de los Astros, pegó cinco extrabases para arribar a 1,040 y ponerse a uno de Pete Rose en el tercer lugar del liderato histórico entre los bateadores ambidiestros. Eddie Murray (1,099) y Chipper Jones (1,055) son los dos primeros
  • En una semana, Pittsburgh Pirates facilitó los debuts en MLB del primer lituano (el lanzador derecho Dovydas Neverauskas) y el primer africano (el infielder sudafricano Gift Ngoepe). Neverauskas lanzó dos entradas contra los Cachorros el lunes 24, mientras que Ngoepe pegó hit en su primer turno el miércoles 26 y dos días despúes bateó de 3-3 contra Marlins de Miami en su primera apertura
  • San Francisco (9-17) terminó abril con la peor marca de la Liga Nacional, después que tuvo el peor desempeño de Grandes Ligas en la segunda mitad de la temporada anterior. Desde el Juego de Estrellas del 2016, presentan récord de 39-59. Para colmo de males, en medio de su mala racha, los Gigantes perdieron al estelar lanzador Madison Bumgarner al menos hasta julio, nada más y nada menos que por un accidente de motocicleta. Extraoficialmente, el accidente de Bumgarner fue el papelazo de abril, incluso por encima del positivo a sustancias del jardinero dominicano Starling Marte, de Pittsburgh.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO -- Los Azulejos de Toronto y los Mets de Nueva York, dos de los favoritos para avanzar a la postemporada de octubre, corren raudos y veloces en sentido contrario a la tierra prometida del béisbol. Dicen en Grandes Ligas que nadie asegura su división con un buen arranque en abril, pero que uno malo puede garantizar la eliminación.

Los Azulejos comienzan el fin de semana en el sótano de la División Este de la Liga Americana con 6-16 (porcentaje de .273), la peor foja de las Grandes Ligas, después de perder una doble cartelera contra los Cardenales de San Luis en el Busch Stadium. Toronto, el penúltimo en carreras anotadas (78) y antepenúltimo en efectividad (4.29) del joven circuito, recibe en casa a los Rays de Tampa Bay en su última serie de abril.

Mientras ya aseguró su mayor total de reveses en abril, frente a los Rays, Toronto tratará de evitar el quebrar o empatar el peor arranque en la historia de la franquicia canadiense. En 1979 y 2004, los pájaros azules tuvieron récord de 7-15.

AP Photo/Frank Franklin II
Los Mets, que van últimos en la Liga Nacional en bateo (.209), han perdido seis partidos consecutivos y 10 de los últimos 11 para demejorar a 8-13 (.381) y hundirse en el sótano de la División Este del viejo circuito. Nueva York despide el mes con una visita a los calientes Nacionales de Washington, que lidera la división con marca de 16-6, tras ganar nueve de sus últimos 10 encuentros.

Los Mets tienen la peor foja como locales de Grandes Ligas, 4-10, y batean .191 con 46 carreras (3,3 por juego) en el Citi Field.

Además del pobre desempeño de algunos estelares de ambos equipos, las lesiones han jugado, y aparentemente jugarán, un rol importante. El jueves, los Mets perdieron al jardinero cubano Yoenis Céspedes (corva izquierda), un par de horas después de anunciar que su lanzador estrella Noah Syndergaard había sido sacado de su asignación programada por molestias en el biceps. El 3B David Wright, el 1B Lucas Duda, el jugador del cuadro Wilmer Flores y el jardinero Juan Lagares habían salido anteriormente.

Azulejos Toronto tristes
AP Photo/Frank Franklin IILos Azulejos han tenido varias piezas inactivas por lastimaduras desde el inicio de temporada.
Toronto ha tenido fuera de acción por mucho tiempo a dos de sus principales jugadores de posición, el antesalita Josh Donaldson y el torpedero Troy Tulowitzki, y a los lanzadores Aaron Sánchez y J.A. Happ, ambos con molestias en el codo.

Mientras el derecho Sánchez está programado para lanzar el domingo contra Tampa Bay, el futuro inmediato del zurdo Happ es incierto.

Incluso si no mejoran en el fin de semana, y empeoran sus marcas antes de entrar a mayo, sería muy prematuro para apretar el botón del pánico en una temporada de 162 juegos. De hecho, la historia reciente de otros clubes que arrancaron muy mal, fortalece las esperanzas de Azulejos y Mets.

De acuerdo al departamento de Estadísticas e Información de ESPN, desde 1994, cuando comenzó la era del Wild Card y se amplió el abanico de probabilidades de llegar a la postemporada, los conjuntos que superaron los peores arranques para jugar en octubre fueron los Atléticos de Oakland (8-17) del 2001, los Vigilantes de Texas (7-14) del 2015 y los Mellizos de Minnesota y Padres de San Diego (9-15) del 2006.

El Oakland del 2001 fue histórico. Después de perder 10 de sus primeros 12 encuentros y estar 10 juegos por debajo de .500 el 1 de mayo, los Atléticos tuvieron un rebase espectacular, que incluyó una marca de 63-18 en sus últimos 81 partidos y 23-4 en los 27 finales para terminar ganando 102 juegos en la temporada y quedar a 14 de los Marineros de Seattle (116-46).

Curiosamente, todos esos equipos perdieron la inspiración una vez comenzaron los playoffs y fueron eliminados en sus primeras series. En el caso de los Atléticos, llegaron a tener ventaja 2-0 en la Serie Divisional frente a los Yankees de Nueva York, antes de colapsar y caer en tres encuentros consecutivos para ser eliminados.

En resumen, Azulejos y Mets no han sido eliminados, pero si no mejoran pronto, entonces estarán jugando única y simplemente para completar el calendario por los últimos cuatro meses de la temporada.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Adrian Beltre
Christopher Hanewinckel/USA TODAY SportsAdrián Beltré debe alcanzar en esta temporada importantes marcas individuales.
ORLANDO -- Adrián Beltré trabaja contra el reloj para estar disponible para los Rangers de Texas desde el inicio de la nueva temporada de las Grandes Ligas. La mesura indica, sin embargo, que lo mejor para el legendario tercera base dominicano y el conjunto de la Liga Americana es que el pelotero comience la campaña en lista de lesionados y no salte al campo hasta que esté completamente recuperado de su pantorrilla izquierda adolorida.

Beltré, quien cumplirá 38 años en una semana, no juega desde el domingo debido a una lesión que sufrió en casa mientras se preparaba para los entrenamientos primaverales. El veterano realizó un gran esfuerzo para estar con República Dominicana, básicamente limitado al rol de bateador designado en tres de cuatro juegos, en el Clásico Mundial de Béisbol, pero su desempeño mostró que no estaba ni cerca de su forma regular.

Entre la Liga del Cactus y el Clásico Mundial, Beltré batea de 27-1 esta primavera. Un ganador de cinco Guantes de Oro en la Liga Americana, incluyendo en la temporada pasada, cometió un error clave en la cuarta entrada del encuentro que República Dominicana perdió 3-1 ante Puerto Rico el 14 de marzo en San Diego, durante la segunda ronda del mundial de pelota.

Los Rangers tienen hasta el domingo para decidir si Beltré formará parte del roster de 25 hombres que comenzará la temporada contra los Indios de Cleveland el lunes en Arlington. Aunque las pruebas médicas indican que su lesión no es grave y que su situación es de día a día, la realidad es que Beltré ya no es un adolescente y que para los Rangers la porción más importante del calendario se jugará en los últimos 150 partidos, no en los primeros 12.

Si Texas decidiera usar la nueva regla de la lista de lesionados de 10 días (y no la tradicional de 15 días), Beltré solamente se perdería cinco o seis partidos, mientras completa la rehabilitación de su pantorrilla.

El 2017 será un año histórico para Beltré, quien necesita 58 hits para convertirse en el primer jugador nacido en República Dominicana con tres mil imparables en Grandes Ligas. El SS-3B Alex Rodríguez, un dominicano nacido en Nueva York, bateó 3,115 hits en su carrera de 22 años en las ligas mayores.

Beltré es uno de seis jugadores con al menos 2,900 hits, 440 jonrones, 1,500 carreras impulsadas y 580 dobles en las 141 temporadas que tienen las Grandes Ligas. Este año podría unirse a Stan Musial, Hank Aaron y Carl Yastrzemski como los únicos peloteros de la historia con tres mil hit y 600 dobles, al tiempo que sigue mejorando sus totales en todos los otros departamentos ofensivos.

La temporada pasada, cuando bateó .300 con 32 jonrones y 102 impulsas, ganó el Guante de Oro y quedó séptimo en la carrera por el Jugador Más Valioso, a los 37 años de edad, Beltré firmó una extensión de dos años que lo mantendrá como un Ranger al menos hasta el 2018.

En seis años en Texas, "Kojak" batea .308 y promedia 28 jonrones y 94 impulsadas por temporada. Con dos campañas más garantizadas, sumará ocho con los Rangers, superando las siete que pasó con Dodgers de Los Ángeles desde su debut en ligas mayores en 1998 y 2004, lo que abrirá las puertas para que use la gorra de los Rangers cuando reciba su predecible llamado del Salón de la Fama de Cooperstown.

En resumen, a esta altura de su carrera y con todo lo que está en juego, para él y su equipo, no hay ninguna necesidad de acelerar procesos con Beltré. Comenzar la temporada en lista de lesionados suena como la idea más inteligente y sensata actualmente.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Corea del Sur Clásico Mundial 2013
Stephen Dunn/Getty ImagesLos coreanos quedaron empatados con China Taipei y Holanda en la primera ronda del 2013 con marca de 2-1. Pero la fórmula del TQB los eliminó.
ORLANDO, Florida -- Por primera vez desde que el Clásico Mundial de Béisbol fue inaugurado hace 11 años, los organizadores dejaron abierta la posibilidad de que sea necesario jugar partidos de desempate para resolver embotellamientos en las tablas de posiciones al final de las primeras dos rondas.

La cuarta edición del Clásico Mundial se celebrará del 6 al 22 de marzo en seis ciudades de cuatro países. Los Grupos A (en Seúl, Corea del Sur) y B (en Tokio, Japón) comenzarán a jugar el 6 y 7, respectivamente, mientras que C (en Miami, Estados Unidos) y D (en Guadalajara, México) el jueves 9. En la segunda ronda habrá dos grupos, en Tokio (del 12 al 16) y San Diego, Estados Unidos (del 14 al 19). Semifinales y final están programadas para celebrarse en Los Angeles, Estados Unidos, del 20 al 22.

Como habrán notado los aficionados, los calendarios de grupos de las primeras dos rondas incluyen una fecha final para jugar, de ser necesarios, partidos extras, algo que no ocurrió en el pasado. En las tres ediciones anteriores, para definir los conjuntos clasificados en las rondas iniciales se usaron diferentes sistemas de la Federación Internacional de Béisbol, que no contemplan la celebración de juegos extras.

En el 2006, se usaron cuatro criterios para disolver empates: El ganador de la serie particular avanzaba en caso de empate entre dos equipos; cuando más de dos conjuntos quedaban igualados, tenía la ventaja, el equipo que permitió menos carreras limpias en los juegos entre los involucrados y luego, el equipo con mayor promedio de bateo entre los empatados. Si persistían los empates, se realizaba un sorteo.

En el 2009 se usó un sistema de doble eliminación que no admitía la posibilidad de que los participantes de un grupo terminaran empatados en un puesto de clasificación.

En el 2013, se regresó al sistema anterior, pero se agregó la figura del TQB como principal criterio para disolver empates entre tres o cuatro equipos. La fórmula TQB (Team Quality Balance, por sus siglas en inglés), se obtiene del número de carreras anotadas, dividido entre el número de entradas jugadas a la ofensiva, menos el número de carreras limpias permitidas, dividido entre entradas jugadas a la defensiva (RS/IPO)-(RA/IPD), usando los resultados entre los equipos involucrados.

En el Grupo B, que jugó sus partidos en el Intercontinental Baseball Stadium de Taichunbg, Taiwán, quedaron empatados con marca de 2-1 Taiwán, Holanda y Corea del Sur. Usando la fórmula TQB, Taiwán (0.235) y Holanda (0.000) avanzaron a la segunda fase, mientras que Corea (-0.235) tuvo que irse a casa.

Ahora, sin embargo, existe el recurso de jugar partidos extras para definir los clasificados de las primeras dos rondas. Veamos:

REGLAS DE DESEMPATES WBC 2017

Juego de desempate: Si al final del calendario de las rondas una y dos, equipos están empatados en récord de ganados y perdidos, los empates se terminarán en el siguiente orden de prioridad, siempre con el equipo mejor ubicado en el ránking mundial de la federación internacional fungiendo como local.

Equipos de primer y segundo lugar empatados: En el caso de que los equipos de primer y segundo lugar estén empatados al final del grupo, el ganador del grupo será el que ganó el partido entre ellos en la ronda. El otro avanzará como segundo lugar.

Tres Equipos empatados con 2-1: Si hay tres equipos empatados con 2-1, entonces las reglas de desempate serían aplicadas para ordenar a los tres, y el primer equipo clasificado avanzaría. Los equipos de segundo y tercer lugar jugarán un juego adicional para determinar quién es el segundo lugar de grupo.

Los criterios para ordenar a los equipos empatados serían los siguientes:

Paso 1: Los Equipos empatados serán organizados en la clasificación para esa ronda según el menor número de carreras permitidas entre las entradas jugadas a la defensa (incluyendo entradas parciales) en los partidos entre las selecciones empatadas.

Paso 2: Los Equipos empatados se organizarán en la clasificación según el menor número de carreras limpias permitidas dividido por el número de entradas (incluyendo entradas parciales) jugadas en defensa en los juegos en de la ronda entre los equipos empatados.

Paso 3: Los equipos empatados serán ranqueados en la clasificación según el promedio de bateo más alto en los juegos de la ronda entre los empatados.

Paso 4: Si persisten los empates tras los anteriores criterios, el orden se determinará mediante sorteo, realizado por los organizadores del Clásico Mundial.

Tres Equipos Empatados 1-2: Si hay tres equipos empatados con 1-2, entonces las reglas de desempate se aplicarán para clasificar a los tres, y los dos primeros clasificados jugarán un juego de desempate, el ganador del cual avanzaría como segundo lugar del grupo. Las reglas del desempate serán aplicadas usando los mismos cuatro pasos enumerados arriba.

Ronda de Campeonato: Las semifinales y la gran final del torneo se realizarán en un formato de eliminación. Cada partido de la semifinal enfrentará al ganador de un grrupo con el segundo lugar del otro grupo. Los ganadores de las semifinales se enfrentarán en la gran final.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LAKE BUENA VISTA, Florida -- Con dos premios de Jugador Más Valioso (MVP) y tres segundos lugares en sus primeras cinco temporadas, el jardinero Mike Trout, de los Angelinos de Los Angeles, ha sido por muchos el mejor jugador de Grandes Ligas desde que fue instalado como titular en la alineación de su equipo en 2012. En el 2017, sin embargo, el torpedero puertorriqueño Carlos Correa podría estar listo para amenazar el reinado del norteamericano.

Correa, de 22 años, entrará a su tercera temporada con los Astros de Houston bateando .276 con 42 jonrones, 58 dobles, 164 carreras impulsadas, 128 anotadas y un OPS de .829 en 252 partidos. Con 20 años y apenas 99 partidos fue el Novato del Año de la Liga Americana en el 2015 y en el 2016, su primera temporada completa, conectó 69 extrabases y remolcó 96 carreras.

De mantenerse saludable no hay ninguna razón para pensar que Correa no elevará su desempeño al nivel de los jugadores que compiten el JMV -- como Trout, su compañero José Altuve, Manny Machado, Josh Donaldson, Mookie Betts, Miguel Cabrera y Adam Jones, entre otros -- especialmente si se toma en cuenta que juega una de las posiciones defensivas más importantes del juego y por la categoría de equipo que tendrá a su alrededor en lo adelante.

"Obviamente el enfoque de uno es tratar de dar el máximo todo el tiempo para ayudar al equipo a ganar y con una buena actuación, vienen los premios", dijo Correa a ESPN Digital antes de un partido de exhibición contra los Bravos de Atlanta en el Complejo ESPN de Disney en Orlando.

"Pero el enfoque principal es tratar de hacer un buen trabajo para que el equipo gane, y eso me llevará a las otras cosas", dijo Correa.

Carlos Correa
Kathy Willens/APEn sus primeros 10 meses en Grandes Ligas, Correa acumula 10.1 WAR, solo detrás de Alex Rodríguez entre los torpederos con 22 años, y quien logró 14.4 entre 1994 y 1997.
Trout, quien a los 25 años empató una hazaña de Barry Bonds (2000-04) al quedar en los primeros dos puestos de la votación al MVP en cinco temporadas consecutivas, es uno de los principales candidatos al premio desde su arribo a las ligas mayores, incluso sin importar que la temporada pasada su equipo quedó en el penúltimo lugar de la División Oeste de la Liga Americana.

Desde su debut, Trout ha liderado cada año el joven circuito en Victorias Sobre Reemplazo (WAR, por sus siglas en inglés), un coeficiente que mide el desempeño en todas las áreas del juego. De hecho, sus 48.5 WAR lo ubican como 12do. de todo el béisbol entre los peloteros ofensivos activos.

En la lista de los activos que están por encima de Trout se encuentran algunos de los principales candidatos al Salón de la Fama: Albert Pujols (101.1), Adrián Beltré (90.2), Carlos Beltrán (70.4), Miguel Cabrera (69.6), Chase Utley (64.4), Robinson Canó (62.4), Ichiro Suzuki (59.9), Ian Kinsler (50.9), Dustin Pedroia (50.7), Joe Mauer (50.0) y David Wright (49.9).

En sus primeros 10 meses en Grandes Ligas, Correa acumula 10.1 WAR. El único otro torpedero que ha logrado más para los 22 años de edad es el dominicano Alex Rodríguez (14.4 entre 1994 y 1997), un tres veces JMV con el que Correa generalmente es comparado. Muchos en la industria consideran que Correa, al igual que hizo "A-Rod", dominará su liga por un largo período de tiempo.

"Los vaticinios y las comparaciones son parte del juego, pero jamás debemos dejarnos guiar por lo que otros piensan que ocurrirá, sino trabajar fuerte para forzar los resultados. No hay ningún deporte más impredecible que el béisbol. Lo único que podemos controlar es trabajar duro y poner empeño en el campo", dijo.

Para Correa, quien debutará con Puerto Rico en el Clásico Mundial de Béisbol de marzo, las metas más inmediatas son colectivas. Houston comenzará el 2017 como uno de los equipos más completos del juego y Puerto Rico intentará repetir o mejorar su actuación del Clásico Mundial de hace cuatro años, cuando dejó a varios favoritos en el camino para avanzar hasta la gran final, que perdió ante República Dominicana.

"Nos sentimos bien confiados", dijo Correa sobre las expectativas de los Astros. "Tenemos un tremendo equipo, contamos con mucha más veteranía. Jugadores como Beltrán, Brian McCann y Josh Reddick son buenas adiciones que nos ayudarán en gran manera", agregó.

"Era algo que siempre quise hacer, representar a Puerto Rico con mucho orgullo", dijo Correa sobre el Clásico Mundial, que tendrá a Puerto Rico enfrentando a Italia, México y Venezuela en Guadalajara, del 9 al 13, en el Grupo D de primera ronda.

"La meta es tratar de ganar el clásico, no simplemente competir", dijo Correa.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO