<
>

Cinco dilemas sobre 5 alineaciones poderosas

La fantasía está a punto de convertirse en realidad en el Bronx. Estas son las decisiones más fascinantes que los mánager deben tomar antes de que comience la temporada. AP Photo/Alan Diaz

En la época en la cual Joe Torre era manager de los Yankees, en ocasiones le gustaba jugar con varias alineaciones posibles, escribiéndolas en una hoja de papel. No lo hacía necesariamente en una tarjeta de alineaciones. Bien podía ser en una servilleta, en el reverso de un sobre o en una libreta. Al igual que un estudiante de cálculo intentando resolver una ecuación, Torre quería entender la forma cómo se veía: la forma en la cual encajaban y equilibraban, en cuanto a sus debilidades y fortalezas.


Alex Cora y Aaron Boone, probablemente, han hecho el mismo ejercicio durante los últimos meses, mientras se preparan para asumir las riendas de los Medias Rojas y Yankees, respectivamente. Lo mismo podría decirse de estrategas más experimentados, como Joe Maddon, Craig Counsell y Bruce Bochy.

Muy pronto, comenzarán a llenar verdaderas tarjetas de alineación, ahora que estamos a cerca de un mes del inicio de la temporada de exhibición. Los órdenes ofensivos cambian más que nunca en la presente era y, en muchas ocasiones, dichos cambios son forjados por los consejos (u órdenes) de las gerencias, de acuerdo con los enfrentamientos de ese día, fortalezas y debilidades del pitcheo, rachas calientes o frías de los miembros del orden, lesiones. La alineación bien pensada y armada del miércoles bien podría ser un recuerdo en la tarde del jueves.

Aquí tenemos algunos de los dilemas más interesantes en cuanto a alineaciones probables en las Grandes Ligas.

1. ¿Dónde Boone colocará a Aaron Judge y Giancarlo Stanton dentro de la alineación de los Yankees?

El pasado otoño, escribí con respecto a la lógica de contar con Judge como primer bate, debido a su alto porcentaje de embase y el hecho que podría contar con cerca de 20 apariciones al plato adicionales durante el transcurso de la temporada. Sin embargo, ponerlo a encabezar la alineación también implicaría tener aproximadamente el 20 por ciento de sus apariciones al plato sin oportunidad de tener a alguien en circulación. Judge y Stanton podrían batear en puestos consecutivos, bien como segundo y tercer bates, o tercero y cuarto. No obstante, eso crearía la oportunidad para un mánager rival de colocar en la lomita a pitchers diestros con buenas sliders, lo cual ha sido un reto para Judge y Stanton en el pasado. Por ende, Boone podría inclinarse en colocar a un bateador zurdo entre Judge y Stanton (quizás Greg Bird, o bien sería Didi Gregorious) para así colocarle una carga adicional a cualquier rival que desee mantener a un buen lanzador diestro para enfrentarse a Judge y Stanton.

2. ¿Quién será el segundo bate de los Gigantes?

En una división en la cual San Francisco se enfrenta a los zurdos Clayton Kershaw, Robbie Ray, Alex Wood, Patrick Corbin y otros, los Gigantes en ocasiones han debido salir a la batalla con una alineación recargada con bates zurdos. La adición de los toleteros diestros Evan Longoria, Andrew McCutchen y Austin Jackson cambia esa situación; y las alteraciones estarán en juego en el propio Día Inaugural, cuando San Francisco se enfrente a Kershaw.

Ahora bien, Bochy debe decidir cómo colocarlos dentro de la alineación. McCutchen bateará cerca del primer puesto, obviamente, y considerando la falta de velocidad de Buster Posey, se puede pensar que McCutchen será tercer bate y Posey cuarto. Jackson podría ser el primer bate contra los zurdos.

Bochy bien quisiera colocar a un bateador zurdo a fin de romper la cadena de toleteros diestros. Dado el hecho que el estratega siempre ha percibido a Brandon Crawford principalmente como productor de carreras, Crawford podría batear como quinto o sexto. Eso deja a Joe Panik o Brandon Belt como posibles segundos bates, y ambos son buenos toleteros con un OBP sólido.

Al final, todo podría depender de quién tenga un madero encendido. Si es Panik, podría quedar segundo, con Belt de séptimo, o viceversa.

3. ¿Dónde quedará Mike Trout en la alineación de los Angelinos?

Los Angelinos han mejorado sustancialmente la profundidad de su alineación con la llegada del segunda base Ian Kinsler y el antesalista Zack Cozart, al igual que Justin Upton. Kinsler ha sido primer bate durante gran parte de su carrera y bien podría tener este rol en Anaheim.

Tras la incorporación de Upton durante la pasada temporada, el manager Mike Scioscia utilizó a Trout como segundo bate, con Upton detrás de él, presentando así una amenaza a los lanzadores rivales. Obviamente, eso significará que los Angelinos tendrán como titulares a una cadena de bateadores diestros, por lo cual Scioscia podría utilizar a Kole Cahoun, quien batea a la zurda, como cuarto bate, con Cozart, Albert Pujols y quizás al zurdo Shohei Ohtani bajo algún esquema.

Sin embargo, Trout podría quedar como segundo madero, puesto en el cual cada vez más equipos parecen colocar a armas potentes dentro de sus órdenes ofensivos, contrario al uso prehistórico de ese puesto, destinado a hombres con destrezas para tocar la bola.

4. ¿Quién será el cuarto bate de los Medias Rojas?

Parece que Boston ya tiene tres puestos definidos. Mookie Betts se ha establecido como el primer bate indiscutible, puesto en el cual su habilidad de embasarse y su velocidad pueden ser bien utilizadas. Andrew Benintendi, bateador zurdo, seguirá a Betts, quien batea a la diestra. Si los Medias Rojas firman a J.D. Martínez, lo cual es esperado por varios ejecutivos rivales, a juzgar por el interés limitado en ofrecer sumas sustanciales a Martínez en el mercado de este invierno, es muy probable que termine como tercer bate. Tras él, Cora podría colocar al jugador que esté más encendido, bien sea Hanley Ramírez, el talentoso antesalista Rafael Devers o incluso el mismo Dustin Pedroia, a su regreso tras someterse a una cirugía en su rodilla.

5. ¿Quién será el primer bate de los Cachorros?

Como bien dijo aquella legendaria banda de los 70 Talking Heads, "Todo seguirá igual". En la pasada temporada, Maddon utilizó más de media docena de toleteros en el primer puesto de la alineación, comenzando la campaña con Kyle Schwarber y luego sustituyéndolo con una serie de peloteros, desde Jon Jay, pasando por Ben Zobrist y (de forma memorable) Anthony Rizzo, quien bateó para .300 en 14 partidos como primer madero. Los primeros bates de los Cachorros fueron mediocres, sin medias tintas: Quedaron empatados en el puesto 16 de las Mayores en carreras y en el 18 en OBP, con .324.

Parece que Maddon ya tiene definidos sus puestos 2, 3 y 4, con Bryant, quien batea a la diestra, Rizzo, quien lo hace a la zurda y el derecho Willson Contreras. Los Cachorros jugaron su mejor pelota durante la pasada campaña cuando este trío se mantuvo encendido durante el mes de agosto.

Eso le deja a Maddon la misma serie de opciones a la hora de escoger un primer bate: Schwarber, quien se ha dedicado a perder peso durante la temporada baja para así demostrar que es una opción viable como jardinero izquierdo; Jason Hewyard, quien tuvo porcentaje de embase de .326 durante la pasada zafra; los jugadores del cuadro Javier Báez o Addison Russell; o el jardinero central del día, bien sea Albert Almora Jr. o Ian Happ, o quizás el mismo Zobrist, si se recupera de su difícil 2017.

Parece inevitable que Maddon considerará nuevamente a Schwarber, por su capacidad de negociar boletos. Sin embargo, deberá batear un poco más a fin que esto suceda; y bien, desde principios de la temporada, Maddon podría decantarse por proteger a Schwarber de la presión que conlleva el puesto de primer bate y darle la oportunidad de tener cierto éxito sostenido a principios de la campaña.