<
>

¿Qué significa el nuevo contrato de Yu Darvish para otros agentes libres y equipos?

¿Firmará pronto el agente libre Jake Arrieta ahora que Yu Darvish está fuera del mercado? Justin Berl/Getty Images

¿Son diferentes $126 millones en febrero a recibir $126 millones en noviembre? Tras meses de espera y especulación, Yu Darvish firmó con el club con el cual muchos predijeron que terminaría a principios de la temporada baja. Este acuerdo por 6 años y $126 millones con los Cachorros de Chicago quedó corto con respecto a los estimados originales en cuanto a lo que recibiría Darvish (seis años y aproximadamente $160 millones), lo cual evidencia que el dinero no corre a borbotones en esta temporada baja.


Este movimiento obviamente mejora a los Cachorros. Lleva a Mike Montgomery al puesto de sexto abridor o relevista largo y ayuda a evitar que Jon Lester sufra mayor regresión a la media y riesgos de lesiones para Kyle Hendricks y Tyler Chatwood. Con un sexteto que incluye a José Quintana, la rotación de los Cachorros ahora queda proyectada a un nivel similar al de los Dodgers, Nacionales y Diamondbacks dentro lo mejor de la Liga Nacional.

Dan Szymborski proyecta a Darvish con un WAR de 3.9 en 2018, su mismo total de 2017, aunque pienso que existe cierta posibilidad que supere dicho vaticinio al salir de la Liga Americana y un parque difícil en Texas. El promedio de ponches de Darvish ascendió del 26.2 por ciento con los Rangers al 30.2 por ciento con los Dodgers, con un promedio de boletos menor. Szymborski proyecta a Darvish a generar esos $126 millones en valor, llegando a los $150 millones durante esos seis años:

Ahora que este pitcher de alto nivel sale de la agencia libre, podemos examinar algunos de los efectos que producirá este movimiento.

¿Qué harán ahora los Mellizos y Cerveceros? Minnesota y Milwaukee, de acuerdo con informes, estaban muy interesados en Darvish (quizás fue esa oferta de un sexto año la cual llevó a los Cachorros a tomar ventaja) por lo cual sabemos que ambos equipos quieren mejorar su rotación. FanGraphs actualmente proyecta a los Mellizos como dueños de la rotación número 23 en las Mayores y a los Cerveceros con la número 20. En teoría, esto podría llevarlos a firmar a Jake Arrieta, Alex Cobb o Lance Lynn, los tres mejores lanzadores abridores que permanecen dentro del mercado.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que deseen gastar el dinero en alguno de los tres. El precio que pide Arrieta, luego de una temporada en la cual apenas lanzó por 168 entradas (luego de sumar 229 en 2016 y 197 en 2017) quizás siga siendo demasiado alto, especialmente para estas dos franquicias.

Lynn no es del agrado de los analistas en las gerencias. Tuvo efectividad de 3.43 con los Cardenales durante 186 entradas tras su regreso de la rehabilitación post cirugía Tommy John, pero sus periféricos ya no son tan buenos. Tuvo FIP de 4.82 gracias a un promedio de ponches mediocre y 27 jonrones permitidos, y quedó en el puesto 113 entre 134 pitchers con al menos 100 entradas en cuanto a promedio de ponches y boletos. Por otra parte, es un hombre que depende de su sinker y slider quien ha conseguido que ese repertorio funcione y con la excepción de la temporada en la cual estuvo ausente, ha mostrado durabilidad. Para un equipo como los Mellizos que no cuenta con estabilidad detrás de José Berrios y Ervin Santana (quien no lanzará en abril luego de someterse a una cirugía en sus dedos), el recibir 30 aperturas de un lanzador a promedio de liga sería una adición valiosa.

¿Qué vendrá para los Dodgers? Se especulaba que Darvish tomó demasiado tiempo en decidirse porque quería regresar con los Dodgers y que en Los Ángeles estaban interesados, pero debían liberar espacio en su nómina (mediante la salida de Matt Kemp) a fin de que Darvish quedara dentro del límite para el impuesto al lujo. La única forma en la cual se podía negociar a Kemp sería incluir algunos prospectos a fin de despertar interés en un equipo dispuesto a asumir una porción significativa de los $142 millones que se le deberían a Kemp durante las últimas dos temporadas, pero no hubo interesados.

No considero que esto significa que los Dodgers incursionen en la agencia libre con otro abridor. Ya están tan cercanos al impuesto al lujo que firmar a Lynn o Cobb los llevaría a cruzarlo. Además, no queda claro si firmar a ambos o incluso al propio Arrieta represente mejorías con respecto a sus piezas existentes, a saber, Kenta Maeda, Hyun-Jin Ryu y el novato Walker Buehler en los últimos puestos de su rotación. Además, la gerencia de los Dodgers aún siente las consecuencias de los contratos de Scott Kazmir y Brandon McCarthy, por ende, un lanzador como Cobb, quien no lanzó durante dos de las tres temporadas más recientes, no les será atractivo. A menos que deseen hacer un paquete que incluya a Buehler y otros prospectos a cambio de un hombre de la talla de Chris Archer, creo que su rotación está definida.

Los Dodgers son grandes favoritos en la División Oeste de la Liga Nacional que deberían jugar tal como están durante los primeros tres meses y luego reevaluar sus necesidades en julio. Quizás necesiten mejorar su bullpen más que la rotación.

¿Los Cardenales harán un movimiento en respuesta? Los Cardenales agregaron un bate de impacto en Marcell Ozuna, pero siguen por detrás de los Cachorros en cuanto a proyecciones. El bullpen es el lugar en el cual tienen obvias necesidades, siendo Greg Holland el gran nombre disponible, pero no estoy seguro de que se sientan dispuestos a invertir $50 millones en él. Deberían usar la profundidad con la que cuentan en prospectos para adquirir a alguien similar a Alex Colomé, de Tampa Bay. También habrá relevistas disponibles en la fecha límite.

Aun así, agregar un brazo al bullpen quizás no haga gran diferencia. El bullpen de San Luis quedó en el séptimo puesto en las Grandes Ligas en efectividad en 2017. No fue un equipo fuerte en los momento decisivos, quedando en el puesto 18 en probabilidades de triunfos agregados, pero eso no significa que vuelvan a ser mediocres nuevamente en esos momentos definitorios.

Realmente, la mejor apuesta para los Cardenales a fin de jugar frente a frente con los Cachorros es contar con uno de sus abridores jóvenes, Luke Weaver o Jack Flaherty, a fin de emerger como un sólido segundo abridor detrás de Carlos Martínez o (lo menos probable) que Adam Wainwright haga un gran regreso.

¿Dónde terminará Arrieta? Es difícil conseguir un sitio en el cual pueda terminar. Hay dos posibilidades: Filis o Nacionales. Los Filis han indicado que podrían ser jugadores en el mercado por lanzadores veteranos y Arrieta sería la apuesta perfecta para ellos, especialmente si pueden conseguirle un contrato a corto plazo. Pude ver a alguien acariciar la idea de un contrato por 3 años y $100 millones. Considerando la cifra por la cual acaba de firmar Darvish, probablemente no tienen que ir tan lejos, quizás ofrecer cuatro años y $100 millones, o 3 años por $75 millones, sin embargo, entendiendo que cuentan con poco dinero para usar en contratos a largo plazo, quizás les funcione apostar por Arrieta.

La otra posibilidad son los Nacionales. Scott Boras ha dependido de los Nacionales en el pasado como contratantes de sus clientes y Washington tiene un vacío en los últimos puestos de su rotación (A.J. Cole es el quinto abridor en la actualidad y no hay mucho disponible detrás de él). Una rotación en los playoffs conformada por Stephen Strasburg, Max Scherzer, Arrieta y Gio González quizás consigan que los Nacionales, finalmente, avancen más allá de la Serie Divisional y prosigan su camino en la postemporada.