<
>

De aquí al Salón: 40 jugadores activos que terminarán en Cooperstown

Con tres temporadas con WAR por encima de 6 y una oportunidad real de llegar a los 3,000 hits, la candidatura de José Altuve al Salón de la Fama seguirá siendo fascinante de observar a medida que progrese su carrera. AP Photo/Eric Christian Smith

¿Cuántos ligamayoristas activos son futuros miembros del Salón de la Fama?

Esta no es una pregunta engañosa. Sin embargo, representa una interrogante difícil que requiere reflexión y análisis y quizás, aventurarse a hacer una alocada conjetura o dos. Afortunadamente, estoy aquí para darles algunas respuestas.

Primero, debo advertirles: He hecho esto en ocasiones anteriores y en una de ellas, me atreví a nominar a Hank Blalock como futuro miembro del Salón de la Fama. Parece una tontería hoy en día, pero a sus 23 años, Blalock había sido electo al Juego de Estrellas en dos ocasiones y tenía temporadas con 29 y 32 cuadrangulares con un WAR de por vida de 10.7. Una serie de lesiones eventualmente descarriló el rumbo de su carrera y jugó el último partido de su carrera en las Mayores en 2010 con 29 años.

Con esto quiero decir: Buena suerte con esta asignación.

Nuestra primera tarea es tratar de entender cuántos miembros del Salón de la Fama están activos en un año determinado para así poder crear un punto de referencia. Veamos estos intervalos de 10 años:


Como punto de comparación, volvamos en el tiempo hasta 1988. Allí, tenemos a 34 miembros del Salón de la Fama que jugaron en esa temporada. Varios peloteros se encontraban en el ocaso de sus carreras, como eran los casos de Steve Carlton, Don Sutton y Mike Schmidt; teníamos varias estrellas en el apogeo de sus desempeños, como Rickey Henderson, Cal Ripken y Tony Gwynn; varios novatos, incluyendo a John Smoltz, Randy Johnson y Craig Biggio. Smoltz tuvo marca de 2-7 con efectividad de 5.48. Ciertamente, no hubieran pensado que Smoltz era un futuro miembro del Salón de la Fama en aquél entonces.

Entonces, tenemos a 34 miembros del Salón de la Fama en 26 equipos, lo que nos da un promedio algo mayor a uno por equipo. Excepto lo siguiente: Recuerden que Roger Clemens, Barry Bonds, Mark McGwire y Rafael Palmeiro eran todos peloteros activos durante ese año y serían miembros del Salón de la Fama si no hubiese sido por el escándalo relativo al uso de sustancias para mejorar su rendimiento. Curt Schilling fue abridor en cuatro partidos como novato en dicha temporada y debería ser elegido el próximo año. Eso nos da la cifra de 40 posibles miembros del Salón de la Fama si incluimos aquellos inmersos en el escándalo de los esteroides y eso no incluye otras posibilidades futuras, como las de Gary Sheffield, Lou Whitaker, Kevin Brown, Keith Hernández, Dwight Evans y David Cone, quienes tienen números dignos de consideración.

A pesar de esto, nos dedicamos a preparar una lista con 40 peloteros activos que tienen con qué convertirse en miembros del Salón de la Fama. Esa cifra podría sonar muy alta; sin embargo, representa un promedio de 1.33 miembros del Salón de la Fama por equipo, menor que el promedio histórico.

TOTALMENTE CALIFICADOS (6)

Albert Pujols, Adrián Beltré, Miguel Cabrera, Ichiro Suzuki, Clayton Kershaw, Robinson Canó

Kershaw ahora suma 11 temporadas en Grandes Ligas, lo cual significa que ha conseguido el requerimiento mínimo de 10 años para su elegibilidad. Si bien cuenta con apenas 144 victorias de por vida, su nivel de desempeño ha sido tan alto, con tres premios Cy Young y cinco campeonatos de efectividad en su haber, que considero que ingresaría incluso si decide rescindir su contrato luego de terminar la presente campaña y se retira para hacer labor caritativa en África.

Canó podría ser el nombre sorpresa en esta lista, pero se ha establecido firmemente como uno de los 10 mejores intermedistas en la historia de las Mayores, con más de 300 cuadrangulares de por vida y debería superar los 2.500 imparables para la conclusión de la actual temporada.

INGRESARÁ TAN PRONTO COMO SUME 10 TEMPORADAS (1)

Mike Trout

Ya está ubicado en el puesto 13 entre los peloteros activos en WAR de por vida y para la conclusión de la presente zafra superará a los miembros del Salón de la Fama Willie Stargell, Yogi Berra y Harmon Killebrew en dicha categoría. Trout tendrá una candidatura al Salón de la Fama totalmente sustentada antes de cumplir 30 años.

GOLPEAN LA PUERTA (3)

Justin Verlander, Zack Greinke, Joey Votto

Probablemente, Verlander es el candidato líder en el presente trio, al contar con 189 victorias de por vida y se ha restablecido como uno de los principales pitchers abridores del béisbol. Tiene 35 años, pero debería contar con varias buenas temporadas por venir en su carrera además de otras lo suficientemente solventes para sumar a su total de triunfos.

Quizás Greinke se encuentre a un paso por detrás de Verlander y no estoy tan confiado en su habilidad para lanzar poco antes de llegar a los 40 años, pero tiene récord de por vida de 172-108 con un premio Cy Young y otra campaña con efectividad de 1.66. Debería llegar fácilmente a sumar 200 triunfos de por vida con facilidad y está acercándose a un WAR como pitcher de 60 en su carrera (si incluimos su bateo ya supera los 60).

Votto podría convertirse en un candidato interesante porque no cuenta con los clásicos números de poder que uno asocia con inicialistas miembros del Salón de la Fama, teniendo apenas dos campañas con 30 jonrones y tres con más de 100 empujadas. Lo que Votto sí tiene es un promedio de bateo de por vida muy por encima de los .300 y seis campañas como líder de liga en porcentaje de embasado. Le ha ido bien en la votación al Jugador Más Valioso. A medida que los votantes al Salón de la Fama se hagan más sofisticados en su dominio de las nuevas estadísticas y mentalidades en el béisbol, deberían reconocer y recompensar el valor como pelotero que ha aportado Votto durante su carrera.

EN EL CAMINO CORRECTO (6)

Max Scherzer, Chris Sale, Giancarlo Stanton, Madison Bumgarner, José Altuve, Nolan Arenado

En resumen, estos peloteros sólo deben seguir desempeñándose de la misma manera en la cual lo han hecho hasta ahora. En el caso de Stanton, eso significa que debe seguir disparando cuadrangulares y evitar poncharse cinco veces en un mismo partido. Scherzer es el mayor en este grupo y por ende, tiene la mayor cantidad de elementos positivos en su haber, incluyendo tres premios Cy Young. Cumplirá 33 años durante la presente temporada y suma 143 victorias de por vida. Por ello, le queda aún trabajo por hacer.

Sale se encuentra en la lista corta de los mejores pitchers que jamás han sido reconocidos con un Cy Young, teniendo seis campañas consecutivas ubicado entre los seis más votados para obtener el palmarés. El premio Más Valioso de Stanton ciertamente le ayuda y si llega a alcanzar promedio de 35 vuelacercas hasta la campaña en la cual tenga 37 años, habrá acumulado 620. Bumgarner no ha llegado aún a los 30 años, no ha sufrido lesiones en su brazo y cuenta con su legendaria carrera en la postemporada de 2014 (aunque la actuación en postemporada ciertamente no ha ayudado a la elección de Schilling).

Será fascinante poder ver el transcurso de la carrera de Altuve. Cuenta con tres temporadas de alto nivel con un WAR de por lo menos 6, incluyendo 7.7 y 8.3 durante las dos temporadas anteriores y ha establecido la posibilidad realista de llegar a los 3.000 hits al haber ascendido a las Grandes Ligas a una edad tan joven. A pesar de su estatura, ha sido un pelotero extraordinariamente rendidor.

Arenado ya cuenta con tres temporadas con al menos 130 impulsadas. ¿A los votantes les importará las cifras de empujadas en 18 años cuando Arenado esté en la boleta de votación? Incluso si se es escéptico, pensando que sus estadísticas son infladas por jugar en el Coors Field, podría terminar siendo el mejor tercera base a la defensiva desde Brooks Robinson, si no mejor que el propio Robinson.

LOS RECEPTORES (3)

Buster Posey, Yadier Molina, Joe Mauer

Ninguno de ellos es una fija aún y cuentan con distintos niveles de factores positivos y negativos.

Posey: Tiene un pico extremadamente alto, siendo un receptor con tres campeonatos de Serie Mundial. Por otro lado, ya tiene 31 años y números sumamente bajos hasta ahora y nunca se sabe cómo terminarán envejeciendo los receptores.

Molina: Se encuentra a la par de Johnny Bench y Iván Rodríguez como los mejores receptores defensivos de la historia, campeón de la Serie Mundial en dos oportunidades, tiene intangibles que los números no muestran. Por el contrario, apenas tiene dos temporadas con cifras ofensivas importantes y tiene números totales sumamente bajos, incluso para un cátcher.

Mauer: Posey tiene promedio de 5.5 WAR durante las últimas seis temporadas; Mauer cuenta con promedio de 5.0 durante un periodo de ocho años detrás del plato en los cuales acumuló tres títulos de bateo, igual cantidad de Guantes de Oro y un premio al Más Valioso. El problema es que Mauer pasó nueve temporadas como receptor antes de pasar a la primera base, donde ha sido un jugador ubicado apenas dentro del promedio en cuanto a su valor.

Posey sería el candidato más convencional, siempre y cuando logre madurar bien. Creo que Molina será exaltado, apoyado en su tremenda defensiva, además del hecho que Molina es percibido como figura fundamental en el mundo del béisbol durante la última década, a pesar de que sus números no nos dicen de forma enfática que es miembro del Salón de la Fama. Mauer deberá recorrer un camino más complicado y podría requerir que un comité de veteranos recuerde lo bueno que fue en el apogeo de su carrera.

EL GRUPO DE 26 AÑOS O MENOS(8)

Manny Machado, Bryce Harper, Mookie Betts, Kris Bryant, Carlos Correa, Francisco Lindor, Corey Seager, Cody Bellinger

Bryant es el mayor de estos ocho peloteros de posición, tras cumplir 26 años en enero. Los siete en su totalidad han demostrado capacidades y producción dignas del Salón de la Fama a una edad tan joven y el mejor indicativo de merecer la exaltación al templo de inmortales es tener producción de elite a una edad tan joven, especialmente considerando que los votantes del Salón de la Fama han reconocido históricamente a la longevidad por encima de un periodo de apogeo corto pero dominante.

Obviamente, muchas cosas pueden salirles mal a los miembros de este grupo. David Wright y Troy Tulowitzki parecían ir encaminados con toda seguridad al Salón de la Fama antes de cumplir 30 años, por ejemplo.

SON MUCHOS JUEGOS GANADOS (1)

CC Sabathia

Sabathia tiene 237 triunfos, pero difícilmente se puede considerar como fija para llegar a Cooperstown. Mike Mussina sumó 270 victorias y un WAR de 82.9, comparado con el 59.67 de Sabathia y ha confrontado muchas dificultades tratando de conseguir apoyo entre los votantes. Una parte de ser miembro del Salón de la Fama, sin embargo, depende de la marca que se ha dejado en la historia del béisbol y se siente que la carrera de Sabathia ha causado mayor impacto que la de Mussina. Hace un par de años, no le hubiese dado oportunidad alguna. No obstante, ha logrado mejorar desde entonces y si bien cumplirá 38 años en julio próximo, podría sumar aproximadamente 260 victorias.

Si están llevando la cuenta, ya llegamos a 28 en nuestra lista... Ahora las cosas se ponen realmente difíciles.

RELEVISTAS (2)

Craig Kimbrel, Kenley Jansen

No tengo idea alguna de cómo los relevistas actuales serán percibidos en el futuro, con una carga de trabajo más ligera, aunque ostentan astronómicos promedios de ponches. Ambos ya tienen 30 años y ni siquiera están a mitad de camino de los 601 salvados de Trevor Hoffman y siguen aún más lejos de los 652 rescates de Mariano Rivera. Los dos han sido mejores lanzadores que Hoffman, sin embargo; por ello, si pueden seguir acumulando salvamentos durante otra década, pues nunca se sabe. También indicaría que, de los cinco relevistas modernos elegidos a Cooperstown, cuatro fungieron como cerradores en equipos ganadores de la Serie Mundial (con la excepción de Hoffman), estándar que aún no han alcanzado ni Kimbrel ni Jansen.

INICIALISTAS (2)

Anthony Rizzo, Paul Goldschmidt

No estoy confiado con respecto a las posibilidades de alguno de ellos. Goldschmidt no tuvo su primera gran temporada hasta cumplir los 25 años, lo cual representa una irrupción tardía para un jugador digno del Salón de la Fama. Por ende, deberá seguir siendo uno de los mejores peloteros en la liga hasta acercarse a los 35 años. Rizzo es un par de años menor de él, lo cual ayuda, y cuenta con cuatro campañas consecutivas sumando al menos 30 jonrones y tres al hilo con 100 carreras impulsadas, cosas que los votantes del Salón de la Fama han valorado. Es un pelotero popular dentro de un equipo que se ha convertido en fija para jugar en octubre. Aun así, causa sensaciones similares a las de Fred McGriff o Carlos Delgado y Cooperstown ha sido sumamente exigente con los inicialistas.

Sé que los aficionados de los Bravos de Atlanta se preguntarán con respecto a Freddie Freeman. Tiene la misma edad de Rizzo y de hecho, cuenta con una ligera ventaja en cuanto a su WAR de por vida (27.9 contra 25.7). Parece mejorar en el plato. Deberá seguir produciendo mucho más allá de cumplir 30 años y si quieren decir que Freeman es mejor candidato, no lo discutiré.

LOS RECIÉN LLAMADOS (2)

Ronald Acuña, Vladimir Guerrero, Jr.

¿Demasiado pronto? Claro que es muy pronto, pero así es como funciona esto.

OIGAN, SON SÓLO PREDICCIONES (2)

Aaron Judge, Gary Sánchez

Judge, al igual que Goldschmidt, maduraría algo tarde para un pelotero digno del Salón de la Fama, ya que tenía 25 años durante la pasada zafra, pero ya hemos visto su monstruoso potencial. Deberá sumar muchísima productividad durante las próximas 10 temporadas. ¿Y Sánchez? Ignoren su abismal inicio de temporada, ya que cuenta con la oportunidad de convertirse en uno de los mejores receptores a la ofensiva que este deporte jamás haya visto.

CON POCAS POSIBILIDADES (2)

Stephen Strasburg, Christian Yelich

Muchos lanzadores miembros del Salón de la Fama lograron armar sus resúmenes curriculares después de cumplir 30 años. Strasburg tiene las cualidades suficientes para lograr algo similar. Tiene 29 años en la presente temporada y ha sumado 85 victorias de por vida. El año pasado, consiguió la mejor campaña de su carrera y pueden soñar con que él lanzará con calidad durante la próxima década. Yelich es un candidato solapado a llegar a los 3.000 hits, habiendo ascendido a las Mayores a los 21 años y con promedio ofensivo de por vida de .291. Haber salido de Miami podría impulsar sus números con el madero.

LA DEFENSIVA IMPORTA (1)

Andrelton Simmons

Oigan, cuando Omar Vizquel sea elegido en unos años, le abrirá las puertas a Simmons.

¿POR QUÉ NO? (1)

Shohei Ohtani

Escribo la presente nota luego que el japonés ha tenido una de las mejores semanas que hayamos visto por parte de pelotero alguno. ¿Cómo podría dejarlo fuera de la lista?