<
>

¡KERSHAW! Sencillamente, brillante

play
Dodgers se llevan el quinto juego de la NLCS (1:59)

Los Ángeles superaron a los Cerveceros, 5 carreras por 2, y están a un solo triunfo de su segunda Serie Mundial consecutiva. (1:59)

LOS ANGELES - Los Dodgers de Los Angeles están a un triunfo de aparecer en años consecutivos en la Serie Mundial por primera vez en cuatro décadas y el mayor responsable de eso tiene un nombre: Clayton Kershaw.

El zurdo maravilloso con un ticket comprado al Salón de la Fama, ponchó nueve y permitió tres hits y una carrera en siete entradas, liderando el triunfo 5-2 de Los Angeles sobre los Cerveceros de Milwaukee , el miércoles, en Dodger Stadium.

Ahora en ventaja 3-2 en la serie, Los Ángeles enviará al montículo al coreano Hyun-Jin Ryu contra el norteamericano Wade Miley en duelo de zurdos para el juego 6 el viernes en Milwaukee. Si es necesario, un séptimo encuentro se jugaría el sábado en el Miller Park.

"Aparte de querer lanzar, realmente no pienso en el juego anterior. Y después de esto tampoco voy a pensar en eso", dijo Kershaw, quien pese a ser uno de los mejores lanzadores de la historia en la primera década de una carrera, no ha tenido exactamente el desempeño que se espera de un grande en los playoffs.

"Pero regresar a Milwaukee 3-2 en lugar de estar abajo 2-3 es enorme para nosotros. Es un lugar difícil para jugar. Es un gran equipo. Y ha sido una batalla en cada juego que hemos jugado hasta ahora, y no esperamos nada diferente cuando regresemos. Ahora estamos en un lugar mucho mejor gracias a lo que sucedió hoy y me alegro de haber podido contribuir", dijo Kershaw.

Los Cerveceros anotaron primero contra Kershaw, en el tercer episodio. Después que ponchó al receptor Erik Kratz, Kershaw permitió sencillo al torpedero venezolano Orlando Arcia, quien anotó cuando Lorenzo Cain metió doblete por encima del jardinero central. Kershaw ponchó a Christian Yelich y al inicialista venezolano Jesús Aguilar para minimizar el daño y en lo adelante fue intocable.

El relevista Brandon Woodruff, quien entró al juego después que el zurdo Miley se marchara con apenas un bateador (transfirió al jardinero Cody Bellinger con cinco lanzamientos, en una movida de los Cerveceros para obligar a los Dodgers a usar su lineup especial contra zurdos), estuvo blanqueando a los Dodgers hasta la quinta entrada, cuando un error de Arcia le complicó la vida. Un hit del receptor Austin Barnes empujó el empate.

Los Ángeles agregó dos carreras en el sexto (Max Muncy y Yasiel Puig pegaron hits productores) y el séptimo (hit remolcador de Justin Turner y rodado de Brian Dozier) para darle a Kershaw toda la ventaja que necesitaba y aunque el emergente Curtis Granderson bateó un doblete que empujó una carrera en el noveno, el bullpen de los Dodgers tuvo otro gran desempeño.

El relevo, la gran duda de los Dodgers entrando a la postemporada, tiene efectividad de 1.25 en 21.2 entradas en los primeros cinco juegos de la Serie de Campeonato. El bullpen de Milwaukee, una de las fortalezas del club todo el año, tiene efectividad de 3.48 en 33.2 entradas contra Los Angeles. Los abridores de los Cerveceros apenas han trabajado 14 innings en la serie.

Los Dodgers, que perdieron la Serie Mundial del año pasado en siete juegos ante los Astros de Houston, no compiten en clásicos de otoños seguidos desde 1977-78, cuando fueron derrotados por los Yankees de Nueva York en ambas ocasiones. También jugaron en las de 1965-66, 1955-56 y 1952-53.

En 1888-89, cuando aún no existía la actual versión de la Serie Mundial entre los campeones de Liga Americana y Liga Nacional, los Bridgegrooms de Brooklyn (el nombre que tuvo la franquicia entre 1888 y 1890), compitió en la gran final.

"Sí, es grandioso", dijo Kershaw sobre el gran paso que dieron los Dodgers el miércoles. "No fue tan fácil como el año pasado llegar a este punto. Y date cuenta de que aún tenemos un trabajo por terminar y regresar. Sí, si nos hubieras dicho en el entrenamiento de primavera, tendríamos la oportunidad de volver a la Serie Mundial, faltaba un juego, definitivamente lo habríamos aprovechado", agregó.

Lanzando ante 54,502 aficionados en una potencial última salida con el uniforme de los Dodgers, Kershaw hizo olvidar su pobre desempeño del pasado viernes en el juego 1 de la serie, cuando permitió cinco carreras en tres entradas, y en sentido general, el historial de pitcher mortal que había tenido en postemporada (8-8, 4.26 en 26 juegos) entrando al juego 6 de la final del viejo circuito.

El miércoles, el triple ganador del premio Cy Young realizó 98 pitcheos, incluyendo 45 sliders y 21 curvas. Hizo abanicar la brisa en 19 ocasiones y le marcaron 18 strikes cantados. Los ocho swings en blanco que provocó Kershaw con su curva es la tercera mayor cantidad de su carrera en un partido, ya sea de serie regular o postemporada.

El texano de 30 años retiró a los últimos 13 bateadores que enfrentó, mientras completaba al menos siete innings en tres de sus últimas cinco aperturas en postemporada, para asemejarse más al monstruo de serie regular que tiene efectividad de 2.36 y ha ponchado a 9.8 bateadores por cada nueve entradas en 11 temporadas.

En el plato, recibió dos boletos, tuvo un sacrificio y anotó su segunda carrera en postemporada. Kershaw tiene dos juegos de al menos tres apariciones sin turnos oficiales en playoffs y es el quinto lanzador que recibe dos bases por bolas en la era de las Series de Campeonatos, y el primero desde Jon Lester en la final de la Liga Nacional del 2015.

"La serie regular y los playoffs son diferentes. Creo que todos somos mejores en la serie regular. Creo que es el mejor partido que he visto de Kershaw en la postemporada desde que estoy con los Dodgers", dijo Puig, quien salió de la banca para pegar un sencillo clave que puso el juego 3-1 en el sexto y luego agregó un doblete.

"Kershaw es un caballo y los caballos siempre consiguen mostrar sus cualidades cuando reciben segundas oportunidades", dijo el torpedero Manny Machado, una renta de dos meses que será agente libre luego de la Serie Mundial. Kershaw, quien tiene la opción de salirse de su contrato al final de la temporada, también podría estar probando el mercado invernal.

''No he tomado una decisión. Tengo entendido que a uno le dan diez días después de la Serie Mundial. Entonces creo que serán diez días bastante ocupados'', dijo Kershaw, quien fue reclutado por Los Ángeles en la primera ronda del sorteo colegial del 2006 y debutó en Grandes Ligas dos años después.

''Trato de no pensar en eso. Creo que es bastante difícil intentar ganar un juego de postemporada. Sé más que nadie sobre eso'', apuntó.

De acuerdo a anotaciones del grandioso departamento ESPN Stats & Info, durante su presentación ante los Cerveceros en el juego 6 de la Serie de Campeonato, Kershaw:

  • Lanzó 67 pitcheos rompientes de su total de 98 envíos, el porcentaje más alto de su carrera en una salida de postemporada y la segunda mayor frecuencia para cualquier apertura de su vida profesional.

  • Usó su curva en el 85% del tiempo cuando tuvo a los bateadores en dos strikes. Sus nueve ponches vinieron con sliders (7) o curva (2). En 106 ocasiones ha ponchado al menos nueve rivales en un juego, pero fue apenas la cuarta en que todos los ponches fueron con lanzamientos quebrados.

  • Indujo 19 swings en blanco y 18 de ellos fueron con el slider (10) o la curva (8). En el juego 1 solo le abanicaron dos curvas y ninguno de los sliders que intentó.

  • Localizó la curva, obligando a los Cerveceros a tartar de cazarla. Pese a tirar apenas el 36% de sus lanzamientos rompientes en la zona de strike, su porcentaje más bajo de la temporada, un 74% terminó siendo strike. Milwaukee salió a pescar el 55% de sus rompientes fuera de la zona, la frecuencia más alta de todo el año en una apertura de Kershaw.

"Creo que hubo ejecución. Creo que él secuenció mucho mejor hoy. Tenía su bola rápida del lado del brazo y creo que el control del slider tenía la profundidad que nos gusta", dijo Dave Roberts, el manager de los Dodgers.

"Y así, con cualquier lanzador se reduce a la ejecución, pero puedes ver el mismo aspecto que siempre ves, hay una determinación y cuando consigues un campeón como él que recibe un golpe, él va a responder y eso es lo que lo hizo hoy", agregó el capataz.