<
>

Renace R.D y sin jugar, Venezuela se acerca a la final

play
Junior Lake decide y R. Dominicana deja al campo a Puerto Rico (0:46)

Lake disparó un largo doblete por encima del jardinero central, para dar la sonrisa y una excelente posición a las Estrellas Orientales en la Serie del Caribe (0:46)

CIUDAD DE PANAMÁ - Las Estrellas Orientales dejaron tendidos sobre el terreno del estadio nacional Rod Carew a los Cangrejeros de Santurce y resucitaron en la Serie del Caribe.

Los campeones de República Dominicana se impusieron con pizarra final de 5-4 y de paso, el representante de Puerto Rico se convirtió oficialmente en el primer equipo eliminado en el certamen que se juega en Ciudad de Panamá.

Los quisqueyanos necesitaban a toda costa este triunfo que los deja con balance de 2-1 y con un partido por celebrar ante los Toros de Herrera, los anfitriones que se impusieron sorpresivamente en el primer duelo entre ambos.

El choque del viernes entre Estrellas y Toros podría definir la llave B, aunque no necesariamente.

Si los panameños, con balance de 2-0, se llevan la victoria nuevamente, habrían conseguido el boleto a la final del domingo.

Pero si ganan los dominicanos, deberán hacerlo por más de dos carreras y esperar el resultado del sábado entre los canaleros y los eliminados boricuas.

El manager de las Estrellas, Fernando Tatis, reconoció que en el primer enfrentamiento ante Panamá, sus muchachos se confiaron un poco y eso terminó costándole, pero aseguró que ello no volvería a ocurrir, en tanto anunció al derecho Radhamés Liz para el crucial partido.

A primera hora, los Charros de Jalisco se compraron un tanque de oxígeno para mantenerse con vida, al derrotar en 11 entradas a los Leñadores de Las Tunas tres carreras por dos.

Ahora mexicanos y cubanos tienen un triunfo y dos derrotas y le allanan el camino a la final a los Cardenales de Lara.

play
1:13

México vence a Cuba y revive esperanzas en la Serie del Caribe

Con un cierre imponente de Sergio Romo, los Charros de Jalisco marcaron una raya en el 11no episodio, para disponer de los Leñadores de Las Tunas y recuperar las esperanzas de una mejor actuación.

A los venezolanos les basta un triunfo en los dos partidos que les restan ante México y Cuba para asegurar su boleto al juego decisivo del domingo.

El choque entre Jalisco y Las Tunas sacó a relucir las enormes carencias tácticas de la otrora potencia suprema del béisbol caribeño, desde la dirección de Pablo Civil, hasta fundamentos básicos del juego.

Civil ha dirigido en pánico, sin encontrar el timing perfecto para mover a sus lanzadores. O se apura o se demora demasiado y al final termina costándole.

¿Y qué decir de la imperdonable tontería de Yordanis Samón como corredor en segunda base, en un inning que prometía en grande para Cuba?

El campocorto mexicano Amadeo Zazueta le dio conversación, Samón se distrajo y fue sorprendido mansamente en viraje del pitcher Manny Barreda.

Con el rival no se confraterniza en el terreno. Eso es para después del juego. Al menos así enseñaban los viejos entrenadores de béisbol en su estado más puro.

Las esperanzas de mexicanos y cubanos pasan por ganarle sus choques a Venezuela, para provocar un triple empate y tener que acudir a la fórmula TQB (Team Quality Balance).

Por lo pronto, en el balance de carreras anotadas y permitidas, los Leñadores tienen 0, mientras que los Charros tienen -5.