<
>

Luis Pérez, el mexicano que sueña en jugar en la NFL

play
Luis Perez quiere mostrar a los Rams de qué está hecho (2:10)

El quarterback de raíces mexicanas dijo estar viviendo un sueño y querer trabajar para permanecer en el equipo de Los Angeles. (2:10)

Supe de Luis Pérez desde hace dos años, cuando su tío, Aarón Soriano, comentarista deportivo en México y buen amigo, me informó que su sobrino estaba en Texas A&M Commerce como quarterback. Era la temporada de 2016 y su equipo, los Lions, lograron meterse a los playoffs de la División II de la NCAA, pero no llegaron al Juego de Campeonato. Para la temporada de 2017, no sólo alcanzaron ese juego, sino que fueron Campeones y Luis Pérez terminó como el Jugador Más Valioso de la Final. Días antes había ganado el Trofeo Harold Hill, premio que se le otorga al mejor jugador de la División, es el equivalente al Trofeo Heisman pero de la División II.

Luis tuvo la oportunidad de participar en un Tazón para jugadores de último año donde fue visto por varios buscadores de talento de la NFL, pero no recibió una invitación para el NFL Combine en el mes de febrero en Indianapolis. Su sueño de llegar a la mejor liga del mundo no se detuvo. Se preparó por espacio de dos semanas en New Jersey; en ese tiempo tuve la oportunidad de entrevistarlo en las instalaciones de ESPN en Bristol, Connecticut. Debo confesar que fue el mismo Aarón Soriano, quien me contactó y me dijo que Luis estaba por el noroeste de los Estados Unidos en preparación para sus Pro Days a finales del mes de marzo.

Fue un domingo a mediodía cuando nos vimos en el campus de ESPN, venía acompañado de su esposa Brenda. Había manejado desde New Heaven a unos 45 minutos de Bristol, Connecticut, donde se encuentran los estudios centrales de ESPN. La entrevista duró no más de 15 minutos, pero después nos dimos el tiempo para que les diera un tour por las instalaciones. Pudimos pasar a los estudios de SportsCenter, NFL Live y otros más sets de televisión donde se realizan programas en ESPN en inglés. En dos horas puede darme cuenta de la determinación, de lo centrado, de los disciplinado y educado que es Luis Pérez. Por cierto, la plática toda fue en español por aquellos que creen que por no hablar bien español no puedes ser mexicano.

Luis es mexicano, no hay punto de discusión ya que sus padres son nacidos en México y por eso lo hace mexicano; no lo digo con el fin de acercar a alguien que creció en Estados Unidos al mercado mexicano, sino que en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Capítulo II De los Mexicanos, Artículo 30 inciso A-II) así lo dice.

Les agrego una experiencia personal. Mis hijos son el mismo caso que Luis Pérez. Tengo 3 hijos, la mayor nació en México y llegó casi de 4 años a Estados Unidos, los otros dos nacieron aquí en Connecticut, y les aseguro algo, México lo llevan con mucho orgullo y se sienten y se saben mexicanos, por muchos que les cueste hablar español, pero hacen su mejor esfuerzo. Por eso me molesta la gente que habla sin saber, sin saber lo que es tener una familia con doble nacionalidad y todo lo que esto conlleva. Es muy simple para muchas personas decir: "No es mexicano porque no habla español o habla spanglish". Me gustaría que vivieran lo que muchas familias vivimos todos los días lejos de México y lejos de nuestras tradiciones por mucho que las mantengamos vivas en casa. Nunca será igual un 16 de septiembre en México que en Estados Unidos.

Luis Pérez es sólo un joven que creció en los Estados Unidos con raíces mexicanas y que se siente muy orgulloso de ello. Es un joven que tiene la mente bien puesta en su objetivo, que no ha dejado de trabajar para conseguirlo y que tiene un sueño de jugar en la NFL. Es un joven que busca convertirse en un jugador profesional, que se ha dedicado a jugar futbol americano y que se convirtió en el mejor a nivel nacional en la División II de la NCAA. Es un joven, como muchos otros sin importar la nacionalidad, que buscan superarse, que trabajan, que se esfuerzan, que sueñan, que luchan y que son responsables. Entonces que importa si es mexicano o no, que importa si habla bien el español o no, que importa si jugó o no en la ONEFA o en cualquiera otra Liga de México.¿Qué no la sociedad de cualquier país, o al menos en este caso, la de México y Estados Unidos, están ávidas de estos ejemplos? Entonces dejémonos de tonterías. No les pido que se vuelvan fanáticos de los Rams o de Luis Pérez, sino que abramos más la mente y veamos en el fondo lo que nos proyecta la persona de Luis Pérez como muchos jóvenes que quieren triunfar. No hagamos juicios sin antes conocer a los personajes. Los juicios a la ligera son los más cargados de ignorancia, los más dolorosos y los más injustos.

En la entrevista que tuvimos en Bristol previo al Draft de la NFL, le comenté que era muy complicado que fuera seleccionado y que la opción de la agencia libre era la más viable pero no la más segura. "Voy a hacer todo lo posible para obtener un lugar en un roster de algún equipo de la NFL", me dijo. El siguiente paso para Luis será tratar de quedarse en el roster de los 53 jugadores o en la escuadra de prácticas y para ello tendrá toda la pretemporada con los Rams. Luis, felicidades, acabas de dar el primer paso a lo que bien has llamado un sueño hecho realidad. Llegar a la NFL.