<
>

Chávez Jr. no pone excusas tras caer ante Canelo y se enfoca en el futuro

play
Memes también tunden a Chávez Jr. (0:33)

Tras perder la pelea ante Saúl "Canelo" Álvarez, Julio César Chávez Jr. fue objeto de burlas en redes sociales. (0:33)

MÉXICO - Julio César Chávez no piensa siquiera en el retiro, tanto así de que está seguro de que volverá a competir en las 168 libras y demostrará que fue la bajada de peso lo que le afectó ante Canelo Álvarez el pasado fin de semana en Las Vegas.Y Daniel Jacobs es ahora el principal candidato para volver en septiembre u octubre. En charla con ESPN, el excampeón mundial aceptó que “jamás me había sentido así”, y que la debilidad en su cuerpo no le permitió arriesgar como él, su equipo y todos sus fanáticos esperaban.

Descartó además que el tema del masaje que le dieron previo a la pelea haya afectado.

“Nacho (Beristáin) dice que fue el masaje, yo creo que fue el peso y la inactividad, nos faltó trabajar más velocidad, me sentí con buena condición pero muy amarrado y sin fuerza. Jamás me había sentido así, tomé la pelea en las 164 libras por la oportunidad, pero quiero demostrarles que en 168 libras puedo ser diferente”, estableció el sinaloense. Chávez comentó que en la mesa está una posible pelea con Daniel Jacobs en las 168 libras para septiembre u octubre.

“Considero que Jacobs le ganó a Gennady Golovkin, así que sería una buena pelea, de ganarle a él y ganar otra pelea más podría buscar al ganador de Canelo y Golovkin, sé que en otras condiciones podrían ser mejor las cosas”, recalcó.

Dijo Julio que de arranque la gente aplaudió su profesionalismo a la hora de dar el peso, pero luego no entendieron que no se repuso como se esperaba.

“La gente no ve eso, el sacrificio que hice para dar el peso, ahí dejé todo, no tenía fuerza, no me respondió el cuerpo, eran cinco años sin pelear en ese peso y ni a un nivel donde sean rápidos y todo, bajé de la altura a bajar de peso no a agarrar velocidad y ahí fue la clave de no tirar golpes”, explicó.

“De que me ganara, pues se pierde y se gana, (Canelo) hizo buena pelea, pero hubo algo en mi cuerpo que no me dejó funcionar de una manera que me hubiera permitido arriesgar, ahora me dicen de este muchacho (Jacobs), creo que le ganó a GGG y en 168 libras quiero demostrar que es mi peso, que lo del sábado fue una mala noche, tienen que entender que hice un sacrificio, era un millón de dólares de penalización y ellos (Canelo y Golden Boy) sabían lo que me iba a costar e iba a dejar todo en la báscula, no es pretexto, arriesgué en eso y fue difícil”, sentenció.

Jacobs, así como Chávez Jr., es manejado por Al Haymon, así que es una pelea que tiene sentido. Sobre si seguirá con Nacho Beristáin y Memo Heredia, dijo que de arranque así será, pero evaluará en unas semanas cuando vuelva a las actividades en busca, otra vez, de redención.