<
>

Berchelt domina, ratifica su calidad y busca ubicarse entre los mejores

play
Berchelt quiere ser reconocido como ídolo mexicano (2:03)

Miguel Berchelt reacciona después de su victoria contra Takashi Miura por el campeonato super pluma y dice que su esperanza es ser conocido como un ídolo mexicano. (2:03)

La cartelera de este sábado en el Forum de Inglewood, CA, cumplió con las expectativas, se vieron peleas explosivas y en la batalla estelar “El Alacrán” Berchelt se llevó una victoria que le permitió ratificar su calidad boxística ante un oponente duro como el japonés Takashi Miura. En las peleas restantes vimos una victoria crucial para Sullivan Barrera y un triunfo cerrado del campeón AMB de los súper plumas, Jezreel Corrales, que dejó muchas dudas sobre su futuro en la división.

BERCHELT Y SU DEMOSTRACION TACTICA

Inteligencia boxística y capacidad de seguir una estrategia con disciplina inflexible fue la que demostró el campeón CMB de las 130 libras, Miguel Berchelt, en su victoria por decisión unánime ante el ex monarca, Takashi Miura. El mexicano es un púgil técnico, que sabe trabajar sobre piernas en desplazamientos largos, golpear con mucha efectividad desde la distancia o entrando a dejar combinaciones, pero que no evita el intercambio de ser ello necesario. Ante Miura, obvió esta última parte. Hizo lo correcto, no es el japonés un rival adecuado para responderle el intercambio abierto.

El plan inicial, seguramente, era trabajar el golpeo en base a rapidez, desgastar a Miura insistiendo con el golpeo a la zona hepática y buscar el KO en la segunda mitad del pleito. Pero hubo una caída del japonés tan temprano como en el primer episodio y que no figuraba en ninguna planificación.

Ese detalle, definió el plan B donde no había urgencia por acabar temprano, especialmente cuando Berchelt le sintió la pegada al japonés, como lo reconoció al final del combate. “Su izquierda hace daño, es la más poderosa de la división”, dijo. Por esa razón lo vimos de forma permanente salir hacia la mano contraria de Miura. Saliendo y entrando desde los ángulos. Lastimando, dominando e impidiendo que el japonés lo alcanzara con su metralla.

Berchet estableció el patrón de la pelea y la controló rigurosamente. Fue superior en golpeo, además de excelente en el acierto y la precisión de sus impactos. Al contrario de su batalla anterior contra Francisco Vargas donde la agresividad ofensiva predominó sobre el trabajo táctico, ante Miura fue exactamente lo contrario. Una faceta que permite conocer un poco más el boxeo de Miguel Berchelt, además de consolidarlo en una división donde abunda la calidad.

Al final del combate le preguntaron si deseaba enfrentar a Vasyl Lomachenko, en teoría la figura a vencer en la división, pero también en ello apareció la inteligencia al responder. Sin citar al ucraniano, aclaró que está listo para enfrentar a los mejores. Sea quien sea.

JEZREEL CORRALES DEJO DUDAS

El campeón mundial súper pluma de a AMB, el panameño Jezreel Corrales, en la pelea semi-estelar, defendía su título ante el mexicano Robinson Castellanos. Era su primera presentación en Estados Unidos y una oportunidad de evaluar sus condiciones en una cartelera de alto perfil. Su presentación fue pobre, ganó ajustadamente una pelea que pudo ser una derrota y dejó dudas sobre su calidad a partir de un desempeño cuestionable.

Como lo habíamos citado en la previa de esa pelea, el panameño es un púgil muy técnico, de un estilo que complica, pero falto de pegada y si bien maneja muy bien el cuerpeo, su defensa es endeble.

Castellanos, que es un veterano de mil batallas y ha enfrentado a muchos rivales de primer nivel, iba a ser un oponente sumamente peligroso y efectivamente lo fue. Lo mando dos veces a la lona en el cuarto asalto, lo tuvo a mal traer en varios momentos de la pelea y le llegó una y otra vez con golpes de poder a la barbilla.

Precisamente, esa forma de moverse de una guardia a la otra de Corrales, lo deja sin bloqueo y con una guardia porosa que le facilita los golpes al rival. Cuando el panameño decide entrar con golpes veloces, lo hace de forma desbalanceada y deja un callejón libre para la respuesta “al bulto”, algo que muy bien practicaba Castellanos. No necesitaba medir el golpe, siempre encontraba a Corrales mal parado.

Recién en el séptimo episodio, consiguió provocarle una caída al mexicano, algo que le permitió emparejar las acciones. En el décimo, un cabezazo le abrió una herida profunda a Castellanos y debió detenerse la pelea e ir las tarjetas, donde se impuso el campeón por decisión mayoritaria. Dos jueces vieron ganar al panameño y un restante la vio empate. Carla Caiz 94-93, Pat Russell 96-92 y Zac Young 94-94.

Las tarjetas de Caiz y Young se encuadran dentro de la realidad posible, mientras que la de Rusell es exagerada. La pelea fue totalmente cerrada, pudo ser empate efectivamente o una victoria por exigua diferencia, lo que no le resta legitimidad a la victoria de Corrales. No obstante su desempeño es un signo de interrogación sobre su futuro. Si contra Castellanos paso ese sofocón, deberá superarse mucho para sobrevivir en una división repleta de grandes exponentes.

SULLIVAN BARRERA DA UN PASO CRUCIAL EN SU CARRERA

La batalla de Sullivan Barrera contra Joe Smith Jr. no solo era sumamente complicada y peligrosa, también era crucial para su futuro. No había otra opción que una victoria para llegar al siguiente nivel, una derrota a esta altura seria lapidaria para sus ambiciones. Y el combate comenzó de la peor manera.

Tan temprano como en el primer episodio Smith lo encontró con un golpe duro y lo envió a la lona, terminando el asalto con muchas dificultades. Parecía que los ajustes realizados para esta pelea no habría ni siquiera oportunidad de ejecutarlos, todos esperaban el KO en el siguiente episodio.

Pero no fue así. Al cubano le llevó un par de asaltos encontrar su boxeo y en especial adaptarse a los cambios.

Trabajar desde la distancia, utilizar el jab para mantener alejado a su rival, cuerpear cuando el rompiera el primer cerco defensivo y conectarlo en la contra. Así lo hizo y dominó controló totalmente la batalla hasta el final.

Asalto tras asalto, fue Barrera fue frustrando a Smith que fallaba mucho y recibía mucho sin encontrar en ningún momento el camino hacia la barbilla del cubano, que hasta lo tuvo al borde del KO en el cuarto episodio.

El combate le otorga a Barrera el título internacional semipesado del CMB, lo coloca entre los primeros clasificados en el ranking y le abre el camino hacia una pelea de título en su próxima presentación.

También mostró capacidad de recuperación tras la caía y asimismo el desempeño boxístico del cubano nos enseñó que hubo una evolución táctica de su boxeo, en especial la disciplina adecuada para trabajar un plan de pelea inteligente.

Porque, sin duda, ante Smith, el plan elaborado para superar a un rival peligroso como el neoyorkino fue el gran responsable de la victoria.