<
>

'Terrible' Morales celebra inmortalización en Las Vegas

El tetracampeón mundial Érik ‘Terrible’ Morales será entronizado este sábado en el Salón de la Fama del Boxeo en Nevada. Getty Images

MÉXICO - El tetracampeón mundial Érik ‘Terrible’ Morales será entronizado este sábado en el Salón de la Fama del Boxeo en Nevada al lado de grandes representantes del pugilismo internacional como Michael Carbajal, Tommy Hearns, Leon y Michael Spinks, Salvador Sánchez y Ken Norton.

Morales, en charla con ESPN, destacó que este reconocimiento es el premio a tantos años de esfuerzo, pero sobre todo para su familia que tanto le apoyó en su incursión en el deporte de los puños y para los fans, de quienes espera que lo recuerden como un auténtico guerrero.

De la Zona Norte de Tijuana, México, ‘Terrible’ fue el primer peleador en la historia del boxeo mexicano en conseguir títulos en cuatro divisiones. Fue protagonista de dos peleas del año, ambas contra Marco Antonio Barrera, y siempre será recordado por su bravura en el ring. Se retiró en 2012 con marca de 52-9 y 36 nocauts.

-¿Es el Salón de la Fama en Las Vegas la coronación para tanto sacrificio?

Sí lo es, como boxeador el primer sueño es ser campeón mundial, una vez que lo eres, quieres ser un gran exponente y ser de los mejores campeones y lógicamente que te paguen bien. Durante mi carrera no pensé ser parte del Salón de la Fama, no es una meta, trabajas por ser el mejor. Es un reconocimiento para mí, pero sobre todo para mi familia, la gente que estuvo cerca de mí, porque el sacrificio del boxeo lo hace uno corriendo, entrenando, peleando, pero el sacrificio más grande no es correr, bajar de peso, pelear, es estar lejos de la familia. En mi caso eran dos o tres meses por pelea estar fuera de casa, pelear tres veces al año, estar lejos durante muchos años, no ver nacer a tus hijos o estar en eventos importantes de ellos, acompañarlos en cosas importantes para ellos. Es un sacrificio que siempre he visto y valorado como tal.

-¿Cómo resumiría Érik Morales su carrera profesional?

Muy simple, siempre pelear con los mejores, siempre buscar las peleas más atractivas que la gente quería ver en el momento, siempre dar lo mejor de mí arriba del ring, perdiendo o ganando, pero siempre ofreciendo un espectáculo digno para la gente. Sobre todo (espero) que la gente me recuerde como un gran guerrero en el ring, como una persona que se entregaba de todo corazón, a lo mejor no muy expresivo, o emotivo, pero nadie me puede reprochar que cuando me subía al ring, no ofrecía un espectáculo digno, siempre di mi cuerpo y alma.

-¿Cuál habrá sido tu mejor noche en el ring, o tu mejor logro?

Va por etapas, desde el inicio cuando fui campeón nacional, mi campeonato mundial, segunda corona, tercera corona, cuarta corona, todas fueron importantes, pero mi logro más importante en un ring fue haber bajado sano y salvo y un poco cuerdo todavía.

-¿Te fue difícil el boxeo, le diste quizá más de lo que te dio?

Es una disciplina difícil, cansada, exigente, caprichoso el boxeo, no puedes tener todo, es una esposa muy celosa, que te cobra todo si no haces bien el trabajo. Le di mucho, me ha dado todo lo que tengo, pero sobre todo, no sé si le debo o me debe, pero siempre vamos a estar discutiendo ese tema el boxeo y yo hasta el día de mi muerte.

-¿Esperas que sea el primer Salón de la Fama de muchos?

Creo que ya he leído algunas revistas que me nombran para Canastota (el Salón de la Fama del Boxeo Internacional en Nueva York), esperemos tener el placer y el gusto de ser elegibles el primer año, creo que la elección sería este año. Es emotivo estar en todos lados, pero no es una sorpresa, sorpresa será que no reconocieran mi trabajo, mi esfuerzo, pero sobre todo el de toda la gente que estuvo sobre mí.

-¿Te va a presentar Marco Barrera en el Salón de la Fama?

No entiendo a qué va porque es mi peor enemigo (risas), no es cierto, sí hablamos, hace unos días hablamos, me dijo que si estaba listo, le dije que sí, que nos veíamos allá (en Las Vegas), le dije que sí, y estuvimos platicando temas de trabajo, cosas que haremos juntos, presentaciones y otras cosas, y hablamos del tema, pero ni siquiera le pregunté, él es un invitado y ya lo metieron el año pasado. Pero siempre es un gusto y un honor tener a tu rival más odiado enfrente de ti que fue el que te sacó la fuerza y la casta para hacer las cosas de otro nivel, y si no mal recuerdo desde el 2000, después de nuestra primera pelea, siempre he escuchado que somos elegibles para el salón de la Fama.