<
>

Guerra de Usyk vs Huck abre la serie "Súper 8" del peso crucero

Con la batalla por el título crucero de la OMB, entre el campeón reinante, el ucraniano Oleksandr Usyk (12-0 con 10 KOs) y el serbio-alemán Marco Huck (40-4-1 con 27 KOs), arranca este sábado la serie mundial "Súper 8" de la División Crucero. La batalla a doce asaltos tendrá lugar en el Pabellón Max Schmeling Halle de Berlin, Alemania.

Con $50 millones de dólares en premios y el Trofeo Muhammad Ali como gran aliciente, además de Usyk, al que muchos consideran el número uno de la división, el evento contará con otros tres monarcas mundiales: Murat Gassiev, Mairis Briedis y Yunier Dorticos, junto a dos ex campeones, Krzysztof Wlodarczyk y Marco Huck , además de Dmitry Kudryashov y Marco Huck

Precisamente, la acción de Cuartos de Final arranca este fin de semana y ya no se detiene. El 23 de septiembre proseguirá con la batalla entre el cubano Yunier Dorticos (21-0, 20 KOs) y el ruso Dmitry Kudryashov (21-1, 21 KOs) donde estará en juego el título regular de la AMB para la división crucero; el dia 30 de septiembre por el título CMB se enfrentarán Mairis Briedis (22-0, 18 KOs) y otro cubano, Mike Pérez (22-2-1, 14 KOs), mientras que los cuartos de final se completarán el 21 de octubre con la batalla en el Prudential Center de Newark, entre el monarca FIB, el ruso Murat Gassiev (24-0 con 17 KOs) y el polaco Krzysztof Wlodarczyk.

El "Súper 8" de los Cruceros promete emoción de la buena. No es para menos, serán los mejores enfrentando a los mejores y este sábado el hombre a seguir será Oleksandr Usyk, un zurdo de 30 años, que ganó la medalla de oro olímpico en el 2012 para Ucrania. Luego de esos juegos se convirtió en profesional y ganó sus primeras nueve peleas por KO. Fue primero campeón intercontinental de la OMB y en septiembre del 2016 venció al polaco Krzysztof Glowacki para adueñarse del cinturón universal de la OMB. Su intención, ha declarado siempre, es subir al peso pesado, pero antes desea unificar todos los títulos crucero. Este torneo es su gran oportunidad para lograr esa hazaña.

Su rival es un ex campeón de mucha experiencia como Huck. El serbio completa trece años como profesional y es la figura más reconocida entre los ocho participantes del torneo. Huck, precisamente, fue dueño del mismo cinturón que ostenta su oponente (OMB) y lo perdió ante el mismo rival: Krzysztof Glowacki.

Huck, un púgil de 32 años y de postura ortodoxa, viene de caer en abril último contra Mairis Briedis, de boxeo competitivo aunque sucio y enredado, de buena asimilación, acostumbrado a la pelea larga, donde su experiencia hace la diferencia, aunque de reconocido poco poder en la pegada.

Usyk, lo supera en altura y distancia de brazo, aunque por muy poco: 6'3" a 6'2" y 78' a 77" respectivamente. El ucraniano cumplirá con esta su segunda pelea del año, viene de vencer en abril a Michael Hunter y estará defendiendo su título OMB por cuarta vez.

El ucraniano es un púgil de mucha capacidad de golpeo, con mucho poder en la pegada y que supera al resto de los competidores por su tamaño de un peso pesado natural. A esa diferencia que marca desde lo físico, Usyk suma su capacidad para abrumar a sus rivales con un muy alto volumen de golpeo. Asimismo, es muy eficaz en sus combinaciones y por si fuera poco, demuestra variedad en ese rubro, junto a una alta inteligencia táctica.

A su favoritismo, se opondrá la mejor experiencia de Huck, el que tendrá el plus del apoyo de la afición alemana de Berlín. El combate promete extenderse por varios asaltos, aunque necesariamente el ucraniano es el favorito a llevarse el triunfo, posiblemente por KO en el trecho final del combate.

Sin duda, un combate atractivo, donde veremos al gran candidato a consagrarse como campeón (Usyk), mostrando sus armas en una batalla muy competitiva y contra un rival de respeto. Un gran comienzo para un acertado evento que por fin permitirá ofrecer una vidriera apropiada a la excelente generación actual de los pesos cruceros.