Boxeo
Salvador Rodríguez | ESPN Digital 23d

Gary O'Sullivan se aprovecha de un débil Nick Quigley

El irlandés Gary O’Sullivan cobró la factura de la inactividad con la que llegaba el británico Nick Quigle y edificó un nocaut en cuatro asaltos en pelea de la división de las 160 libras y ante una buena entrada en el House of Blues de Boston en la cartelera de Golden Boy Promotions que transmitió ESPN.

La victoria le permitirá a O’Sullivan asumirse como posible contendiente en el futuro no lejano en la división de las 160 libras.

Desde el arranque de la pelea fue notable que el irlandés llegaba con mejor ritmo ante la bravura del inglés, quien intentaba acortar la distancia cada que podía para no dejar que se le escapara la pelea y que O’Sullivan no impusiera su control, sin embargo, no lo lograba.

En el segundo episodio fue más clara la sincronía de O’Sullivan, quien atacó sólido a las zonas blandas para minimizar el potencial de su enemigo y pudo colocar los mejores golpes sobre un ensogado que estaba ávido de emociones.

Para el tercero, Quigley se animó, pero de inmediato, Gary puso orden al meter fuertes obuses con ambas manos en las zonas blandas y al rostro para dejar en claro que si alguien estaba cerca del cloroformo, era él y no el británico, quien no subía a un ring desde febrero de 2016.

En busca de su tercera victoria por la vía rápida en lo que va del año, O’Sullivan apretó el acelerador y comenzó a castigar mucho más sólido a Quigley con un ataque ya sin respuesta y obligó al tercero en la superficie a detener la reyerta para conseguir una importante victoria para su carrera.

Con este resultado, O’Sullivan mejoró a 26-2 y 17 nocauts, mientras que Quigley se quedó con 15-3 y 3 cloroformos.

En las peleas de respaldo, el brasileño Everton Lopes, dos veces olímpico, dio cuenta de Rafael Reyes por la vía de los puntos luego de seis episodios hasta llevarse una decisión dividida a su favor con lo que llegó a 6-0 y 2 nocauts por 8-12 y 6 KOs de su rival.

A su vez, Dardan Zanunaj dio cuenta en tres episodios del filipino Recky Dulay, quien se fue a la lona dos veces en el round inicial y luego le derribó una vez más en el tercero para decretar la victoria a favor del de Kosovo avecindado en California.

^ Al Inicio ^