F1
Iván Cañada 21d

Estiman que GP de México dejará derrama de 180 mdd

MÉXICO -- El pasado 19 de septiembre, justo 32 años después del terremoto de 1985, un fuerte sismo volvió a cimbrar la Ciudad de México y los daños fueron notables de nueva cuenta. El fenómeno derrumbó varios edificios y las labores de rescate y reconstrucción fueron inmediatas. Uno de los grandes retos fue levantar la capital poco a poco para que volviera a sus actividades habituales y las programadas.

El deporte, en este sentido, busca contribuir a la reactivación económica y la Fórmula 1 es el primero en presentarse en un magno evento solo un mes y medio después de lo acontecido. La derrama económica estimada es de 180 millones de dólares, gracias a ocupación hotelera, transportes, comunicación, restaurantes y actividades turísticas. Eso solo para un fin de semana y cuando en puerta están la NFL y la NBA a finales de este 2017.

El gobierno capitalino cree que al organizar estos compromisos, es una buena manera de atraer visitantes de nueva cuenta y reactivar la ciudad.

“De acuerdo a estudios que hace la gente de CIE, cada año se deja una derrama económica superior a los 180 millones de dólares y eso es muy positivo para todos. Para la gente de turismo hay que recordar que las mayores afectaciones cuando pasan este tipo de cosas (fenómenos naturales) es que ya no venga gente a la ciudad y lo que queremos es reactivar esto”, compartió Horacio de la Vega, director del Instituto del Deporte de la Ciudad de México.

La Fórmula 1 ha resultado en un gran éxito para los organizadores y en su tercer año consecutivo en el Autódromo Hermanos Rodríguez, ya no hay boletos a la venta, a la espera de adjudicarse de nueva cuenta el galardón de ser el mejor evento del año en el mundo del automovilismo.

“Afortunadamente este evento es ‘sold out’, no hay un solo boleto y es atípico porque en los Grandes Premios, el año uno arranca fuerte y después empieza a bajar. Ahorita han sido tres años consecutivos en los que se han vendido todos los boletos y viene gente de todo el mundo. Eso tiene un reflejo importante del desarrollo y posicionamiento de la imagen del país y la ciudad”, añadió de la Vega.

Para mediados de noviembre, la NFL se presentará con el encuentro entre Patriotas y Raiders, mientras que la NBA visitará al país por segunda vez en el año con dos juegos más de campaña regular. Los eventos deportivos buscan contribuir de alguna manera en la movilización masiva y una derrama económica que favorezca a la etapa de reconstrucción en la que está la capital.

“No nada más es el impacto por el evento por sí mismo, sino a futuro por la gente que quiere regresar a la Ciudad de México por la oferta que existe y no solo en la parte deportiva, sino en la económica, en la cultural, en la gran oferta de museos”, recordó de la Vega.

Para acoger la Fórmula 1, los organizadores y autoridades pasaron por una serie de pasos para confirmar que el evento no sufriría ninguna modificación tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

“Ya tiene poco más de un mes esto y es importante demostrar que estamos de pie, que podemos organizar un evento de esta magnitud. En lo que me corresponde, junto a la coordinación con dependencias de gobierno, son más de 8 mil personas las que trabajan en esto en función de seguridad, de protección civil, de movilidad, de servicios de salud. Estamos listos”, sentenció el director de IN Deporte.

^ Al Inicio ^