<
>

Ricciardo no olvidó al equipo de mecánicos de Red Bull

Daniel Ricciardo logró en China su primera victoria de 2018 y la sexta en su carrera en la F1, siempre pilotando para el equipo Red Bull.

La competencia en el Circuito Internacional de Shanghái, se puso muy emocionante luego del Safety Car y con una gran estrategia, Ricciardo y Red Bull lograron pasar a Kimi Raikkonen (Ferrari), Max Verstappen (Red Bull), Lewis Hamilton (Mercedes), Sebastian Vettel (Ferrari) y Valtteri Bottas (Mercedes), para llegar a la primera posición y no perderla.

“Solo tengo seis victorias, pero siempre parecen llegar bajo ciertas circunstancias”, dijo el australiano en referencia a lo complicado que fue el fin de semana en oriente.

“Luego de ayer en la FP3 (cuando su motor se rompió), pensé que iba a iniciar la carrera último. No creíamos que lo lograríamos para la clasificación (las reparaciones). El equipo ha sido recompensado por lograrlo. Es la mejor recompensa posible. Estoy súper contento por los mecánicos”.

“Este deporte es loco. Hace una semana estaba desolado luego de dos vueltas el domingo (en el GP de Bahréin del cual se retiró), frustrado por todas las variables que hay en el deporte”.

“A veces me pregunto porque elegí este deporte, porque hay tantas cosas fuera de tu control y te puede decepcionar mucho, pero luego, cuanto tienes un día así, valen 50 días malos”.

Dani festejó en el podio tomando champagne de su tenis, como ya es costumbre y remató diciendo: “No tengo una victoria en una carrera aburrida”.