<
>

La piloto de prueba de F1 Tatiana Calderón es la única en su clase

play
Tatiana Calderón hace historia en México (1:07)

La piloto colombiana Tatiana Calderón hizo historia al ser la primera mujer latinoamericana en conducir un auto de la Fórmula Uno. (1:07)

CIUDAD DE MÉXICO - Siendo una niña de 9 años al volante de go-karts en su nativa Bogotá, Tatiana Calderón soñaba que un día estaría al mando de un auto de Fórmula 1. Este martes, 16 años después, se montó en un Sauber C37 y con los disparos de flashes de cámaras y una multitud que coreaba, triunfante, "¡Viva Colombia!", Calderón se convirtió en la primera mujer latinoamericana en conducir un auto de Fórmula 1.

"Pienso que este será un día que recordaré por el resto de mi vida", indicó Calderón luego de completar 23 vueltas en el Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México. Calderón completó su sesión como parte de un evento promocional para Alfa Romeo Sauber, el equipo de F1 para el cual es piloto de carreras. "Fue increíble. Luego (de la prueba), le dije a mi equipo que sólo quería conducir esta clase de autos ahora", decía sonriente la joven bogotana de 25 años.

En una pista en la cual Lewis Hamilton se había coronado con su quinto título mundial de F1 días atrás, Calderón se unió a un puñado de mujeres que han roto la hegemonía masculina en la Fórmula 1.

En los 68 años de vida de la F1, cinco damas (María Teresa de Filippis, Lella Lombardi y Giovanna Amati, todas italianas; Divina Galica de Inglaterra y Desiré Wilson de Suráfrica), han sumado apenas 29 inscripciones en carreras, entre 1958 y 1992. Otras, como la inglesa Susie Wolff, se han acercado en años recientes a pesar de no alcanzar tantos logros. La carrera de Calderón fue la primera ocasión en la cual una mujer condujo un auto de F1 desde que Wolff lo hiciera en sesiones de prácticas libres para la escudería Williams Racing en el Gran Premio de Gran Bretaña de 2015.

"Una vez más, estamos impresionados por su dedicación y ética de trabajo", dijo Xevi Pujolar, jefe de ingeniería de pista de Sauber. "Corre todas las vueltas como una profesional y este evento significa un paso positivo para nuestro deporte".

Tras su primera experiencia en un auto de Fórmula 1, Calderón impresionó a su equipo con su velocidad, logrando en México alcanzar tiempos comparables a algunos de los inscritos en el Gran Premio.

"Me pidieron que no dijera esto, pero lo haré de todos modos: Tatiana corrió unas vueltas más rápido que Fernando Alonso hoy", afirmó Beat Zehnder, jefe de equipo Fórmula 1 de Sauber. Sin embargo, Zehnder aclaró que Alonso solo había corrido tres vueltas el domingo antes de retirarse. "Bromas aparte, es obvio que estamos muy orgullosos de ella", indició.

Durante 15 años, Calderón ha hecho vida en diferentes categorías del automovilismo, acumulando éxitos. "Mi objetivo siempre ha sido pilotear (en Fórmula 1), romper barreras y representar a las mujeres, ese es el sueño", dijo Calderón.

En 2005, se convirtió en la primera piloto femenina en ganar un campeonato nacional de karting en Colombia. Tres años después, Calderón fue la primera dama en alzarse con un título nacional de karting en Estados Unidos. En 2010, se unió a Pro Mazda, circuito junior en el cual han competido numerosos pilotos jóvenes, incluyendo Marco Andretti y Graham Rahal de la IndyCar, llegando al podio en dos ocasiones y terminando en el Top 10 en puntos durante su segunda temporada. Tras una amplia trayectoria a un lado del Atlántico, cruzó el charco hasta llegar a Europa en 2012 con la intención de convertirse en piloto de Fórmula 1.

Luego de que Calderón se incorporara a la Fórmula 3, su perfil ascendió. En 2013, se convirtió en la primera dama en llegar al podio en la serie británica de F3 y dos años después, fue la primera mujer en liderar una carrera en el circuito europeo de F3.

Previo a la temporada 2017, el equipo Sauber de Fórmula 1 hizo scouting a Calderón y eventualmente la contrató como piloto de desarrollo. Este año, fue ascendida a su posición actual como piloto de pruebas, detrás de Charles Leclerc y Marcus Ericsson.

"Les di una razón para creer en mí", dijo Calderón. "Todo el trabajo y el esfuerzo dieron frutos. Y aún no he llegado a donde quiero".

Los puestos de pilotos de prueba son usualmente la barrera final que apartan a un joven conductor y una posición a tiempo completo al volante de un auto de Fórmula 1 como competidor. Valtteri Bottas de la escudería Mercedes, por ejemplo, era piloto de pruebas para Williams F1 en 2012 antes de ser promovido un año después. Uno de los mentores de Calderón, su compatriota colombiano Juan Pablo Montoya, fue piloto de pruebas con Williams durante las temporadas 1997 y 1998. Tres años después, fue ascendido tras haber hecho una breve pasantía en el circuito CART.

"He hablado mucho con Tatiana", dijo Montoya en abril pasado a ESPN.com. "No es sencillo (llegar a la Fórmula 1); se requiere de mucho trabajo". Montoya ha asumido el rol de mentor, aportando consejos y apoyo a Calderón. "Es grandioso haber inspirado a una generación y poder abrir puertas para que otros colombianos hagan carrera como pilotos".

Calderón, quien comenzó a pilotear a los 9 años, hacía las vueltas en su go-kart, mientras jugaba en su mente a ser Montoya en una competencia de mayor calibre. "Ahora, que me ha dado sus consejos antes de unas cuantas carreras, ha sido algo asombroso".

Luego de haber hecho historia en México, Calderón regresará a su hogar de Madrid para competir en la GP3 Series, torneo cantera que se fusionará con la Fórmula 3 el próximo año. Durante la presente temporada, ha logrado alcanzar el Top 10 en siete carreras del circuito. A fin de seguir ascendiendo peldaños hasta alcanzar los niveles más altos del automovilismo, Calderón y Sauber aspiran que la piloto colombiana pruebe suerte en Fórmula 2 en la próxima campaña.

Su compromiso es tal que Calderón desestimó cualquier idea de que se uniría a la W Series, circuito exclusivamente femenino que arrancará en 2019. "Durante toda mi experiencia", expresó, "siempre he querido competir contra los mejores. Siempre he competido contra hombres y no veo necesidad de implementar un torneo (exclusivamente femenino). No voy a competir ahí".

De todos modos, el coqueteo de Calderón con las carreras de verdad es más que suficiente para mantenerla motivada. Mientras llegaba al garaje tras haber dado su vuelta final el pasado martes, los periodistas se agolpaban una vez más para aprovechar la ocasión, digna de ser fotografiada. Al bajarse del auto, sus ojos apuntaron directo a los ingenieros y miembros del equipo Sauber.

"¿Cuándo puedo volver a conducir?"