<
>

El problema de Colin Kaepernick es su desempeño, no el activimso social

play
¡Los memes no perdonaron a Brady! (1:05)

Mira cómo las redes sociales tomaron la noticia del hallazgo del jersey perdido por el marsical de campo de los New England Patriots. (1:05)

No se rompan la cabeza sobre el motivo por el que Colin Kaepernick es aún agente libre. Es simple. Han pasado varios años desde que fue un quarterback efectivo. Tiene 29 años, he tenido éxito sólo en un esquema insostenible y es parte de un nutrido grupo de ex titulares que siguen disponibles al inicio de esta semana.

El cineasta Spike Lee expuso el tema de si las fuerzas sociales y culturales trabajan en contra dl quarterback, calificando como “sospechoso” que Kaepernick aún no tenga contrato. La implicación, claro, es que los equipos evitan firmar a Kaepernick por su decisión de arrodillarse durante el Himno de EEUU la temporada pasada.

Señalar las protestas como la razón por la que Kaepernick siga desempleado indica falta de entendimiento por la forma en la que los equipos de la NFL toman decisiones de personal.

Sería ingenuo creer que todos los dueños y gerentes generales aprobaron la protesta de Kaepernick o que nunca influenció su percepción sobre el pasador, pero es importante entender las prioridades. En primer lugar, los equipos son influenciados por el potencial (o falta de) para ayudarlos a ganar. Protestas o no, Kaepernick ya tendría contrato ahora si hubiera jugado notoriamente mejor en años recientes.

Echemos un vistazo más de cerca al lugar en el que Kaepernick está como quarterback y por qué eso lo ha dejado en un grupo que incluye a pasadores agentes libres como Jay Cutler, Josh McCown, Ryan Fitzpatrick y Robert Griffin III.

El mayor éxito de Kaepernick en la NFL llegó cuando fue parte del esquema de opción (read option) de los San Francisco 49ers de 2012 a 2014. En esos tres años corrió para 1,578 yardas, el total más alto sólo detrás para un quarterback, sólo detrás de Russell Wilson y Cam Newton. Su éxito – lanzó más del doble de pases de touchdown (50) que intercepciones (21) – le ayudaron a registrar el octavo mejor rating en la NFL (70.2) en ese lapso.

Incluso en ese entonces, Kaepernick fue uno de los quarterbacks menos precisos en la liga. Su porcentaje de pases completos de 60.1 fue el número 22 en la NFL y su porcentaje de envíos errados –juzgados en video por ESPN Stats & Information – fue el 18 (17.6).

Esos problemas aumentaros en 2015 y 2016 junto con la salida de talento y problemas internos en la organización de los 49ers. Kaepernick es el último en la NFL entre 35 quarterbacks calificados en pases errados (22.6). Su porcentaje de pases completos de 59.1 es el número 32.

Kaepernick aún fue uno de los quarterback más productivos al correr al clasificarse en el cuarto lugar en yardas totales en esos años, pero eso no mitigó su deterioro como pasador.

No hay atributo más importante para un quarterback que su precisión, especialmente para un agente libre que se vende a sí mismo como capaz de jugar en varios esquemas. Al largo plazo, la habilidad para correr de un pasador se considera un complemento e históricamente desaparece con la edad o por lesiones. Eludir a los rivales y fuerza en el brazo son cualidades secundarias si lanzas con precisión al blanco.

Todos los quarterbacks fallan pases, pero en las últimas dos temporadas, Kaepernick lo ha más que nadie. Es difícilmente sorprendente que los equipos no se hayan apurado a firmarlo al inicio de la agencia libre. Realmente, Kaepernick aspira al trabajo de quarterback veterano suplente que regularmente no se contrata sino hasta después del Draft o más tarde y ese contrato le dará una fracción de los $14 millones que ganó la temporada pasada.

Las preocupaciones de Lee y otros no son totalmente infundadas. Hay precedentes para pensar que los equipos de la NFL prefieren pasar por alto a jugadores que se involucran en activismo social. Viene a la mente el repentino final de la carrera del pateador de despeje Chris Kluwe en 2013, un año después de que opinó sobre el tema del matrimonio igualitario.

Sin embargo, justo o no, esas decisiones se toman con base a lo que se hace en el campo. Mientras mejor jugador eres, menos equipos se preocuparán por tus asuntos fuera del campo. Kluwe no había pateado bien en comparación con el resto de la liga en 2012. Kaepernick ha sido uno de los quarterbacks menos precidos en la liga los últimos dos años.

Cuando una franquicia tiene la oportunidad de contratar a jugadores con proyecciones relativamente iguales en términos de producción, los equipos probablemente elijan al que les da lo que ellos perciben como menos controversias.

Lo que sucede en el campo es siempre el factor más importante. Así funciona esto.