<
>

J.J. Watt, decidido a no permitir que lesiones afecten su estilo

HOUSTON -- J.J. Watt ha escuchado los susurros.

El ala defensivo de los Houston Texans ha escuchado todas las dudas sobre cómo puede volver al nivel que lo hizo miembro del equipo All-Pro luego de dos cirugías en la espalda, si puede jugar tan fuerte como lo hizo en sus primeras cinco temporadas.

“He escuchado todas (las dudas). Uno escucha a los escépticos. Uno escucha todo y eso incluye desde ‘Te lesionas con frecuencia’ y cosas como esas”, señala Watt. “Los juegos que me perdí la temporada pasada son los primeros que me pierdo en mi carrera.

“No es que me haya lesionado cada año. No es que se repita la misma situación una y otra vez”, agrega.

El tres veces Defensivo del Año conoce el peligro de jugar con la preocupación o temor de volver a lesionarse. Sabe que si no juega de la forma en que lo ha hecho en el pasado, no tendrá el mismo éxito.

“Si salgo al campo y dudo de mí mismo, si salgo y me cuestiono si estoy lo suficientemente sano, entonces no voy a jugar bien en ningún lado, así que no hay necesidad de salir a jugar”, afirma Watt. “Todo lo que puedo hacer es dar el 100 por ciento diario, ya sea en prácticas, juntas o en sesiones de video. Voy salir a darlo todo y a divertirme, a jugar como sé hacerlo: con energía, entusiasmo, emoción, apoyando a mis compañeros y simplemente disfrutando del futbol americano.

“Si algo sucede, que suceda. Todo lo que puedo hacer es jugar con inteligencia y tan duro como pueda para intentar ser el mejor compañero posible. Es todo lo que voy a hacer, porque es la única forma en que sé cómo jugar”, añade.

La forma en que se prepara para cada temporada cambió el año pasado, cuando se recuperó de cirugías a las que se sometió en enero en músculos abdominales y la ingle y luego de dos operaciones en la espalda en 2016, Watt continua modificando los planes, consciente de que trabajar demasiado fuerte podrá ser dañino al final de su carrera.

En febrero pasado, Watt reconoció que había vuelto demasiado pronto de su primera cirugía en la espalda y que esa decisión fue un factor importante para que la lesión se agravara al final de septiembre y, por ende, necesitara una segunda operación dos meses después de la primera.

Watt dijo que planea limitar su participación en los entrenamientos en el actual receso de temporada, proyecto que dejó al staff de coacheo y a los preparadores físicos de los Texans.

Al limitar su participación, Watt espera ser más inteligente en la forma en que usa su cuerpo.

Durante la temporada pasada, el coach de los Texans, Bill O’Brien, y todos quienes tuvieron contacto con Watt dijeron que Watt volvía lentamente a su forma física y que regresaría mejor que nunca para la campaña de 2017. Watt aseguró que estaría en forma para los trabajos de abril.

Ahora, Watt siente que se acerca a estar al 100 por ciento, aunque reconoció que, al ser receso de temporada y porque no ha participado en un juego oficial desde el 22 de septiembre, “aún tiene mucho tiempo para mejorar”.

Y aunque afirmó que hay cambios que puede hacer para mejorar físicamente, Watt dijo que no cambiará todo lo que le ha ayudado a llegar hasta donde está, quizá uno de los mejores defensivos en la historia de la NFL a los 28 años de edad.

“He aprendido mucho y hablado con mucha gente para crear un plan que me dé los resultados que quiero sin necesariamente ponerme en riesgo, pero, al final, la meta es crear confianza en uno mismo y en el equipo y la única forma de lograrlo es trabajando en ello.

“Uno no puede fingir tener confianza, no te puedes engañar a ti mismo pensando que estás bien cuando sabes que no trabajaste como debías. Así que, para mí, todo se trata de eso: asegurarme que invertí el tiempo necesario para estar bien físicamente, para que cuando entre al campo otra vez, lo haga con confianza y fuerza en el cuerpo para dominar.

“No hay nada por qué preocuparse cuando uno trabaja. El único momento en el que uno debe estar nervioso y ansioso para un partido es cuando no te preparaste y esperas que las cosas salgan bien. Es una situación que no me gustaría vivir”, sentenció Watt.